You are on page 1of 6

Pensamiento Crítico

(Pensamiento sistémico)

Hernán Mendoza
José Parra
Pablo Valiente

Negocios Internacionales
(XI SEMESTRE)

Universidad de la Guajira
(Sede central)

Riohacha la Guajira
2018
Contenido

¿Cuándo y dónde nace?

¿Qué es?

Características del pensamiento sistémico

Pensamiento Sistémico en las Organizaciones

Ejemplos de Pensamiento sistémico

Metodología

Beneficios
-¿Cuándo y Dónde Nace?

El Pensamiento Sistémico se ha desarrollado a partir de mediados del siglo XX,


sus fundadores, son los fundadores del Mental Research Institute de Palo Alto
(California – U.S.A.), y desde allí se expandió a todo el mundo, como disciplina
adecuada a la resolución de problemas personales, familiares, de organizaciones
pequeñas y grandes, y hasta de relaciones internacionales

-¿Qué es el pensamiento Sistémico?

Es la actitud del ser humano, que se basa en la percepción del mundo real en
términos de totalidades para su análisis, comprensión y accionar, a diferencia del
planteamiento del método científico, que sólo percibe partes de éste y de manera
inconexa.

-Características del pensamiento sistémico


El pensamiento sistémico se caracteriza por determinar las partes que componen
un todo, de ahí surge su complejidad, pues busca ir más allá de los que se percibe
a simple vista.

 Se puede obtener una visión más amplia de la situación o problema a


enfrentar ya que parte de lo particular a lo general.
 Es un tipo de pensamiento y de análisis complejo.

 A través del pensamiento sistémico se pueden identificar patrones,


estrategias para prevenir o enfrentar situaciones futuras.

 Es útil aplicar este tipo de pensamiento cuando se lidera un equipo de trabajo


o proyecto en particular.
 Proporciona métodos y estrategias de mayor eficacia para enfrentar las
dificultades y entender el entorno que nos rodea.

-Pensamiento sistémico en las organizaciones


En el área de las organizaciones, el pensamiento sistémico plantea una visión
multidisciplinaria y transdisciplinaria a fin de hacer un análisis profundo y más
completo de una empresa u organización y así determinar cuáles son sus fortalezas
y debilidades en cuanto a gestión y producción y, qué pasos se deben llevar a cabo
para su equilibrio.

Las empresas u organizaciones funcionan como un todo compuesto por diversas


áreas de trabajo, las cuales se integran e, incluso, pueden depender unas de otras,
para desarrollar un bien o servicio final.

Es en esto que radica la importancia del pensamiento sistémico, tener la capacidad


de entender cómo funcionan cada una de las partes de un todo y generar una
solución estratégica a una problemática a través de procesos que también sean
integradores y generen un desarrollo estable y duradero.

La gestión organizacional debe estar atenta a todas las áreas que conforman la
empresa y plantear estrategias de trabajo y desarrollo que se adecuen al buen
funcionamiento de las mismas sin que afecten de manera negativa a las de más. La
interconexión de las áreas de trabajo correctamente puede garantizar resultados
óptimos.

-Ejemplos del pensamiento sistémico

El pensamiento sistémico puede ser aplicado a todas las actividades de la vida


diaria, de ahí que su característica principal sea la de comprender la importancia de
las partes que integran un todo.

Por ejemplo, en los deportes que se practican en grupo, como el fútbol o el béisbol,
posiblemente exista un jugador que se destaque más que los demás en una
posición.

Sin embargo, lo que interesa es su capacidad en el juego en equipo, ya que el ganar


o perder una jugada no solo dependerá de sus habilidades sino del trabajo y
estrategia que realice con el resto de sus compañeros.
Por otra parte, por ejemplo, cuando en una organización se presenta un problema
en el área de producción, es posible que la dificultad surja desde cualquier otra u
otra área de trabajo, pero que solo se refleje en el proceso de producción.

A través del pensamiento sistémico es posible hacer este tipo de detecciones, ya


que se evalúan todas las partes que integran a la organización como un todo y no
por separado. Una vez determinada la situación se establecen los pasos y estrategia
a seguir para solucionar el problema.

-Metodología
En general el Pensamiento Sistémico se caracteriza por los siguientes pasos:

La visión Global: La construcción de un modelo global donde se observen de


manera general el comportamiento del sistema.

Balance del corto y largo plazo: El Pensamiento Sistémico construye un modelo


capaz de mostrar el comportamiento que lleva al éxito en el corto plazo y si tiene
implicaciones negativas o positivas en el largo plazo que ayuda a balancear ambos
para obtener el mejor resultado.

Reconocimiento de los sistemas dinámicos complejos e interdependientes: Por


medio de herramientas especializadas el Pensamiento Sistémico construye
modelos específicos para las situaciones bajo observación para entender sus
elementos sin perder la visión global.

Reconocimiento de los elementos medibles y no medibles: Los modelos del


Pensamiento Sistémico fomentan el correcto uso de indicadores cualitativos y
cuantitativos por medio de los análisis de situación y su integración en el
comportamiento global.
-Beneficios

El Pensamiento Sistémico permite la comprensión, simulación y manejo de sistemas


complejos, como los que existen en cualquier empresa., negocio o área de trabajo,
al utilizar esta herramienta se simplifica el entendimiento de los procesos internos y
su efecto en el ambiente exterior, así como la interacción entre de las partes que
integran el sistema global.

La metodología del Pensamiento Sistémico ayudará a la optimización de los


procesos, la obtención de metas y a la obtención de una planeación estructurada
para anticiparse al entorno donde se encuentra.

El pensamiento sistémico nos ayuda a identificar algunas reglas, algunas series de


patrones y sucesos para prepararnos de cara al futuro e influir sobre él en alguna
medida.