You are on page 1of 40

UNIVERSIDAD PARTICULAR

DE CHICLAYO
FACULTAD DE DERECHO
ESCUELA PROFESIONAL DE DERECHO
TEMA:
PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO
INMEDIATO.

INTEGRANTES
 BARRUETA CORONEL THEYLOOR SNEYDER.
 QUEVEDO SALDAÑA KETTY CHARITO
 TEMOCHE SANDOVAL LESLLY MILUZKA
 VALDÉZ HERNÁNDEZ HELFER JAIRO
 VASQUEZ CHANAMÉ YSAMARA

CÁTEDRA:
PRÁCTICA DE DERECHO PROCESAL PENAL I

DOCENTE:
DR. CHANAMÉ PARRAGUEZ JOSÉ LUIS.

CICLO:
VIII.

Chiclayo, 22 de septiembre del 2018


EL PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO
INMEDIATO

EL PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD

Si cometí un delito ¿puedo reparar mi error? Para que los miembros de un estado
podamos vivir pacíficamente y alcanzar nuestras metas en la vida, el Estado nos
reconoce derechos que considera fundamentales para la realización personal
como son: la vida, la libertad, la identidad, la integridad, la propiedad, la salud, la
libertad sexual, entre muchos otros que se encuentran contemplados en nuestra
Constitución.
Sin embargo, así como el Estado nos otorga derechos, también nos exige el
cumplimiento de deberes que, fundamentalmente, giran en torno al respeto que
debemos tener de los derechos de los demás. Quien no respeta estos derechos
y realiza conductas que perjudican gravemente a los demás miembros de
nuestra sociedad comete delitos que traerán consigo la imposición de una
sanción. Esta sanción, en los casos más graves, puede llegar a la privación de
la libertad del individuo y a su internamiento en una cárcel. Por ello es importante
respetar las reglas o normas establecidas en nuestro Estado y abstenernos de
cometer delitos que luego traerán consigo una sanción.
Cuando el Estado nos impone una sanción penal, no busca únicamente
hacernos pagar o retribuir el daño que hicimos, sino más bien enseñarnos a
respetar los derechos de los demás y hacernos comprender los alcances de
nuestro error. Por ello, en los casos en los que una persona comete un delito por
primera vez y a pesar de ello tiene toda la voluntad de reparar y enmendar su
error, el Estado prevé darles una oportunidad, permitirle reivindicarse y
excepcionalmente no iniciarle un proceso ni imponerle una sanción penal todo
esto ocurre gracias al principio de oportunidad.

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


2
¿CUÁLES SON LOS CASOS EN LOS QUE PUEDE APLICARSE ESTE
PRINCIPIO?

En primer lugar, puede aplicarse a todos los delitos cometidos de manera


imprudente, como por ejemplo los clásicos accidentes de tránsito, en los que no
se respetan las luces del semáforo y producto de un choque se genera la lesión
de una persona. En estos casos, el fiscal, representante del Estado, antes de
denunciar al responsable que generó el accidente con su actuar negligente,
obligatoriamente deberá llamar a ambas partes, es decir, al responsable y a la
víctima para preguntarles si desean o no arribar a un acuerdo reparatorio, en el
que el responsable indemnice a la persona agraviada por el daño causado.

Si ambas partes llegan a un acuerdo o a una propuesta de acuerdo en el que se


indemnicen los daños y las lesiones causadas, el fiscal le otorga una oportunidad
al responsable y se abstiene de denunciarlo penalmente. Lo que evita que el
mismo se vea sometido a un proceso y, por tanto, a una sanción penal.

El principio de oportunidad también podrá aplicarse cuando una persona cometa


un delito que sea considerado por el Estado no muy grave o de escasa relevancia
o daño para la sociedad. Estos delitos son llamados delitos de bagatela, y se
sancionan con un apena que no superan los cuatro años de prisión, como por
ejemplo el delito de manejar en estado de ebriedad. En estos supuestos, el
restado considera que la imposición de una sanción no siempre será necesaria
para respetar los derechos de los demás.

CARACTERÍSTICAS DEL PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD.

 Taxatividad.

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


3
Esta característica importa que el fiscal ni pueda aplicar o solicitar la aplicación
de la oportunidad en presencia de cualquier hecho delictuoso, sino que deberá
atenerse a que se presenten específicamente los casos indicados en la ley.

 Excepcionalidad.

La posibilidad de aplicar criterios de oportunidad quedaría librada a las


características con que se presenta el hecho denunciado como delito, las
condiciones del agente, las posibilidades y viabilidad del diálogo y la reparación,
todo lo cual aumentará el criterio del fiscal y posibilitará la aplicación excepcional
que deberá ser, además, debidamente fundamentada. La excepcionalidad ni
quiere decir que sólo en pocos casos se aplicará la Oportunidad, sino que,
deberá aplicarse en los casos que se ajusten a la ley y pueda sustentarse uno o
más fundamentos de utilidad objetiva que hagan razonable aplicar un criterio de
oportunidad. En los casos que no se aplican, se entiende que existirán elementos
y circunstancias que fundamentan la inaplicación. Tales causas deben explicarse
detalladamente para evitar que se interprete como una arbitrariedad.

 Cosa decidida.

El efecto de la aplicación de los criterios de oportunidad es generar algo muy


parecido a la cosa juzgada y que se le denomina cosa decidida, para asemejarla
a lo administrativo. Aquella denuncia que el fiscal archivó definitivamente
aplicando un criterio de oportunidad no podrá ser reabierta ni por él mismo ni por
otro fiscal. Esta circunstancia de la actuación fiscal, abre un espacio distinto a
todos los demás pronunciamientos del fiscal, en que no hay decisión final formal.
En este caso en particular, si el agente paga la reparación, se entiende que lo
hace para poner fin a una circunstancia especialmente gravosa para él y, por
ello, la solución dada debe sellarse con una eficacia definitiva.

Evita el proceso penal.

La aplicación del principio de oportunidad tiene como perspectiva alguna o varias


razones de utilidad; sin embargo, algo claramente concreto es que también se
evita el inicio o apertura del proceso penal formal y por ello, lo coherente y

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


4
razonable es que el fiscal, desde un inicio, si lo piensa viable, lo intente aplicar y
no que lo haga, por ejemplo, después de su acusación.

CASOS DE APLICACIÓN DEL PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD.

Originalmente, desde abril de 1992, se facultó al fiscal a aplicar los criterios de


oportunidad en cinco casos, lo cual se ratificó en líneas generales con la Ley N°
27664 del 8 de febrero de 2002. Tales casos venían siendo el de la pena natural
(el agente resulta dañado al intentar cometer o al realizar el ilícito), lesividad
menor (no se afecta gravemente el interés público) el de infrecuencia del delito
(criterio estadístico y escaso interés público en represión), culpabilidad mínima
(casos en que circunstancias objetivas aminoran la culpa) y el de la mínima
contribución (casos de participación menor: inductores y complicidad accesoria).

A los indicados, se les unen los casos en que obligatoriamente los fiscales
provinciales en lo penal deben intentar la aplicación de la oportunidad. Tales
casos son en lesiones leves, hurto simple, apropiación ilícita, daños simples y
otros, así como en los delitos culposos, en que ni haya pluralidad de víctimas o
concurran con otro delito, todo lo cual, finalmente ha sido recogido en el código
procesal penal de 2004, el que si bien, ha incrementado algunos supuestos, los
mismos se encuentran dentro de los casos generales de aplicación que son dos:
facultativa y otro de aplicación obligatoria

1. Casos de aplicación facultativa.

1.1. Caso del autor-víctima o de falta de necesidad de pena.

La aplicación de este criterio no distingue entre delitos culposos ni dolosos.


Tampoco se indica que no se aplicaría a favor de un funcionario público como
sucede en los otros incisos, lo que también posibilitaría en tal caso su aplicación.

Este supuesto se da por la falta de necesidad de la pena, denominada también


pena natural. Es cuando el sujeto agente intrínsecamente en forma directa ya ha
sufrido un castigo - daño corporal o psicológico - por su actuar delictivo.
Consecuentemente la sanción deviene en inapropiada o innecesaria. Aquí la ley
no exige un mínimo legal de la pena, en cambio si requiere un máximo de la pena

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


5
fijada en la ley, que no debe de sobrepasar de los cuatro años -ha sido
modificado por el CPP de 2004-. Como tampoco obliga un pago económico por
concepto de reparación civil.

El concepto de la afectación grave atañe a la persona del agente o a su esfera


personal, esto es, sus seres queridos o su patrimonio como consecuencia del
delito. Por ello se habla de un auto castigo que hace que no resulte necesaria ya
ninguna pena. Desde el punto de vista penológico, la aplicación posterior de la
pena formal no estaría cumpliendo los fines que la justifican originalmente

1.2. Lesividad menor.

Se puede interpretar la norma, en lo siguiente: aquí no se dice que los ilícitos en


que incurrió el agente no afectan al interés público. De hecho, se tiene que con
la comisión de un ilícito penal el interés público tutelado se afectó, pues de no
existir atención por parte del derecho penal respecto al bien jurídico lesionado,
no se estaría hablando de un hecho tipificado como delito en el código penal. La
valoración de que no se afecte, mediante el hecho ilícito, de modo grave el
interés público, se entiende orientado por el principio de insignificancia
(vinculado a la sociedad en su conjunto), cuya presencia importa una devolución
al interés relevante, esto es, el sólo interés de la víctima (quien será reparada),
finiquitando el conflicto del agente con la ley penal. En este caso se produce una
falta de merecimiento de pena.

También; se especifica que: no se debe de aplicar estos criterios, cuando los


delitos sean cometidos por funcionarios públicos que se encuentren en ejercicio
de sus funciones, como es en los casos de los delitos de abuso de Autoridad,
Concusión, Peculado entre otros, aunque la pena sea mínima

1.3. Culpabilidad mínima o circunstancias atenuantes.

El concepto de culpabilidad mínima quiere distinguir a las personas que,


habiendo intervenido en la comisión de los ilícitos penales, no poseen una
culpabilidad total ni absoluta, sino que aquella podría entenderse, conforme a
una razón clara, como menor; siendo ello así por presentarse, objetivamente,
circunstancias atenuantes que posibilitarían el rebajar la pena acordada para el

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


6
ilícito. Este supuesto se trata, cuando la responsabilidad penal del imputado es
atenuada por las circunstancias y condiciones de éste. En consideración a su
intervención mínima ya sea como autor o participe. En aquellos casos de
imputabilidad disminuida, responsabilidad restringida o complicidad secundaria.
Conforme a estas situaciones y a los motivos personales del imputado,
concurren una serie de atenuantes, establecidos en la propia norma penal

2. Casos de aplicación obligatoria.

Con la vigencia y aplicación de la Ley N° 28117, Ley de Celeridad y eficacia


procesal penal, que impone intentar la aplicación en ciertos casos de delitos, a
la que se sumaron los señalados en la Ley Nº 30076, vigente a la fecha, siendo
estos los siguientes, lesiones leves, hurto simple, apropiación ilícita, delitos
culposos, hurto de uso, hurto simple de ganado, sustracción de bien propio o
hurto impropio, apropiación de bien perdido o ajeno, venta o apropiación ilegal
de prenda, estafa, defraudación, administración fraudulenta, daño simple y
libramiento indebido, sin embargo no se ha considerado también al delito de
omisión de asistencia familiar

REQUISITOS ADICIONALES PARA APLICAR CRITERIOS DE


OPORTUNIDAD.

 Pago por concepto de reparación Civil.

Se señala en el artículo 2 numeral 2) del Código Procesal Penal: " En los


supuestos previstos en los incisos b) y c) del numeral anterior, será necesario
que el agente hubiere reparado los daños y perjuicios ocasionados o exista
acuerdo con el agraviado en ese sentido"

En efecto, en los supuestos de "Lesividad menor" y " Culpabilidad Mínima " se


exige al imputado, que pague la reparación civil. Se entiende, que se trata de la
restitución y la indemnización. El denunciado no es merecedor de una sanción
penal, sin embargo, debe merecer una imposición de un pago pecuniario. Por lo
que éste está obligado a retribuir a la víctima (por concepto de reparación civil),
la misma que podrá realizarse en el mismo acto de la diligencia de conciliación
o pagaderos en partes. También podría darse en que el imputado se ponga de

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


7
acuerdo con la víctima en la forma de cualquier otro tipo de compensación o en
todo caso que éste último renuncie al pago de reparación civil, sabiendo que el
imputado no va a cumplir por insolvente u otros motivos. Este pago, también
puede hacerse extrajudicialmente, mediante un acta de acuerdo entre estas dos
partes, que debe constar en instrumento público o documento privado legalizado
por notario público.

Así se precisa en el Art. 2 numeral 3) del CPP "El Fiscal citará al imputado y al
agraviado con el fin de realizar la diligencia de acuerdo, dejándose constancia
en acta. En caso de inasistencia del agraviado, el fiscal podrá determinar
razonablemente el monto de la reparación civil que corresponda. Si no se llega
a un acuerdo sobre el plazo para el pago de la reparación civil, el Fiscal lo fijará
sin que éste exceda de nueve meses. No será necesaria la referida diligencia si
el imputado y la víctima llegan a un acuerdo y éste consta en instrumento público
o documento privado legalizado notarialmente.

 Imposición adicional de multa y reglas de conducta suprimiendo el


interés público.

Este precepto es una novedad para nuestro ámbito penal que ha sido agregado
en el artículo 2 numeral 5) del Código Procesal Penal: "Si el Fiscal considera
imprescindible, para suprimir el interés público en la persecución, sin oponerse
a la gravedad de la responsabilidad, imponer adicionalmente el pago de un
importe a favor de una institución de interés social o del Estado y la aplicación
de las reglas de conducta previstas en el artículo 64 del Código Penal, solicitará
la aprobación de la abstención al Juez de la Investigación Preparatoria, el que la
resolverá previa audiencia de los interesados. Son aplicables las disposiciones
del numeral 4) del presente artículo.

Para este supuesto no se exige un mínimo legal de pena privativa de libertad, es


decir podría utilizarse los criterios de oportunidad, en otros delitos que no sean
de falta de necesidad de merecimiento de pena, sin asignarse a la gravedad del
hecho delictivo. Pero ello, si forzosamente deberá el Fiscal imponer una multa
adicional a favor del interés público y fijar reglas de conducta con aprobación del
Juez

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


8
 Reincidencia o habitualidad.

Este inciso fue incorporado mediante el artículo 3 de la Ley N° 30076, publicada


el 19 de Agosto de 2013, en el que se advierte que no procede la aplicación del
principio de oportunidad ni del acuerdo reparatorio, cuando el imputado tiene la
condición de reincidente o habitual, de conformidad con los artículos 46-B y 46-
C del código penal.

Es así que, se tiene como reincidente al sujeto que después de haber cumplido
en todo o en parte una pena, incurre en nuevo delito doloso en un lapso que no
excede de cinco años. Tiene igual condición quien después de haber sido
condenado por falta dolosa, incurre en nueva falta o delito doloso en un lapso no
mayor de tres años.

Mientras que se tiene como habitual, al sujeto que comete un nuevo delito
doloso, siempre que se trate por lo menos de tres hechos punibles que se hayan
perpetrado en un lapso que no exceda de cinco años

 Acogimiento con anterioridad al principio de oportunidad.

No procederá tampoco la aplicación del principio de oportunidad cuando el


agente, que sin tener la condición de reincidente o habitual, se hubiera acogido
al principio de oportunidad y al acuerdo reparatorio en dos ocasiones anteriores,
dentro de los cinco años de su última aplicación, siempre que se trate, en todos
los casos, de delitos de la misma naturaleza ni que atenten contra un mismo bien
jurídico. Por otro lado, se advierte que, el agente que sin tener la condición de
reincidente o habitual, se hubiera acogido al principio de oportunidad o acuerdo
reparatorio dentro de los cinco años anteriores a la comisión del último delito.

Y finalmente, el agente que, sin tener la condición de reincidente o habitual, se


hubiera acogido con anterioridad al principio de oportunidad o acuerdo
reparatorio y no haya cumplido con reparar los daños y perjuicios ocasionados
ni lo establecido en el acuerdo reparatorio. Todo ello se entiende que el estado,
ha señalado expresamente, los supuestos antes referidos para no aplicación del
principio de oportunidad, con el objetivo de evitar la impunidad por parte de los
sujetos que cometen estos ilícitos penales

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


9
ACTOS SECUENCIALES PARA APLICAR EL PRINCIPIO DE
OPORTUNIDAD.

Para la aplicación de estos criterios de oportunidad, el fiscal provincial podrá


abstenerse de ejercitar la acción penal cuando concurran ciertos requisitos
exigidos expresamente en la norma procesal penal (pueden ser estos
concurrentes o excluyentes entre sí). Debiendo observar en forma secuencial los
siguientes actos:

El fiscal provincial, como titular del ejercicio de la acción penal pública y defensor
de la legalidad , … debe estructurar correctamente el tipo penal, adecuando la
conducta típica en base a los elementos descriptivos y normativos (fase objetiva
del tipo) y la voluntad del sujeto agente, que actúa con "dolo" o culpa (fase
subjetiva del tipo) como primera categoría del delito constituye la tipicidad, es
decir es el primer paso para subsumir un supuesto delito al catálogo penal

EL Fiscal debe tener el convencimiento que la conducta del imputado se


encuadra al tipo penal descrito. Luego establecerá el injusto (conducta típica y
antijurídica) y finalmente estar convencido de la culpabilidad del sujeto agente
(imputación personal). De no ser así, no deberá utilizarse estos criterios de
oportunidad y la denuncia deberá archivarse definitivamente

 Consentimiento expreso del imputado.

En segundo lugar, debe tenerse en cuenta que el imputado sin presión alguna,
presenta "su consentimiento expreso" por el hecho delictivo que se le ha
investigado preliminarmente, o se le viene investigando formalmente, aceptando
y reconociendo ser autor o partícipe del hecho por el cual se le investiga
(supuesto hecho delictivo) pero cabe precisar que, no se le debe presionar para
que reconozca su “culpabilidad", porque él no es un "operador del derecho". La
culpabilidad es el reproche que valorará el Fiscal para comprobar el delito
imputado. Si el imputado no presta su consentimiento, no estará reconociendo
el hecho punible que se le atribuye. Por tanto, es necesario dicho reconocimiento
porque la ley así lo exige.

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


10
Se debe tener bastante cuidado al respecto, ya que no basta que el imputado
acepte su culpabilidad de buenas a primeras, sino antes, el Fiscal deberá haber
realizado como primer paso, un estudio y análisis del caso para estar convencido
de la realidad del delito y que el imputado es el presunto autor ni partícipe
(responsabilidad penalmente), en consonancia con los derechos humanos
garantizados por nuestra constitución, como presunción de inocencia, derecho a
la defensa, debido proceso, entre otros, pues si el imputado no tiene
responsabilidad penal debe archivarse la denuncia. En su caso debe ser
judicialmente investigado para que se establezca su inocencia, puesto que no se
le debe conculcar sus derechos.

 Pago de reparación civil.

Por último, es necesario también que el imputado haya cumplido con el pago
total de la reparación civil, esto es, la restitución del bien o el pago de su valor,
además la indemnización por los daños ocasionados. En materia penal se exige
una sanción penal por el hecho delictivo (además de una reparación civil). Siendo
el titular de la acción penal el fiscal - quien puede abstenerse de ejercitar la
acción penal por el principio de oportunidad, en tanto, la reparación civil, es
precisamente el actor civil, quien puede reclamar o renunciar sólo en este
extremo. Cabe indicar que la obligación de pago sólo se exige para los supuestos
de lesividad menor y culpabilidad mínima, más no así para el supuesto de caso
de autor -víctima o de falta de necesidad de pena

3.9. Trámite de aplicación del principio de oportunidad.

 Ante el ministerio público.

Como referencia para la aplicación del principio de oportunidad se debe tener en


cuenta que: "El Código de 1991, empezó a regir desde el 28 de abril de 1992 y,
por tanto, el artículo 2° del Código Procesal Penal, donde aparecerían los
criterios de oportunidad, también lo hizo en tal fecha; sin embargo, estando en

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


11
una época donde lo jurídico estaba menoscabado al no existir orientación
concreta para la aplicación de un instituto que rompía esquemas tradicionales de
persecución, no fue aplicado en ningún caso".

Pero como ya sabemos, ahora el artículo 2 del código procesal penal de 2004
desarrolla de manera clara esta institución, que incluye la modificatoria efectuada
Ley N° 30076 del 19 de agosto de 2013, la misma que fue reglamentada
mediante Resolución de la Fiscalía de la Nación N° 1470-2005-MP-FN del 08 de
Julio de 2005 en cuanto se refiere a la aplicación del principio de oportunidad en
sede fiscal, por ello en lo que sigue desarrollaremos el procedimiento
basándonos en ella, en lo que corresponde.

A lo antes dicho, para la tramitación del principio de oportunidad, durante la


investigación preliminar o antes de ejercitarse la acción penal ante el órgano
jurisdiccional, el fiscal provincial en lo penal, puede aplicar estos criterios en
algunos casos y debe sujetarse a todos los supuestos establecidos en la ley
penal adjetiva (art. 2 del código procesal penal) así como en el reglamento de
aplicación del principio de oportunidad aprobado por Resolución de la Fiscalía
de la Nación N° 1470-2005-MF-FN, de fecha 08 de Julio de 2005

APLICACIÓN DEL PROCESO INMEDIATO Y FUNDAMENTO PARA LA


APLICACIÓN DEL CRITERIO DE OPORTUNIDAD.

El proceso inmediato, es un proceso penal especial y además una forma de


simplificación procesal que se fundamenta en la facultad del Estado de organizar
la respuesta del sistema penal con criterios de razonabilidad y eficiencia sobre
todo en aquellos casos en los que, por sus propias características, son
innecesarios mayores actos de investigación.

Ahora en lo que nos corresponde ¿porque afirmar que es posible aplicar un


criterio de oportunidad en un proceso inmediato? y ¿cuál sería la oportunidad
procesal? y ¿por qué? ahora ya sabemos que el proceso inmediato carece de
etapa intermedia y para una tendencia mayoritaria éste es un procedimiento que
vulnera el debido proceso y por sobre todo el principio de imparcialidad.

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


12
El fundamento 16, del Acuerdo Plenario Extraordinario Nro. 2-2016/CIJ-116. Se
fundamenta. De otro lado, el apartado uno, del art. 446 NCPP, establece la
obligatoriedad por parte del Ministerio Publico de la interposición de la solicitud
de incoación del proceso inmediato, claro está (así debe entenderse) cuando se
presentan los presupuestos materiales de evidencia delictiva y de complejidad

Esta norma, ineludiblemente, debe concordarse, con el inciso uno del articulo
447 NCPP, y el párrafo final de dicho artículo que son (como ya se anotó)
condiciones de legitimidad constitucional del proceso inmediato. No debe variar
el análisis la expresión “bajo responsabilidad” que preside el artículo 446.1
NCPP, pues en modo alguno altera el sentido de la norma procesal.

Siendo así:

A) Es claro que si se trata de un delito menor es susceptible de aplicar el


Artículo 2 NCPP, modificado por la ley número 30076 del 19-8-2013,
donde el fiscal puede optar por el principio de oportunidad. El hecho de
que el inciso cuatro, numeral
B) Del articulo 447 NCPP, permite que se inste el principio de oportunidad
en el curso de la audiencia única de incoación del proceso inmediato, en
modo alguno importa la inaplicación o abrogación del principio de
oportunidad en sede preliminar a la inculpación formal (…). El fiscal tiene
la potestad de examinar, antes de inculpar formalmente a una persona, si
es posible la aplicación de algún criterio de oportunidad y, en
consecuencia, decidir bajo su propia autoridad.

LOS BENEFICIOS DEL PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD EN EL PROCESO


INMEDIATO PARA LOS DELITOS DE OMISIÓN A LA ASISTENCIA FAMILIAR

 No se genera antecedentes al imputado.

Bajo los presupuestos del artículo 2° del Código Procesal Penal y su aplicación
en el proceso especial como es el proceso inmediato, el artículo 447° del mismo

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


13
cuerpo normativo, en el numeral 3 refiere que, (…) en la audiencia única de
incoación del proceso inmediato, las partes pueden instar la aplicación del
principio de oportunidad (…), siendo así, al instar el principio de oportunidad se
produce los efectos que se entienden del primer párrafo del artículo 2° del Código
procesal Penal, es decir el Ministerio Público, podrá abstenerse de ejercitar la
acción penal, evitando la etapa de juicio oral.

La oportunidad es un procedimiento de abstención fiscal de ejercitar la acción


penal, en virtud del cual, vía la aplicación de alguno de los criterios de
oportunidad concretos, el fiscal se apartará discrecionalmente de su función
persecutoria, ofreciendo al inculpado, una propuesta conciliatoria que,
finalmente, de ser aceptada, culminará con una resolución final que tendrá el
carácter de irrevisable

El Ministerio Público al abstenerse de la acción penal, pone fin al proceso,


evitándose una sentencia condenatoria, en consecuencia, no se genera
antecedentes, esto favorece al imputado para buscar un trabajo y no ser
discriminado por sus antecedente judiciales, de esa manera, seguir aportando
con la manutención del alimentista; entonces, también se puede decir que el
principio de oportunidad para los casos de omisión de asistencia familiar,
favorece también al menor alimentista, para seguir percibiendo del obligado y sin
demora lo que por derecho le corresponde

Para acreditar este beneficio analizaremos brevemente un caso real donde se


aplicó el principio de oportunidad y el beneficio que produce: En el 2016 se inició
demanda por alimentos en el sexto juzgado de paz de Cajamarca, recayendo en
el expediente 00572 – 2016, en consecuencia se aprobó liquidación S/ 2,664.00
soles por el concepto de pensiones alimenticias devengadas y ante el
incumplimiento del obligado, se remite copias certificadas de las principales
piezas procesales a la fiscalía penal para ser denunciado por el delito de omisión
de asistencia familiar en iniciándose las diligencias preliminares recayendo en la
carpeta fiscal N° 389 – 2016 donde el imputado solicitó el principio de
oportunidad bajo los presupuestos del artículo 2° del Código Procesal Penal,
reconociendo el delito, por lo que obtiene la facilidad de pagar la deuda por

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


14
pensión alimenticia devengadas en partes, más la reparación civil, evitando una
sentencia que le pudo generar antecedentes

 Se evita la carga procesal en los Juzgados de investigación


preparatoria y juzgados unipersonales.

Resumiendo lo que se ha tratado en capítulos anteriores, sabemos que las


etapas en el proceso penal común, son la etapa de investigación preparatoria, la
etapa intermedia y la etapa de juicio oral, sin embargo, al hablar de proceso
inmediato, la figura procesal cambia, puesto que hablamos de un proceso
especial y de simplificación de etapas, es decir no desarrolla la etapa de
investigación preparatoria ni la etapa intermedia debido a la flagrancia como
presupuesto principal en el proceso inmediato, sin embargo en los delitos de
omisión de asistencia familiar es cuestionable por que no se puede acreditar la
flagrancia, por lo que muchos no consideran que debería estar incluido en el
proceso inmediato.

Siendo la finalidad del proceso inmediato la simplificación y celeridad de las


etapas del proceso común para los casos que no quieren mayor investigación,
siendo uno de ellos el delito de omisión de asistencia familiar, y para que este
proceso especial cumpla su finalidad, es importante tomar en consideración el
principio de oportunidad referido en el artículo 2° del Código Procesal Penal el
cual es mencionado en el proceso inmediato, específicamente en el numeral 3
del artículo 447°del mismo cuerpo normativo, donde refiere que, (…) en la
audiencia de incoación del proceso inmediato, las partes pueden instar la
aplicación del principio de oportunidad (…), esto, también cumpliría con la
finalidad de evitar la carga procesal, debido a que al abstenerse de la acción
penal la carga procesal disminuiría considerablemente en los juzgados de
investigación preparatoria y los juzgados unipersonales.

En el Perú, el principio de oportunidad no fue, no es, ni será una institución


procesal eficaz si los jueces, fiscales y abogados defensores no se comprometen
con la idea de que es un gran filtro de descarga procesal, cuyos resultados no
sólo benefician al Ministerio Público sino también del Poder Judicial

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


15
Para los casos de omisión de asistencia familiar, donde no existe flagrancia, sino
que se configura por el incumplimiento de una resolución judicial el principio de
oportunidad bajo los presupuestos del artículo 2° del C.P.P debe aplicarse de
forma obligatoria para facilitar aún más la celeridad y la descarga procesal, de
esa manera, también se pueda cumplir la verdadera finalidad del proceso
inmediato rapidez y celeridad en la obtención de resultados cuando a delitos de
omisión de asistencia familiar se refiere.

 Se contribuye a la celeridad, economía procesal y legitimación del


sistema de justicia.

Al plantear la obligatoriedad de la aplicación del principio de oportunidad para los


delitos de omisión de asistencia familiar, bajo los presupuestos del artículo 2° de
C.P.P, se contribuye a la naturaleza jurídica del proceso inmediato, ya que una
de las características del proceso inmediato es la inmediatez, la celeridad, la
economía y el ahorro de recursos

La naturaleza jurídica del proceso inmediato, es decir, su esencia o característica


principal, está basada en la inmediatez, la celeridad, la economía y el ahorro de
recursos como el tiempo y otros aspectos innecesarios.

Es necesario la aplicación obligatoria el principio de oportunidad en el proceso


inmediato para los delitos de omisión de asistencia familiar, porque al vincularse
a la obligación alimentaria del orden familiar, es necesario una solución oportuna
e inmediata, ya que está en riesgo el bien jurídico protegido que es la familia del
tipo asistencial.

Otras de las formas con las que contribuye la aplicación obligatoria el principio
de oportunidad en el proceso inmediato para los delitos de omisión de asistencia
familiar, es el ahorro de recursos en los juzgados el cual está relacionado a la
economía procesal, también vinculado al ahorro de recursos humanos y
logísticos.

 Se resarce el daño producido al agraviado de modo inmediato.

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


16
Al instar al principio de oportunidad para los delitos de omisión de asistencia
familiar en el proceso inmediato conforme el numeral 3 del artículo 447° del
C.P.P, se tiene como objetivo en la vía penal, hacer cumplir una sentencia
emitida por juzgado civil de forma coercitiva, pero antes de establecer una
sanción se establece algunas figuras procesales que permiten beneficioso para
el imputado y el agraviado, buscando proteger el bien jurídico que es la familia
con un mecanismo procesal rápido que asegura la celeridad en la solución del
conflicto, siendo así el imputado se evita una sanción y para el agraviado la
rápida cancelación de la obligación.

APLICACIÓN DEL PROCESO INMEDIATO Y FUNDAMENTO PARA LA


APLICACIÓN DEL CRITERIO DE OPORTUNIDAD.

El proceso inmediato, es un proceso penal especial y además una forma de


simplificación procesal que se fundamenta en la facultad del Estado de organizar
la respuesta del sistema penal con criterios de razonabilidad y eficiencia sobre
todo en aquellos casos en los que por sus propias características, son
innecesarios mayores actos de investigación. La regulación de este proceso
especial está en el Art. 446 del NCPP y tiene como supuestos de procedencia
de que esta es facultad exclusiva del Ministerio Público la cual la solicita luego
de culminada las diligencias preliminares y la pregunta surge ¿Cuándo finaliza
las diligencias preliminares? ¿Cómo se sobre entiende la palabra “luego”, en
tiempo?; el otro supuesto es que se solicite antes de los treinta días de
formalizada la investigación preparatoria.
En cuanto a la primera interrogante existirían varios supuestos desde mi punto
de vista y seria que las diligencias preliminares finalizan cuando:

 Se cumple el plazo de la investigación fijado por el fiscal en la disposición


de inicio de investigación preliminar sin que esta haya sido ampliada.

 Se cumple el plazo a que hace referencia la casación 02-2008, es decir


que se cumplan los ciento veinte días de investigación preliminar; y

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


17
 Cuando se cumple el plazo a que hace referencia el Art. 344.2 del CPP,
sin que el Ministerio Publico amplíe el plazo porque la investigación está en
manos de la Policía y como sucede en muchos casos la Policía no ha puesto en
conocimiento del Fiscal del hecho delictuoso.

Pero el problema radica en el segundo aspecto, es decir como interpretamos la


palabra “luego” en tiempo y para solucionar ello nos remitimos a la Real
Academia de la Lengua Española en donde se precisa que
significa prontamente, sin dilación, después, mas tarde, y luego ello lo
concordamos con lo ya plasmado por la Corte Suprema de Justicia de la
República en el segundo párrafo del fundamento trece del Pleno Jurisdiccional
sobre incautación, que establece “La confirmatoria de la incautación judicial debe
solicitarse inmediatamente (…). Esto último significa que entre el momento que
tiene lugar la incautación y que se presenta la solicitud de confirmación judicial
no debe mediar solución de continuidad. Debe realizarse enseguida, sin
tardanza injustificada, lo que será apreciable caso por caso, según las
circunstancias concretas del mismo. La justificación de la tardanza se examinará
con arreglo al principio de proporcionalidad”, in fine recurrimos al pleno distrital
de Cusco de fecha 09 de julio de 2010 en el tema 4.2, sobre cómo se entiende
el término “inmediatamente” y como conclusión plenaria tenemos que “El término
“inmediatamente” utilizado en la norma adjetiva (…) debe entenderse que es
dentro de los dos días de verificada la diligencia (…)”. De todo lo vertido
podemos afirmar para el caso nuestro que el requerimiento debe presentarse
dentro de los dos días de haberse cumplido los supuestos mencionados
anteriormente.

Ahora en lo que nos corresponde ¿porque afirmar que es posible aplicar un


criterio de oportunidad en un proceso inmediato? y ¿cuál sería la oportunidad
procesal? y ¿Por qué?. Ahora ya sabemos que el proceso inmediato carece de
etapa intermedia y para una tendencia mayoritaria este es un procedimiento que
vulnera el debido proceso y por sobre todo el principio de imparcialidad,
tendencia que comparto, pero, no es materia de análisis.

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


18
Si nos remitimos al Art. 448.2 del CPP, expresa ad litteram que “Notificado el
auto que dispone la incoación del proceso inmediato, el fiscal procederá a
formular la acusación, la cual será remitida por el Juez de la investigación
preparatoria al Juez penal competente, para que dicte acumulativamente el auto
de enjuiciamiento y de citación a Juicio y el numeral 3 precisa que antes de
formularse la acusación de ser pertinente a pedido del imputado puede instarse
la iniciación del proceso especial de terminación anticipada y por interpretación
favor reo, si se ha formulado acusación el imputado puede proceder conforme al
Art. 350 porque es el Juez Penal quien pone en su conocimiento la acusación
escrita para que pueda pronunciarse en vista que de acuerdo al Plenario 6-2010
sobre proceso inmediato quien controla los requisitos que condicionan la validez
de la acusación fiscal conforme al fundamento 18.b, es el Juez del juicio oral y
dicho requerimiento que planteamos debe ser interpuesto al inicio del juicio oral,
lo contrario sería admitir que esa acusación ya es una sentencia condenatoria y
el juicio oral solo sería una pantalla para darle legalidad a una futura sentencia
condenatoria ya anticipada por la acusación y recordemos que el derecho penal
es siempre como una partida de ajedrez.

El fundamento para realizar el requerimiento de aplicación de criterio de


oportunidad lo encontramos escrito en la parte final del fundamento nueve del
pleno en mención que plasma “(…), será el Juez del juicio oral quien controle la
acusación y evaluara la admisión de los medios probatorios que podrán
presentar los demás sujetos procesales, de constitución en parte procesal, así
como otros requerimiento”.

El fundamento de razonabilidad lo encontramos en el principio de Favorabilidad,


la cual constituye un principio en virtud del cual ante un conflicto de leyes
penales, el Juez está obligado a aplicar la ley que resulte más beneficiosa o
menos restrictiva al ejercicio de los Derechos Fundamentales del imputado y
estando a que este proceso colisiona con garantías constitucionales es factible
su aplicación porque la Ley no se ha hecho por razón de las personas o grupos
de personas por tanto por el derecho de igualdad ante la Ley prevista en el Art.

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


19
2 Inc.2, el Art. 1 de la CADH y el Art. 26 del PIDCP y con la explicación del
Tribunal Constitucional Español en la causa 144-1988[15], no es posible que en
algunos casos se incoe proceso inmediato contra un imputado, por ejemplo, en
un delito de lesiones leves y contra otro imputado se incoe acusación directa y
contra otro se formalice la investigación a pesar que están en la misma situación
jurídica y lógicamente el segundo y sobre todo el tercero están en una clara
desventaja con respecto del primero, lo que a mi criterio constituye una clara
vulneración al derecho a la igualdad ante la Ley, aspectos que deben ser
resueltos tal vez en un Pleno Fiscal Nacional donde unifiquen criterios para una
mejor seguridad jurídica de los justiciables porque es el Ministerio Publico el
legitimado a requerir la incoación de este proceso especial.

Que, en la norma y el propio pleno hay un vacío legal, pero el juez no puede
dejar de administrar justicia por vacio o deficiencia de la Ley y el Juez no está
impedido de hacer aquello que la Ley no prohíbe.

De otro extremo el derecho penal es de mínima intervención.

EL SOBRESEIMIENTO

CONCEPTO DE SOBRESEIMIENTO

Luego que el fiscal responsable del caso da por concluida la investigación


preparatoria debido a que considera haber cumplido su objetivo o porque los
plazos se vencieron, o porque el juez de la investigación preparatoria, así lo

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


20
determinó luego de realizado el procedimiento de control del plazo de
investigación, en un término no mayor de quince días en los primeros supuestos,
o en un plazo no mayor de diez días en el último, decidirá si solicita el
sobreseimiento de la causa según lo previsto en el artículo 344° del CPP de
2004.

De modo que el requerimiento de sobreseimiento no es otra cosa que la solicitud


debidamente fundamentada, realizada por el titular de la acción penal para que
se archive el caso investigado. Lo realiza el fiscal y la dirige al juez de la
investigación preparatoria al concluir que del estudio de los resultados de la
investigación preparatoria, existe certeza de que el hecho imputado no se realizó,
o no puede atribuírsele al imputado, o cuando no es típico o concurre una causa
de justificación, de inculpabilidad o de no punibilidad, la acción penal se ha
extinguido, o no existe razonablemente la posibilidad de incorporar nuevos
elementos de prueba al caso y no haya elementos de convicción suficientes para
solicitar fundadamente el enjuiciamiento del imputado.

El dictamen no acusatorio supone en buena cuenta una inequívoca


manifestación de voluntad del representante del Ministerio Público por la cual
decide no llevar a un imputado a juicio oral y por tanto, desiste realizar la petición
de una sanción jurídico-penal. El requerimiento de sobreseimiento debe basarse
en un razonamiento concreto, coherente, lógico y adecuado que demuestre y
acredite de manera suficiente que el requerimiento no es arbitrario, antojadizo ni
apresurado, sino que se trata de una decisión donde aparecen buenas razones
para no formular acusación en contra del investigado.

Luego de poner en conocimiento de las demás sujetos procesales el


requerimiento fiscal, el juez convoca a la audiencia preliminar de la etapa
intermedia para discutir y analizar oralmente el pedido del fiscal. En el supuesto
que el juez llegue a la conclusión que el requerimiento es fundado, esto es, que
no hay causa probable emitirá el auto de sobreseimiento. Este acto procesal
constituye la resolución judicial que da por concluido el proceso penal de manera
definitiva, cuyo efecto inmediato es el archivo del proceso y la cesación de las
medidas de coerción personal y real impuestas por el juez. Supone una dejación

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


21
definitiva por parte del Estado de su ius persequendi. En realidad, se trata de
una renuncia de seguir en la persecución penal por parte del poder punitivo, de
manera que el hecho objeto de investigación preparatoria no será objeto de
juzgamiento, simplemente porque se llega a la conclusión que no merece la pena
seguir adelante para confirmar una inocencia del imputado a todas luces
evidente

El profesor San Martín Castro enseña que el sobreseimiento es la resolución


firme emanada de órgano jurisdiccional competente, mediante la cual se pone
fin a un procedimiento penal iniciado con una decisión que, sin actuar el ius
puniendi, goza de la totalidad o de la mayoría de los efectos de la cosa juzgada.
También es razonable sostener que el sobreseimiento es una negación
anticipada del derecho de penar por parte del Estado. O también como afirma
Alberto Binder el sobreseimiento representa una absolución anticipada, una
decisión desincriminatoria fundada en la certeza de que el supuesto hecho
punible no existió o, si existió como hecho, no se trató de un hecho punible, o
bien de que el imputado no tuvo participación en el hecho punible de que se trata.
Todos estos supuestos implican un grado de certeza equiparable al de una
sentencia absolutoria y sus efectos también pueden ser equiparados ya que el
sobreseimiento firme cierra irrevocablemente el proceso”.

Es una resolución judicial que declara que no es posible llegar al juicio oral en el
caso concreto, debido a que se sabe de antemano que por la concurrencia de
alguna de las causas previstas en la ley procesal no es factible sostener
razonablemente el derecho de acusación.

PRESUPUESTOS

Con la finalidad explicable de no dejar puerta abierta respecto de los supuestos


en los cuales el fiscal puede solicitar el sobreseimiento después de la
investigación preparatoria, el legislador del Código Procesal Penal de 2004 en el
inciso 2 del artículo 344° ha regulado en forma taxativa los supuestos o hipótesis
que de producirse en la realidad originan un pedido de sobreseimiento. En
efecto, en el citado numeral, se ha previsto que el fiscal responsable de la

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


22
investigación podrá requerir el sobreseimiento cuando se den los presupuestos
indicados.

De la lectura del citado numeral, pareciera que el solicitar el sobreseimiento es


una facultad de los representantes del Ministerio Público. No obstante, por la
misma naturaleza de los presupuestos previstos y con base en el principio de
objetividad que guía el actuar de los fiscales, consideramos que no es una
facultad, sino un deber u obligación jurídica ineludible del fiscal solicitar el
sobreseimiento cuando en el caso real investigado se materialice alguno de los
siguientes supuestos:

1. El hecho objeto de la investigación preparatoria no se realizó.

Significa que luego de evaluar los resultados de la investigación preparatoria, el


fiscal llega a la certera conclusión de que el hecho que se venía investigando
nunca se materializó en la realidad. Esto es, no ocurrió o no sucedió en la
realidad concreta.

Por ejemplo, se venía investigando el secuestro de la acaudalada Juanita Mucha


Suerte, sin embargo, a los quince días de iniciada la investigación preparatoria,
la supuesta víctima aparece alegando que había viajado a Cancún, hecho que
por problemas familiares no había comunicado a nadie.

De presentarse este supuesto, el fiscal responsable del caso inmediatamente


formalizará el requerimiento de sobreseimiento.

2. El hecho investigado no puede ser atribuido al imputado.

Aparece este supuesto cuando luego de evaluar los resultados de la


investigación preparatoria se llega a la conclusión de que no hay forma lógica y
razonable de vincular al investigado con el hecho delictivo. Existe certeza de que
no hay medios de prueba o elementos de convicción suficientes que sirvan para
vincular al imputado con los hechos objeto de investigación

Por ejemplo, se imputa al investigado ser el autor directo del homicidio de Clara
Montes, sin embargo, del análisis de los resultados de la investigación se

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


23
determina en forma fehaciente que en el momento en que ocurrió el homicidio,
el investigado estaba en un lugar diferente.

3. El hecho imputado es atípico.

El supuesto se presenta cuando luego de evaluar los elementos de convicción


recogidos o efectuados en la investigación preparatoria, el fiscal responsable del
caso concluye que el hecho investigado no reúne todos los elementos objetivos
así como subjetivos del delito que se viene investigando ni de ningún otro delito.
Se sabe que si a determinado hecho delictivo le falta alguno de sus elementos,
no configura el delito correspondiente. Se verifica por ausencia de dolo, ausencia
de imputación objetiva, ausencia de calidades especiales del agente o ausencia
de algún elemento objetivo del tipo, etc.

Por ejemplo, se investiga un hecho con apariencia de delito de estafa, no


obstante, concluida la investigación preparatoria y analizados los actos de
investigación efectuados se evidencia que el hecho denunciado no es más que
un simple incumplimiento de contrato.

4. En el hecho concurre una causa de justificación.

Este supuesto fáctico se verifica cuando luego de evaluar los resultados de la


investigación preparatoria, el fiscal llega a la certeza absoluta que en el hecho
investigado concurre una causa de justificación de las previstas en el artículo 20º
del Código Penal, como puede ser la legítima defensa, el estado de necesidad
justificante y el ejercicio legítimo de un derecho.

Ejemplo, se atribuye al imputado Juan Cuchillo sin Filo, el homicidio de Wily Siete
Vidas, sin embargo, del análisis de los actos de investigación efectuados, el fiscal
concluye de modo claro y sin margen de duda que el imputado actuó en legítima
defensa, pues el día y hora de los hechos, Wily Siete Vidas premunido de un
arma de fuego, ingresó al domicilio del investigado con intención de robar.

5. Concurre una causa de inculpabilidad.

Este supuesto se verifica cuando luego de analizar los resultados de la


investigación preparatoria, el titular de la acción penal llega a la conclusión

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


24
razonable de que en el hecho concreto concurre una causa de inculpabilidad o
ausencia de culpabilidad. Supuestos jurídicos recogidos también en el artículo
20º del Código Penal, como puede ser la concurrencia de un error de prohibición,
de un estado de necesidad exculpante, miedo insuperable u obediencia
jerárquica.

Por ejemplo, se atribuye al investigado José sin Tierra haber dado muerte a su
compañero de trabajo Pánfilo Hernández, no obstante, concluida la investigación
preparatoria, se determina que un día antes de los hechos, en la mina donde
trabajaban investigado y occiso, se produjo un derrumbe, quedando ambos
atrapados y con grave riesgo de morir asfixiados, pues solo el occiso tenía un
balón de oxígeno, ante la desesperación y pánico de las circunstancias
especiales en que repentinamente se encontraban, ambos iniciaron una disputa
por el balón de oxígeno, único medio para no morir. De esa forma, el investigado
mucho más fuerte que el occiso, cogió una barreta que había en el lugar y le dio
muerte, apoderándose del balón de oxígeno que le permitió vivir 20 horas, tiempo
en el que finalmente fue rescatado.

Aquí lógicamente estamos ante un estado de necesidad exculpante previsto y


sancionado en el inciso 5 del artículo 20° CP. Ante tal hecho acreditado, el fiscal
no tiene otra alternativa jurídica lícita que solicitar inmediatamente el
sobreseimiento del caso. No obstante, si decide acusar, igual al final de la
audiencia preliminar de la etapa intermedia, el buen juez, incluso de oficio,
decretará el sobreseimiento del caso.

6. Concurre una causa de no punibilidad.

Deviene el sobreseimiento cuando luego que el Juez evalúa o analiza los


resultados de la investigación efectuada por el titular de la acción penal, concluye
razonablemente que en el hecho objeto de investigación concurre una causa de
no punibilidad prevista en la ley penal. En efecto, en el hecho concreto puede
presentarse alguna de las causas que excluyen la punibilidad como son las
excusas absolutorias previstas en los artículos 137º, 208º o 406º del CP.

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


25
Por ejemplo, se investiga al imputado Jorge Bravo por haber hurtado los bienes
de Flor Boquita Pintada, sin embargo, en el curso de la investigación preparatoria
se determina que el imputado fue concubino de la denunciante y, por tanto, se
sentía con derecho sobre los bienes objeto del hurto (véase art. 208°del CP). Se
trata de un caso donde concurre una excusa absolutoria y, por tanto, el fiscal
inmediatamente formulará el correspondiente requerimiento de sobreseimiento.

7. La acción penal se ha extinguido.

Esto ocurre cuando se dan los supuestos previstos y sancionados en el artículo


78° del Código Penal. Allí se prevé que la acción penal se extingue por muerte
del imputado, prescripción, amnistía, cuando opera el derecho de gracia u opera
la cosa juzgada. En los procesos especiales denominados querella también se
extingue la acción penal y, por tanto, se sobreseerá la causa, cuando se verifica
desistimiento o transacción entre querellante y querellado.

De igual modo, se extingue la acción penal cuando la sentencia ejecutoriada


dictada en la jurisdicción civil, concluye que el hecho imputado como delito es
lícito (art. 79° del Código Penal).

En tales supuestos, el titular de la acción penal responsable del caso, formulará


sin duda alguna el requerimiento de sobreseimiento.

8. Imposibilidad de incorporar nuevos datos a la investigación y los


existentes no fundan una acusación.

Este supuesto se configura cuando del análisis de los actos de investigación


efectuados y elementos de prueba recolectados, el fiscal concluye que no es
posible fundamentar razonablemente una acusación y no existe la menor
posibilidad de efectuar actos de investigación adicionales que puedan cambiar
la situación existente. Esto significa que se solicitará el sobreseimiento del
proceso penal cuando no habiendo suficientes medios de prueba que acrediten
el ilícito penal, no hay posibilidad de obtenerlos en el futuro. Este supuesto no
supone la inexistencia de elementos de convicción alguno, sino que los
elementos de convicción existentes, en menor o mayor número, no tienen la

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


26
entidad suficiente para llevar a concluir que el delito se llegó a cometer o que el
imputado es su autor

El Fiscal en estos supuestos debe reconocer que es materialmente imposible


completar la investigación y diseñar una teoría del caso, y debe ser consciente,
también, de que con los actos de investigación existentes, es imposible formular
acusación para hacer posible que el caso pase a juzgamiento.

Pareciera que se trata de una circunstancia prevista ya en el primer supuesto


analizado, sin embargo, la diferencia es enorme, pues en el primer supuesto, se
exige una certeza absoluta por parte del fiscal, sin embargo, en este supuesto,
lo que se exige es la existencia de una insuficiencia de elementos de convicción
para acreditar ya sea los hechos, esto es, hay insuficiencia de actos de
investigación para acreditar si realmente el hecho investigado ocurrió en la
realidad, o, ya sea que existe insuficiencia de elementos de convicción para
determinar la autoría o participación del imputado en el hecho investigado. En
ambos casos, el fiscal debe llegar a la convicción de que no hay forma que en el
futuro pueda lograrse algún medio de convicción que complete la investigación
efectuada.

PROCEDIMIENTO DEL PEDIDO DE SOBRESEIMIENTO

Luego que el fiscal prepara o redacta el requerimiento de sobreseimiento,


adjuntando la carpeta fiscal, le remitirá al juez de la investigación preparatoria,
quien después de recibir el requerimiento de inmediato correrá traslado de la
solicitud a los demás sujetos procesales por el plazo máximo de diez días. Dentro
de este plazo, los sujetos procesales podrán formular oposición debidamente
fundamentada al sobreseimiento. Si la parte que plantea oposición no cumple
con argumentarla adecuada y razonablemente, la misma será declarada
inadmisible.

El sujeto procesal natural que puede oponerse al sobreseimiento es, sin duda, la
parte civil. En tal sentido, la oposición puede fundamentarse en la omisión de la
actuación de actos de investigación, caso en el cual se solicitará la realización

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


27
de una investigación adicional, indicando su objeto y los medios de investigación
que considere deben realizarse.

Vencido el plazo del traslado, el juez citará a los sujetos procesales para realizar
la audiencia preliminar donde se debatirán los fundamentos del requerimiento de
sobreseimiento y de ser el caso, los fundamentos de la oposición. La audiencia
se realizará con los asistentes. Se iniciará escuchando al fiscal, toda vez que es
el sujeto procesal solicitante, luego al sujeto procesal que haya formulado
oposición y después a los otros sujetos procesales que soliciten intervenir. Todo
el debate girará sobre los fundamentos del requerimiento fiscal, así como en
torno a los aspectos de los fundamentos de la oposición. No hay forma de actuar
medios probatorios. Finalizado el debate, el juez responsable y director de la
audiencia pronunciará su decisión debidamente fundamentada.

Es importante tener en cuenta que tal como enseña el profesor César San
Martín, la audiencia de control del sobreseimiento se realiza imperativamente,
aun cuando las partes no formulen oposición al requerimiento fiscal o no soliciten
una investigación suplementaria para actuar los actos de investigación omitidos

4. PRONUNCIAMIENTO DEL JUEZ

Luego de efectuada la audiencia, en un plazo no mayor de 15 días, el Juez


emitirá el pronunciamiento que al caso corresponda. El mismo que en aplicación
del artículo 346° del CPP de 2004, puede ser hasta en tres sentidos:

 Declarar fundado el requerimiento.

Si el juez considera fundado el requerimiento efectuado por el fiscal, dictará el


auto de sobreseimiento y dispondrá el archivo del caso. Disponiendo el
levantamiento de las medidas coercitivas, personales y reales, que en el
transcurso de la investigación se hubieran dispuesto en contra de la persona o
bienes del imputado. En cuanto a las medidas coercitivas de carácter personal,
es evidente esta consecuencia, pues al emitirse el auto de sobreseimiento,
automáticamente desaparecen los presupuestos materiales que las sustentan.
Es más, consideramos que desde el momento en que el fiscal formula un
requerimiento de sobreseimiento, desaparecen aquellos presupuestos. En tal

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


28
entendido, los abogados defensores ni bien toman conocimiento de que el titular
de la acción penal ha solicitado el archivo del caso, deben dirigirse al juez de
investigación preparatoria y solicitar la variación de una medida gravosa a una
de menor intensidad. No puede existir o persistir prisión preventiva en contra de
un imputado contra el cual se ha solicitado sobreseimiento del caso.

Lo mismo ocurre con las medidas reales, en este caso, también puede existir
una decidida variación de las circunstancias que justificaron la apariencia del
derecho en el que se sustentó la medida cuya finalidad es proteger el
cumplimiento de la obligación futura que postula la pretensión civil en el proceso
penal, salvo que la resolución de sobreseimiento haya considerado que sí existió
un daño y haya declarado la existencia de una obligación civil y fijado el
cumplimiento de una reparación en aplicación del artículo 12°.3 del Código
Procesal Penal. En este caso, el mantenimiento de la medida se justifica, toda
vez que sigue siendo necesario asegurar la pretensión en el trámite del recurso
impugnatorio que pueda presentarse contra este extremo de la resolución judicial

La resolución que declara fundado el requerimiento de sobreseimiento puede ser


objeto del recurso impugnatorio de apelación por la parte civil. Al concederse el
recurso, la Sala Penal de Apelaciones respectiva señalará día y hora para la
audiencia de apelación de auto. Consideramos que si el fiscal superior no
concurre a la audiencia, o en su caso, concurre y en su intervención señala que
ratifica los términos del requerimiento de sobreseimiento del fiscal provincial, la
Sala Penal de Apelaciones no tiene otra alternativa que confirmar la resolución
de sobreseimiento17. Esto es así, toda vez que “únicamente es posible revocar
el auto de sobreseimiento y disponer que el fiscal formule acusación, si es que
el fiscal que interviene en la absolución del grado discrepa del dictamen en
referencia, de no hacerlo se debe sobreseer la causa dada la base persecutoria
constitucionalmente impuesta al proceso penal como lo es el modelo acusatorio
garantista con rasgos adversariales” . Por otro lado, si el fiscal superior concurre
y en su intervención argumenta que no está de acuerdo con el requerimiento del
fiscal provincial, la Sala Penal decidirá lo que corresponda. Según el caso y las
alegaciones formuladas, puede revocar, confirmar la resolución impugnada, o en

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


29
el caso que alguno de los sujetos procesales le solicite, puede disponer la
realización de una investigación suplementaria.

 Declarar que no es fundado el requerimiento.

Si el juez considera que el requerimiento fiscal no es procedente, expresando las


razones o fundamentos en que funda su desacuerdo, expedirá un auto elevando
las actuaciones al fiscal superior para que ratifique o rectifique la solicitud del
fiscal provincial. Este es el procedimiento conocido como “forzamiento de la
acusación”, el mismo que no es nada nuevo en nuestro sistema jurídico, pues se
ha venido aplicando en nuestra patria, desde la vigencia del Código de
Procedimientos Penales de 1939. Este mecanismo permite al juez de la
investigación preparatoria que no está de acuerdo con el requerimiento de
sobreseimiento formulado por el fiscal responsable del caso, recurrir en consulta
ante el fiscal superior de aquel, a fin de que decida se proceda o no acusar

Para realizar tal procedimiento no es necesario que haya oposición de alguna de


las partes a la pretensión de sobreseimiento del fiscal responsable del caso. San
Martín Castro20 enseña que en atención al interés público superior para adoptar
una decisión de archivo o iniciar el procedimiento para forzar la acusación, el
juez no está limitado a la existencia de una oposición para analizar la legalidad
del sobreseimiento, de suerte que si la solicitud de archivo no se amolda a las
exigencias legales, obviamente puede desestimarla, señalando siempre las
razones del desacuerdo, e instando el control jerárquico.

El fiscal superior se pronunciará en un plazo no mayor de diez días. Si ratifica el


requerimiento, el juez de la investigación preparatoria sin trámite alguno dictará
el auto de sobreseimiento aun en contra de su criterio y posición. Caso contrario,
si el fiscal superior no está de acuerdo con el requerimiento formulado, ordenará
se formule acusación por un fiscal diferente al autor del requerimiento objeto de
consulta o, en su caso, dispondrá la realización de una investigación
suplementaria. De presentarse estos supuestos procesales, al regresar el caso
al juez de investigación preparatoria, este inmediatamente lo remitirá la fiscal
provincial correspondiente a fin de que actúe de acuerdo a lo dispuesto por el
fiscal superior.

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


30
El fundamento de esta norma procesal lo encontramos en el artículo 159° de la
Constitución Política del Estado donde se ha previsto que el Ministerio Público
es el titular de la acción penal pública. En el modelo acusatorio recogido en
nuestra Constitución y luego, desarrollado por el Código Procesal de 2004, solo
el Ministerio Público tiene competencia funcional de ejercitar la acción penal por
medio de la acusación. Nadie más tiene esta función respecto de los delitos de
persecución pública. De modo que a un fiscal que según su sano criterio, no
formula acusación, solo un fiscal de grado superior le puede rectificar y ordenar
lo contrario. La autoridad jurisdiccional no tiene competencia para ello.

 Declarar que la investigación es incompleta.

El artículo 346°.5 del Código Procesal Penal establece que en el supuesto del
numeral 2 del artículo 345°, si el Juez considera admisible y fundada la oposición
por la parte civil dispondrá la realización de una investigación suplementaria
indicando el plazo y las diligencias que el fiscal debe realizar. Cumplido este
trámite, no procede oposición ni disponer la concesión de un nuevo plazo de
investigación

VALOR DEL AUTO DE SOBRESEIMIENTO

Siempre se discute en el mundo académico el valor que tiene el auto que declara
el sobreseimiento de un proceso penal22. Sin embargo, el legislador del Código
Procesal de 2004, que desarrolla el modelo procesal penal previsto en la vigente
Constitución Política del Estado, ha puesto fin a la discusión y ha previsto en
forma clara en el inciso 2 del artículo 347° que el sobreseimiento tiene carácter
definitivo, esto es, de cosa juzgada, tal como aparece ya previsto en el inciso 13
del artículo 139° de la Constitución, siempre y cuando se hayan vencido los
plazos para impugnarlo o en su caso, al ser impugnado, haya sido confirmado.

No debe obviarse que el sentido propio de la cosa juzgada está referido a las
resoluciones emitidas al interior de un proceso judicial regular. El mismo que se
materializa respetando el principio del debido proceso penal, que encierra una
“serie de garantías esenciales durante su inicio, tramitación y conclusión. Estos
derechos esenciales, sin ser taxativos, son los siguientes: de defensa, publicidad

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


31
del proceso, a ser asistido y defendido por abogado, derecho a impugnar,
derecho a la prueba, derecho a una justicia sin dilaciones indebidas y derecho a
un juez imparcial”23. Partiendo de dicha afirmación, se puede establecer como
premisa que, en aquellos supuestos en los cuales no se respeta alguno de los
derechos indicados u otros, que también formen parte del debido proceso, nos
encontraremos ante un proceso claramente irregular, desde su vertiente formal,
frente al cual será posible acudir al órgano jurisdiccional en busca de tutela
constitucional.

En otros términos, la resolución judicial de sobreseimiento genera los efectos de


la cosa juzgada siempre y cuando se haya dictado al interior de un proceso penal
regular. Caso contrario, si se verifica que la resolución de sobreseimiento es
consecuencia de un proceso penal irregular, no genera efectos de cosa juzgada

La declaración del sobreseimiento en forma lógica importa u origina el archivo


definitivo del proceso con relación al imputado en cuyo favor se dictó y adquiere
la autoridad de cosa juzgada, es decir, nadie puede revivir el proceso finalizado
con sobreseimiento. Es una decisión judicial que se dicta sin actuar el ius
puniendi y que goza de la totalidad o de la mayoría de los efectos de la cosa
juzgada

Tal aspecto tiene su fundamento en la circunstancia en que el sobreseimiento


encierra un juicio o valoración por parte del juez acerca de la imputación al
investigado, concluyendo que no resulta necesario pasar a la etapa de
juzgamiento. Se juzga y se realiza un razonamiento lógico de lo que existe, y los
efectos de la resolución son definitivos, no pudiéndose volver posteriormente
atrás, es decir, no puede volverse a reiterar aquel juicio o valoración26. En suma,
a pesar de la ubicación temporal del sobreseimiento al interior del proceso penal
común, al ser dictado por un juez penal competente, este posee indudables
efectos de cosa juzgada.

En otro extremo, la resolución firme que declara el sobreseimiento del proceso,


tiene efectos prácticos en su eficacia muy importantes. Por ejemplo, a una
persona favorecida con un auto de sobreseimiento nunca más un fiscal podrá
investigarlo y menos sancionarlo un juez por el mismo hecho objeto de un

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


32
sobreseimiento definitivo anterior. Si eventualmente ello sucede, opera de modo
eficaz el ne bis in ídem (no dos veces por los mismos hechos) procesal o
sustancial dependiendo ello del caso concreto. Debe tenerse en cuenta siempre
que el ne bis in idem28 funciona o prospera cuando en dos o más procesos
penales concurren el mismo objeto, el mismo sujeto e idéntico fundamento como
lo ha reiterado el Tribunal Constitucional. Esto es, el o los mismos imputados, el
o los mismos hechos investigados así como el mismo bien jurídico protegido de
los delitos objeto de los procesos.

Sobre la identidad de fundamento resulta importante precisar que este aspecto


no se vulnera en los supuestos de concurso de delitos, pues si bien en estos
casos puede haber una identidad de sujeto y de hecho el fundamento de la
incriminación es diferente, en la medida en que el mismo hecho lesiona una
pluralidad de bienes jurídicos tutelados por diferentes tipos penales

En igual sentido, el Tribunal europeo de Derechos Humanos ha señalado que no


se vulnera el principio del ne bis in idem cuando se juzga a una misma persona
por delitos distintos, a pesar que se traten de los mismos hechos

En mérito al principio de la doble instancia, el auto de sobreseimiento puede ser


objeto de apelación, pero ello de modo alguno impide de ser el caso, la inmediata
libertad del imputado a quien favorece.

SOBRESEIMIENTO TOTAL Y PARCIAL

En el caso de procesos de cierta complejidad por pluralidad de imputados, el


sobreseimiento puede ser total o parcial. Será total y se archivará el caso para
todos los imputados, cuando no se acredita la participación del conjunto de ellos
en el delito o la existencia de este último no se ha demostrado. Será parcial
cuando de una pluralidad de imputados, subsisten cargos contra alguno o
algunos de ellos, a quienes se les formula acusación.

En tal contexto se tiene que el requerimiento y consecuente declaración judicial


de sobreseimiento será total cuando comprende a todos los delitos y a todos los

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


33
imputados involucrados en el caso objeto de investigación preparatoria. En
cambio, se produce el sobreseimiento parcial cuando solo se circunscribe o limita
a algún delito o algún imputado, de los varios que son materia de investigación
preparatoria. Si este fuere el caso, el proceso continuará respecto de los demás
delitos o imputados que no los comprende (345° CPP) Según el artículo 348°3
del Código Procesal de 2004, el juez frente a lo que se denomina “requerimiento
fiscal mixto”, primero se pronunciará respecto del requerimiento de
sobreseimiento. Luego de finalizado tal procedimiento, abrirá las actuaciones
relativas al extremo del requerimiento acusatorio. De modo que ante un
requerimiento mixto, siempre será necesario realizar dos audiencias de control
claramente diferenciadas32. Solo luego de tal procedimiento, el juez está en la
posibilidad legal de sobreseer el proceso respecto de unos y declarar la
procedencia de juicio oral contra quienes resulten acusados

Ante la resolución de sobreseimiento, como ya se expresó, procede el recurso


de apelación por el sujeto procesal que se considere perjudicado con la decisión.
En el caso del sobreseimiento total, de concederse el recurso impugnatorio se
elevará la carpeta correspondiente a la Sala Penal de Apelaciones que decidirá
en forma definitiva la causa. En el supuesto de sobreseimiento parcial, de
presentarse recurso de apelación respecto de este extremo, y al declararse su
admisibilidad, se dispondrá reservar la remisión de la carpeta correspondiente a
la Sala de Apelaciones hasta que se dicte sentencia en el extremo que se
dispuso pase a juicio oral. Este supuesto es denominado por la doctrina como
apelación diferida y en nuestro Código Procesal Penal se encuentra recogida en
el artículo 410º. En efecto, allí se prescribe que en los procesos con pluralidad
de imputados o de delitos, cuando se dicte auto de sobreseimiento, estando
pendiente el juzgamiento de los otros, la impugnación que se presente, si es
concedida se reservará la remisión de los autos hasta que se dicte la sentencia
que ponga fin a la instancia, salvo que ello ocasione grave perjuicio a alguno de
los sujetos procesales. De presentarse este último supuesto, la parte que se
considere afectada podrá interponer el correspondiente recurso de queja. Es de
destacar que el efecto diferido del recurso de apelación implica la postergación
del momento de la resolución del recurso a una fase ulterior desvinculada al de

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


34
su interposición. El fundamento del recurso diferido consiste en evitar las
continuas interrupciones del procedimiento principal en procura de la celeridad
procesal, que es parte de la dinámica del nuevo modelo procesal penal, lo que
es concordante con la garantía constitucional de debido proceso. De ahí que una
vez concedido el recurso, su trámite ulterior queda reservado por el juez para
que sea resuelto por la Sala Penal de Apelaciones cuando esta se pronuncie en
conjunto con la apelación a la decisión que ponga fin a la instancia respecto del
extremo en que el juez de investigación preparatoria decidió emitir el auto de
enjuiciamiento y remitir el caso al juez de juzgamiento para que realice el
correspondiente juicio oral. Es obvio que si en este último extremo no se presenta
recurso, el juez dará el trámite correspondiente al recurso cuyo trámite se
reservó, disponiendo elevar todos los autos a la Sala de Apelaciones que
corresponda para que luego del trámite de ley se pronuncie respecto del
sobreseimiento parcial decretado. Antes de pasar al siguiente tema, es necesario
dejar expresado que en el nuevo modelo procesal penal, no se admite el
sobreseimiento provisional como ocurría con el antiguo modelo procesal cuando
había evidencia de la comisión de un delito, pero no se llegaba a identificar al
autor o, en su caso, se llegaba a acreditar que el investigado no había cometido
el hecho delictivo. En el nuevo procedimiento penal, si el fiscal se encuentra en
el primer supuesto, no formalizara investigación preparatoria disponiendo el
archivo de los resultados de la investigación preliminar. En cambio, si se
encuentra en el segundo supuesto, simplemente solicitará el sobreseimiento de
la causa y el juez así lo dispondrá. La explicación que no se haya regulado el
sobreseimiento provisional radica en el hecho de que la resolución de
sobreseimiento no impide que el fiscal, al aparecer nueva evidencia, investigue
a otra persona por los hechos que anteriormente fueron archivados por falta de
autor. Aquí no funciona el ne bis in ídem.

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


35
CONCLUSIONES

1.- Nuestro ordenamiento procesal penal se rige por el principio de legalidad.


Solo algunas manifestaciones de este principio se han visto alterados con la
introducción de los criterios de oportunidad, sobre todo aquellas que tienen que
ver con las facultades que la ley asigna al Fiscal en el inicio del proceso. Así, el
principio de obligatoriedad estricta, conforme al cual el Ministerio Público estaba
obligado a ejercitar la acción penal ante toda notitia criminis que llegaba a su
conocimiento.

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


36
2.- La característica principal del uso de los criterios de oportunidad se halla en
el hecho de qje su implementación corresponde a un modelo "integrador".
Conforme a éste, debe integrarse en el sistema de resupuesta al delito la
satisfacción de otras expectativas sociales: la solución conciliadora del conflicto
que el crimen exterioriza, la reparación del daño causado a la victima y a la
comunidad por aquel y la propia pacificación de las relaciones sociales. Puede
hablarse, por ellos, de un modelo integrador, ya que procura contemplar los
intereses, expectativas y exigencias de todas las partes implicadas en el
problema criminal, con armonía y ponderación.

3.- Cuando el Estado nos impone una sanción penal, no busca únicamente
hacernos pagar o retribuir el daño que hicimos, sino más bien enseñarnos a
respetar los derechos de los demás y hacernos comprender los alcances de
nuestro error. Por ello, en los casos en los que una persona comete un delito por
primera vez y a pesar de ello tiene toda la voluntad de reparar y enmendar su
error, el Estado prevé darles una oportunidad, permitirle reivindicarse y
excepcionalmente no iniciarle un proceso ni imponerle una sanción penal todo
esto ocurre gracias al principio de oportunidad.

4.- El proceso inmediato ha demostrado contribuir, conforme lo indican las


estadísticas, a solucionar los conflictos derivados de los delitos a costos menores
que los del proceso penal común. Así, se ha convertido en la base de la
construcción de un aparato de justicia eficiente, que busca la administración
racional de recursos logísticos, donde los delitos menores o de bagatela sean
rápidamente sancionados y no generen la sobrecarga judicial que tanto perjuicio
ha ocasionado al sistema de justicia.

5.- El sobreseimiento es la solicitud debidamente fundamentada, realizada por el


titular de la acción penal para que se archive el caso investigado. Lo realiza el
fiscal y la dirige al juez de la investigación preparatoria al concluir que del estudio
de los resultados de la investigación preparatoria, existe certeza de que el hecho
imputado no se realizó, o no puede atribuírsele al imputado, o cuando no es típico
o concurre una causa de justificación, de inculpabilidad o de no punibilidad, la

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


37
acción penal se ha extinguido, o no existe razonablemente la posibilidad de
incorporar nuevos elementos de prueba al caso y no haya elementos de
convicción suficientes para solicitar fundadamente el enjuiciamiento del
imputado.

BIBLIOGRAFÍA

Angulo Arana, P. M. (2004). El Principio de Oportunidad en el Perú, Primera


edición, Edit. Palestra. Perú.

Araya Vega, A. (2016). El nuevo proceso inmediato (decreto 1194) hacia un


modelo de una justicia como servicio público de calidad con rostro humano. Ius
Infraganti.

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


38
Cubas Villanueva, V. (1997). El proceso penal. Editorial Palestra. Perú.

García Del Río. (2000). El principio de oportunidad. Edit. Legales, Perú.

Kádagand Lovatón, Rodolfo; "Manual de Derecho Procesal Penal", Editorial


Rodhas, Segunda Edición - Lima 2001. P. 50

Melgarejo Barreto, P. (2006). El Principio de Oportunidad en el Nuevo Código


Procesal Penal. Lima: Jurista Editores

San Martín Castro, C. (1999). Derecho Procesal Penal, Tomo I, Ed. Grijley,
Perú.

Tasayco Gilberto, F. (2010). El Principio de Oportunidad en el Nuevo Código


Procesal Penal. Perú. Revista Justicia y Derecho.

Valdéz, R. (1997). El principio de oportunidad una alternativa para mejorar la


justicia social. Edición Urbana y Cía.

LINKOGRAFÍA

https://www.mpfn.gob.pe/escuela/contenido/actividades/docs/3761_06sob
reseimiento.pdf

http://repositorio.upagu.edu.pe/bitstream/handle/UPAGU/247/Informe%20
Final%20de%20Tesis.pdf?sequence=1&isAllowed=y

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


39
file:///C:/Users/LUIS/Downloads/4263_proceso_inmediat_mirko_cano%20(
1).pdf

file:///C:/Users/LUIS/Downloads/PRINCIPIO-DE-OPORTUNIDAD-EN-EL-
NCPP..pdf

file:///C:/Users/LUIS/Downloads/Proceso-Inmediato.-Revista-
juridica_629.pdf

https://www.mpfn.gob.pe/escuela/contenido/actividades/docs/4481_materi
al_articulo_proc._inm._hurtado_huailla_y_reyna_alfaro_fabiola_campos.p
df

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD Y SOBRESEIMIENTO EN EL PROCESO INMEDIATO.


40