You are on page 1of 3

Sugieren evitar la politización de los

conflictos sociales para facilitar su


solución
Lima, dic. 11 (ANDINA). El analista político Enrique Bernales sostuvo
hoy que los partidos políticos y los frentes regionales deberían
abstenerse de participar como intermediarios en los conflictos sociales,
a fin de evitar que el diálogo se politice y responda a intereses
particulares.

Enrique Bernales Ballesteros Director Ejecutivo de la Comisión Andina de Juristas. Foto:


ANDINA/Archivo

“El riesgo de meter partidos políticos o frentes regionales es muy alto


en el sentido que puede politizarse el conflicto. Puede desnaturalizar la
esencia de un planteamiento porque allí intervendrían otros intereses
distintos a los que han motivado el enfrentamiento”, dijo.

Como director de la Comisión Andina de Juristas, refirió que esta


organización efectúa diversos estudios sobre los conflictos sociales y,
en base a esa experiencia, opinó que la intervención de las
agrupaciones políticas es poco adecuada para solucionar conflictos.
Agregó que debe intervenir los actores directamente concernidos, es
decir, los comuneros, autoridades locales, regionales y de ser el caso
el Poder Ejecutivo.

“Y si esa situación no se resuelve, pueden acudir a instituciones del


Estado, como sus representantes en el Congreso o la Defensoría del
Pueblo, que tienen una capacidad desarrollada de mediación”, declaró
a la Agencia Andina.

Bernales sostuvo, por ejemplo, que el caso de la protesta que


promueve un sector de autoridades y dirigentes de Cajamarca contra
el proyecto minero Conga, enfrenta niveles de politización porque son
impulsadas por algunos sectores ideologizados.

Aseveró que esos sectores presentan “una irracionalidad total” porque


rechazan, con argumentos válidos, que la minería causó daños al
ambiente en décadas pasadas; pero no aceptan que ahora hay una
minería más responsable con el entorno natural.

“Hace rato que está politizada la protesta en Cajamarca porque


obedece a un esquema ideológico, que la llevan a generalizar
posiciones de rechazo (…) Allí entramos en el terreno de la
irracionalidad total”, precisó.

El actual gobierno heredo del anterior un total de 214 conflictos


sociales, de los cuales 118 tienen relación con problemas
socioambientales.
Jurista y exsenador de la República, Bernales lamentó, de otro lado,
que actualmente los partidos políticos no tengan una participación
activa en la vida nacional, al punto que solo surgen frentes electorales
durante un campaña.

Opinó que los actuales partidos son “fantasmas” porque en el reciente


proceso electoral, la mayoría de agrupaciones ganadoras, tanto a nivel
de gobiernos regionales como en los concejos ediles, no pertenecen a
un grupo orgánico con infraestructura partidaria.

“Antes se decía que el Partido Aprista era el más organizado, pero ni


siquiera pudo presentar un candidato a la Presidencia y solo logró
ubicar a cuatro congresistas y perdió sus bastiones territoriales. Un
partido así, si es que no ha muerto, está muriendo”, añadió