You are on page 1of 32

EL SERMON EXPOSITIVO

El sermón expositivo es la forma mas eficaz de dirigirse


desde el púlpito debido a que, por encima de todos los demás
tipos de discurso, es el que mas eficazmente llega a producir una
congregación bíblicamente instruida. Al exponer un pasaje de las
Sagradas Escrituras, el predicador cumple la función primaria de
la predicación, esto es, la interpretación de la verdad bíblica a los
hombres (lo cual no siempre puede decirse de los otros tipos de
sermones).

Un sermón expositivo es aquel en el que se interpreta una


porción mas o menos extensa de las Escrituras en relación con un
tema directamente del pasaje y el bosquejo, consiste en una serie
de ideas progresivas centradas alrededor de aquella idea
principal.

Al examinar esta definición, señalamos, en primer lugar, que


el sermón expositivo esta basado en “una porción mas o menos
extensa de las Escrituras”. El pasaje puede consistir en unos
pocos versículos o puede extenderse a través de todo un
capitulo, o incluso mas. Para nuestros propósitos, usaremos, a
través de la consideración que aquí hacemos del sermón
expositivo, un mínimo de cuatro versículos, pero no pondremos
ningún limite superior.

La definición afirma también que una porción mas o menos


extensa de las Escrituras “se interpreta en relación con un tema o
asunto”. El grupo de versículos que forma la base un sermón
expositivo es denominado por el Dr. James M. Gray: “Una unidad
de exposición.” Mas específicamente, la unidad expositiva
consiste en un numero de versículos de los que emerge la idea
central. Así, el sermón expositivo, como el temático y el textual,
se centra alrededor de un tema dominante, pero en el caso del
mensaje expositivo esta proviene de una cantidad de versículos,
en lugar de surgir de un solo versículo o de dos.

1
La definición dice ademas, que: “El grueso del material para
el sermón se toma directamente del pasaje.” No solamente
debieran ser expuestas las ideas conductoras del pasaje en un
discurso expositivo, si no que también deberían explicarse los
detalles de manera adecuada, y hacer que esto den los
principales materiales del sermón. Sigue de ello, por tanto, que
cuando se derivan todas las subdivisiones, así como las
principales divisiones, de la misma porción de las Escrituras y
cuando todas estas divisiones están expuestas o interpretadas de
una manera apropiada, todo el bosquejo del sermón se basa por
ello, de manera directa, sobre el pasaje.

El tema del pasaje debe siempre quedar presente en mente a


través de un sermón expositivo, y ya que esta idea principal se
desarrolla sobre un pasaje, debería haber en el bosquejo una
serie de ideas progresivas, todas ellas relacionadas con el tema.
Esto si ira haciendo mas claro para el lector al observar los
ejemplos que se dan en este capitulo.

Hay una expresión significativa en nuestra definición, que no


debe ser pasada pro alto. Notemos de nuevo la primera parte de
la definición: “Un sermón expositivo es aquel en el que se
interpreta una porción mas o menos extensa de las
Escrituras” Consideremos cuidadosamente lo que aquí se dice.

En una exposición tenemos que desarrollar el significado o


interpretar las Escrituras. Este es el genio e la predicación
expositiva: Clasificar y hacer llano el significado de las Escrituras.
Para llevar esto a cabo, sin embargo, tenemos que estudiar los
detalles a fondo a fin de dominarlos, Pero recuerdes siempre que
la clarificación de un mensaje de las Escrituras debe tener como
objetivo relacionar el pasado con el presente, o mostrar la
pertinencia de la verdad con la escena contemporánea.

La finalidad de la predicación no es simplemente comunicar


información, sino producir transformación.

2
No olvidemos el mandato que Dios nos da a través de las
palabras del apóstol Pablo:

“Predica la Palabra; insiste a tiempo y fuera de tiempo; redarguye,


reprende, exhorta con mucha paciencia e instrucción.”
(2 Timoteo 4.2, LBLA)

Otras definiciones:

“un sermón expositivo es un sermón en el cual el punto de un


texto bíblico es el punto del sermón aplicado a la vida de la
congregación.”

“la predicación EXPOSITIVA es exponer la palabra a través de una


estructura provista por el texto mismo, preservando la intención
original del autor, procurando proclamar entonces las verdades
encontradas, de una manera Cristo céntrica y de tal forma que el
predicador no se convierta en un obstáculo para que la Palabra
haga su trabajo en el corazón del hombre.”

La predicación EXPOSITIVA nos ayuda a:

• Mantener la integridad de lo que Dios ha revelado

• Nos da autoridad a la hora de predicar porque sabemos que


ésta está basada en la opinión de Dios y no la nuestra

• Nos ayuda a predicar de una forma objetiva haciendo uso del


texto que tenemos por delante en vez de traer una idea para
hacer que el texto apoye lo que queremos decir.

Por tanto la predicación EXPOSITIVA protege la revelación de


Dios de corrupción, el honor del Nombre de Dios y al pueblo de
Dios de una mala enseñanza.

Cada texto bíblico predicado pudiera ser malinterpretado, sub-


interpretado o sobre-interpretado. Lo que la predicación
3
EXPOSITIVA busca lograr es no incurrir en cualquiera de esos
errores.

Lo que queremos hacer en este pequeño artículo es explicar y


motivar el uso de la Predicación EXPOSITIVA.

A la hora de predicar expositivamente el predicador debe


determinar cuál es el enfoque central del texto que él está apunto
de proclamar. Para esto él pudiera comenzar con un par de
preguntas:

1) ¿ De qué está hablando el texto?

2) ¿ Qué dice el texto de eso que está hablando?

Habiendo dicho todo lo anterior, yo no quisiera reducir la


predicación EXPOSITIVA a una mera técnica, y por tanto quisiera
mencionar que al entregar el mensaje es importante mencionar la
necesidad de que estén presentes tres elementos que han sido
reconocidos desde tiempos de antaño y que corresponden a la
retórica clásica.

La retórica clásica reconocía que en la comunicación hay:

• Un primer elemento conocido como el Logos que tiene que ver


con el contenido del mensaje.

• Un segundo elemento que es el Pathos que tiene que ver con


los elementos emotivos de la comunicación como es el fervor y
las emociones transmitidas acerca de lo que hablamos; y
finalmente,

• Hay un tercer elemento que es el Ethos que tiene que ver con


el carácter del predicador que transmitido en la medida en que
él habla.

Ésa tres cosas son importantes. Quizás un buen pasaje para


ilustrar esto es el que aparece en 1 Tes., 1:5:

4
“Pues nuestro evangelio no vino a vosotros solamente en
palabras (logos), sino también en poder y en el Espíritu Santo con
plena convicción (pathos); como sabéis qué clases de personas
demostramos ser entre vosotros (ethos) por amor a vosotros.”

LA IMPORTANCIA DE LA PREDICACION EXPOSITIVA

El aspecto mas importante de la predicación expositiva es


que comunica la revelación bíblica de Dios y su voluntad. Dada la
subjetividad del predicador, las limitaciones de la mente humana,
el efecto del pecado e incluso nuestros mejores pensamientos, y
el devastador efecto del subjetivismo de la teología moderna, es
mas que probable que un sermón contendrá algún error en
cuanto a hechos o juicios. Por lo tanto, cuanto mas cerca
estemos a la Palabra revelada de Dios, tanto menos inclinados
estaremos a caer en el error. Esto es decir que un mensaje
expositivo es la única clase valida de sermón. Es nada mas
afirmar que cuanto mas cerca conservemos las Escrituras a su
propio contexto, tanto menos probabilidad hay de que erremos y
mas seguridad tendremos en la declaración de la verdad de Dios.

Otro aspecto importante de la predicación expositiva es que


enseña la Palabra de Dios en un ambiente escogido por el
Espiritu Santo. Cada persona que estudia la Biblia sabe que el
contexto es importante. Pero el contexto es difícil de observar y
reproducir en una congregación a menos que hagamos una
exposición amplia y abundante.

El tercer aspecto de importancia de la predicación expositiva


es que ella satisface las necesidades humanas. En tanto que es
verdad que un mensaje expositivo puede ser exacto sin ser
pastoral, la Palabra de Dios es mas grande que el sermón. Dada
la habilidad del predicador, es mas probable que una explicación

5
de un pasaje hablara mas a las necesidades humanas que lo que
una presentación de mis propias observaciones sobre un tema
podría hacerlo. Creo que aquí hay una aplicación validad de Isaias
55:11. La promesa, que en su contexto se relaciona a la
proclamación de la profecía es: “mi palabra… hará lo que yo
quiero, y será prosperada en aquello para que la envié”. Hay
aquí una implicación en cuanto a la eficacia de la Palabra de Dios
para producir las condiciones de su reino, la cual puede
compararse con Romanos 1:16 “…El evangelio… es poder de
Dios para salvación a todo aquel que cree.” Sea que se
relacione a los asuntos de las naciones o a los del corazón
humano, la Palabra de Dios lleva su propia autoridad y poder. No
hay en absoluto comparación entre la eficacia de incluso el mejor
sermón y la Palabra de Dios en si misma. Por lo tanto, la
exposición fiel de la Palabra de Dios es la manera mas segura de
satisfacer la necesidad humana de esa Palabra. Sin embargo, es
necesaria una palabra de precaución en este punto. Un pasaje
seleccionado al apuro, y explotado irreflexivamente por un
predicador sensible a las necesidades pastorales, no es
necesariamente la Palabra que Dios quiere usar ese día para
conseguir sus propósitos. El pasaje de Isaias que hemos citado
no garantiza que toda Escritura que se lee en una congregación
es aquella por la cual Dios va a hablar. Quiere decir que la Palabra
de Dios es eficaz para lograr sus deseos y conseguir sus
propósitos.

El cuarto aspecto es que la predicación expositiva es


importante porque dirige la atención del oyente hacia la Biblia. El
propósito del predicador no debe ser sencillamente subsanar una
necesidad el domingo por la mañana, sino preparar a la
congregación para que satisfaga sus necesidades durante toda la
semana. O debe ponerse a si mismo en el lugar de autoridad o de
recursos, sino que debe dirigir la mente y el corazón hacia el
Señor. La Palabra de Dios en si misma proporciona esa autoridad

6
y esos recursos. El pastor sabio y humilde mostrará a los que
integran su congregación como ir a la Escritura por si mismos,
como entenderla y como aplicarla.

El quinto aspecto es que la predicación expositiva es


importante porque hay una gran necesidad, ampliamente sentida
(si bien no reconocida conscientemente), de la enseñanza de la
Palabra de Dios de una manera que satisfaga las verdaderas
necesidades de la gente. El pueblo de Dios merece sermones
mucho mejores que superficiales o trillados. Esta hambriento del
verdadero pan. Al mismo tiempo hay congregaciones que
escuchan pacientemente a los graduados de seminarios,
expertos en exégesis y teologia, pero que no saben como “poner
el bocado al alcance de los pequeños” de modo que todos
puedan tomar algo. La incapacidad de servir la Palabra de Dios
en bocados pequeños solo perpetua el hambre. La buena
predicación expositiva no impresiona a la congregación; la
alimenta.

Por ultimo, la predicación expositiva puede servir como una


protección importante contra la interpretación impropia de las
Escrituras. Po varias razones, tales como una pobre preparación
bíblica del predicador, hermenéutica pobre o simple ociosidad,
para no mencionar la distorsión deliberada, muchas
congregaciones actuales están sujetas a interpretaciones
antojadizas e invalidas del texto. “La espiritualización” (derivar
una lección espiritual al mismo tiempo que se pasa por alto el
verdadero significado del pasaje) es tan común como plaga. Así
que como resultado de un modelo pobre en el púlpito, muchas
creyentes “espiritualizan” la Biblia en sus devociones diarias, en
un esfuerzo de sacar del pasaje una bendición para el día.
Algunos libros devociones también sientan un mal ejemplo en
esto. El lugar en el cual se puede contrarrestar mejor esta
tendencia es el púlpito, y la manera de contrarrestarla es la
predicación expositiva. Cuanto mas cerca se mantenga el
7
predicador al contexto, tanto menos probable será que
“espiritualice” un versículo. La espiritualizaron todavía puede
realizarse, incluso en la exposición, si el. Predicador ignora la
verdad e intención expresada en el contexto. Pero si tanto el
como la congregación están alerta, pronto esto se hará evidente,
y se podrá corregir la practica equivocada.

VENTAJAS DE LA PREDICACION EXPOSITIVA

La primera ventaja es que podemos tener mas confianza de


predicar la voluntad de Dios cuando predicamos su Palabra. La
verdadera exposición aumenta esa confianza y el sentido de
autoridad que brota de ella. “Asi dice el Señor” es una afirmación
tradicional y resonante. Mejor asegurarnos de que esta
acompañada por la fiel representación de lo que el Señor
realmente dijo!

La segunda ventaja es una consecuencia de la primera. En la


predicación expositiva nos confinamos a la verdad bíblica. El
subjetivismo queda reducido al mínimo. El temor que todos
tenemos (o deberíamos tener) de subir al púlpito y ser portavoces
del error queda reducido al mínimo cuando sabemos que nuestro
sermón es un vehículo para la verdadera Palabra de Dios.

La tercera ventaja es que el contexto de un pasaje por lo


general incluye su propia aplicacion. Esto proporciona dirección
sobre como debe aplicarse el pasaje hoy día. Esto requiere
estudio serio de las circunstancias que hay en el trasfondo del
pasaje, y del flujo del pensativo a través de todo el libro; pero esto
ya es parte de la tarea del expositor. Al permitir que un pasaje
cumpla hoy la misma función que cumplió es su citación original,
podemos evitar un desquiciamiento embarazoso entre el cuerpo
del sermón y la conclusión. Si conocemos cabalmente como
funcionó el pasaje es su ambiente original, no estaremos perdidos
en cuanto a como hacerlo “practico”

8
Una quinta ventaja es que las Escrituras a menudo proveen
de una estructura literaria que puede formar la base de un
bosquejo para el sermón. Mas adelante aprenderemos como
observar no solo el flujo obvio de cláusula a cláusula, sino
también los “modelos” que, algunas veces casi desapercibidos
reflejan los pensamientos y sentimientos íntimos del escritor.
Estos “modelos” pueden proporcionar excelentes sugerencias
para bosquejos de sermones.

Una sexta y muy provechosa ventaja de la predicación


expositiva es que podemos incluir temas delicados en el curso de
una exposición en secuencia sin ser importunos. Cada pastor
sabe cuan difícil es tratar con ciertos asuntos delicados,
especialmente si la congregación los asocia con algunos de sus
miembros. La tensión puede ser mucho menos si tales asuntos
claramente parte del contexto al que se ha llegado en el curso
normal de una serie expositiva.

Una ventaja mas es que la predicación expositiva da al


predicador una excelente oportunidad de modelar el estudio
bíblico. Es decir que al dirigir al oyente a la Biblia antes que al
predicador, se dará cuenta que la Escritura “tiene la respuesta”
para sus vidas y entonces se motivara a encontrar esa respuesta
por si mismo al ver como el predicador les modela como hacerlo.

LAS METAS DE LA PREDICACIO EXPOSITIVA

Esencialmente son las mismas que las de cualquier otro tipo


de predicación. Esto quizá sorprenda a algunos que piensan que
la exposición es apropiada principalmente e incluso únicamente,
para la enseñanza.

La predicación expositiva es un excelente medio de


evangelización, ya que predicar el evangelio en el contexto de la

9
exposición es predicarlo en forma mas completa. Entonces el
evangelio es presentado mas exactamente y con una apelación
mas urgente cuando se presenta en toda su plenitud.

Otra meta es ministrar a las necesidades humanas. De


alguna manera hemos caído en la falacia lógica de pensar que si
el sermón se relaciona a las necesidades actuales no puede ser
expositivo, y viceversa. Todo lo contrario. Es cuando separamos
un texto o una idea de su contexto bíblico que incurrimos en el
peligro de separarlo también de su campo de acción real de la
vida. Sin excepción, cada pasaje de a Escritura tiene tal campo
de acción. No siempre es obvio, y tal vez requiera estudiar algo
del trasfondo religioso y social de la situación del autor, de la de
los lectores (u oyentes) originales y de la de las figuras o sucesos
en los evangelios y en el libro de los Hechos para poder
entenderlo. Incluso aquellos pasajes que parecen ser
impersonales, como algunas porciones en la carta a los Efesios,
que no están claramente ligados a una situación de una iglesia
local, tienen una aplicación personal. Dejar de llevar a la
congregación al escenario del pasaje es una falta en la cual los
expositores fácilmente pueden incurrir. Por alguna razón parece
ser mas fácil, o mas apropiado, derivar un principio general que
ayudar a la congregación a identificarse con una situación de la
vida o con un personaje en el contexto del primer siglo del Nuevo
Testamento y tomar decisiones éticas apropiadas par su propia
vida mediante tal identificación. No es acaso la predicación
expositiva, hecha apropiadamente, el mejor vehículo para ayudar
a nuestros contemporáneos a descubrir como Dios satisfizo las
necesidades, y dio guía en las oscuras experiencias de gente
“semejante a nosotros” (Santiago 5:17)?

Con seguridad una meta similar es declarar la voluntad de


Dios para su pueblo, su Iglesia. Pero una de las mas grandes
faltas nuestras es buscar esa voluntad en un versículo aislado, al
cual se llegó tal vez al azar. El problema que yace debajo de esto
10
es que fracasamos al no darnos cuenta de que la necesidad de
guía para una decisión especifica en nuestra vida rara vez existe
de manera aislada. A menudo va ligada a un sinnúmero de
sucesos, con principios éticos de amplio alcance, y con las metas
de nuestra vida. Con frecuencia tales decisiones afectan también
la vida de otros. Nuestra necesidad mas grande es conocer los
caminos de Dios. Es decir, necesitamos conocer el carácter de
Dios y la manera en que a través de los siglos El ha ejecutado su
voluntad.

DIFICULTADES DE LA PREDICACION EXPOSITIVA

La mas obvia es que exige un estudio minucioso del pasaje.


No estamos en libertad de examinar superficialmente algún
versículo usado con anterioridad, o escoger al azar algunas
doctrinas favoritas que encontraos aquí y allá. Por honor estamos
obligados a hacer posible por lograr una buena comprensión de
todo el pasaje. No podemos descuidar palabras significativas, ni
la construcción sintáctica ni las doctrinas destacadas.

Una segunda dificultad, relacionada con la primera, es la


necesidad de observar sonidos principios de hermenéutica. En
realidad esto debería hacerse cualquiera sea la clase de semon
que uno predica, porque cualquier sermón incluye ( o debe incluir)
la enseñanza de la Escritura. Sin embargo, si el sermón es
expositivo, cual quien equivocación hermenéutica puede
desquiciar toda la presentación, y resultar en predicar un error. El
predicador debe haber estudiado un buen curso de hermeneutica
en el seminario.

Otra dificultad es que la buena predicación expositiva


requiere constante atención al contexto mas amplio del libro e
incluso del cuerpo de escritos (por ejemplo, los escritos paulinos)
Necesitamos asegurarnos que estamos representando
11
apropiadamente la enseñanza del escritor, y no sacando
conclusiones superficiales, y por lo tanto erradas, de un pasaje
aislado. Cuanto mas extensa y concienzudamente haya
estudiado, estará mas informado el predicador y mas rico deberá
ser su mensaje.

La ultima dificultad que queremos mencionar en este punto


es la que tiene que ver con el enlace del pasaje a las necesidades
de la congregación. Un predicador que predica temas, que
selecciona un tema fresco semana tras semana, posiblemente
puede ponderar mas las necesidades pastorales actuales de la
congregación que lo que puede hacerlo un predicador expositivo,
puesto que para este el tema esta ya bastante bien delimitado por
el próximo peaje en una serie. El remedio para esto incluye varios
ingredientes. Uno es ejercer cuidado inicialmente, al seleccionar
el libro en si mismo, teniendo en mente los varios temas de los
que tratara. Otro es observar la función de cada sección en su
ambiente original. Un tercero es tener presente que el mismo
pasaje, aun cuando tiene una sola interpretación exégetica
básica, puede ser aplicado con integridad de varias maneras.

Como puede hacerse contemporánea


la predicación expositiva?

La pregunta implica que no lo es. Esto puede llevarnos a


inferir que la Palabra de Dios no es relevante. El clamor por
predicación relevante ha sido escuchado ya por varias décadas.
Desafortunadamente ha habido reacciona a ello, y se ha
escuchado a algunos predicadores decir que la Palabra de Dios
no necesita ser hecha relevante; que ya es relevante. Por
supuesto que lo es! Pero el NT es un libro del primer siglo, escrito
en un lenguaje extraño a los ciudadanos del mundo occidental y
precedente de una cultura del Cercano Oriente. Nosotros no
tenemos el mismo trasfondo, ambiente, emociones y otras

12
características similares que tenían los oyentes originales de la
Palabra.

Ha habido bastante estudio, en años recientes, relativo a la


comprensión de los textos antiguos. Los principios de
hermenéutica se han expandido con nuevos conceptos e incluso
nuevas presuposiciones filosóficas. Se nos ha advertido que es
demasiado fácil ver las Escrituras a través de la criba de nuestro
propio entendimiento. Mucho se esta escribiendo con relación a
cuan lejos podemos ir, y en que direcciones, al adaptar las
imágenes y terminología al ambiente cultural de una nación, de
una tribu o de un grupo actual. Las cuestiones son complejas,
suficientemente difíciles para el estudioso, pero casi imposible
para aquel cuya educación previa no incluye el debate
contemporáneo y reciente con respecto a estos asuntos, en sus
aspectos filosófico, lingüístico y literario.

Bajo la superficie de la discusión se halla la idea de que


jamas podremos arribar al verdadero significado del texto porque
nuestro “horizonte” del escritor bíblico. “Horizonte” en este
sentido expresa el limite de nuestra percepción y conocimiento,
así como el horizonte literal marca el limite hasta donde puede
llegar nuestra visión de la superficie de la tierra. Cuando un lector
se acerca a un libro que fue escrito y leído en un tiempo, lenguaje
y cultura diferente de la suya propia, estas “brechas” (para
cambiar la imagen por un momento), hacen difícil que entienda el
mensaje en la misma manera como lo entendieron los lectores
originales. No debemos aceptar la idea de que la tarea de “fundir”
los horizontes” bíblico y contemporáneo sea tan didicil como para
hacer inútil el intento.

En realidad, el expositor debe también tratar con las


realidades de diferentes “horizontes” incluso de su propio tiempo.
Sabemos que la palabra “Padre”, por ejemplo, significa algo
completamente diferente en Africa, Alemania, China, Los Estados
Unidos, o America Latina.

Uno pudiera pensar que tales brechas hacer irrelevante la


predicación expositiva y que constituyen un obstáculo para la
13
comunicación pastoral. El hecho es mas bien que la buena
predicaron expositiva ayuda a cerrar la brecha entre el antiguo
mundo romano y el nuestro. Lo hace a condición de que:

1) El predicador tenga conocimiento de las dos culturas y los


dos horizontes..

2) Haya hecho su tarea, estudiando todo lo que pueda en


cuanto al trasfondo y el recuadro conceptual del pasaje
(incluso un breve vistazo a un diccionario o enciclopedia
bíblicos puede proporcionar valiosas perspectivas)

3) Tome en cuenta el nivel de conocimiento bíblico, experiencias


con el cristianismo y la subcultura evangélica, el nivel
educativo, y el ambiente socio-cultural de su congregación

4) Lleve con cuidado a su congregación al ambiente del pasaje


entre manos Antes de derivar principios.

Esta tarea es tan difícil para el expositor del NT como lo es


para el del AT, el cual es aun mas remoto en tiempo y costumbres.
Sin embargo, las aparentes similitudes pueden ser engañosas.
Cualquiera que ha vivido en Europa puede testificar del nuevo de
costumbre y perspectivas que son muy diferentes a las que
imperan en los Estados Unidos.

Cuales son, en resumen, las características de un buen


mensaje expositivo?

En primer lugar comunica fielmente el mensaje básico de un


pasaje bíblico.

Segundo, comunica bien ese mensaje, empleando estructura


y detalles que son apropiados tanto para el pasaje como para el
ambiente y los objetivos del sermón.

Tercero, atiende las necesidades reales de la congregación


de una manera compatible con el propósito y la función del
pasaje en su ambiente original, y es predicado por un siervo de
Dios lleno e inspirado por su Espiritu.

14
Podemos simplificar esto aun mas al identificar tres
preocupaciones:

1. Hermeneutica (La preocupación bíblica del maestro)

2. Homiletica ( La preocupación practica del predicador)

3. La necesidad humana (La preocupación personal del pastor)

El bosquejo sencillo de estos tres seria:

1. Datos

2. Formas

3. Función

El fracaso de los intentos de predicar expeditivamente se


deben según se puede observar, a la falta de una o mas de estas
características.

15
LA PREPARACION DE UN SERMON EXPOSITIVO

La preparación del sermón expositivo conlleva mucho


trabajo, ya que es necesario hacer una investigación exhaustiva y
critica del pasaje en donde vamos a basar nuestro sermón. Es
necesario seleccionarlo y conocer todos los detalles del pasaje
tales como su contexto histórico, cultural, gramatical etc, para
llegar a su recta interpretación y comprensión del mismo para
después aplicarlo al contexto actual de manera eficaz. A
continuación daremos los pasos necesarios para la preparación
de un sermón expositivo.

PRIMERA PARTE

1. Seleccionar el pasaje bíblico.


La misma Biblia nos dice que “toda Escritura es inspirada
por Dios y útil…” (2 Tim. 3:16) así que cualquier parte que
seleccionemos de la Escritura sabemos que traerá bendición a
nuestros oyentes, pero debemos tener varias consideraciones al
seleccionarlos tales como las necesidades actuales de la
congregación. También debemos considerar que la iglesia
necesita un menú balanceado de los diferentes temas que
contiene la Biblia y ser expuestos a tal diversidad de contenido de
la Escritura, es aquí donde un plan de predicación a largo plazo
puede ser de gran ayuda.

2. Estudiar el pasaje.

“Vive el Señor que lo que mi Dios me diga, eso hablaré”


(2 Cron. 18:13 LBLA)

“Hemos sido llamados a hablar por Dios. Dejemos que sea El


quien hable, y que el hombre escuche. Por que no permitir que la
16
Palabra de Dios me quebrante y me reconstruya, y luego trasmitir
ese mensaje transformador a las personas a quienes amo y que
anhelan lo mismo? (Byron Yawn)

Para predicar un pasaje de las Escrituras lo primero que hay


que hacer es entenderlo. Somos administradores de los misterios
de Dios. Lo que. Se requiere de nosotros no es que seamos
relevantes ni populares, sino fieles (1 Con 4:1-2). Debemos
predicar la Palabra y eso significa… predicar la Palabra. Es
imposible que expliquemos a otros lo que nosotros mismos no
entendemos del todo. Cuando comprendemos el contenido del
pasaje, hemos recorrido un largo trecho en la preparación del
sermón.

El predicador que realmente depende del Espiritu Santo sabe


que debe trabajar con ahínco para entender las Escrituras porque
el Espiritu no bendice la irresponsabilidad. (de no estudiar la
Biblia) Es el predicador el que debe “procurar con diligencia
presentarse a Dios aprobado, como obrero que no tiene de
que avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad” (2 Tim.
2:15).

Al estudiar la Escritura debemos tener en cuenta las


siguientes recomendaciones:

A. Comenzar de rodillas. Estudiar las Escrituras es una labor my


ardua que produce una gran recompensa, siempre que
inundemos todo el proceso en oración. Debemos acercarnos al
estudio de la Biblia con el espíritu del salmista en el salmo 119:

“Enséñame tus estatutos” Salmo v.12


“Abre mis ojos, y mirare ls maravillas de tu ley v.18
“Hazme entender el camino de tus mandamientos” v.17
“Dame entendimiento, y guardare tu ley, y la cumpliré de todo
corazón” v.34

17
Debemos ser conscientes de nuestras propias limitaciones al
tratar de entender las Escrituras, tanto para nuestro propio
beneficio como para el beneficio de otros a través de nuestra
predicación.

B. Leer y releer el pasaje: Es muy. Recomendable que todo


predicador adquiera cierto conocimiento de las lenguas
originales, o que al menos pueda entender lo suficiente como
para hacer uso d los buenos léxicos que tenemos disponibles.
Pero es mucho lo que podemos aprender de un pasaje de las
Escrituras leyéndolo y releyéndolo en oración en nuestro propio
idioma.

Ese es el primer paso que debemos dar para comenzar a


familiarizarnos con el texto bíblico, y puede arrojarnos mucha luz
sin necesidad de hacer todavía una exégesis meticulosa.

En esta etapa de preparación, lee y relee el pasaje en varias


versiones, y dales prioridad a las traducciones de equivalencia
formal, pero sin descuidar las traducciones de equivalencia
dinámica.

Una traducción de equivalencia formal, es aquella que


intenta comunicar el contenido del pasaje de la manera mas literal
posible, palabra por palabra. La Reina -Valera y la Biblia de las
Américas son traducciones de equivalencia formal.

Las traducciones de equivalencia dinámica, como la Nueva


Version Internacional o la Nueva Traducción Viviente, intentan mas
bien transmitir la idea de acuerdo a la interpretación de los
traductores. Diremos de paso que no debemos apoyarnos en
traducciones de equivalencia dinámica para tomar decisiones
interpretativas. Sin embargo estas traducciones pueden ser muy
útiles para ver el pasaje con otros ojos.

A medida que vas leyendo el pasaje en diferentes versiones,


toma nota de los puntos que tienen en común, así como de las
variaciones. Ese simple ejercicio te mostrara cuales son las partes
del texto a las que tendrá que poner mayor atención para
determinar su significado. Ejemplo leer Juan 14:15 en la versión
18
Reina-Valera y en la Biblia de las Américas. Al ir al texto griego el
verbo guardar en LBLA nos brinda una mejor traducción que la
RV y miramos en otros versículos del pasaje (contexto) que
corroboran esta interpretación de LBLA. v.21; v.23 y v.24

C. Meditar en el pasaje. Muchos leemos la Biblia y oramos, pero


¿meditamos en la Palabra de Dios? ¿Sabemos lo que eso
significa? El Señor le dijo a Josué después de la muerte de
Moisés: “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino
que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas
conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás
prosperar tu camino, y todo te saldrá bien” (Josue 1.8).
Dios deseaba que el corazón de Josué estuviera lleno con la
Palabra de Dios, para que así pudiera guiar correctamente al
pueblo de Israel. Eso es exactamente lo que también desea para
nosotros. Si meditamos en las Sagradas Escrituras, el Señor nos
mostrará su verdad y nos guiará de acuerdo a su voluntad.

La meditación en la Palabra de Dios implica dos cosas:

1. Pasar tiempo a solas con Dios. Hablar de meditar, nos


referimos a estar en comunión con el Señor.

2. Enfocar nuestra atención en la Biblia. No nos referimos a solo


leer la Palabra de Dios, sino a tener una conversación personal
con nuestro Padre celestial. Lo primero que debemos hacer es
pedirle que nos revele aquello que desea mostrarnos. Luego
también debemos escuchar sus instrucciones y enseñanzas
mientras oramos, leemos y pensamos en ese pasaje.

Cuales son los requisitos para una meditación efectiva:

1. Prioridad. El diablo tratará de estorbarnos para que no


podamos enfocarnos en la Palabra de Dios, pues conoce el
19
alimento que recibimos de ella. Si la meditación no es una
prioridad en nuestra vida, muy probablemente no le estemos
dedicando tiempo.

2. Lugar. Necesitamos tener un lugar privado, donde leamos y


reflexionemos en lo que la Biblia dice.

3. Propósito. El propósito de la meditación es escuchar la voz de


nuestro Padre celestial. Es al concentrarnos en su Palabra y
buscar su dirección, que nos indica su voluntad por medio de
algún pasaje de la Biblia. Una vez que hemos comprendido lo que
nos ha dicho, nos preocupamos menos y confiamos más.

SEGUNDA PARTE.

En esta segunda parte nos estaremos adentrando aun mas


en lo que es la interpretación del pasaje, es decir que fue lo que
Dios les dijo a los receptores originales? Esto es que fue la idea
original que Dios les reveló? Esto nos llevara a conocer lo que
Dios dijo realmente en el momento que dió su palabra a los
Santos hombres que el uso para escribir las Sagradas Escrituras.

1. Analizar el contexto. Hay un dicho muy famoso que dice: “Un


texto sin contexto es solo pretexto”. Lo que esto significa es que
un predicador se sentirá inclinado a verter en un texto sus propios
prejuicios si no permite que el contexto le dirija a la intención del
autor.

Se cometen muchos errores en la interpretación de la biblia


por no considerar con cuidado la conexión de una declaración, ya
sea con el resto del pasaje, con el contenido general del libro en
que se encuentra o con el resto de las Escrituras.

20
Al llegar al trabajo práctico, es muy útil pensar acerca del
contexto de dos maneras diferentes: el contexto literario y el
contexto histórico. Se trata de dos ideas relacionadas y que a
menudo se solapan, pero vale la pena entender la diferencia.

A. El contexto histórico se refiere a las circunstancias o a la


situación que impulsó el texto. Esto puede exigirte tener que
entender culturas antiguas. Puede que necesites fortalecer tu
comprensión de la historia bíblica. O quizás tendrás que estudiar
un libro entero en un esfuerzo por reconstruir la situación que
enfrentaba la primera audiencia.

B. El contexto literario Por otro lado, es simplemente el


texto alrededor de tu texto. Considera la estrategia de redacción
o edición del autor y plantea la pregunta de por qué ha
organizado su libro como lo ha hecho. Los versículos o capítulos
que preceden o siguen a un texto dan un flujo o una forma que
nos ayuda a entender el significado del texto.

2. Verificar la sintaxis. La Real Academia define la sintaxis


como: “Parte de la gramática que estudia el modo en que se
combinan las palabras y los grupos que estas forman para
expresar significados así como las relaciones que se establecen
entre todas esas unidades”.

De nada nos sirve entender las palabras que componen una


oración, si no podemos captar el significado de la oración misma,
y como se relaciona con otras oraciones en el mismo contexto. A
través de un estudio gramatical llegado a la comprensión del
pasaje, poniendo atención a las conjunciones, los adverbios y las
preposiciones a través de los cuales se van ensamblando.

Ejemplo #1 Lee con detenimiento la siguiente porción de la Carta


a los romanos; pon especial atención en las palabras resaladas en
cursiva.

21
Asi que, en cuanto a mi, pronto estoy a anunciaros el evangelio
también a vosotros que estáis en Roma. Porque no me
avergüenzo del evangelio, Porque es poder de Dios para
salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también
al griego. Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela Por
fe, como esta escrito: Mas el justo por la fe vivirá. Porque la ira
de Dos se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia
de los hombres que detienen con injusticia la verdad; Porque lo
que de Dios se conoce les es manifiesto, Pues Dios se lo
manifestó. Porque las cosas invisibles de el, su eterno poder y
deidad, se hacen claramente visibles desde las creación del
mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de
modo que no tienen excusa (Rom. 1:15-20, énfasis agregado).

El “Asi que” con el que se inicia este pasaje conecta lo que


sigue a continuación con el interés que Pablo ha manifestado ya
de visitar la iglesia en Roma (Rom. 1:8-12), lo cual había sido
infructuoso hasta ese momento (Rom. 1:13-15) Pablo quiere ir a
Roma a predicar el evangelio porque es poder de Dios para
salvación. (v. 16b) Ese poder opera al revelar que toda la raza
humana, judios y gentiles, puede ser justificada delante de Dos
únicamente por medio de la fe en Jesucristo (v.17). Todos
necesitan esa salvación porque todo el mundo esta bajo la ira de
dios por haber detenido con injusticia la verdad (v.18). De que
verdad esta hablando Pablo aquí? De las cosas invisibles de Dios
que se revelan con claridad a través de la Creación, es decir, “Su
eterno poder y deidad” (v.19-20). De este modo, nadie tiene
excusa delante de Dios por su incredulidad, ni siquiera los
paganos que nunca tuvieron una Biblia en sus manos ni
escucharon el mensaje del evangelio. Ya sea que prediquemos
todo el pasaje, o algún versículo en particular, entender el flujo de
pensamiento será de gran ayuda para su correcta interpretación.

Hay diversas formas de estructurar un texto para descubrir


su flujo de pensamiento, las cuales no podemos explicar con
detalle en este manual. Lo importante es que podamos discernir
22
como se relacionan entre si las diversas partes que componen
una oración o un párrafo.

3. Prestar atención a los detalles. La estructura general del


pasaje es muy importante, pero los detalles también lo son:
palabras clave, aspectos de la cultura en la que se desarrolla una
historia, datos geográficos, por citar algunos. Eso no solo. Nos
ayuda a entender mejor el pasaje, sino que puede ser muy
enriquecedor en la exposición del mensaje. Algunos recursos
como los diccionarios bíblicos, los comentarios y los léxicos
pueden ser de mucha ayuda para obtener este tipo de
información.

4. Buscar las referencias cruzadas o pasajes paralelos. Como


la Biblia es su mejor intérprete, debemos buscar otros pasajes
contenidos en ella que puedan arrojarnos luz para entender mejor
el pasaje que estamos estudiando. La mayoría de las Biblias
vienen con esta ayuda incluida.

Ejemplo: Si estamos estudiando el pasaje de Juan 20:21-22 seria


de gran provecho estudiar Genesis 2:7; Job 33:4; Salmo 33:6; y
Ezequiel 37:9, todos estos textos del AT hacen referencia al
pasaje que es motivo de estudio.

5. Usar buenos comentarios. En el momento adecuado,


podemos echar mano de los recursos de comentarios que existen
ya que muchos de nosotros sentimos la tentación de acudir
demasiado rápido a los comentarios Bíblicos antes de tratar de
averiguar por nosotros mismos el significado del pasaje. Cuando
ya se ha hecho el trabajo por si mismo de leer el pasaje en varias
versiones, discernir la estructura, meditar en el y orar sobre todo
al respecto y que ya estemos listos de estructurar el sermón, ese
es un buen momento para abrir los comentarios que tengamos a
mano. Los buenos comentarios pueden ser de mucha ayuda para
confirmar que estas bien encaminado en tu interpretaron del

23
pasaje. También constituyen una buena herramienta par resolver
dificultades exégeticas e interpretativas, para ver si hay algo del
contexto o trasfondo del pasaje que no conocías, o alguna
conexión lógica de su estructura que hayas pasado por alto, o
simplemente para darte cuenta de que otros tuvieron la misma
confusión que tu sobre el significado de un texto bíblico.

6. Entender qué tipo de literatura estás estudiando. Aunque


algunas estrategias funcionan bien en toda la Biblia, el hecho es
que no toda la literatura funciona de la misma manera. No
tomarías un periódico y lo leerías con las mismas herramientas
que usarías para leer un poema. No leerías una novela como
leerías una receta. Y no deberías leer cada libro de la Biblia de la
misma forma, tampoco.

La Biblia tiene diferentes géneros:

• narrativa del Antiguo Testamento

• Profecía, lenguaje apocalíptico, sabiduría y poesía

• Las Epístolas, los Evangelios y los Hechos.

Dentro de estos diferentes géneros, tienes tres tipos básicos


de textos: el discurso, la narrativa y la poesía. Como regla
general, no descubrirás la estructura de un salmo (poesía) usando
las mismas estrategias de lectura que emplearías en un Evangelio
(muy probablemente una narrativa o un discurso). Saber cómo
funciona cada uno de los diferentes tipos de texto, te ayudará a
saber qué herramientas los descifran mejor.

Hablando en general, el discurso es material hablado. Es


lógico y lineal. Lo encontramos con más prominencia en las
Epístolas. También lo encontramos en los libros de historia del
Antiguo Testamento, en los discursos de los libros proféticos y
apocalípticos, y en los sermones de los Evangelios y de los
Hechos. Para encontrar la estructura de un discurso, es útil
escribir el texto en un trozo de papel sin los saltos de los párrafos
o quitando los números de los versículos dados por los editores
24
de nuestras biblias. Esto es lo que llamo sacar el texto de la
Biblia. Todas las cosas importantes que hay que buscar están
relacionadas con la gramática.

Busca palabras o frases repetidas, palabras claves, palabras


de transición, el flujo de las ideas, las relaciones gramaticales, las
clases independientes y dependientes, si el texto está escrito en
primera (yo), segunda (tú) o tercera persona (él/ella), si contiene
preguntas, expresiones declarativas o imperativas, y
características gramaticales similares. Esto es lo que podríamos
llamar diagramación de frases. Si utilizas estas herramientas
correctamente, normalmente encontrarás la forma y el énfasis de
tu pasaje. Una narrativa es una historia, y las historias tienden a
seguir una estructura bastante distintiva. Así, mientras centrarse
en la gramática puede ser útil para una epístola, son las escenas,
la trama y los personajes los que ayudarán al predicador a ver la
estructura y el énfasis de una narrativa.

Identificar diferentes escenas —donde la actividad en el


texto cambia de ubicación, por ejemplo— será probablemente el
mejor punto de partida. Si tomas pasajes narrativos más largos
para el texto de tu sermón, los cambios de escena revelarán un
principio organizativo. En esas escenas —y en ocasiones a lo
largo de escenas— tendrás que buscar las tramas. Las tramas
suelen tener cinco partes:

• El escenario: El escenario incluirá normalmente el lugar,


la época y una introducción a los personajes.

• El conflicto: El conflicto es la parte de la historia que


proporciona tensión dramática y una sensación de que
algo debe resolverse. Puede ser muy claro —como una
amenaza violenta —, o puede ser muy sutil (como una
confusión emocional).

25
• El clímax: El clímax es el punto de inflexión, donde se
rompe la tensión dramática.

• La resolución: La resolución es el resultado del clímax,


cómo se resuelve el conflicto.

• El nuevo escenario: El nuevo escenario es el regreso a un


nuevo tipo de normalidad desde la cual surgirá el siguiente
arco argumental.

Al tratar de identificar estas partes de la trama, las preguntas


importantes que hay que hacerse son: ¿Cuál es el conflicto aquí?
¿Qué es lo que está proporcionando la tensión dramática? ¿Cuál
es el punto de inflexión? ¿Cómo se resuelve la tensión? Yo diría
que el énfasis se encuentra en alguna combinación del clímax y
partes del conflicto y la resolución. Por supuesto, entender cómo
el autor retrata a los personajes —la gente de la historia—
también es importante. ObservaR qué protagonistas presenta el
autor y cuándo. Fíjate en cómo cambian. Presta atención a cómo
el autor pasa del uno al otro. Si tienes un buen entendimiento de
la trama y de los personajes, tendrás una buena comprensión de
la forma y el énfasis de la narrativa. La poesía es un tercer tipo de
texto. La mayor parte de la poesía en la Biblia está en la literatura
sapiencial y en la literatura profética del Antiguo Testamento. Para
encontrar la estructura, tendrás que considerar las repeticiones
de palabras o incluso estrofas enteras (p. ej.: los Salmos 42 y 43
se organizan en torno a la estrofa que comienza con “¿Por qué te
abates, oh alma mía?”). También deberás tener en cuenta los
cambios en las figuras y las estrategias gramaticales (como los
cambios de énfasis en las personas o en los puntos de vista).
Pero, probablemente la estrategia más útil para encontrar la
estructura y el énfasis en la poesía es ver cómo funciona el
paralelismo en tu texto, particularmente la transición entre tipos
de paralelismo en el texto. El paralelismo es el término técnico

26
usado para describir una característica de la poesía hebrea, en la
que las frases a menudo aparecen emparejadas —o a veces de
tres en tres— y relacionadas o en correspondencia las unas con
las otras de maneras específicas. Puede ser que la segunda línea
repita la idea general de la primera, tal vez solo con una ligera
amplificación. La segunda línea puede contradecir, negar, o hacer
un contraste con la primera. O la segunda línea puede completar
el pensamiento de la primera. Estas diferentes relaciones entre la
primera y segunda línea indican diferentes clases de paralelismo.
Ver los cambios en los paralelismos te ayudará a encontrar la
forma y el énfasis de tu texto.

27
ESTRUCTURA DEL SERMON EXPOSITIVO

La importancia de la estructura homiletica.

El deseo de todo predicador es que su mensaje tenga un


impacto profundo en la vida de los oyentes. Para que esto se dé,
el predicador no sólo debe contar con la ayuda del Espíritu Santo,
sino también tener una prédica bien estructurada.

El doctor Martyn Lloyd-Jones señaló que un sermón no es un


ensayo ni una composición literaria dispuesta para su
publicación, para que Sea leída y vuelta a leer, sino que se trata
de un mensaje que tiene como propósito que sea oido y que
tenga un impacto inmediato sobre los oyentes.

A fin de asegurar este impacto, el sermón debe estar libre de


ambigüedades y no contener ningún material extraño a su tema
principal. Por otra parte debe tener una forma pauto distintiva, en
la que las ideas del sermón indiquen una continuidad de
pensamiento, moviéndose todo el discurso hacia una meta o
punto culminante concreto. En otras palabras, el sermón debe
estar construido de tal manera que los oyentes puedan captar sin
dificultad la esencia del mensaje, así como los varios aspectos
que aparecen en el. Esta es la razón de la estructura homiletica.

No hay camino fácil para la preparación de sermones. Es


algo que demanda mucho esfuerzo laborioso y paciente estudio.
Después de haber emprendido estos principios, debe haber
también una asidua aplicación de estas normas, si el estudiante
quiere conseguir dominar la homiletica.

28
FORMATO DE UN BOSQUEJO DE SERMON

Titulo: _____________________________________________

Texto: _____________________________________________

Introducción: _______________________________________

Proposito Gral: _____________________________________

Proposito Esp. _____________________________________

proposición: ________________________________________

Frase interrogativa (pregunta sermonaría) ______________

___________________________________________________

Oracion de Transicion: _______________________________

___________________________________________________

I. Primera división principal: __________________________

A. Primera subdivisión: __________________________

B. Segunda subdivision: __________________________

Transición (puente): ___________________________________

II. Segunda división principal: _________________________

A. Primera subdivision: _________________________

B. Segunda subdivision: _________________________

C. Tercera subdivision: _________________________

Transición (puente) _________________________

Aplicación: __________________________________________

Conclusion: __________________________________________

Esta pauta es típica en la construcción de la mayor parte de


sermones bíblicos, esto es el texto precede a la introducción que
va seguida por los propósitos general y especifico, la proposición,
frases interrogativa y de transición; luego siguen las divisiones
principales, subdivisiones, aplicación y conclusión. Unas
transiciones (puentes) conectan las principales divisiones entre si
y con la aplicación y conclusión.

29
Uno de los propósitos de trabajar con un formato, es hacer
evidente el bosquejo. Un bosquejo claro es de ayuda valiosisima
para el orador. Cuando se tiene un bosquejo así, este sirve de
ayuda visual, auxiliando al predicador a tener un panorama
general del mensaje.

30
LA APLICACION DEL SERMON EXPOSITIVO

La aplicación del sermón es de suma importancia ya que es el


momento en que el predicador aplica las verdades contenidas en
el pasaje estudiado y que han sido extraídas del mismo, sabiendo
que son los principios de Dios que traerán transformación a la
vida de los oyentes.

Es deber de todo cristiano el poner en práctica lo que la Biblia


dice. Santiago 1:22 dice,   “Sed hacedores de la Palabra y no
solamente oidores que se engañan a sí mismos.” En otras
palabras, no es suficiente aceptar mentalmente las verdades
bíblicas que escuchamos sino que también debemos moldear
nuestra conducta de acuerdo a los mandamientos de Dios.

Ya que el ser hacedores de la palabra es tan importante en la


vida cristiana, ¿hay algo que el predicador de la Palabra puede
hacer para ayudar a su audiencia a poner en práctica los
mandamientos de Dios? La respuesta es un rotundo, sí. Un fiel
predicador y pastor puede (y debe) orar por su iglesia, aconsejar a
sus miembros y también ser un ejemplo que otros puedan imitar.
Pero hay una cosa más que puede hacer: Aplicar las Escrituras
para sus oyentes.

Se define la aplicación como el proceso retórico, mediante el cual


se hace que la verdad se aplique directa y personalmente a los
individuos, a fin de persuadirles a que respondan adecuadamente
a él. Esta definición incluye, de esta manera, tanto al orador como
a los oyentes.

La aplicación en la predicación expositiva puede definirse


como:

“el proceso por el cual el expositor toma una verdad bíblica del
texto y la aplica a la vida de su audiencia, proclamando por qué es
relevante para sus vidas, y apasionadamente alentándolos a hacer
31
los cambios necesarios en sus vidas de una manera coherente
con la intención original del autor.”

Momento Para Hacer la Aplicación. El tiempo en que se hace la


aplicación tiene que ser determinado por el contenido del pasaje.
Como regla general, la aplicación se hace en relación con cada
verdad espiritual que se considere. Esto significa que el
llamamiento va entretejido en la fabricación del sermón, y que las
verdades se van aplicando conforme va progresando el
desarrollo.

32