You are on page 1of 2

2.

8 Abstinencia en Política

La magistratura excluye la política y la influencia de los intereses políticos contingentes de sus


fines. Por eso la constitución restringe estos derechos quien como en un estado democrático
tiene la obligación de votar, pero no pueden participar en política, sindicalizarse o participar en
huelga.

Sin embargo los magistrados como cualquier persona tienen preferencias políticas que no
deben ir más allá de lo que señala la ley. Lo que veda la ética es la militancia. Por lo que las
ideas políticas que tengan un juez o un fiscal no pueden ser impuestas en el ejercicio de las
funciones del magistrado. Garantizando así la imparcialidad de la persona del magistrado y de
la autonomía de esta institución.

El Poder Judicial y el Ministeria Público se sustentan en la


persona de los magistrados.

La integridad e independencia de las personas mantiene


los atributos de las instituciones de la magistratura.

Los magistrados deben cumplir su función en forma


imparcial y con diligencia.

Evitar la incorrección y la apariencia de incorrección en la


función pública y en la vida personal de los magistrados.

Evitar el conflicto de interés que comprometa la imparcialidad y


confiabilidad de los magistrados.

6
Los magistrados pueden realizar actividades extrajudiciales con
el propósito de ampliar horizontes, perfeccionar el derecho y
enriquecer el régimen jurídico.
7

Transparencia y rigurosidad en la declaración


patrimonial de los magistrados.

Los magistrados deben abstenerse de realizar


proselitismo político y de imponer sus ideas políticas