You are on page 1of 8

3.

1Elección del emplazamiento de un aeródromo

Además del carácter geográfico del emplazamiento, hay que tener en cuenta asimismo el
carácter sagrado de algunos lugares, con las consecuencias que se derivan para la función
de la edificación allí emplazada.

La construcción de un aeropuerto y el conjunto de las actividades que desarrolla tienen


generalmente una incidencia nacional, toda vez que de su funcionamiento se espera una
amplia gama de actividades económicas que habrán de fomentar el desarrollo del país. Por
otro lado, un aeropuerto ostenta normalmente un carácter representativo.

La falta de posibilidades para evitar graves deterioros del medio ambiente debe ser motivo
para rechazar el emplazamiento de un aeropuerto o, en su caso, para introducir restricciones
en el uso del aeropuerto

Estructura socioeconómica

Los grandes aeropuertos se construyen por regla general al margen de zonas de


aglomeración. De ahí que la planificación de un aeropuerto, en su caso, deba integrarse en
un plan urbanístico o regional ya existente

La influencia que sobre las estructuras socioeconómicas de una región ejerce la


construcción de un aeropuerto es múltiple y difícil de delimitar.

Ecosistema

Los aeropuertos representan una agresión considerable contra el paisaje debido a la


impermeabilización de grandes superficies de suelo y a su fuerte incidencia sobre el
entorno.

Un criterio esencial a la hora de elegir el emplazamiento adecuado del aeropuerto deberían


ser los resultados de los estudios sobre reservas vegetales y animales. La existencia de
espacios naturales protegidos, así como de escasos biotopos de gran tamaño e
interdependientes debería constituir un criterio suficiente para excluir determinados
emplazamientos, cuando no haya posibilidades de establecer un equilibrio o de crear
espacios naturales sustitutorios.

Cuanto mejor se consiga incluir los ecosistemas naturales locales en la nueva configuración
que supone el aeropuerto, tanto menor será el impacto negativo sobre el entorno.

En las cercanías del aeropuerto deben impedirse o cerrarse los vertederos que tanto atraen a
las aves en busca de alimento y que, por su emplazamiento, favorece el asentamiento de
animales menores, atrayendo aves de presa, las cuales suponen por su tamaño un evidente
peligro en caso de colisión con las aeronaves, especialmente en la zona del motor.

Protección de aguas y acuíferos

En la fase de construcción, es preciso adoptar todas las medidas preventivas necesarias para
impedir que la realización o funcionamiento del aeropuerto perjudique las reservas de aguas
subterráneas o su calidad. Adicionalmente, es oportuno llevar a cabo un control regular del
manto acuífero a través de pozos de nivel superior o inferior a la capa freática.

Los terrenos del aeropuerto deben disponer de un sistema estanco de captación y


evacuación del agua de lluvia y ésta debe derivarse hacia un sistema de depuración provisto
de separadores de aceite y carburantes, antes de ser evacuada en el emisario.

Las aguas residuales que se producen en los terrenos del aeropuerto deben canalizarse hacia
un sistema de depuración. En el ámbito del aeropuerto se almacenan, se manejan y se
consumen considerables cantidades de sustancias peligrosas para el agua, tales como los
combustibles, el petróleo, los detergentes y los disolventes químicos, cuyo almacenamiento
debe asegurarse contra fugas conforme a lo dispuesto en la normativa correspondiente. El
peligro de un vertido incontrolado debe minimizarse mediante la aplicación de normas de
trabajo referidas a la manipulación de sustancias peligrosas para el agua.

Ruido de aviación

El ruido producido por los aviones se considera una de las fuentes de ruido más
desagradables. Por otro lado, las perturbaciones que produce el ruido en las proximidades
de un aeropuerto son inevitables.
La planificación regional que se ocupa del entorno del aeropuerto debe tener en cuenta
estas circunstancias y restringir el uso de las áreas protegidas contra los ruidos (zonas
industriales, comerciales o urbanas) estableciendo niveles sonoros escalonados para cada
área. Por razones de seguridad debe evitarse la presencia de barrios marginales en las
cercanías de los aeropuertos, fenómeno observado en muchos países, y debe impedirse a ser
posible mediante medidas de ordenación del territorio.

Calidad del aire

Especialmente en las zonas de aglomeración urbana, se expulsan diariamente a la atmósfera


grandes cantidades de sustancias nocivas emitidas por el tráfico motorizado, las
calefacciones, la industria y las centrales energéticas. Las emisiones provenientes de un
aeropuerto deben considerarse como un componente adicional en la zona cercana al suelo.

Las emisiones del tráfico aéreo y del tráfico terrestre (vehículos) son muy semejantes en
cuanto a su composición, y sólo pueden diferenciarse con complejos equipos técnicos.
Teniendo en cuenta la cantidad de emisiones que arrojan los aviones, las reacciones
químicas que se producen en el aire y los factores meteorológicos, puede decirse que la
contaminación producida por el tráfico aéreo en las áreas metropolitanas es reducida en
comparación con las fuentes terrestres. Las emisiones producidas durante el vuelo a 6 hasta
12 kilómetros de altitud tienen efectos adicionales, cuyo potencial nocivo no se ha
investigado hasta el momento.

Molestias por malos olores

Las emisiones del tráfico aéreo producen molestias por malos olores, restringidas
generalmente al área de vuelo y a sus proximidades. Igualmente, el tráfico terrestre de
acceso implica molestias por malos olores, que pueden perturbar sobre todo las
urbanizaciones situadas cerca del aeropuerto.

Factores de emplazamiento
Muchos factores intervienen en la determinación del emplazamiento, orientación y número
de pistas. Los principales factores son los siguientes:

a) las condiciones meteorológicas, sobre todo el coeficiente de utilización de la


pista/aeródromo, determinado por la distribución de los vientos, y por la presencia de
nieblas localizadas;
b) la topografía del emplazamiento del aeródromo y del terreno circundante;

c) el tipo y volumen del tránsito aéreo al que se habrá de prestar servicio, incluso los
aspectos de control del tránsito aéreo;

d) cuestiones relacionadas con la performance de los aviones; y

e) cuestiones relacionadas con el medio ambiente, principalmente el ruido.

Hasta donde lo permitan los demás factores, la pista principal debe estar orientada en la
dirección del viento predominante. Todas las pistas deberían orientarse de modo que las
zonas de aproximación y de despegue se encuentren libres de obstáculos y,
preferentemente, de manera que las aeronaves no vuelen directamente sobre zonas
pobladas.

El número de pistas debe ser suficiente para atender las necesidades del tránsito aéreo, a
saber, número de llegadas y de salidas de aviones y mezcla de tipos de avión que habrán de
atenderse por hora en las horas punta. La decisión acerca del número total de pistas que
habrán de suministrarse debería tener también en cuenta el coeficiente de utilización del
aeródromo y otras consideraciones de orden económico.

3.2 Elementos de proyecto

REQUISITOS
Para los trabajos de estudio, construcción o reformas de aeródromos, pistas e instalaciones,
se observaran los requisitos siguientes:

a. Solicitud formulada en papel común con copia, dirigida a la Oficina de Transporte


Aéreo (Ley 39 de 1981)

1. Identificación completa con indicación del domicilio y número de teléfono del


peticionario o peticionarios. Si se trata de corporaciones civiles (cooperativas, fundaciones,
asociaciones, etc.) o de sociedades comerciales la identificación completa de todos los
socios y prueba de la existencia de estas.

2. Identificación completa del propietario o explotador del aeródromo de ambos. Si se trata


de corporaciones civiles (cooperativas, fundaciones, asociaciones, etc.) o de sociedades
comerciales la identificación completa de todos los socios con el valor de interés social de
cada uno y prueba de la existencia social. Si son sociedades de capital, la identificación
completa de todos los accionistas que posean mas de uno por ciento (1%) del capital
autorizado.

3. Demostración y justificación de la necesidad pública y económica del aeródromo, pista


o instalación.
4. Solvencia económica de la entidad o persona que va a sufragar los gastos de estudio y
localización del aeródromo, pista, o de las respectivas reformas.

5. Identificación completa de la Entidad o persona que va a realizar los estudios de


localización, Construcción o reformas del aeródromo o pista, anotando el número de la
matrícula profesional del ingeniero o personería de la Entidad, si tratándose de aeródromo o
pista corresponde a las clases A, B o C, de acuerdo con las especificaciones señaladas en
los Reglamentos Aeronáuticos.

6. Indicación del tipo de aeronaves que operaran en la pista o aeródromo.

7. Destinación (pública o privada) del aeródromo o pista y su propiedad (Oficial o


particular).

8. Título de propiedad del terreno donde se construirá el aeródromo o pista, o el respectivo


contrato de arrendamiento en caso de no ser el solicitante su propietario.

9. Plano de la región a escala 1:25.000, del Instituto Geográfico Agustín Codazzi u oficina
regional competente, donde aparezcan coordenadas planas o geográficas, detallando las del
lugar escogido para el aeródromo o pista, así como curvas de nivel y accidentes del terreno,
además de la localización exacta y distancias de los que se encuentren más cercanos (en
Construcción o en proyecto), así como la descripción de los obstáculos existentes.

10. Informes del Consejo Nacional de Estupefacientes y del comando de la Brigada Militar
de la jurisdicción del domicilio del interesado, cuyas vigencias serán de un (1) año, contado
desde la fecha en que se expidan, si se trata de persona natural, o de cada uno de los socios
si es sociedad limitada y de cada uno de los miembros de la Junta Directiva, si es una
sociedad anónima.

Calles de rodaje
Vía definida en un aeródromo terrestre, establecida para el rodaje de aeronaves y destinada
a proporcionar enlace entre una y otra parte del aeródromo, incluyendo:

Calle de acceso al puesto de estacionamiento de aeronave. La parte de una plataforma


designada como calle de rodaje y destinada a proporcionar acceso a los puestos de
estacionamiento de aeronave s solamente.

Calle de rodaje en la plataforma. La parte de un sistema de calles de rodaje situada en una


plataforma y destinada a proporcionar una vía para el rodaje a través de la plataforma.

Calle de salida rápida. Calle de rodaje que se une a una pista en un ángulo agudo y está
proyectada de modo que permita a los aviones que aterrizan virar a velocidades mayores
que las que se logran en otras calles de rodaje de salida y logrando así que la pista esté
ocupada el mínimo tiempo posible.
Zonas de seguridad y zonas de control

ZONAS DE SEGURIDAD: la seguridad desde el punto de vista policial o de orden público


que afecta a las instalaciones relacionadas con el tráfico de mercancías y pasajeros; y el
otro concepto es el de seguridad en el transporte y la navegación que afecta,
principalmente, a la organización del trabajo de las personas relacionadas con la
navegación aérea y al mantenimiento de las aeronaves y los aeropuertos.

Las terminales de pasajeros muy concurridas hacen uso de máquinas de rayos X para la
verificación de materiales peligrosos, detectores de metales para la detección de armas y
animales entrenados en detectar explosivos en un pasajero, equipaje o carga. Los guardas
jurados del aeropuerto también pueden realizar una inspección manual a los pasajeros o a
su equipaje. Además de objetos considerados armas (armas de fuego, cuchillos, tijeras, etc.)
también están prohibidos los objetos que pongan en riesgo la integridad del vuelo, como
mecheros, cortaúñas, materiales inflamables o explosivos, etc. También se realizan registros
para evitar el tráfico de drogas.

En cuanto a la seguridad aérea en navegación es muy importante recalcar que es de suma


importancia que los pasajeros conozcan cada una de las medidas tomadas por el personal
para poder lograr un vuelo seguro. Una de las principales es la operación de las puertas
utilizadas como salidas de emergencia, pues todo aquel pasajero que atiende correctamente
a las medidas de seguridad que las sobrecargos a bordo dan, puede lograr una evacuación
exitosa; la correcta utilización de las mascarillas en caso de una despresurización(pérdida
de presión en cabina para atmósfera similar a la del suelo) pues si la colocación y la
activación del sistema de oxígeno de la misma no es la adecuada, se corre el peligro de
sufrir hipoxia.

ZONAS DE CONTROL (NO LA CONSEGUI)

Características operacionales de las aeronaves.

 Comprobaciones operacionales del equilibrio, controlabilidad y otras características


de vuelo que establezcan que la aeronave de producción tiene el mismo margen y
grado de control que el prototipo.
 Comprobaciones operacionales de cada parte de la aeronave o sistema operado por
la tripulación durante el vuelo para establecer que, durante el mismo, las lecturas de
los instrumentos permanecen en un rango normal.
 Determinacion de que todos los instrumentos están adecuadamente marcados y que
todos los carteles u manuales de vuelo requeridos se instalan tras los ensayos.
 Comprobación de las carateristicas operacionales de la aeronave en el suelo.
 Comprobación de que cualquier otro elemento peculiar de la aeronave se ha
verificado donde sea mas adecuado, en tierra o vuelo.
3.3 Longitud de la pista

Pistas principales
Salvo cuando una pista vaya asociada con una zona de parada o con una zona libre de
obstáculos, la longitud verdadera de toda pista principal debería ser adecuada para
satisfacer los requisitos operacionales de los aviones para los que se proyecte la pista y no
debería ser menor que la longitud más larga determinada por la aplicación a las operaciones
de las correcciones correspondientes a las condiciones locales y a las características de
performance de los aviones que tengan que utilizarla.

Al determinar la longitud de pista que ha de proporcionarse, es necesario considerar tanto


los requisitos de despegue como de aterrizaje, así como la necesidad de efectuar
operaciones en ambos sentidos de la pista. Entre las condiciones locales que pueden
considerarse figuran la elevación, temperatura, pendiente de la pista, humedad y
características de la superficie de la pista.

Pistas secundarias
La longitud de toda pista secundaria debería determinarse de manera similar a la de las
pistas principales, excepto que necesita ser apropiada únicamente para los aviones que
requieran usar dicha pista secundaria además de la otra pista o pistas, con objeto de obtener
un coeficiente de utilización de por lo menos el 95%.

Se dispone de manuales de vuelo con datos sobre las características de performance y


operaciones de la mayoría de los aviones modernos. También se han preparado curvas y
tablas de performance para las operaciones de aterrizaje y despegue de los aviones para
fines básicos de la planificación de la longitud de las pistas.

3.4 OBRAS ACCESORIAS DE UN AERÓDROMOS:

Edificios terminales de pasajeros

Son los edificios del lado tierra del aeródromo que permiten el manejo y control de
pasajeros que embarcan o desembarcan aeronaves. Para los aeropuertos de pasajeros, las
terminales tienen como función la conexión entre los modos de acceso, con el modo de
transporte aéreo: Taxi, automóvil, autobuses, tren o metro.

Los centros aeroportuarios de gran o mediana categoría están bien equipados para la
atención de aeronaves importantes, así como para el tráfico de pasajeros por el aeropuerto.
En tales aeropuertos, hay áreas destinadas a la facturación, terminales separadas para el
embarque (donde el pasajero espera su vuelo) y desembarque, servicios comerciales
La configuración de la terminal está determinada por el tipo de tráfico (regional, nacional o
internacional) y por la cantidad de viajeros. Los grandes aeropuertos tienen más de una
terminal. Puede suceder que las ampliaciones hayan llevado a construir varios edificios
para suplir la demanda.

Las terminales tienen las siguientes dependencias: vestíbulos de chequeo, salas de


embarque, bandas de equipajes, puertas de salida, zonas de esparcimiento, restaurantes,
tiendas, bancos, cajas de cambio y aparcamiento de automóviles. Los aeropuertos
internacionales tienen además controles migratorios (control de pasaportes y aduana. En la
aduana, los pasajeros que salen o entran del país reportan el ingreso o salida de dinero y
mercancías.