You are on page 1of 3

Un orbital atómico es la región del espacio definido por una determinada solución

particular, espacial e independiente del tiempo, a la ecuación de Schrödinger para el caso


de un electrón sometido a un potencial coulombiano. La elección de tres números
cuánticos en la solución general señalan unívocamente a un estado mono electrónico
posible

Propiedades periódicas

. Estructura electrónica: es la distribución de los electrones del átomo en los diferentes


niveles y subniveles de energía. Todos los elementos de un período tienen sus electrones
más externos en el mismo nivel de energía. Los elementos de un grupo comparten la
configuración electrónica externa teniendo, por lo tanto, propiedades químicas
semejantes.

. Electronegatividad: es la tendencia que tiene un elemento de atraer los electrones de


enlace de otros elementos. En la tabla periódica, la electronegatividad aumenta en los
periodos de izquierda a derecha y los grupos, de abajo hacia arriba.

Radio atómico: los electrones se ubican en diferentes niveles alrededor del núcleo y el
radio atómico es la distancia, más probable, que existe entre los electrones de la última
capa y el núcleo. La expresión probable se debe a que los electrones no describen órbitas
cerradas. Disminuye a lo largo del periodo y aumenta de arriba hacia abajo dentro de un
grupo de la tabla.

. Potencial de ionización: es la energía necesaria para quitar un electrón a un átomo


neutro, convirtiéndolo en un catión. Depende de la energía con la que el elemento en
cuestión atraiga a sus electrones. En un grupo, el valor disminuye de arriba hacia abajo.
En un período, aumenta desde la izquierda hacia la derecha.
Principio de Exclusión de Pauli. Dos electrones en un átomo no pueden tener idéntico
número cuántico. Este es un ejemplo de un principio general que se aplica no sólo a los
electrones, sino también a otras partículas de espín medio-entero (fermiones).

El orden de ocupación de orbitales de acuerdo al principio de Aufbau. Se inicia por


aquellos de menor energía, contiene una serie de instrucciones relacionadas a la
ubicación de electrones en los orbitales de un átomo. El modelo, formulado por el
físico Niels Bohr, recibió el nombre de Aufbau (del alemán Aufbauprinzip: principio de
construcción) en vez del nombre del científico. También se conoce popularmente con el
nombre de regla del serrucho o regla de Madelung.
Los orbitales se 'llenan' respetando la regla de Hund, que dice que ningún orbital puede
tener dos orientaciones del giro del electrón sin antes de que los restantes números
cuánticos magnéticos de la misma subcapa tengan al menos uno. Se comienza con el
orbital de menor energía.
Primero debe llenarse el orbital 1s (hasta un máximo de dos electrones), esto de acuerdo
con el número cuántico l.
Seguido se llena el orbital 2s (también con dos electrones como máximo).
La subcapa 2p tiene tres orbitales degenerados en energía denominados, según su
posición tridimensional, 2px, 2py, 2pz. Así, los tres orbitales 2p puede llenarse hasta con
seis electrones, dos en cada uno. De nuevo, de acuerdo con la regla de Hund, deben
tener todos por lo menos un electrón antes de que alguno llegue a tener dos.
Y así, sucesivamente:
1s22s22p63s23p64s23d104p65s24d105p66s24f145d106p67s25f146d107p6
La regla de Hund es una regla empírica obtenida por Friedrich Hund en el estudio de
los espectros atómicos que enuncia lo siguiente: Al llenar orbitalesde igual energía (los
tres orbitales p, los cinco d, o los siete f) los electrones se distribuyen, siempre que sea
posible, con sus espines paralelos, es decir, que no se cruzan. La partícula subatómica es
más estable (tiene menos energía) cuando tiene electrones desapareados (espines
paralelos) que cuando esos electrones están apareados (espines opuestos o

antiparalelos).