You are on page 1of 17

CAUSA: LEON LEONEL ALEJANDRO S/ ROBO AGRAVADO

Expediente N° 20911/2018. Fecha del Hecho: 04/04/2018. Responsable: RAM.


Abreviado.Sentencia de Juicio Abreviado.2016

San Miguel de Tucumán, 12 de junio de 2018

Y VISTO: Que viene por ante este Tribunal integrado por los
Sres Vocales: Gustavo A. S. Romagnoli, Eduardo Romero Lascano y Luis F.
Morales Lezica, Secretaría Actuaria de María Graciela Blanquez, con la
intervención de la Sra. Fiscal de Instrucción subrogante de la XIº Nominación,
Dra. Adriana del Carmen Giannoni, y el Dr. César Augusto Picón - Defensoría
Oficial de la IXº Nominación -, defensor técnico del imputado Leonel Alejandro
Leon, , D.N.I. N° 43.203.877, hijo de Julio Cesar Baigorria y de Stella Maris
Leon (F), nacido en el día 22 de mayo de 1996, Argentina, Jardinero,
domiciliado en Bº VICTORIA, AMADOR LUCERO 1331 (artículo 417 inciso 1°
CPPT); y

CONSIDERANDO:

Que en el marco de la presente causa ha sido peticionada en


forma conjunta a fojas 83/84, por el imputado Leonel Alejandro Leon, por la
Defensa Técnica ejercida por el Dr. César Augusto Picón - Defensor Oficial de
la IXº Nominación- y la Sra. Fiscal de Instrucción subrogante de la XIº
Nominación, Dra. Adriana del Carmen Giannoni, la alternativa de juicio
abreviado (artículo 453 del Código Procesal Penal).

En dicha presentación, el imputado admite el hecho descripto,


aceptando la calificación legal adjudicada, solicitando la Sra. Fiscal de
Instrucción la aplicación de la pena de 3 años y 4 meses de prisión efectiva.

Por razones de brevedad, corresponde examinar, en primer


orden, el cumplimiento de las exigencias de admisibilidad prevista para el Juicio
Abreviado, y en virtud de las facultades de resolución otorgadas al órgano
jurisdiccional es que el Tribunal se planteó las siguientes cuestiones a resolver:
Primera cuestión: ¿Se encuentran satisfechos los requisitos
de admisibilidad exigidos por el artículo 453 del Código Procesal Penal, incisos
1° y 3°?
Segunda cuestión: ¿Del análisis de la prueba surge
acreditada la existencia del hecho delictivo y la participación del imputado, que
permita prescindir del debate oral y en consecuencia aceptar el acuerdo? (art.
453 C.P.P.T. inc. 2°).
Tercera cuestión: En su caso, meritando las pruebas
producidas ¿Es correcta la calificación legal? ¿Corresponde aplicar al imputado
sanción penal?
Deberá votar en primer lugar el Sr. Vocal Dr. Gustavo A. S.
Romagnoli; en segundo lugar lo hará el Sr. Vocal Eduardo Romero Lascano; y
en tercer término emitirá su voto el Sr. Vocal Dr. Luis F. Morales Lezica.

En cuanto a la primera cuestión, el Sr. Vocal Dr. Gustavo A.


S. Romagnoli dijo:

I.- Se tiene presente que el Juicio Penal Abreviado constituye


una alternativa de solución de conflictos de carácter excepcional con respecto
al juicio común, en la que cumplidos los recaudos de ley, se evita la fase
plenaria, los actos preliminares y el debate, arribándose de inmediato a la
sentencia sobre la imputación efectuada. Se trata de una herramienta de
política criminal que tiene por objeto descongestionar el sistema penal,
evitando mayores costos y dispendio de tiempos.

II.- De conformidad con lo dispuesto por el artículo 453 del


Código Procesal Penal de Tucumán, son requisitos de admisibilidad del Juicio
Penal Abreviado los siguientes: 1) Presentación del acuerdo ante el Tribunal
antes de la apertura del debate. 2) Reconocimiento llano y circunstanciado del
imputado sobre su responsabilidad en el hecho. 3) Petición de pena por parte
del Ministerio Público Fiscal. 4) En su caso, opinión del querellante. 5)
Existencia evidente del hecho y de la participación punible del imputado,
conforme a las probanzas colectadas en autos.

1) Acuerdo: En la presente causa, rola a fojas 83/84


presentación del acuerdo formulada en forma previa a la apertura de debate y
en forma conjunta por el imputado Leonel Alejandro Leon, por la Defensa
Técnica ejercida por el Dr. César Augusto Picón -Defensor Oficial de la IXº
Nominación- y la Sra. Fiscal de Instrucción subrogante de la XIº Nominación,
Dra. Adriana del Carmen Giannoni.

Así, debe destacarse que el Artículo 321 del Código Procesal


Penal de Tucumán, habilita expresamente al Fiscal de Instrucción a solicitar el
sometimiento a Juicio Abreviado al imputado.
Reza el referido precepto legal que: " el fiscal de instrucción,
el imputado y su defensor podrán solicitar según corresponda, la suspensión
del juicio a prueba o el sometimiento a juicio abreviado, siendo de aplicación
las disposiciones del Artículo 453. En estos casos y mediando conformidad de
las partes, se remitirá en forma inmediata el expediente a la Cámara Penal (...).
No se dará trámite a ninguno de estos medios procesales en la etapa de
instrucción de no haberse obtenido resultado de pericias penduiientes,
antecedentes, examen mental obligatorio en los casos del Artículo 85 y
formular por escrito la requisitoria de elevación a juicio".

En efecto, se destaca que a fs. 23 rola pericia psiquiátrica del


imputado Leonel Alejandro León. A fs. 34/37, 42/43 y 55/61 corren agregados
los antecedentes actualizados del encausado, y finalmente a fs. 75/77 se
dispone la requisitoria fiscal de elevación a juicio de fecha 23/05/2018.

Con todo ello, se encuentran cumplidos los requisitos que exige


la normativa procesal para que el juicio abreviado sea procedente (Art. 321 en
cc. con el 453 del CPPT).

2) Reconocimiento: Asimismo, en la audiencia personal y de


visu (artículo 41 del Código Penal), en acta judicial de fecha 11/06/2018,
obrante a fojas 93, el imputado reconoce circunstanciada y llanamente la
existencia del hecho y su culpabilidad en el mismo, ratificando la petición
efectuada oportunamente en forma libre y voluntaria en todo su contenido, con
pleno conocimiento de su objeto.

3) Pena: La Sra. Fiscal de Instrucción, en tanto, solicita la pena


de 3 años y 4 meses de prisión efectiva (artículos 29 inciso 3°, 40 y 41 del
Código Penal).
4) Querella: No existe parte querellante en el presente
proceso.

5) Prueba: Que de este modo, en las condiciones que arriba al


tribunal la petición, y básicamente el material probatorio obtenido en la fase
preparatoria, que se considera suficiente conforme se analizará seguidamente,
permiten afirmar el cumplimiento de los recaudos de ley y, en consecuencia, la
admisión del trámite abreviado (artículo 453 Código Procesal Penal de
Tucumán).

A la primera cuestión, el Sr. Vocal Dr. Eduardo Romero


Lascano dijo:
Que por compartir los fundamentos del voto que antecede, voto
en igual sentido.

A la primera cuestión, el Sr. Vocal Dr. Luis F. Morales


Lezica dijo:
Que estoy conforme con los fundamentos que sustentan el
primer voto y me expido en coincidencia con el mismo.

En cuanto a la segunda cuestión, el Sr. Vocal Dr. Gustavo


A. S. Romagnoli dijo:

I. Hecho intimado: Que el presente proceso penal es seguido


en contra de Leonel Alejandro Leon, Argentino, DNI Nº 43.203.877, hijo de
Julio Cesar Baigorria y de Stella Maris Leon (F), nacido el día 22 de mayo de
1996, Argentina, Jardinero, domiciliado en Bº Victoria, Amador Lucero Nº 1331,
asistido en la defensa técnica por el Dr. César Augusto Picón -Defensor Oficial
de la IXº Nominación-, interviniendo por el Ministerio Público La Sra. Fiscal de
Instrucción subrogante de la XIº Nominación Dra Adriana del Carmen Giannoni.

La imputación contenida en el requerimiento de elevación a


juicio de fojas 75/77 responde al siguiente hecho: ""Que el día 4/4/2018 a hrs.
12:30 aproximadamente, en circunstancias en que la ciudadana DELFINA
MAZA MONTERO descendió de un colectivo en la intersección de calles Av.
Independencia y Chiclana de esta ciudad, LEON LEONEL ALEJANDRO la
abordó y mediante amenazas con un cuchillo tipo sierrita que portaba, se
apoderó ilegítimamente de un celular marca Microsoft de color Blanco con
funda plateada, en cuyo interior se encontraba el DNI de la ciudadana. Luego
de ésto, LEON LEONEL ALEJANDRO se dio a la fuga en dirección al cardinal
ESTE, pero fue aprehendido momentos después por personal del sistema de
emergencias del 911, quienes le secuestraron el teléfono antes nombrado de
entre sus ropas, como así también el cuchillo".".

II. Fundamentos del Fiscal:

En la solicitud de juicio abreviado que rola a fojas 83/84, la Sra.


Fiscal de Instrucción de la XIº Nominación, considera que los elementos
probatorios colectados resultan suficientes para sostener y concluir que el
hecho intimado a Leonel Alejandro Leon ha existido, que el mismo constituye
un delito penal previsto y tipificado como tal, y que Leonel Alejandro Leon
resulta penalmente responsable del accionar ilícito que se le atribuye, no
surgiendo causas que eximan o disminuyan su responsabilidad penal en esta
causa.
Así, enuncia las pruebas instrumentales y declaraciones
testimoniales prestadas durante la etapa de instrucción que acreditan la
existencia y la modalidad en que ocurrieron los hechos.
Por lo anteriormente expuesto, considera la representante del
Ministerio Público que el imputado debe responder como autor del delito de
Robo Agravado por uso de armas en grado de tentativa (Artículo 166 inciso 2º y
42 del Código Penal).

III. Existencia del hecho delictivo y autoría del imputado:

El cúmulo de probanzas colectadas en autos permite tener por


acreditado, en grado de certeza, que los hechos materiales existieron, y que los
mismos fueron cometidos por Leonel Alejandro Leon.

a. Así tengo acreditado en grado de certeza que el día 4 de


Abril del corriente año, como a horas 13, personal policial del sistema de
Emergencia 911, se encontraba haciendo recorridos de prevención en Avenida
Independencia y Chiclana. Que en ésta oportunidad se encontraron con Delfina
Maza Montero quien denunciaba haber sido víctima de un robo. La mujer les
relató que un sujeto vestido de color negro y remera gris, con un cuchillo le
sustrajo su celular, dándose a la fuga posteriormente. Seguidamente, a través
de un operativo cerrojo, el imputado fue aprehendido en Pasaje Cabildo y
Amador Lucero, secuestrándose un cuchillo y el celular en su poder.

Lo anteriormente expuesto, surge en un primer momento del


acta de procedimiento de fs. 1 y 3, en donde los empleados policiales
Claudio Roberto Brandán, Nestor Daniel Funes y Miguel Alejandro Sire,
comparecen por ante la Comisaría Seccional XIIIº, conduciendo al
aprehendido. Del instrumento de referencia surge que en la fecha como a
horas 1300 aproximadamente en circunstancia que se encontraban realizando
recorridos preventivos en el ámbito de esta jurisdicción son desplazados
mediante conducto radial por la Operadora del Sistema de Emergencia 911
hacia la intersección de Chiclana y Avenida Independencia ya que en el lugar
se encontraba una persona víctima de un robo. Es por ello que inmediatamente
se dirigieron al lugar, donde al llegar se entrevistaron con la ciudadana MAZA
MONTERO DELFINA, de 18 años de edad, la cual les manifestó que
momentos antes un sujeto el cual se encontraba vestido con una remera de
color gris, un pantalón deportivo color negro, le sustrajo un teléfono celular
marca Microsoft de color blanco (....) al llegar a la intersección de Pje. Cabildo
y Amador Lucero es que lograron divisar a un sujeto el cual corría y coincidía
con las descripciones aportadas por la víctima. (...) se logró reducirlo y de un
palpado de armas se logró secuestrarle una punta tipo cuchillo sierrita con su
mango envuelto en bolsa plástica transparente y de entre sus ropas un teléfono
celular marca MICROSOFT (...)

Ésta versión se refuerza con la declaración de la víctima


Delfina Maza Montero, prestada en sede policial cuya acta rola a fs. 2.
Expuso en aquella oportunidad que como a hrs. 12.30 del día 4/4/2018 había
descendido de un colectivo en Avenida Independencia y Chiclana donde fue
abordada por un sujeto de sexo masculino, el cual mediante amenazas con una
punta tipo cuchillo sierrita, le sustrajo su teléfono celular marca Microsoft de
color blanco, con funda plateada, encontrándose en el interior del mismo el
DNI.

b. Habiendo acreditado la existencia de los hechos, tengo


la convicción más fuerte respecto a la autoría del imputado, en base a lo
consignado expresamente en la ya citada acta de procedimiento de fs. 1 y 3.
Conducido el imputado a dependencia policial luego de su
aprehensión, el mismo fue identificado como León Leonel Alejandro,
argentino, instruído, soltero, de 21 años de edad, DNI Nº 43.203.877,
domiciliado en calle Amador Lucero Nº 1331 de ésta ciudad.

Consta asimismo que en su poder le fueron secuestrados


una punta tipo cuchillo sierrita con su mango envuelto en una bolsa
plástica transparente y un teléfono celular marca MICROSOFT modelo
XL640 IMEI 357166062259179, de color blanco, con funda de silicona color
marrón transparente, el cual no posee chip ni tarjeta de memoria, con su
respectiva batería de carga.
Todo lo expuesto, corrobora la veracidad de los dichos de la
víctima como así también coincide con el elemento que le fuera sustraído en el
robo oportunamente denunciado.

De igual manera, se cuenta con la descripción reailzada por la


víctima en sede policial a fs. 2, donde relata que el imputado era de tez
trigueña, cabello corto, de 1.70 metros de altura, remera de color gris con letras
rojas, un pantalón deportivo largo de color negro y zapatillas negras con
detalles azules. Fue ésta descripción la que permitió que gracias al operativo
cerrojo descripto por los oficiales de policía en el acta de fs. 1, se pudiera
identificar y aprehender a Leonel Alejandro León minutos después.

Como corolario, rola a fs. 39 un informe socioambiental en el


domicilio del imputado, donde se describe que en el domicilio de Amador
Lucero Nº 1331 fue entrevistada Karen Belén Díaz de 18 años de edad, quien
se identificó como concubina del imputado, advirtiendo que el mismo se
desempeña como changarín, no posee ningún ingreso y que en la referida
vivienda conviven la madre del imputado, dos tíos y una prima.

c. Lo anteriormente analizado termina por conformar un cuadro


convictivo que, en grado de certeza, acredita que los hechos existieron y que
Leonel Alejandro León fue el autor responsable.

La doctrina ha enseñado que “…para dictar una sentencia de


condena se requiere que el tribunal logre obtener de la prueba reunida en el
juicio la convicción (certeza) de la culpabilidad del acusado. Tal convicción sólo
podrá (y deberá) ser inducida de datos probatorios objetivos, nunca deducida
de presunciones que se pretendan inferir de la negativa expresa del imputado
a colaborar con el proceso, ni de su silencio, ni de explicaciones insuficientes o
mentirosas, o de otras circunstancias similares” (José I. Cafferata Nores y Aída
Tarditti, “Código Procesal Penal”, Editorial Mediterránea, Córdoba, 2003, tomo
II, página 255).

Por lo tanto, la existencia material de los hechos, esto es:


robo agravado en grado de tentativa, (hecho perpetrado en perjuicio de Delfina
Maza Montero) se encuentra debidamente acreditada en autos. Como
asimismo la participación y responsabilidad del imputado en el hecho antes
mencionado.

Es decir que existe entonces un amplio cúmulo de medios y


elementos probatorios, cuya concurrencia articulada me permite alcanzar la
convicción en el sentido señalado. Al arribar al razonamiento sentencial, debe
verificarse una perspectiva global, completa y concatenada lógicamente del
conjunto de elementos de convicción, so pena de incurrir en una decisión
arbitraria.
Como consecuencia de lo analizado y merituado anteriormente,
tengo por ello acreditado en grado de certeza que "04/04/2018 a hrs. 12.30
aproximadamente, Delfina Maza Montero, descendió de un colectivo en la
Avenida Independencia y Chiclana. Que minutos después, alrededor de las 13,
fue abordada por el imputado Leonel Alejandro León quien mediante el uso de
un cuchillo tipo sierrita, la amenazó a fin de procurarse del celular de la víctima
consistente en un teléfono marca Microsoft de color blanco con funda plateada
que contenía en su interior el DNI de Maza para luego darse a la fuga. Minutos
después fueron advertidos personal del Sistema de Emergencias 911, quienes
con descripciones brindadas por la víctima, y a través de un operativo cerrojo,
aprehendieron a Leonel Alejandro León en Amador Lucero y Pasaje Cabildo
para luego conducirlo a presencia policial donde se le secuestró el cuchillo y el
celular recientemente sustraído".

De esta manera, queda así fijado el hecho que el Tribunal


estima acreditado, dando así cumplimiento a la exigencia prevista en el Artículo
417 inciso 3º en concordancia con el artículo 422 del CPPT, como condición de
validez de la sentencia.
A la segunda cuestión, el Sr. Vocal Dr. Eduardo Romero
Lascano dijo:
Que por compartir los fundamentos del voto que antecede, voto
en igual sentido.

A la segunda cuestión, el Sr. Vocal Dr. Luis F. Morales


Lezica dijo:
Que estoy conforme con los fundamentos que sustentan el
primer voto y me expido en coincidencia con el mismo.

En cuanto a la tercera cuestión, el Sr. Vocal Dr. Gustavo A.


S. Romagnoli dijo:

I. Calificación legal: Teniendo presente la referida base


fáctica, procede ahora analizar la calificación legal aplicable a los hechos, en
virtud del principio de legalidad y la regla iura novit curia (cfr. CSJT, "Barrera,
Luis Florencio s/robo agravado en grado de tentativa", sentencia 90 del
26/02/2014).

Debe destacarse que tanto en el requerimiento de elevación a


juicio como en el acuerdo de juicio abreviado, la causa viene elevada por el
delito de robo agravado por uso de armas en grado de tentativa. En punto a la
cuestión voy a compartir la calificación impuesta por la Sra. Fiscal de
Instrucción subrogante de la XIº Nominación, por lo que el imputado debe
responder como autor del delito de Robo Agravado en grado de Tentativa - Art.
166 inciso 2º y 42 del Código Penal, en perjuicio de Delfina Maza Montero.

Además, cabe agregar que en Audiencia de Visu, según se


documentara mediante acta de fecha 11.6.2018 (fojas 93), el imputado
reconoció el hecho tal cual estaba enunciado en el convenio presentado por su
defensa conjuntamente con la Sra. Fiscal de Instrucción, admitiendo su
culpabilidad y arrepentimiento por el delito cometido.

Así, es preciso recordar que "respecto de la resolución que


debe emitirse, el tribunal debe ejercer su función jurisdiccional en plenitud,
dictando una sentencia fundada y justa (...) debiendo formular el
correspondiente juicio de tipicidad o adecuación del hecho al tipo penal de
subsunción, individualizando por último la pena que estime que corresponde
aplicar al sujeto imputado, con sujeción a lo normado en los arts. 40 y 41 del
Código Penal y con el único y solo límite de no sobrepasar la sanción solicitada
por el Fiscal. Y tal obligación funcional de ejercer la jurisdicción no puede verse
limitada ni condicionada por la calificación que las partes pudieran haber
formulado en el acuerdo, ya que conforme el principio de legalidad,
corresponde al tribunal resolver sobre la calificación legal aplicable al caso
(artículo 415 Código Procesal Penal) (in re: Corte Suprema de Justicia de
Tucumán, sentencia 261 del 21/03/2016 "Vara").

Análisis de la calificación legal

Por ser la figura típica básica, es menester transcribir ante todo


el artículo 164 del Código Penal: "Será reprimido con prisión de un mes a
seis años, el que se apoderare ilegítimamente de una cosa mueble, total o
parcialmente ajena, con fuerza en las cosas o con violencia física en las
personas, sea que la violencia tenga lugar antes del robo para facilitarlo, en el
acto de cometerlo o después de cometido para procurar su impunidad".

El artículo 166, inciso 2°, causal primera, del Código Penal


establece: "Se aplicará reclusión o prisión de cinco a quince años: 1°... ; 2° Si
el robo se cometiere con armas, o en despoblado y en banda."

a. Aspecto objetivo

a. 1. Al tratarse de una referencia de modo, típica del robo -sea


en su modalidad básica, sea en cualquiera de sus agravantes-, la conducta
desplegada por el imputado debe haberse llevado a cabo empleando
fuerza en las cosas o violencia física en las personas. Es este último caso
el que interesa en el caso que nos ocupa.

La violencia es el despliegue de energía física para vencer


materialmente la resistencia que el sujeto pasivo o un tercero opone o puede
oponer al apoderamiento (vis absoluta); no importa la intensidad de la energía
ni es necesario que medie contacto físico entre el agente y la víctima (el
arrebato de la cartera de un tirón constituye robo). La violencia puede recaer
sobre el mismo sujeto pasivo del robo o sobre un tercero que se oponga o
pueda oponerse físicamente al apoderamiento o a la consolidación de él. Para
Soler "debe considerarse comprendida dentro del concepto de violencia física
no solamente la acción que recae sobre la víctima puramente' como cuerpo,
con absoluta prescindencia de su voluntad, sino también aquella que
quebranta o paraliza la voluntad sin motivarla" (vis compulsiva o relativa), es
decir, la intimidación; sería la amenaza de violencia o mal físico inminente
para la víctima (conforme D'Alessio, op. cit., pág. 402).

Explica Donna que "para que exista el robo agravado por el


empleo de armas, deben reunirse dos requisitos: uno es el efecto intimidante
en la víctima, y el otro que ese efecto tenga un correlato real, en cuanto se
ha corrido real riesgo de que el arma sea empleada como tal" (Donna,
Edgardo E., Derecho Penal. Parte Especial, tomo II-B, Rubinzal-Culzoni, Santa
Fe, 2001. p. 166).

Confrontados los conceptos antes traídos a colación con los


hechos acreditados en autos, tenemos como conclusión ineludible que el
imputado ha ejercido efectivamente violencia física en contra de la víctima, en
procura de la consumación del pretendido robo del celular.

a.2. En casos de robo con armas -en este caso, un cuchillo- se


está ante un mayor poder intimidante con el que cuenta el sujeto activo y a un
peligro más intenso sufrido por el agraviado, en comparación con casos de
robos simples. En palabras de D'alessio, "es necesario que concurra un poder
vulnerante que genere un peligro real y concreto para la víctima". (Andrés José
D'Alessio, Código Penal Comentado y Anotado, Tomo II, página 606).

De acuerdo al hecho que se tiene por acreditado que ha


cometido el imputado Brandán, conviene expresar que el concepto de "arma"
empleado por el artículo 166, inciso 2º, primer párrafo, del Código Penal,
encuentra su justa conceptualización en la jurisprudencia: "para que
determinado objeto pueda ser asimilado al concepto de 'arma' no solamente
es requisito excluyente el poder intimidante que ejerce sobre la víctima (v.
gr., un arma de juguete también podría crear una importante intimidación en la
víctima y, sin embargo, es a todas luces ilógico que pueda considerársela
arma), sino que también es necesario que concurra un poder vulnerante,
es decir que la eventual utilización del objeto por el propio agente, analizada 'ex
ante' a su efectivo empleo, constituya para el agraviado un peligro real y
concreto" (Cámara Nacional de Casación Penal, Sala IV, "Bazán, Diego
Adrián", reg. N° 1.792-4, 1999/04112; BL 1999-2, 11.).

Concretamente, el arma utilizada por el imputado Leonel


Alejandro León al desplegar su conducta -un cuchillo- es una de las
clasificadas por la doctrina como "impropia equiparada", es decir, "las
fabricadas con otro destino, pero que ocasionalmente se emplean para
producir un daño, p. ej., un cuchillo de cocina" (conforme Cámara Nacional de
Casación Penal, Sala IV, in re "Segovia, Norberto Juan", 1996/08/08; Fallos.
1996-Il, 942., citada por D'Alessio, op. cit., pág. 411).

a.3. Para afirmar con grado de certeza la utilización de un arma


blanca por parte del imputado al cometer el ilícito, arma que por otro lado fuera
secuestrada al momento de la aprehensión de León (fojas 01 y 03), es de
destacar que la misma fue referenciada y descripta por la víctima Maza
Montero en su declaración de fs. 2.

Así, según lo que consta a fojas 01, el imputado fue


aprehendido momentos después del hecho perpetrado siendo secuestrado en
ese momento "una punta tipo cuchillo sierrita con su mango envuelto en una
bolsa plástica transparente".

Es decir que el elemento objetivo del tipo básico, consistente


en la "violencia física en las personas" se encuentra satisfecho con la
circunstancia recién referida.

b. Aspecto Subjetivo:

En relación a este punto, el robo agravado es un delito de tipo


doloso. Considero desde este plano que el imputado Leonel Alejandro León,
actuando con dolo directo, abordó a la víctima Delfina Maza Montero y
mediante el uso de un cuchillo de uso doméstico, se apoderó ilegítimamente de
un celular marca Microsoft de color blanco con funda transparente que en su
interior contenúia el DNI de la víctima.

c. Tentativa.
Como ya se dijo, la Sra. Fiscal de Instrucción consideró que el
delito quedó en grado de conato, aplicándose en consecuencia las reglas
contenidas en el Art. 42 y 44 del CP, los que expresan:

Art. 42: "el que con el fin de cometer un delito determinado


comienza su ejecución, pero no lo consuma por circunstancias ajenas a su
voluntad, sufrirá las penas determinadas en el artículo 44".

Art. 44: "la pena que correspondería al agente, si hubiere


consumado el delito, se disminuirá de un tercio a la mitad".

En el caso bajo examen y tal como se describió detalladamente


con anterioridad, Leonel Alejandro León abordó a la víctima y mediante
violencia física (uso de un cuchillo para procurar amenazas e intimidar a la
víctima), se apoderó ilegítimamente de su celular.
Sin embargo, por las descripciones de la víctima y el operativo
cerrojo realizado por personal policial, hubo una persecución inmediata al ser
advertido en Pasaje Cabildo y Amador Lucero. Esto se acreditó tanto en la
declaración de la víctima de fs. 2 como por las manifestaciones realizadas en
sede policial por los oficiales que procuraron la aprehensión de Leonel
Alejandro León.

De esta manera, comparto la opinión vertida por la Sra. Fiscal


de Instrucción en el Acuerdo de Juicio Abreviado al expresar que si bien existió
un desapoderamiento de la víctima del bien sustraído por parte del imputado,
no existió un verdadero apoderamiento de León del celular, al no existir un
espacio físico-temporal que le haya permitido disponer de él.

Tiene dicho nuestra CSJT con absoluta nitidez en el tema que


nos ocupa que "la inmediata persecución de los asaltantes no permite,
según lo expuso la Cámara, que se consume el delito de robo o hurto.
Debemos aclarar que al producirse una persecución sin solución de
continuidad entre un asaltante y un agente de policía, el dueño de la cosa
robada cede momentáneamente su esfera de custodia sobre el bien al agente
(...) al no encontrarse el objeto robado en ningún momento fuera de la esfera
de custodia, primero de las víctimas e inmediatamente después de sus
persecutores, no se produjo la disponibilidad sobre los mismos que
posibilite la consumación del delito de robo. Esta Corte también señaló la
necesidad de la disponibilidad de la cosa robada para el perfeccionamiento de
la figura delictiva". (CSJT, Sent. Nº 376 del 27/05/1999).

d. Es decir que el imputado Leonel Alejandro León, actuando


con dolo directo, o sea con conocimiento y voluntad de la realización del tipo
objetivo, sabiendo lo que hacía y haciendo lo que quería (elemento subjetivo), y
no consumando el hecho por razones ajenas a su voluntad, abordó a la
víctima Delfina Maza Montero, y mediante el uso de una punta tipo cuchillo
sierrita, la amenazó sustrayéndole su celular marca Microsoft. Que luego de ser
perseguido por personal policial del sistema de emergencias 911, fue
aprehendido con el arma y el celular en su poder. (elemento objetivo). Este
hecho encuadra en la figura de robo agravado en grado de tentativa, en los ya
citados Arts. 166 inciso 2º primer supuesto y 42 del Código Penal.

III. Aplicación de la Pena

En el plano punitivo, en el Acuerdo de Juicio Abreviado (fojas


83/84) las partes solicitaron en forma conjunta la aplicación de la pena de tres
años y cuatro meses de prisión efectiva, ratificándolo en Audiencia de Visu
obrante a fojas 93.

Como ya se dijo con anterioridad, el Tribunal debe ejercer aquí


su función jurisdiccional en plenitud, dictando una sentencia justa e
individualizando la pena que estima que corresponde aplicarse al sujeto activo,
con el único límite de no sobrepasar la sanción pedida por el Fiscal.

En punto a ello, resulta aplicable lo contenido en los Arts. 40 y


41 del Código Penal, los cuales fijan los criterios de determinación de la pena
teniendo en cuenta la naturaleza de la acción, los medios empleados para
ejecutarla, la extensión del daño causado, el peligro generado. Como así
también la edad, educación, conducta del sujeto, calidad de los motivos
que lo determinaron a delinquir, participación en el hecho, etc.
En punto a esta cuestión, se tiene en cuenta el delito aquí
analizado pero más que nada "la edad" y condición de la víctima. En efecto,
Delfina Maza Montero tiene 18 años, es mujer y se encontraba sola al
momento del hecho. Al respecto, conforme señala Patricia S. Ziffer en su libro
"Lineamientos de la Determinación de la Pena", Editorial Ad Hoc, pág. 125: "Es
indudable que la víctima debe jugar un papel decisivo al momento de fijar la
pena, en tanto es uno de los elementos decisivos para la graduación del ilícito
(...) Desde el punto de vista del ilícito, las particularidades de la víctima pueden
ser relevantes, en la medida en que la acción represente el aprovechamiento
de una especial situación de indefensión. La intensa influencia valorativa de
esta circunstancia hace que, no pocas veces, ella esté prevista como
agravante en tipos calificados, pues representa una de las pautas básicas para
graduar el ilícito. La idea rectora reside en que cuanto mayores sean las
posibilidades de la víctima de repeler el ataque, tanto menor será el ilícito del
autor".
Es decir que, tanto la "naturaleza de la acción" dado que el
imputado se valió de un cuchillo para cometer el hecho, como "la edad y
condición" de la víctima, es lo que me lleva verdaderamente a determinar el
estado de indefensión de la misma; y al mismo tiempo a repudiar el "disvalor de
la acción" realizada con una correspondiente "mayor reprochabilidad" de la
conducta de Leonel Alejandro León.
Además se valora que conforme la pericia psiquiátrica de fs.
23, el imputado pudo comprender la ilicitud de su accionar, es decir comprendió
la desaprobación jurídico-penal del mismo, pudiendo motivarse por el derecho
y aún así no lo hizo.
Asimismo se tiene en cuenta, el nivel cultural y de
instrucción del imputado, quien conforme expresó en audiencia de visu,
estudió hasta segundo año del secundario, que vive en la casa de sus suegros
con su mujer. Que actualmente se encuentra cursando el secundario por el
plan PROGRESAR. Afirma que su madre falleció, que a su padre no conoce, y
que tiene tres hermanos. Relató que se crió con su tía hasta los 18 años y que
de su familia no conoce nada más. Expuso que vivió 8 meses en Mendoza para
poder rehabilitarse de un problema de adicciones pero que pidió el alta porque
extrañaba su Provincia pero luego derivó en una recaída peor. Manifestó que sí
consume drogas en la actuaildad, accediendo a realizar un tratamiento por
adicción a estupefacientes.
Surge también de autos, los antecedentes del imputado
(Informe de Mesa de Entrada Penal a fojas 42/43, Planilla Prontuarial de la
Policía de Tucumán a fojas 34/35 e Informe del Registro Nacional de
Reincidencia a fojas 55/61, quien no registra condena anterior.
Por lo expuesto, considero que los 3 años y 4 meses de prisión
efectiva propuestos por las partes, se encuentran dentro de la escala legal
prevista para el delito conforme a su calificación típica correcta, ésto es, robo
agravado en grado de tentativa, fijando la escala penal de 3 años y 4 meses a
7 años y 6 meses, por lo que es procedente hacer lugar a dicho pedido de
pena. (Artículo 166 inciso 2º primer supuesto y 42 del Código Penal).

Asimismo, se impone como regla de conducta la realización de


un tratamiento de drogas en el Instituto C.R.E.A (Centro de Recuperación al
Enfermo Adicto) sito en calle La Rioja 523, de esta ciudad, a fin de iniciar un
tratamiento frente a la problemática apuntada. Firme la presente, deberá
remitirse al Juez de Ejecución de Sentencia quien determinará la duración,
modalidad y condiciones de la posterior cesación de la medida dispuesta.(Arts.
421 del CPPT, 16 y cc. de la Ley Nº 23737.)

A la tercera cuestión, el Sr. Vocal Dr. Eduardo Romero


Lascano dijo:
Que por compartir los fundamentos del voto que antecede, voto
en igual sentido.

A la tercera cuestión, el Sr. Vocal Dr. Luis F. Morales Lezica


dijo:

Que estoy conforme con los fundamentos que sustentan el


primer voto y me expido en coincidencia con el mismo.

Por lo expuesto y por unanimidad, el Tribunal

RESUELVE:

I) ACEPTAR EL ACUERDO DE JUICIO ABREVIADO, al que


ha arribado el imputado asistido por su defensor técnico y el representante del
Ministerio Público Fiscal, conforme fuera expuesto por las partes en la
audiencia.
II) CONDENAR A LEONEL ALEJANDRO LEON, D.N.I. N°
43.203.877, hijo de Julio Cesar Baigorria y de Stella Maris Leon (F), nacido el
22 de mayo de 1996, por el delito de Robo Agravado por uso de armas en
grado de tentativa , hecho ocurrido el 04/04/2018 en perjuicio de Delfina Maza
Montero, APLICÁNDOSE LA PENA DE 3 AÑOS Y 4 MESES DE PRISIÓN
EFECTIVA. (Arts. 12, 27 bis inciso 3º e inciso 6º, 166 inciso 2º primer supuesto
y 42 del Código Penal)
III) IMPONER COMO REGLA DE CONDUCTA la realización de
un tratamiento de drogas en el Instituto C.R.E.A (Centro de Recuperación al
Enfermo Adicto) sito en calle La Rioja 523, de esta ciudad, a fin de iniciar un
tratamiento frente a la problemática apuntada. Firme la presente, deberá
remitirse al Juez de Ejecución de Sentencia quien determinará la duración,
modalidad y condiciones de la posterior cesación de la medida dispuesta.(Arts.
421 del CPPT, 16 y cc. de la Ley Nº 23737.)

HAGASE SABER

GUSTAVO A.S ROMAGNOLI

EDUARDO ROMERO LASCANO LUIS F. MORALES LEZICA

ANTE MI: MARIA GRACIELA BLANQUEZ