You are on page 1of 2

EL RESPETO

Significa valorar a los demás, acatar su autoridad y considerar su dignidad. El respeto se


acoge siempre a la verdad; no tolera bajo ninguna circunstancia la mentira, y repugna la
calumnia y el engaño.
El respeto exige un trato amable y cortes; el respeto es la esencia de las relaciones humanas,
de la vida en comunidad, del trabajo en equipo, de la vida conyugal, de cualquier relación
interpersonal. El respeto es garantía de transparencia.
El respeto crea un ambiente de seguridad y cordialidad; permite la aceptación de las
limitaciones ajenas y el reconocimiento de las virtudes de los demás. Evita las ofensas y las
ironías; no deja que la violencia se convierta en el medio para imponer criterios. El respeto
conoce la autonomía de cada ser humano y acepta complacido el derecho a ser diferente.

IMPORTANCIA DEL RESPETO

El respeto como la honestidad y la responsabilidad son valores fundamentales para hacer


posibles las relaciones de convivencia y comunicación eficaz entre las personas ya que son
condición indispensable para el surgimiento de la confianza en las comunidades sociales.
La falta de respeto a nuestras instituciones surge de la laxitud en la que ha caído la cultura
moderna por el excesivo énfasis que hemos puesto a la libertad y los derechos de los
individuos con el olvido de la responsabilidad y el deber como contra parte complementaria
. Esta actitud ha traído como consecuencia una mala intrepretación de lo que significa la
dignidad de la persona y su responsabilidad social. Me refiero a una interpretación muy
generalizada de que nuestro individualismo es “sagrado” que al sentirnos dueños de
nuestra propia manera muy personal de interpretar al mundo, podemos críticar a quien sea,
y ridiculizar a la persona que represente cualquier autoridad, como estudiantes no
respetamos las clases que imparten nuestros maestros y ejercemos nuestra profesión con
prepotencia en función de nuestros privilegios, de la misma manera que nos sentimos con
el derecho de no respetar normas, ni políticas, ya que las normas y las políticas fuerón
hechas en base a una autonomía de la conciencia.

COMO APLICAR EL VALOR DEL RESPETO EN LA ESCUELAS


El desafío es desarrollar el valor del respeto en el propio ser
y darle una expresión práctica en la vida diaria. Aparecerán
obstáculos para probar la solidez del respeto y, con
frecuencia, se sentirán en los momentos de más
vulnerabilidad. Es necesaria la confianza en uno mismo para
tratar con las circunstancias con seguridad, de manera
optimista, esperanzadora.
La causa de todas las debilidades se origina en la ausencia de auto respeto. La
personase llena de diferentes deseos o expectativas, exigiendo consideración
o respeto de los demás. La persona, al hacerse dependiente de fuerzas
externas en lugar de sus poderes internos, mide el respeto mediante los
factores físicos y materiales, tales como la casta, el color, la raza, la religión,
el sexo, la nacionalidad, el estatus y la popularidad. Cuanto más se mide el
respeto sobre la base de algo externo, mayor es el deseo de que los demás
tengan un reconocimiento hacia mí. Cuanto mayor es ese deseo, más se es
víctima del mismo y se pierde el respeto hacia uno mismo y hacia los demás.
Si las personas renunciaran al deseo de recibir consideración de los demás y
se estabilizaran en el estado elevado de auto respeto, la consideración y el
respeto los seguiría como una sombra.

Los valores del respeto


En la escuela el respeto debe servir como guía en las situaciones de interacción que se dan
entre los estudiantes, entre los profesores, entre los directivos y los profesores

El respeto es uno de los valores más importantes que debemos cultivar desde el hogar y la
escuela, con nuestra familia, amigos y todas las personas que están alrededor. Es la base sobre
la que se sustentan las relaciones entre las personas y, por tanto, es esencial para que exista
una sana convivencia y para que haya armonía dentro de la comunidad. El respeto es un
valor que aparece en cualquier relación social e interpersonal. En la escuela el respeto
debe servir como guía en las situaciones de interacción que se dan entre los
estudiantes, entre los profesores, entre los directivos y los profesores, entre los
estudiantes y los profesores, entre los padres y los profesores, etc. Que haya respeto
dentro del aula significa aceptar las reglas y las normas, que se han acordado y cuidar
las instalaciones usándolas de manera correcta sin dañarlas entre otras actitudes. Si
por ejemplo se insulta, menosprecia, se engaña o se grita sin motivo se pierde el
respeto, y con ello, la escuela pierde fuerza a la hora de buscar su fin primordial que
es la enseñanza de valores. El respeto es algo mutuo, es decir, si el profesor no practica
la tolerancia y la aceptación de las virtudes y defectos de sus alumnos difícilmente
recibirá mensajes positivos y de respeto hacia él de los estudiantes. Además, el
profesor debe ser visto como un guía que sirve de apoyo a sus alumnos en el proceso
de enseñanza y alejarse de la imagen de profesor autoritario al que se debe temer. Para
promover el respeto en la escuela, los alumnos, los profesores, los directivos o el
personal de mantenimiento son responsables de contribuir a la causa mientras estén
en la escuela. Para ello, existen una serie de normas que se pueden cumplir. La primera
de todas, respetar a todas las personas que conforman el colegio. Los profesores deben
reconocer las cualidades de cada alumno y felicitarles mientras se ayuda a todos los
demás a saber valorar las cualidades del otro. Las críticas, burlas, y los juicios que no
tienen carácter constructive y no se deben permitir. Enseñar a respetar las reglas de
los juegos y las actividades que se realicen es importante y a la misma vez fomentar
la integración y la comunicación entre ambas partes.