You are on page 1of 2

EL BARROCO ANDINO

El barroco andino, también conocido como arquitectura mestiza, es un movimiento


artístico que apareció en el Virreinato del Perú, entre los años de 1680 y 1780. Inspirado
en el Barroco europeo, osado, el ejemplo más impactante del arte barroco andino se
encuentra en la arquitectura religiosa, donde los artesanos indígenas le dieron un
carácter único, tal como sucedió en el barroco novohispano.

La originalidad de este estilo radica en la decoración variada, y cuyos motivos


responden a cuatro tipos básicos:

 Flora y fauna tropical


 Manierismo motivos como sirenas, máscaras, etc.
 Motivos americanos: sol, luna, pumas, etc.
 Elementos cristianos prerrenacentistas.

Las épocas del Bárroco

La primera maneja los lineamientos iniciales del estilo que deviene del Manierismo,
mostrando de manera cuidadosa y casi discreta la nueva expresión artística. Se inicia
con la portada exterior de la Catedral de Lima la que ocasiona un desdoblamiento en
múltiples producciones posteriores como se aprecia en sus similares Catedrales de
Cusco y Ayacucho, también en las iglesias de Los Huérfanos, y de San Pedro en Lima,
en la Iglesia de la Compañía de Pisco y muchas más, todas las cuales se desenvuelven
en el desarrollo del barroco dentro del encuadre inicial del Renacimiento, haciéndolo
despertar a la nueva corriente artística.

Portada exterior de la Catedral de Lima Portada de la Catedral de Ayacucho


En la segunda época que es mucho más extensa en cantidad de producción como en el
transcurso del tiempo, Ocurre un tremendo despertar estético, así como un enorme
desdoblamiento plástico en el que ya no hay modelos o inspiración europea, sino una
auto-generación de ideas y de formas que hasta ese momento no se había dado. Se
puede hablar de la plástica típica de determinadas regiones de la costa, de otras
producciones diferentes de distintos lugares del territorio del Virreinato totalmente
identificables como características de determinada región. La decoración barroca se
derrama no solo en portadas de templos, también en sus interiores, en los retablos que
hay en cada hornacina, en los recargados marcos de los cuadros con temas religiosos, en
púlpitos y sus escaleras, en relicarios y en todo objeto dedicado al culto religioso que
pudiera haber en templos, conventos y monasterios. Y se recurre a la madera tallada,
entizada y dorada, a la piedra tallada, a las pinturas al óleo.

Iglesia de San Miguel de Pomata Capilla de indios de Lambayeque