You are on page 1of 3

Economía de Bienestar

La economía de bienestar busca fortalecer la seguridad y el bienestar de las personas, logrando la optimización de los recursos a favor de la sociedad en su totalidad para lograr lo que se denomina bienestar social, el estado usa ciertos servicios para lograr este objetivo como lo es el sistema de pensiones, programas para reducir la pobreza, y cubriendo necesidades primarias como lo es la salud y la educación.

Según Friedmann (1967 ) el objetivo de la economía de bienestar es formular reglas para la asignación óptima (ideal) de los recursos escasos a disposición de la sociedad.

El Sistema de Pensiones

El Sistema de Pensiones es un mecanismo de protección social para proveer ingresos a las personas que pierden su capacidad de autogeneración debido a la edad avanzada (derechos y beneficios de vejez), discapacidad (derechos y beneficios de invalidez) o fallecimiento de una de las fuentes principales de ingresos de una familia (derechos y beneficios de sobrevivencia). (Vidal, 2010)

Entonces el Sistema de Pensiones forma parte de la economía de bienestar porque también garantiza la seguridad social y está al servicio del bienestar de la sociedad, este sistema esta enfocado más en la economía de aquellas personas que pierden sus capacidad para generar ingresos ya sea por edad, enfermedades ofreciendo pensiones para asegurar un nivel de vida adecuado cuando se jubilen y pierdan la capacidad de trabajo. En el Perú el Sistema de pensiones fue creado por la Ley de Goces en 1850 y en un principio fue de carácter corporativo que quiere decir que se organizaba en función de la situación laboral del empleado y mostraba una clara diferencia entre el empleado público y un trabajador de las fuerzas armadas, etc. En la actualidad el sistema de pensiones (modificada por la reforma de 1973) se compone de un régimen contributivo y no contributivo que es gestionado por el estado y destinado a adultos mayores en situación de pobreza y/o exclusión social.

Perspectiva general de las pensiones contributivas

Son aquellas pensiones en donde el trabajador tiene que aportar cierta cantidad de dinero durante su vida como trabajador hasta su jubilación.

En el Perú las pensiones contributivas dependen de tres regímenes principales:

Sistema Nacional de Pensiones; que en 1973 fue creado mediante el decreto de Ley N° 19990 y es administrado por la ONP (Oficina de Normalización

Previsional) desde 1994. Este sistema cubre tanto a empleados del sector publico como del privado que no estén afiliados al sistema de cédula viva.

Sistema Privado de Pensiones; Se crea en 1993 mediante Decreto de Ley N°

25897 en respuesta al déficit del sistema nacional de pensiones. El SPP se basa en un régimen de capitalización individual, es decir que las aportaciones de los afiliados son depositadas en un cuenta individual de capitalización (CIC).

Actualmente solo son 4 afp’s privadas las que administran el SPP.

Previsional) desde 1994. Este sistema cubre tanto a empleados del sector publico como del privado que

Fuente: Vidal, A., F. Cuadros y C. Sánchez (2012), “Flexibilización laboral en el Perú y reformas de la protección social asociadas: Un balance tras 20 años”, serie Políticas Sociales

Cédula Viva; este sistema cubría a trabajadores públicos del ámbito administrativo antes de 1962, pero con la reforma de 1973 este sistema adoptó un régimen especial de pensiones público para los profesores que comenzaron a trabajar antes de 1980. Cubre jubilación, viudez y orfandad.

Sistema de Pensiones Sociales (SPS), es un sistema de pensiones para las MYPES (máximo 10 empleados) y es gestionado por el ONP. La afiliación es voluntaria y la contribución no excede el 4% del salario mínimo. La edad de jubilación es a los 65 años para ambos géneros y se deben haber realizado mínimo 300 contribuciones.

Estos regímenes solo se aplican a trabajadores que contribuyen durante su vida laboral en alguna AFP y que dependiendo su naturaleza laboral le corresponde algún sistema de pensión.

Pensiones no contributivas

El estado peruano ofrece dos pensiones no contributivas dirigidos para el adulto mayor vulnerable que no han contribuido a los fondos de pensiones.

Pensión mínima de vejez: Se creó en el año 2001. Consiste en la transferencia mínima que todo trabajador que haya laborado al menos 20 años (ya sea en el sistema público o privado) tiene derecho a recibir. Es destinado especialmente a los adultos mayores que cuyos montos de las pensiones son inferiores al mínimo establecido. Actualmente la pensión mínima es de s/. 568. En 2011 la cobertura del programa alcanzaba a 3785 personas según CEPAL (2013).

Pensión Nacional de Asistencia Solidaria (Pensión 65): Se creó en el 2011 durante el gobierno de Ollanta Humala, consiste en pensionar a los adultos mayores que viven en situación de extrema pobreza, este programa opera en 13 de los 26 departamentos existentes. Actualmente el programa transfiere s/ 250 de manera bimestral a cada afiliado.