You are on page 1of 4

SER CRISTIANO ES SEGUIR A JESÚS.

Nombre:.................................................. Curso:................ Fecha:...........

INSTRUCCIONES
RESPONDER SIEMPRE EN TU CUADERNO O CARPETA
(PREGUNTAS, ESQUEMAS, DIAGRAMAS, DIBUJOS, MAPAS CONCEPTUALES)

Objetivo: Reconocer el ejemplo de Jesús en su diario vivir.

Los relatos de llamada de los primeros


discípulos están narrados en los evangelios
con una enorme sobriedad. Los
evangelistas eliminan todos los detalles
superfluos para destacar lo esencial: Jesús
pasa y llama; los discípulos, dejándolo todo,
lo siguen.

Lee los textos bíblicos, completa los casilleros correspondientes .


Jesús llama a cuatro pescadores
Mc. 1,16-20 Paseaba Jesús por la orilla del lago de Galilea, v cuando vio a Simón y a su hermano Andrés.
Eran pescadores y estaban echando la red al agua. Les dijo Jesús:
–Síganme, y los haré pescadores de hombres.
Al momento dejaron sus redes y se fueron con él.

Un poco más adelante, Jesús vio a Santiago y a su hermano Juan, hijos de Zebedeo, que estaban en una
barca reparando las redes. Al punto Jesús los llamó, y ellos, dejando a su padre Zebedeo en la barca con sus
ayudantes, se fueron con Jesús.

1
Lc. 5,27-28 Después de esto, Jesús salió y se fijó en uno de los que cobraban impuestos para Roma. Se
llamaba Leví y estaba sentado en el lugar donde cobraba los impuestos. Jesús le dijo:
–Sígueme.
Entonces Leví se levantó, y dejándolo todo siguió a Jesús.
Más tarde, Leví hizo en su casa una gran fiesta en honor de Jesús; y muchos de los que cobraban impuestos
para Roma, junto con otras personas, estaban sentados con ellos a la mesa.

POR PARTE DE JESÚS POR PARTE DEL DISCÍPULO


Jesús se encuentra con la Jesús llama a seguirlo Lo deja todo Responde
persona inmediatamente

EL JOVEN RICO
Mateo 19, 16-22
En aquel tiempo, se acercó uno a Jesús y le
preguntó: Maestro, ¿qué tengo que hacer de bueno
para obtener la vida eterna? Jesús le contestó: ¿Por
qué me preguntas qué es bueno? Uno solo es
Bueno. Mira, si quieres entrar en la vida, guarda los
mandamientos. Él le preguntó: ¿Cuáles? Jesús le
contestó: "No matarás, no cometerás adulterio, no
robarás, no darás falso testimonio, honra a tu padre y
a tu madre, y ama al prójimo como a ti mismo". El
muchacho le

dijo: Todo eso lo he cumplido. ¿Qué me falta? Jesús le contestó: Si quieres llegar hasta el final, vende lo que
tienes, da el dinero a los pobres -así tendrás un tesoro en el cielo- y luego vente conmigo. Al oír esto, el joven
se fue triste, porque era rico.

2
Entonces Jesús dijo a sus discípulos: «En verdad les digo: el
que es rico entrará muy difícilmente en el Reino de los Cielos.
Les aseguro: es más fácil para un camello pasar por el ojo de
una aguja que para un rico entrar en el Reino de los cielos.»
Los discípulos, al escucharlo, se quedaron asombrados.
Dijeron: «Entonces, ¿quién puede salvarse?» Fijando en
ellos su mirada, Jesús les dijo: «Para los hombres es
imposible, pero para Dios todo es posible.» Entonces Pedro tomó la palabra y dijo: «Ya ves que nosotros lo
hemos dejado todo para seguirte. ¿Qué recibiremos?» Jesús contestó: «A ustedes que me han seguido, yo les
digo: cuando todo comience nuevamente y el Hijo del Hombre se siente en su trono de gloria, ustedes también
se sentarán en doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel. Y todo el que haya dejado casas, hermanos,
hermanas, padre, madre, hijos o propiedades por causa de mi Nombre, recibirá cien veces más y tendrá por
herencia la vida eterna. Muchos que ahora son primeros serán últimos, y otros que ahora son últimos serán
primeros.»

II. Luego de leer contesta las siguientes preguntas :


1.¿Por qué el joven del relato de Mateo 19,16–22 decidió no seguir a Jesús?

2. ¿Qué bendiciones promete Jesús a los que hagan el sacrificio de seguirle?

3. Basándote en lo que Jesús y sus discípulos dijeron después de que el joven se marchó, escribe: eslogan,
afiche como si se la dirigieras a ese joven comprender la razón por la que debe reconsiderar su decisión.

Reflexión

El joven rico del Evangelio, después de que Jesús le propuso dejar todo y seguirle – como sabemos – se fue de
allí triste, porque estaba demasiado apegado a sus bienes.

3
También decía Cristo que: "Los publicanos y las prostitutas llegan antes que vosotros al Reino de Dios" (Mt 21,
31). Es una sentencia escandalosa no sólo para aquella época en la que Jesús vivía. Hoy también debemos
sentir su "escozor" (sentimiento causado por una pena o una ofensa) cuando quienes nos sentimos cristianos
vemos que nuestra vida no siempre es una respuesta generosa a lo que Dios nos pide.

Si bien esta persona tenía el mérito de buscar la vida eterna, de


ser un cumplidor de los mandamientos, quizás le faltó concretar
ese amor y esa búsqueda de Dios. Porque vivir en plenitud la fe
en Jesucristo es querer y saber decir "Sí". La generosidad, la
esperanza y sobre todo el amor nos mueven a ello. La coherencia
cristiana nos obligará a dejar las cosas superfluas, costumbres o
situaciones humanamente más cómodas por elegir bienes
mayores.

Pero todo esto no supone tristeza cuando se abraza por amor la


voluntad de Dios. La dificultad se suple con la asistencia de la gracia y del Espíritu Santo. Ellos nos "modelan" y
nos infunden la fuerza y la luz necesarias para no errar el camino. Confiar más en ellos es una de las claves
para escuchar la insistente voz de Jesús que nos llama a aceptar sus retos.

Propósito

Para estar hoy presente con las personas que me rodean, renunciar a tener mi teléfono celular conmigo todo el
día.

Señor, ¿realmente quiero saber qué más puedo hacer? Tú me conoces, sabes que soy débil y que rehúyo o me
excuso con facilidad del sacrificio, de la renuncia. Sé que estoy apegando a tantas cosas que fácilmente te
olvido. Ayúdame a descubrir que de nada sirve tener o hacer muchas cosas, si no estás Tú, si no es tu
voluntad.