You are on page 1of 2

FICHA DE HISTORIA: “UN ÁRBITRO MUNDIAL: LA ONU” 4to 14 Liceo N° 9

Prof. Fernando de los Ángeles

Los Organismos Internacionales


“La Segunda Guerra Mundial generó una situación compleja por la diversidad de aspectos que se pusieron en
juego y se entrecruzaron: políticos, ideológicos, (…), a los que se agregaron múltiples problemas sociales y económicos.
En los social: desempleo, hambre, escasez de recursos para atender la salud y educación. En lo económico:
destrucción de la infraestructura, ruina de la agricultura, y de la industria, atraso tecnológico. Se hizo necesaria una
reactivación de las economías de los Estados afectados por la guerra y del comercio mundial.
Fue en este marco que las grandes potencias tuvieron la necesidad de establecer un nuevo orden que diera
certezas. Tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial se organizaron dos importantes conferencias: la de Bretton
Woods (1944) y la de San Francisco (1945), cuyas resoluciones fundamentalmente continúan hoy rigiendo el planeta.
En la primera se diseñaron las pautas económicas que se establecieron en la gran parte del mundo y que
reconocieron la supremacía económica de una de las superpotencias: Estados Unidos.
En la Conferencia de San Francisco se creó un organismo internacional que se planteó dos objetivos: evitar un
nuevo conflicto a escala mundial reflejando la supremacía política de los aliados y buscar soluciones a las grandes
problemáticas de la humanidad. Surgió de esta forma la Organización de las Naciones Unidas.
Amestoy, Beatriz, et. alt. (2008): “Historia del Mundo Actual”. 4 Bachillerato. Santillana, Montevideo., p. 49

Nacimiento de Naciones Unidas


“Del mismo modo que al finalizar la Primera Guerra Mundial europea
se pensó constituir un organismo internacional que impidiera la repetición de
conflictos semejantes, en la guerra de 1939-1945 los intereses pacifistas
tomaron un nuevo escenario internacional. La anterior Sociedad de Naciones,
que había probado hasta la desesperación su inutilidad para concretar la paz,
sería entonces sustituida por las Naciones Unidas (ONU).
El ideario, que luego recogería este organismo, aparece ya esbozado
en la Carta Atlántica de 1941, primer acuerdo de colaboración que firmaron
los aliados occidentales contra la Alemania hitleriana. Con posterioridad y
hasta el final del conflicto, serian 47 naciones las que se sumaron a esta
alianza. (…) el 26 de junio de 1945 la Conferencia de San Francisco adoptaría
un efecto constitutivo denominado Carta de las Naciones Unidas.
En este estatuto la nueva organización se definía como una institución
pacífica al servicio de la armonía entre los pueblos y partidaria del dialogo y
la mediación política. En su artículo segundo, además, prohibía
expresamente a sus miembros el empleo de la fuerza o la amenaza militar en
la solución de conflictos. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la ONU
desde su existencia cosecharía abundantes decepciones, no pasando a ser
una caja de resonancia para la defensa de los ideales de paz y libertad que
habían prevalecido después de la guerra.
En el tiempo transcurrido desde entonces, el mundo apenas ha tenido
momentos de paz total, aunque las confrontaciones hayan sido muy
localizadas (…). La amenaza y la tensión bélicas han constituido el manjar
cotidiano de la humanidad, a pesar de que el temido enfrentamiento directo
entre los dos grandes no ha tenido lugar. Esto probaría, en opinión de
muchos, la ineficacia de la ONU para llevar acabo el ideario de su carta A Fernández Garcia, et. alt.: “Tiempo 4. Ciencias
Sociales”. Vincens Vives, Barcelona, 2001, p. 16
fundacional.
(…)
La rivalidad entre los EE.UU. y la URRS y el clima de tensión internacional gravitarían muy pronto sobre las
actividades generales de la ONU, que se vería obligada a constituir una fuerza militar (los cascos azules) al objetivo de
imponer el cumplimiento de algunos acuerdos de paz. Pero el trabajo de este mini-ejército internacional solo a duras
penas sería aceptado por la mayoría de los implicados, y sus acciones, no por casualidad, alcanzarían exclusivamente
a pequeños o debilitados países.
(…)
El reparto de poderes en la ONU refleja, en efecto, el resultado de la guerra mundial y se corresponde con el
orden mundial acordado por los aliados (…). Su órgano fáctico es el Consejo de Seguridad, compuesto inicialmente por
la URSS, EE.UU., China, Francia e Inglaterra, que gozan en exclusiva del derecho del voto a veto sobre los acuerdos
adoptados. En fechas posteriores se amplio el Consejo en diez miembros más, renovables cada dos años pero sin opción
al veto.
Junto al Consejo, la figura del Secretario General recae habitualmente en una personalidad política
independiente escogida por el consenso del Consejo y que no pertenece a ninguno de los cinco grandes. Su actividad
como coordinador y promotor de iniciativas de paz o dialogo, quedaría no pocas veces aislados, por la obstinada
defensa de intereses particulares que han llevado a cabo los países hegemónicos.
El órgano máximo y soberano en teoría de la ONU es la Asamblea General. En ella se discuten los problemas
políticos, sociales y económicos que afectan al mundo sin limitación alguna. La Asamblea puede aprobar resoluciones,
efectuar condenas y recomendaciones por simple mayoría de votos. Pero sus acuerdos no tienen validez ejecutiva ni
vinculan a sus miembros. Al adoptar las formas de recomendaciones, las decisiones asamblearias, en su mayor parte,
no pasan de construir juicios políticos o arbitrajes, que el Consejo o los propios afectados ignoran con frecuencia. No
obstante, el efecto propagandístico y la repercusión mundial que tiene el foro unitario es sumamente apreciado por los
países asociados, que tratan por todos los medios de no verse implicados en las condenas políticas de la ONU o de sus
organismos adjuntos.”
F. García de Cortázar y J.M. Lorenzo Espinoza (1996): “Historia del mundo actual 1945-1995”.
Alianza, Madrid, pp. 54-60

Carta de las Naciones Unidas

“Nosotros, los pueblos de las Naciones Unidas, resueltos: a preservar a las generaciones venideras del flagelo
de la guerra que dos veces durante nuestra vida ha infligido a la humanidad sufrimientos indecibles: a reclamar la fe
en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor del ser humano, en la igualdad de derechos de
hombres y mujeres y de las naciones grandes y pequeñas; (…)-

Hemos decidido aunar nuestros esfuerzos para realizar estos designios (…).

Articulo 1. Los propósitos de las Naciones Unidas son:

1° Mantener la paz y la seguridad internacionales, y con tal fin: tomar medidas colectivas eficaces para prevenir
y eliminar amenazas a la paz, y para suprimir actos de agresión u otros quebrantamientos de la paz (…).

2° Fomentar entre las naciones relaciones de amistad basadas en el respeto al principio de igualdad y al de la
libre determinación de los pueblos, y a tomar medidas adecuadas para fortalecer la paz universal.

3° Realizar la cooperación internacional en la solución de problemas internacionales de carácter económico,


social, cultural y humanitario, y en el desarrollo y estímulo del respeto de los derechos humanos y a las libertades
fundamentales de todos, sin hacer distinción por motivos de raza, sexo, idioma o religión.

4° Servir de centro que armonice los esfuerzos de las naciones por alcanzar estos propósitos comunes”

San FRANCISCO, 26 de junio de 1945 (http://www.un.org/es/sections/un-charter/chapter-i/index.html)

ACTIVIDAD:

Luego de leer el documento con atención, investigue a través de la prensa algún conflicto internacional que se
esté desarrollando y a partir de ahí responde ¿Lo establecido en la Carta de las Naciones Unidas se cumple?