You are on page 1of 3

Agentes de cambio

Un agente de cambio no es un técnico experto en áreas funcionales tales como


contabilidad, producción, o finanzas. El Agente de Cambio es un científico de la conducta
que sabe cómo hacer que la gente en una organización se involucre en la solución de sus
propios problemas. Su principal fortaleza es el conocimiento exhaustivo del
comportamiento humano, apoyado por una serie de técnicas de intervención (dentro de la
economía del comportamiento).

El agente de cambio puede ser externo o interno a la organización. Un agente de


cambio interno es generalmente un miembro del personal que tiene experiencia en la
economía del comportamiento y en la tecnología de intervención del desarrollo
organizacional.

Por otro lado, agentes de cambio externos se pueden encontrar en algunas facultades
universitarias, o pueden ser consultores privados.

Papeles

Por lo tanto, un agente de cambio es aquel capaz de desarrollar acciones y actitudes


en las personas que interactúan con él/ella, de una manera continua, en diferentes áreas o
aspectos de la organización para generar mejoras en la misma.

Un agente de cambio puede ser cualquier persona en cualquier posición dentro de la


empresa, pero también puede ser un elemento externo, contratado para lograr resultados
trascendentales.

Los líderes internos conocen al cien por ciento la operación y las preocupaciones de
la empresa, cuentan con conocimiento histórico de sus sistemas y por ende, conocen a
fondo su problemática.
Por otro lado, los líderes externos, contratados temporalmente como consultores,
tienen la ventaja de no estar involucrados en la problemática de la compañía, lo que les
permite una mayor objetividad al momento de implementar un cambio.

Cuando se trata de encabezar una transformación que supone grandes cambios, lo


ideal es que la organización cuente con los dos tipos de líderes; ya que al combinar la
objetividad de uno y la practicidad y la información del otro, se logra un equilibrio perfecto
a favor de los objetivos del proyecto.

Los agentes de cambio son quienes sugieren nuevos proyectos de innovación como
resultado de un diagnóstico o la detección de áreas de oportunidad en la empresa.

Funciones

Es vital que un agente de cambio cuente con amplios conocimientos sobre el


comportamiento humano. Asimismo, este puede ser externo o interno a la organización.

Partiendo de esta breve definición, se mencionan diez funciones específicas que un agente
de cambio debería realizar en pro del Desarrollo Organizacional.

1. Obtener datos sobre el funcionamiento de la organización a través de la documentación,


entrevistas, cuestionarios y asistiendo a juntas de trabajo.
2. Vencer la resistencia al cambio mediante la interacción con el personal, escuchando sus
puntos de vista, aun cuando no se compartan.
3. Brindar apoyo al personal que presente problemas o dificultades relacionadas con su labor
dentro de la organización.
4. Determinar focos de problemas en la organización y diagnosticar oportunidades de mejora.
5. Diseñar estrategias de corrección y emplear métodos de Desarrollo Organizacional para su
óptima ejecución.
6. Estimular o catalizar comportamientos y acciones que conduzcan al cambio.
7. Promover el Aprendizaje Organizacional para optimizar la eficiencia y efectividad del
personal.
8. Generar una retroalimentación entre las personas o grupos de la organización, con el fin de
lograr que se adapten e impulsen el cambio.
9. Aportar soluciones y orientar acciones que conduzcan hacia el Desarrollo Organizacional.
10. Intervenir directamente para asegurar que se tomen previsiones y evitar se comentan errores
en los procesos de cambio planeados.

Aunque un agente de cambio tiene un rol y funciones específicas dentro de una


organización, es de vital importancia que todo el personal se involucre en el proceso como agentes
colaboradores.