You are on page 1of 4

RECOMENDACIONES PARA SU CIRUGÍA

DOS SEMANAS ANTES DE LA CIRUGÍA

 Algunos medicamentos pueden interferir con la anestesia y causar efectos colaterales


indeseables que pueden afectar a su cirugía.
 La Aspirina, el Ibuprofeno, la Vitamina E y cualquier otro medicamento que contenga estos
derivados debe ser suspendido por lo menos dos semanas antes de la cirugía y dos semanas
después de la misma.
 El fumar puede afectar su cicatrización. Es muy importante que deje de fumar 4 semanas
antes de la cirugía.
 Si desarrolla un resfriado, lesión facial u otra enfermedad antes de la cirugía, por favor,
notifíquelo.
 Exige a tu médico la realización de los exámenes pre-quirúrgicos, pues estos son
fundamentales para conocer algunos aspectos de tu estado de salud en general.
 Acude puntualmente a la cita con el anestesiólogo y cuéntale todo acerca de tu salud
y tu vida diaria: Si fumas, tomas alcohol o tomas medicamentos prescritos, si tienes
enfermedades y o te has practicado cirugías anteriores, etc. Pregúntale sobre el
procedimiento anestésico y sus posibles efectos secundarios.
 Pregunta también sobre los cuidados que debes tener el mismo día de la cirugía: ¿Qué debes
comer y a qué horas?, ¿a qué horas debes presentarte en la clínica?, ¿qué tipo de
medicamentos debes evitar?, etc.
 No creas en milagros, ni gangas, ni procedimientos novedosos en clínicas nuevas o de
dudosa reputación. Una cirugía plástica es un evento serio q ue requiere todo el
profesionalismo de un especialista y los servicios de una clínica reconocida. No pongas
en riesgo tu salud y tu vida.

LA NOCHE ANTES DE LA CIRUGÍA

 Lave su cabello y su cara con isodine shampoo, no utilice ningún acondicionador o fijador
para el cabello después de haberlo lavado, en caso de cirugía corporal enjabone todo el
cuerpo con isodine shampoo.
 Logre una noche de buen descanso.
 No coma o tome nada después de la media noche.
LA MAÑANA DE LA CIRUGÍA
 Llegue al centro quirúrgico a la hora especificada por su doctor.
 No coma ni tome nada si la cirugía está dispuesta para antes de mediodía.
 Si su cirugía está programada para la tarde puede tomar café, té y una tostada seca seis horas
antes de la cirugía.
 No utilice pelucas, ganchos para el cabello, maquillaje, uñas pintadas ni joyería.
 Utilice ropa usada suelta y confortable.
 No utilice medias panty, utilice zapatos de fácil calzar.
 Tenga a alguien que lo conduzca a su cirugía y asegúrese que un adulto responsable esté
disponible para llevarlo a la casa y este con usted durante 24 horas.
 Tenga una almohada y una cobija en el carro para el viaje a la casa.

DESPUÉS DE LA CIRUGÍA
 Lavar el cabello dos o tres días después de la cirugía, primero con isodine shampoo y luego
con el rinse que habitualmente usa Revise que a su salida le sea entregada la formula y la cita
de su control.
 Por dos meses evitar exposición al humo de cigarrillo.
 Evitar actividad físico deportiva.
 Utilizar bloqueador solar para proteger la piel después de 15 días de la cirugía.
 Avisar al médico en caso de sangrado, fiebre, dolor no controlado con analgésicos
recomendados.
 Evitar la exposición al sol durante los dos primeros meses de la cirugía.
 Es muy importante su asistencia puntual a los controles post operatorios.
 Recuerda guardar estricto reposo en casa por los días que el médico te indicó, esto implica:
1. No hacer movimientos bruscos, agacharte, subir y bajar escaleras, etc.
2. Los cuidados que tengas en el post operatorio son fundamentales para alcanzar
el éxito de la cirugía.
3. Si tienes hijos, sería recomendable que alguien te ayude a cuidarlos por unos
días.
4. Toma juiciosamente los diferentes tipos de medicamentos que el médico te
formuló. Agenda horarios estrictos para tomarlos. No te auto mediques, pueden
conseguir unas consecuencias negativas en tu salud y tu proceso de
recuperación.
5. Si el médico te manda otro tipo de cuidados, como fajas, cremas, masajes faciales
y corporales y otros, no los subestimes. Los resultados que esperas solo se verás
si te cuidas con este tipo de ayudas.
6. Pregúntale al médico cuándo puedes volver a realizar actividades cotidianas,
como volver al gimnasio, broncearte, etc. Es importante que estas no interfieran
en tu proceso de recuperación.
7. Pregúntale a tu médico cuál es la posición ideal para dormir, bañarte, caminar y
llámalo inmediatamente si tienes problemas para realizar estas rutinas.
8. Acude puntualmente a las citas post quirúrgicas con el especialista y cuéntale las
novedades que has tenido en la recuperación como: Dolores en diferentes áreas
de tu cuerpo o rostro, hinchazón, hematomas, infecciones, entre otros. Si crees
que estos síntomas empeoran con los días, pide una cita de urgencia.
9. Cumple estrictamente el tiempo de recuperación en casa. No regreses a tus
ocupaciones solo hasta que el médico te lo permita, si lo haces puedes sufrir una
complicación seria en caso de no cumplirlo.

DIETA ANTES Y DESPUÉS DE LA CIRUGÍA


ANTES

 Los días antes a la cirugía hay que seguir una alimentación sana y equilibrada, evitando el
tabaco desde, al menos, diez días antes, y reduciendo la ingesta del alcohol (y suprimiéndolo
desde 24 horas antes en su totalidad), ya que ambos dificultan la circulación sanguínea
provocando vasoconstricción y disparando la tensión arterial.

Qué tomar:
 Frutas y verduras: Son muy ligeras, por lo que nos ay udarán a mantener nuestro peso tras el
postoperatorio, que suele exigirnos algún tipo de reposo. Además, son ricas en Vitamina C,
que favorece la formación de colágeno, necesario para la recuperación posterior, aumenta
la energía y favorece la cicatrización.

 Hidratos de carbono de fácil asimilación: como la pasta o el arroz integrales: mejoran el


tránsito intestinal, algo necesario, porque la inmovilidad de la propia cirugía favorece el
estreñimiento. Además, ayudan a hacer una buena digestión y contribuyen a mejorar el
estado de ánimo y activar la serotonina u “hormona de la felicidad”, la cual puede estar algo
inactivada por la falta de ejercicio físico.

 Proteínas: Carne de pollo o pavo, roja, pescado, huevos, marisco. Son las mejores amigas de
la musculatura, que puede quedarse inactiva las siguientes semanas en algunos tipos de
cirugía por el reposo obligatorio y la imposibilidad, en ocasiones, de cargar peso durante un
tiempo. “Debemos tener en cuenta hábitos del paciente, y si es vegano, aumentar el
consumo de proteínas los días previos”, aconseja el doctor Tapia.

 Grasas: Que sean buenas, nunca saturadas: Aguacate, aceite de oliva, pescado azul, nueces,
y otros frutos secos. En su justa medida, son saludables y necesarias. Pero ojo con el peso,
“conviene mantenerlo estable antes y después, así nos recuperaremos mejor”, añade el
doctor.
EL DÍA ANTES
 Como precisábamos, 24 horas antes de la cirugía hay que eliminar además del alcohol y el
tabaco, el café, que puede disparar la tensión arterial, los nervios, y generar ansiedad.
 Tomaremos alimentos ligeros y de fácil digestión, y no ingeriremos nada desde las 24 horas
de la noche anterior. Si necesitamos anestesia general, tendremos que asistir en ayunas.

Y DESPUÉS
 La dieta debe ser similar a la de las jornadas previas: frutas, verduras, hidratos de carbono
complejos y la cantidad necesaria de proteínas para la regeneración tisular, para formar
nuevo colágeno y recuperar la musculatura.
 Suplementos nutricionales: Tanto antes como después de la cirugía, la vitamina C y E y los
oligoelementos ayudarán a la recuperación y a la cicatrización. Puedes empezar a tomarlos
varias semanas antes.

 Hidrátate bien: Mucho agua, zumos, tés e infusiones.

 Toma pro bióticos, favorables para la flora intestinal, en caso de tomar antibióticos, pues
suelen alterarla. Sí al yogur enriquecido con bifidus.