You are on page 1of 5

Anatomía y funcionamiento del aparato urinario

Haga sobre la imagen para ampliar


¿Cómo funciona el aparato urinario?
El cuerpo toma las sustancias nutritivas de los alimentos y las convierte en energía. Una vez que el
cuerpo ha incorporado los componentes de los alimentos que necesita, deja productos de desecho en el
intestino y en la sangre.

Los riñones y el aparato urinario ayudan al cuerpo a eliminar los desechos líquidos, conocidos como
"urea", y a mantener en equilibrio las sustancias químicas como el potasio, el sodio y el agua. La urea se
produce cuando los alimentos que contienen proteínas, tales como la carne, el pollo y ciertos vegetales,
se degradan en el cuerpo. La urea se transporta en la circulación sanguínea hacia los riñones, donde se
elimina junto con el agua y otros desechos en forma de orina.

Otras funciones importantes de los riñones incluyen el control de la presión de la sangre y la producción
de eritropoyetina, que controla la producción de glóbulos rojos en la médula ósea. Los riñones también
regulan el equilibrio de los ácidos y conservan los fluidos.

Haga sobre la imagen para ampliar


 Dos riñones. Par de órganos de color oscuro, entre marrón y morado, que se ubican debajo de las
costillas y hacia el centro de la espalda. Su función es eliminar los desechos líquidos de la sangre en
forma de orina; mantener un equilibrio estable de sales y otras sustancias en la sangre; y producir
eritropoyetina, una hormona útil en la formación de los glóbulos rojos. Los riñones eliminan la urea de la
sangre a través de unas unidades de filtración diminutas llamadas "nefronas". Cada nefrona consiste en
una bola formada por pequeños capilares sanguíneos llamados "glomérulos" y por un pequeño tubo
llamado "túbulo renal". La urea, junto con el agua y otras sustancias de desecho, forma la orina al pasar a
través de las nefronas y bajar a los túbulos renales.
 Dos uréteres. Dos tubos estrechos que llevan la orina de los riñones a la vejiga. Los músculos de las
paredes de los uréteres se contraen y relajan continuamente para forzar la orina hacia abajo, lejos de los
riñones. Si la orina se acumula, o si se mantiene detenida, puede desarrollarse una infección del riñón.
Aproximadamente cada 10 o 15 segundos, los uréteres vacían cantidades pequeñas de orina en la vejiga.

 Vejiga. Un órgano hueco de forma triangular ubicado en el abdomen inferior. Está sostenida por
ligamentos unidos a otros órganos y a los huesos de la pelvis. Las paredes de la vejiga se relajan y
dilatan para acumular la orina, y se contraen y aplanan para vaciarla a través de la uretra. La vejiga típica
de un adulto sano puede almacenar hasta dos tazas de orina durante entre dos y cinco horas.

 Dos músculos del esfínter. Los músculos circulares que ayudan a que la orina no gotee cerrándose
herméticamente como una cinta de goma alrededor del orificio de la vejiga.

 Nervios de la vejiga. Estos nervios le avisan a la persona cuando es hora de orinar o de vaciar la vejiga.

 Uretra. Este tubo permite que la orina se expulse del cuerpo. El cerebro envía señales a los músculos de
la vejiga para que se contraigan y expulsen la orina. Al mismo tiempo, el cerebro envía señales a los
músculos del esfínter para que se relajen y permitan la salida de orina de la vejiga a través de la uretra.
Cuando todas las señales se suceden en el orden correcto, la persona orina normalmente.

Datos acerca de la orina:


 Los adultos eliminan aproximadamente un litro y medio de orina por día, según su consumo de líquidos
y alimentos.

 El volumen de orina que se acumula por la noche es aproximadamente la mitad del que se acumula
durante el día.

 La orina normal es estéril. Contiene fluidos, sales y productos de desecho, pero está libre de bacterias,
virus y hongos.

 Los tejidos de la vejiga están aislados de la orina y de las sustancias tóxicas por medio de una capa que
no permite que las bacterias se adhieran y crezcan en la pared de la vejiga.
El sistema urinario es un sistema de órganos encargado de limpiar y purificar la
sangre del organismo, funcionado como filtro de toxinas y excesos de líquidos, y otras
sustancias que no son aprovechables por el organismo. El sistema urinario es uno de los
sistemas de mayor relevancia para la vida.

Características

El sistema urinario es un conjunto de órganos entre bolsas y tubos que tiene la


función de liberar al organismo de toxinas peligrosas para el cuerpo o de desecho.
Su característica principal es que, anatómicamente, es un conducto de orina que
termina con la micción; por sus canales fluye un líquido llamado orina.

Función

Para mantener el equilibrio interno, la función del sistema urinario es filtrar toxinas,
productos de algunos metabolismos y sustancias que han penetrado al sistema
urinario, ya sea químicas o propias de algunos de los sistemas. La eliminación la
realiza por medio de una sustancia amarilla clara llamada orina. Otra función de
importancia es la regulación de los líquidos internos o fluidos del organismo,
controlar los niveles de sal, azúcar y nutrientes en la sangre, haciendo uso de los
nefrones.
El sistema urinario también regula la función de las angiotensinas que controlan
los niveles de presión arterial, este mecanismo se realiza a través de los riñones,
que secretan la hormona eritropoyetina que estimula la formación de los glóbulos
rojos.

Funcionamiento
El sistema urinario hace penetrar la sangre al interior de los riñones, desde donde
se filtran las sustancias químicas. Cada riñón deja pasar aproximadamente 1 litro
de sangre por minuto, y en sus estructuras internas, los nefrones, se realiza el
proceso metabólico de filtrar sustancias que son o pueden ser tóxicas, y que serán
expulsadas del organismo a través de un proceso llamado micción. Si este
mecanismo no funcionara, las toxinas se acumularán en la sangre y estas toxinas
podrían envenenar un organismo en pocas horas hasta causar su muerte.

Partes

● Riñones: un par de lóbulos en forma ovalada y de frijol, que se ubican entre la


caja torácica y la parte ventral en los seres humanos. Se encuentran como
mayores unidades y órganos que mantienen función de filtrar toxinas. Está
conformado por nefrones, que son pequeños órganos que se encuentran
realizando la función de filtro, control de la sal, azúcar y otras sustancias dentro
del organismo, y estos son las estructuras funcionales de los riñones.
● Uréteres: son dos tubos delgados que conducen la orina desde los riñones
hasta la vejiga. Sale un uréter de cada riñón.
● Vejiga urinaria: la vejiga tiene una función de almacenamiento, de manera tal
que la orina que se va produciendo y que baja de los riñones por los uréteres se
almacena allí, hasta que se producen señales sensoriales de necesidad de vaciar
la vejiga; esta señal puede llegar mucho antes de que la vejiga alcance su máxima
capacidad de almacenamiento.
● Uretra: es un conducto grueso, que el sistema utiliza para expulsar la orina al
exterior luego del proceso de filtrado de la misma.
● Esfínter: es una estructura muscular que está adherida a la uretra, y que
funciona como una compuerta que se abre para permitir la salida de la orina en el
momento en que se produzca la señal.

Enfermedades

Entre las principales enfermedades que pueden afectar el sistema urinario


mencionaremos las siguientes:
● Infecciones urinarias: muchas enfermedades se generan en el sistema
urinario, y muchas de ellas son causados por agentes patógenos, especialmente
bacterias acumuladas en el interior de alguno de sus órganos. Otras
enfermedades corresponden a la naturaleza misma de la acción fisiológica de los
niños, y algunas de estas pueden tener mayor o menor gravedad de acuerdo al
cuadro inmunológico y patológico particular.
● Cistitis: se trata de una inflamación de la vejiga y a veces uretra también, en la
que las micciones son dolorosas y escasas, producida por motivos infecciosos en
la mayoría de los casos, y es una enfermedad inflamatoria.
● Insuficiencia renal: es el deterioro progresivo de las funciones de los riñones, y
en general, en los que, a causa del deterioro secundario debido a otra enfermedad
(diabetes, hipertensión, cáncer de próstata, entre otras) se produce, y el sistema
renal va perdiendo función, y no filtra bien las toxinas que hay en el cuerpo o la
sangre, por lo que las personas que tienen esta enfermedad deben realizarse
diálisis cada dos o tres días, para cambiar o purificar su sangre. Esta enfermedad
sólo tiene el tratamiento de dializar, y es totalmente irreversible.
● Enfermedad renal terminal: la enfermedad se produce porque el sistema
urinario pierde la función completamente a causa de variados motivos, incluso una
insuficiencia renal crónica, sólo que la pérdida total es aún más grave ya que se
manejan tratamientos como el trasplante de riñón, además de diálisis más
intensas, ya que se pierde al menos el 85 a 90% de la función renal. Esta
enfermedad no tiene solución medica más que trasplante de riñón.
● Cáncer: crecimientos tumorales son comunes en algunas personas que tienen
predisposición genética en cualquiera de los órganos del sistema urinario. Los
tratamientos para esta enfermedad vienen determinados por el cuadro clínico y
por lo que usualmente se utiliza como tratamiento oncológico.
● Cálculo renal: algunas personas tienen la propensión a formar cuerpos sólidos
en la orina que se van a cumulando en los riñones y en los diversos órganos. El
cálculo se forma de cuerpos sólidos contenidos en alimentos que logran penetrar
en el torrente sanguíneo y se acumulan hasta formar cálculos grandes, al bajar por
el tubo o los canales renales puede generar molestias, dolores o los llamados
cólicos nefríticos.

Información general

Diariamente se eliminan de 800 a 2000 mililitros de orina, para aquellas personas


que pueden tomar hasta 2 litros de agua o líquidos. Algunos medicamentos
aumentan la cantidad de orina que se elimina diariamente, como algunos
hipertensivos.
Se destacan los riñones como principales órganos porque es donde se realiza el
filtrado de sustancias tóxicas que serán desechadas por el organismo. Mantener el
sistema urinario saludable implica cuidados sencillos como tomar suficiente agua y
mantener una dieta sana.