You are on page 1of 7

Terremoto

Un terremoto1 (del latín terra ‘tierra’, y motus ‘movimiento’), también


llamado seísmo, sismo (del griego σεισμός [seismós]), temblor, temblor de
tierra o movimiento telúrico, es un fenómeno de sacudida brusca y pasajera de la corteza
terrestreproducida por la liberación de energía acumulada en forma de ondas sísmicas. Los
más comunes se producen por la actividad de fallas geológicas. También pueden ocurrir por
otras causas como, por ejemplo, fricción en el borde de placas tectónicas,
procesos volcánicos o incluso pueden ser producidas por el hombre al realizar pruebas de
detonaciones nucleares subterráneas.
El punto de origen de un terremoto se denomina foco o hipocentro. El epicentro es el punto
de la superficie terrestre que se encuentra directamente sobre el hipocentro. Dependiendo
de su intensidad y origen, un terremoto puede causar desplazamientos de la corteza
terrestre, corrimientos de tierras, maremotos (o también llamados tsunamis) o la actividad
volcánica. Para medir la energía liberada por un terremoto se emplean diversas escalas,
entre ellas, la escala de Richter es la más conocida y utilizada por los medios de
comunicación.

Causa
La causa de los terremotos se encuentra en la liberación de energía de la corteza terrestre
acumulada a consecuencia de actividad volcánica y tectónica, que se origina principalmente
en los bordes activos de placas tectónicas.23
Aunque las actividades tectónicas y volcánicas son las causas principales por las que se
generan los terremotos hay otros factores que pueden originarlos:
 Acumulación de sedimentos por desprendimientos de rocas en las laderas de las
montañas.
 Modificaciones del régimen fluvial.
 Variaciones bruscas de la presión atmosférica por ciclones.
Estos fenómenos generan eventos de baja magnitud, que generalmente caen en el rango
de microseísmos: temblores detectables sólo por sismógrafos.
Consecuencia
Las consecuencias de los terremotos están asociadas a los grados de intensidad en la
escala de Richter. Cada año aproximadamente se producen 300,000 sismos en toda la
superficie con escalas entre 2 y 2,9 grados. Los terremotos de mayor intensidad de
aproximadamente 8 grados se producen en períodos que oscilan entre 5 y 10 años. De
este cuadro se puede establecer un entendimiento de las diferentes sociedades que están
en riesgo, por más que tratan de predecir no es posible determinar cuándo y dónde
ocurrirá un terremoto, ya que puede ocurrir en cualquier lugar, sin tener en cuenta la
intensidad. Menos de 3,5 grados: terremoto que se pueden registrar, pero difícil de
percibir, en este caso no causa daño. 3,5 a 5,4 grados: el temblor se puede percibir, pero
es poco probable que cause destrucción. Menos de 6.0 grados: terremoto capaz de
producir daños graves a los edificios pequeños o edificios de pobre calidad y daños leves
al resto de edificios. 6,1 a 6,9 grados: desprende una cantidad de energía que puede crear
el caos y daños en un área de 100 km alrededor del epicentro. 7 a 7,9 grados: energía de
alto potencial en libertad que puede afectar a los cimientos de edificios y causar grietas en
la superficie, dañando los sistemas de agua y alcantarillado que están bajo tierra y
produciendo su ruptura. 8 a 8.5 grados: temblor grande de lo que se deriva una gran
destrucción en los edificios en general y puentes en ruinas donde casi ninguna
construcción es capaz de soportar la energía liberada. 9 grados: destrucción total. 12
grados: (hipotéticamente) podría romper la Tierra por la mitad.

Estrés postraumático
Un terremoto puede trastornar su vida. No hay una solución sencilla para mejorar las cosas
de inmediato. Pero hay medidas que pueden ayudarle a usted, a su familia y a su
comunidad a recuperarse.
 Vuelva a la rutina normal tan pronto como le sea posible. Hagalo poco a poco, sin
agobiarse.
 Cuide su alimentación. Esté pendiente de no saltarse comidas o comer en exceso.
 Haga ejercicio y mantengase activo.
 Tomese tiempo para llorar si lo necesita. Para sentirse bien es necesario que aflore
sus sentimientos, en lugar de esconderlos.
 Ayude como voluntario a otras personas en su comunidad.
 Acepte ayuda de familiares, amigos, compañeros de trabajo... Sería recomendable
hacer un grupo de apoyo donde puedan reunirse a contar cómo se sienten y a darse
apoyo mutuo. Averigüe si hay centros de apoyo local donde usted vive.
 Encuentre algo positivo que pueda realizar. Done sangre o dinero para ayudar a las
víctimas del ataque. Unase a las personas de su comunidad para enfrentar esta
tragedia.
 Es recomendable no ver noticias relacionadas con el terremoto, eso contribuye a la
rumiación e intensificación de los síntomas asociados al trauma. Después de los
ataques terroristas del 11 de septiembre en Nueva York se comprobó que la
cantidad de tiempo empleada en ver la cobertura de la noticia en televisión
agravaba los síntomas de los pacientes con estrés postraumático.
 Evite el alcohol y el consumo de sustancias adictivas, solo lograrán complicar su
recuperación.

Qué hacer antes, durante y después de un terremoto?


Antes

1 Desarrollar un plan de protección, seguridad y evacuación.


2 Conocimiento básico acerca de primeros auxilios y botiquín de emergencia.
3 Asegurar elementos altos ( estanterías, libreras o roperos) evitando tener objetos que puedan caer ante un
movimiento.
4 Conocer la ubicación de llaves de gas, agua, fusibles de electricidad.
5 Eliminar obstáculos de las rutas de evacuación.
6 Ubicar y señalizar las zonas de seguridad y las rutas de evacuación.
7 Cuando los alumnos se encuentren en las aulas, mantener las puertas abiertas para facilitar la evacuación.
8 Realizar simulacros de evacuación en caso de terremotos, con el fin de instruir a las personas sobre las
medidas a tomar y determinar si el plan de emergencia es efectivo.

Durante

El elemento principal es mantener la calma, ya que la muchos sufren heridas a consecuencia de cortaduras
por cristales, caída de objetos, aglomeración de personas en escaleras y todo a causa del pánico. Para evitar
estos accidentes proporcionamos algunas medidas que podrán ser efectivas ante un movimiento sísmico.

1 Se debe conservar la serenidad evitando el pánico o histeria colectiva.


2 Ubicarse en lugares seguros previamente establecidos, de no lograrlo debe refugiarse bajo mesas, pupitres
o escritorios alejados de ventanas u objetos que puedan caer.
3 Colocarse en el piso con las rodillas juntas y la espalda hacia las ventanas.
4 Sujetar ambas manos fuertemente detrás de la cabeza, cubriéndose con ellas el cuello.
5 Esconder el rostro entre los brazos para proteger la cabeza, cerrar fuertemente los ojos.
6 Si es necesario evacuar el lugar, utilice las escaleras no ascensores.
7 Si esta en el patio permanezca lejos de edificios, cables de tendido eléctrico y ventanas.
8 Si va en vehículo o autobús, el conductor debe reducir la velocidad y detenerse en un lugar seguro. Asi
también, las personas deben mantenerse en sus asientos hasta que todo vuelva a la normalidad.

Después

1 Observar si alguien esta herido y practicar primeros auxilios.


2 Dirigirse a las zonas de protección ya establecidas, sin perder la calma
y sin alejarse del grupo.
3 No tocar cables de energía eléctrica que han caído.
4 Cerrar las llaves de gas para evitar cualquier fuga y usarlo nuevamente hasta que se halla realizado la
inspección adecuada.
5 Controlar el flujo de agua y no utilizarlo hasta revisar alcantarillas.
6 Cerrar los circuitos de energía eléctrica para evitar accidentes por contacto con alambres caídos o un
posible incendio. 7 No regresar a las áreas dañadas sin previa autorización.
8 Utilice el teléfono solo en llamadas urgentes.
9 Sintonizar la radio para conocer las medidas de emergencia adoptadas.

Mitos
Los animales anuncian terremotos
La primera referencia acerca de este fenómeno ocurrió en Grecia en el año 373 antes de
Cristo, cuando “ratas, comadrejas, serpientes y ciempiés abandonaron sus hogares varios
días antes de un terremoto”. De ahí en adelante, ha sido un tema de debate por años, sin
llegar a una conclusión satisfactoria y aunque existen miles de casos de conductas extrañas
antes de un temblor, no ha sido posible encontrar un patrón específico que pueda ser
avalado por la ciencia, como el tono del ladrido de un perro o el movimiento de los pájaros.
Lo que si se conoce es la capacidad de detectar ondas de baja frecuencia, pero las ondas
primarias y secundarias (que provocan el desastre) sólo vienen unos pocos segundos
después.

Historia sísmica de la isla


La posición de la isla Hispaniola, justo en el
borde de interacción entre la placa tectónica
de Norteamérica y la placa tectónica del Caribe,
específicamente en el borde norte de la placa del Caribe,
provoca que toda la isla, pero especialmente la región
septentrional, sea considerada como de alto riesgo
sísmico, lo que se evidencia al pasar revista a
nuestra historia
sísmica, donde encontramos seis devastadores terremotos.

Esos devastadores sismos, ocurridos


en 1562, 1783, 1842, 1887, 1904 y 1946 han destruido importantes
ciudades dominicanas, principalmente en la región norte;
apreciándose que los últimos cuatro grandes sismos
tuvieron una separación de 59, 45, 17 y 42 años,
por lo que es de esperarse que en un futuro relativamente cercano
el país sea afectado por una fuerte sacudida
sísmica, ya que desde 1946 hasta el presente han
transcurrido 57 años.
Mapa sísmico

Grande terremoto en el mundo


Valdivia (Chile)
El terremoto más intenso registrado hasta la fecha golpeó Chile el 22 de mayo de 1960,
con una magnitud de 9.5 grados en la escala Richter.
Alaska (EE UU)
El 27 de marzo de 1964, Viernes Santo, un terremoto de magnitud 9.2 golpeó Alaska.
Sumatra-Andamán (Indonesia)
En 2004 se produjo un terremoto de 9.1 grados en el Océano Índico, con epicentro cerca
de la costa oeste de Sumatra (Indonesia).
Kamchatka (Rusia)
El 4 de noviembre de 1952, un terremoto de magnitud 9.0 alcanzó Kamchatka, en Siberia,
y las Islas Kuriles, provocando devastadores maremotos que alcanzaron Hawai, Japón,
Alaska, Chile y Nueva Zelanda.
¿Que es autismo?
El autismo es un trastorno neurológico complejo que generalmente dura toda la vida. Es
parte de un grupo de trastornos conocidos como trastornos del espectro autista (ASD por
sus siglas en inglés). Actualmente se diagnostica con autismo a 1 de cada 68 individuos y a
1 de cada 42 niños varones, haciéndolo más común que los casos de cáncer, diabetes y
SIDA pediátricos combinados. Se presenta en cualquier grupo racial, étnico y social, y es
cuatro veces más frecuente en los niños que en las niñas. El autismo daña la capacidad de
una persona para comunicarse y relacionarse con otros. También, está asociado con
rutinas y comportamientos repetitivos, tales como arreglar objetos obsesivamente o
seguir rutinas muy específicas. Los síntomas pueden oscilar desde leves hasta muy
severos.

Causas
Con frecuencia las causas del autismo son desconocidas; aunque en muchos casos se
sospecha que se debe a cambios o mutaciones en los genes, no todos los genes
involucrados en el desarrollo de esta enfermedad han sido identificados
Características
El hecho de que un niño sea autista, no quiere decir que su capacidad de comprensión sea
menor. De hecho, son muchos los niños autistas que tienen unas habilidades y una
capacidad cognitiva muy alta, dependiendo del tipo de autismo que se tenga. Dicho de
otra forma, el coeficiente intelectual de un niño autista no tiene por qué ser menor. Lo
que influye directamente es su capacidad para las relaciones sociales, y su capacidad de
comunicación en general.
Síntomas
Cada caso particular puede ser diferente, pero, por norma general, entre la características
del autismo infantil y primeros síntomas de los niños autistas que pueden darnos pistas
sobre esta enfermedad, son los siguientes:
– No necesitan de consuelo en momentos en los que, por norma general, debería de
necesitarlo.
– No son capaces de reconocer los sentimientos de los demás.
– No juegan con el resto de los niños, sino que se entretiene sólo con sus objetos.
– No habla ni se comunica con normalidad
Intervención educativa
Los objetivos generales de las estrategias educativas en niños autistas deben estar
dirigidos a la consecución de las siguientes metas:
 Potenciar al máximo la autonomía e independencia personal de los chicos y
chicas.
 Desarrollar el autocontrol de la propia conducta y su adecuación al entorno.
 Mejorar las habilidades sociales de los alumnos, fomentando su capacidad de
desenvolvimiento en el entorno y de comprensión y seguimiento de las normas,
claves y convencionalismos sociales y emocionales.
 Desarrollar estrategias de comunicación funcionales, espontáneas y
generalizadas.
 Fomentar la intención comunicativa y la reciprocidad en la comunicación.
 Desarrollar procesos cognitivas básicos como el pensamiento abstracto, la
atención y la memoria