You are on page 1of 5

UNIVERSIDAD ESTATAL

PENINSULA DE
“SANTA ELENA”
FACULTAD CIENCIAS DE LA INGENIERIA
CARRERA DE INGENIERIA EN PETROLEO

TEMA:
“INFORME DE VISITA TÉCNICA
CAMPO PACOA”

ESTUDIANTE:
 NIVELA ROSALES GALO ALEXANDER

PROFESOR:
ING. TARQUINO LOPEZ

MATERIA:
COMPLETACIÓN

CURSO:
6/1
INGENIERIA EN PETROLEO
ABSTRACT DE LA EXPLOSIÓN EN EL MAR DEL NORTE: PLATAFORMA
PETROLERA “PIPER ALPHA”
Piper Alpha, una de las plataformas petroleras más productivas del mar del norte, con más de 226
trabajadores que bombeaban petróleo las 24 horas, se ubicaba 176 Km. de la ciudad de Aberdeen
(Escocia), en el Mar del Norte. Fue construida para soportar vientos de 185 km/h y olas de 28 m.
de altura, la estructura completa se elevaba 230 m. sobre el fondo.
Había estado 12 años en servicio, su trabajo principal era procesar petróleo, lo cual ocurría en la
cubierta de producción que estaba formada por 4 módulos; el módulo D contenía el generador de
energía, los módulos C y B procesaban el petróleo y el gas, el módulo A extraía el petróleo desde
el mar. El 6 de Julio de 1988 a las 10 p.m., una explosión perturbo la calma nocturna en la
plataforma petrolera “Piper Alpha”.
Inicio de Orden de Trabajo
7:45 a.m. el Jefe de Operadores de Producción dio permisos para los trabajos de mantenimiento
del día, a las 12 del medio día, en la cubierta en la cubierta de producción dos trabajadores de
mantenimiento quitaban una válvula de seguridad, el cual era un trabajo de rutina que debían
finalizar a las 6 de la tarde.
A las 5:10 de la tarde, el Operador de la Sala de Control, comenzaba su turno final antes de dejar
el barco, habló con el Operador de la Sala de Control que tomaría su turno para familiarizarse con
los temas del día, no había nada fuera de lo común que informar. A las 6 p.m. en la cubierta de
producción el trabajo en la válvula de seguridad no terminaba, el reemplazo debía esperar hasta
la mañana, no era problema ya que la bomba a la que estaba conectada fue apagada.
A las 9:45 p.m. una alarma urgente interrumpió la rutina del Operador en la Sala de Control, una
bomba de condensado se había detenido, el Jefe de Operaciones fue hasta la bomba para
reiniciarla, pero la tripulación de producción no podía hacerlo. Normalmente una segunda bomba
estaría disponible la cual estaba fuera de servicio por mantenimiento, si la hacían funcionar se
resolvería el problema. Registraron el permiso de trabajo y se confirmo que el trabajo y se
confirmo que el mantenimiento programado no había comenzado, por lo cual se podía reemplazar
la bomba, el Jefe de Operaciones de Producción autorizo que la bomba volviera a funcionar.
A las 9:55 p.m. una alarma advirtió sobre una pequeña filtración de gas en la cubierta superior a
la bomba, informo sobre la bomba defectuosa pero la situación empeoraba debido a la activación
de más alarmas advirtiéndole de más filtraciones de gas. A las 10 p.m. el Capitán del barco de
mantenimiento, situado 25 m. al suroeste de Piper Alpha vio la explosión de una llama azul que
se disparó que se disparó de la plataforma.
En la sala de control de la plataforma, el Operado pensó que sería un turno rutinario, sin embargo,
una explosión repentina lo arrojó de su escritorio, al levantarse vio la sala llena de humo y todas
las turbinas detenidas, inmediatamente actuó según sus entrenamientos, accionó los controles de
emergencia y salió de la sala de control. Las válvulas cerraron automáticamente las tuberías
principales de petróleo, los generadores de energía se apagaron, sin embargo, el panel principal
de las alarmas fue destruido de modo que no sonaron las alarmas de emergencia.

A las 10:20 p.m., la plataforma fue sacudida por una segunda explosión, la cual fue captada en un
video de un barco cercano, una gran sección de la plataforma fue cubierta por las llamas, alrededor
de unos 100 hombres se encontraban reunidos en el sector de la cantina, el cual era uno de los
puntos de encuentro en emergencia, debido a que estaba cerca del helipuerto, pero nadie sabía
que todo ya había sido cubierto por llamas, lo cual significaba que un rescate aéreo era imposible.
El plan de evacuación les indicaba que esperaran un rescate, el cual nunca llego, el Montador
quien tenía 12 años de experiencia en la plataforma decidió buscar una salida, pero los demás
esperaban que llegara la ayuda, así que fue solo, una decisión que le salvó la vida.
A las 10:30 p.m. otros operadores también fueron a la cantina, encontraron una salida de la
cubierta oscura, pero fueron rodeados por las llamas, entraron en una pequeña cabina de metal,
pero quedaron atrapados. A las 10:49 p.m. el conductor del bote de rescate intentaba liberar su
embarcación de los escombros.
A las 10:50 p.m., otra explosión colosal destruyo la plataforma, los escombros volaron 800
metros, barcos a 1 km de distancia sintieron las vibraciones, toda la plataforma se sacudía mientras
la devoraba el fuego. A las 23H20, otra violenta explosión sacudió la plataforma, Piper Alpha
comenzaba su agonía de muerte, una de las grúas cayó, luego la torre de excavación, toda la
plataforma comenzó a inclinarse hacia el este, el área de la cantina donde se reunieron los
trabajadores quienes esperaban el rescate, señalaba el norte y se deslizaba bajos las olas, no habría
rescate, el resto de la plataforma siguió hasta el fondo del mar del norte.
A las 12:45 a.m., las 20000 mil toneladas de Piper Alpha desaparecieron, una pequeña pieza de
una sección llamada “Modulo A” era todo lo que quedaba, había 226 hombre trabajando en la
plataforma de los cuales 167 murieron incluyendo 2 rescatistas.
Esta tragedia tomó a todos por sorpresa, el petróleo del mar del norte era el orgullo de Gran
Bretaña, quien obtiene enormes ganancias de este, nunca antes se había perdido una plataforma
marina en el mundo. De pronto, los trabajadores de otras plataformas podían sentir una nueva
amenaza. El desastre de esta plataforma solo necesito 1 hora y 30 minutos.
Al revivieron los acontecimientos y profundizar en la investigación, se podrá descubrir lo que
ocurrió exactamente. Una avanza simulación computada llevara a donde las cámaras no pudieron
ir. Cuando el gobierno del Reino Unido lanzo una de sus más grandes pesquisas, el Juez llevó 89
asesores expertos para analizar cada segundo del desastre, pero la extensión de la explosión dejo
muy poca evidencia.
Con los restos de la plataforma diseminados por el hecho marino a 145 metros bajo la superficie,
todo con lo que podían contar eran los testimonios de los testigos presenciales, además de las
fotografías tomadas, con estas piezas de información deberían resolver todo el misterio. Los
investigadores hicieron entrevistas a los sobrevivientes.
La entrevista al operador de la sala de control era de vital importancia, ya que él fue quien escucho
una serie de alarmas justo antes de la primera explosión.
Causas del incendio
A 1 hora y 35 min del desastre, las alarmas de gas sonaron en la cubierta de producción, los
investigadores estudiaron los 4 módulos que componían dicha cubierta, concluyeron que todas
las alarmas provenían del módulo C, otra pista confirmo esto, el capitán de la embarcación cercana
vio una ráfaga azul que salía de la misma área, estas 2 piezas de evidencia eran suficiente para
convencer a los investigadores, que el módulo C debía ser el inicio del desastre.
Sin embargo, la ráfaga azul tenía una fuente de combustible, la plataforma producía 3 materiales
altamente inflamables: gas natural, condensado (gas de petróleo licuado) y petrolero crudo, los
tres eran sospechosos de iniciar el desastre. Primero investigaron el producto principal de la
plataforma “el petróleo crudo”, que arde de manera particular, una vez encendido arde en la
superficie y las llamas tienen una apariencia característica, son grande y además disnada. Pero la
explosión inicial no era disnada ni grande, era de color azul, por lo cual concluyeron que no era
petróleo crudo, eso dejaba solo el gas natural y el condensado.
Debido a que es más liviano que el aire, el gas natural se eleva, y el condensado por otra parte es
más pesado y se hunde, mediante la revisión del testimonio del capitán del barco cercano, se llegó
al primer descubrimiento, se vio que la ráfaga salía debajo del módulo C, la fuente de combustible
de la llama debió ser más pesada que el aire, solo podía ser CONDENSADO.
Pero los investigadores creían que esta explosión era relativamente pequeña equivalente a la de
un tanque de gasolina de un auto, entonces como se convirtió esta pequeña explosión de un
módulo en un desastre que destruyó una plataforma de 20000 toneladas.
Utilizando gráficos avanzados de computadora basados en el informe oficial se profundizará para
revelar la cadena de acontecimientos segundo a segundo. Se creía que el desastre comenzó con
una pequeña explosión de condensado, también señalan donde comenzó el desastre, una parte de
la plataforma llamada módulo C, sin embargo, no debía haber gas condensado suelto en ese
módulo.
Se determinó que la única manera de explicar el patrón de alarmas de gas era por la liberación de
condensado en el extremo este del módulo, el gas en este extremo provenía de dos válvulas de
seguridad, los cuales fueron diseñados para soportar más de 2 veces las presiones normales de
operación. Se hizo un descubrimiento vital, una de las válvulas fue quitada para una revisión de
rutina, la tubería abierta pudo haber sido la fuente de la misteriosa filtración, sin embargo, también
se descubrió que los trabajadores insertaron un disco de metal para sellar el orificio donde fue
quitada la válvula y así evitar filtraciones, por lo cual el condensado no podía provenir de allí.
Se realizaron pruebas con un disco de metal idéntico, los resultados demostraron que el disco
sellador podía filtrar si los trabajadores presionaban los tornillos sin llave dejándolos sujetos a
mano, este fue un descubrimiento vital. Se creyó que la filtración de un disco e metal suelto fue
el punto de inicio de la catástrofe, sin embargo esta teoría tenia un problema, la válvula estaba en
mantenimiento por lo cual no debía haber gas condensado en esta tubería.
Utilizando los planos rastrearon la tubería hasta una cubierta diferente donde se conectaba a una
bomba, la cual estaba fuera de servicio por mantenimiento, por lo tanto no debía tener
condensado, hablaron con los trabajadores del turno nocturno, la evidencia reveló que había otra
bomba en servicio, que se rompió 1 hora y 45 min antes del desastre, el operador en jefe murió
sin embargo la evidencia sugiere que intentó sustituir la bomba en mantenimiento por la dañada
para seguir la producción, pero la bomba en mantenimiento no tenía válvula de seguridad.
Antes de hacer funcionar la bomba los trabajadores debían llenarla con una pequeña cantidad de
condensado, pero esta pequeña cantidad de condensado filtro, el disco poco asegurado detono la
primera alarma de gas, cuando la bomba estaba lista el operador en jefe liberó más gas, fue
entonces cuando esa filtración mayor detonó las múltiples alarmas de gas incluyendo las de alta
presión.
A 1 hora y 30 min del desastre, el condensado filtrado en el módulo C explotó, los investigadores
reconstruyeron la cadena de hechos, pero hubo una interrupción, el módulo C estaba protegido
por muros diseñados para resistir llamas intensas hasta 6 horas, esa primera explosión no fue tan
violenta. La evidencia fotográfica reveló una sorpresa, menos de 10 segundos después de la
explosión del módulo C, la imagen mostraba una enorme llama en el módulo contiguo, el B. Se
realizaron una serie de simulaciones computadas y explosiones experimentales, los resultados
fueron sorprendentes, aunque los muros eran excelentes resistiendo el fuego, no podían tolerar las
explosiones, incluso una menor podía destruirlos.
La primera explosión rompió las paredes lanzando los paneles contra el módulo B, por lo cual se
cree que estos paneles rompieron una tubería de condensado relativamente débil del módulo B,
el condensado alimento las llamas vistas en la fotografía, pero solo duraron unos segundos,
parecían grandes, pero no creen que fueran tan letales como para destruir toda Piper Alpha, algo
más causó otra explosión 19 min después que amenazo la plataforma de 20000 toneladas.
Después de dos explosiones, un nuevo incendio ardía ahora en una parte de la plataforma llamada
módulo B, una secuencia de 20 fotografías testificaba las primeras etapas del fuego, no era mucho,
pero era la mejor evidencia que tenían. La columna de humo es característica del incendio de
petróleo, el módulo B era uno de los peores lugares para un incendio, ya que contenía tanques que
almacenaban hasta 55 Ton de petróleo crudo.
A 1 hora y 10 min del final otra explosión colosal sacudió la plataforma, creó un infierno que se
extendió bajo la plataforma, pero ese nuevo incendio no era en el módulo B, donde ardió el
primero, era debajo. Se dieron cuenta de que solo podía significar una cosa, el petróleo encendido
descendía para alimentar ese incendio, estaban seguros de que fue un área donde los buzos
preparaban su trabajo, pero esta área tenia rejas, el petróleo en llamas caería por los orificios hacia
el mar, en lugar de detenerse y formar un gran incendio.
Luego se descubrió una clave vital, los buzos colocaron una cubierta de goma para cubrir las rejas,
en esa área se encontraba la línea de alta presión que se conectaba al Tartan, la cual era otra
plataforma cercana a Piper Alpha, esa línea transportaba el gas de alta presión, se cree que el
petróleo formó un charco ardiente sobre la cubierta, debajo de la tubería que conectaba el gas
presurizado a más de 120 Atm, sin esa cubierta de goma el incendio se habría contenido y toda la
catástrofe se habría evitado, pero con esa cubierta la tubería se calentó rápidamente debilitando
el metal, cuando explotó fueron eyectadas entre 15 y 30 Ton de gas de alta presión, se vio una
enorme bola de fuego de 150 m. de diámetro envolviendo toda la plataforma.
La falla en la tubería de alta presión cambió todo, aún había dos tuberías más de gas que salían
de la plataforma, la más grande contenía 1120 Ton de gas presurizado, se dieron cuenta de que
era cuestión de tiempo para que la otra tubería fallara, a 1 hora y 10 min de la ruptura de la
plataforma, no había esperanzas de detener el incendio, una explosión aún mayor sacudió Piper
Alpha, una de las dos líneas que quedaban explotó.
Para entonces el incendio era tan grande que la evidencia fotográfica era inútil, se reunió
información electrónica de otras plataformas conectadas a Piper Alpha. A 40 min del final se
descubrió que la presión de gas en la tubería de los dos restantes comenzaba a caer rápidamente,
fue la que luego explotó.
Restaban 10 min, hubo otra explosión masiva, era la última tubería de gas. Los cuartos de vivienda
donde se refugiaron tantos trabajadores se desprendieron de la plataforma y se hundió en el Mar
del Norte, llevándose el resto de la tripulación de Piper Alpha, 1 hora después de que callera el
bloque no quedaba nada de Piper Alpha excepto un resto chamuscado del módulo A.
Con pequeños rastros de evidencia, se creó una explicación coherente de la catástrofe, aún había
terribles revelaciones, un eslabón final en la cadena que no implicaba una falla tecnológica, sino
administrativa. La gigantesca plataforma de petróleo y gas Piper Alpha fue destruida. En el
corazón de la tragedia, detrás de los incendios y las explosiones, de la caída de la plataforma de
20000 Ton, y la pérdida de 167 vidas, detrás de toda la catástrofe yace un sistema de permisos de
trabajo defectuoso.