You are on page 1of 1

Historia de la cerámica

La cerámica es una de las industrias supervivientes más viejas en el mundo y muchos de los procesos originales siguen siendo
los mismos.Se afirma que ya en el 24.000 a.c. las estatuillas, animales y humanas, eran hechas de arcilla y hechas en hornos
excavados en el suelo. En la mayoría de los casos, estas figurillas fueron utilizadas con fines ceremoniales y no fue sino hasta
aproximadamente otros 10.000 años más tarde que se hicieron grandes desarrollos en la cerámica para poder desarrollar objetos
más funcionales, tales como recipientes para alimentos y almacenar agua y también fabricar ladrillos de arcilla para construir
casas.
Técnicas de cerámica
Las primeras vasijas que se crearon a menudo se hicieron usando las técnicas simples que todavía se encuentran hoy en día,
modelar a pellizco, donde se forma una bola de arcilla y se usa el pulgar u otro dedo para hacer una abertura en el medio y desde
allí apretando uniformemente en cada uno de sus lados las paredes se adelgazan, la arcilla se extiende y se da forma a las
piezas.
Otra técnica y que se remonta a miles de años es la técnica de los rollos, macarrones o churros, que a menudo se utiliza para
crear vasijas o recipientes más altos o más gruesos, ya que es un poco más resistente.
En primer lugar la base se despliega uniformemente plana, luego los rollos o churros en forma de tubo largo se enrollan a mano y
se trabajan alrededor de la base.
Los churros se ponen uno encima del otro y entre ellos se va añadiendo una pasta que actúa como elemento de unión. Es muy
fácil con esta técnica para crear la forma y el tamaño que se desea para la pieza.
Y una tercera técnica muy utilizada es la de las planchas o placas de arcilla se obtienen partiendo de una porción de pasta a la
que se le aplica una presión mediante un rodillo. Se pone la pasta entre dos reglas de igual grosor y se pasa el rodillo por encima
de modo que iguale toda la masa.
Si se necesitan varias planchas, deben hacerse todas seguidas, dejándolas reposar durante un tiempo para que pierdan parte de
su humedad y cojan cierta consistencia a fin de poder manipularlas.
Después se cortan las distintas piezas. Hay que vigilar que la humedad perdida no sea excesiva, pues la unión entre las distintas
planchas sería defectuosa y se rompería en el proceso de secado o de cocción. Todas las juntas se deben unir cuidadosamente y
reforzarse con un cordón de arcilla. que se soldará con pasta.
Otra manera importante de trabajar alfareros es con los moldes, esto asegura que cada pieza es la misma cada vez. Es
interesante para crear productos iguales tales como vajillas. Un cuerpo de arcilla líquida se vierte en moldes de yeso y se deja
formar una capa, se reparte dentro de las paredes interiores del molde.
Hemos hablado de técnicas, sin embargo la aparición del torno fue una pieza importante en el avance de estas técnicas de
trabajo.
Según estudios e investigaciones esta herramienta fue inventada en Egipto, 3000 años a. c. Como todas las herramientas y útiles
fue evolucionando en distintas fases.
Egipcios, griegos y romanos, hace miles de años, elaboraban cerámica de gran belleza, utilizando el torno.
Posiblemente el primer paso fue un disco plano que el alfarero hacía girar, para trabajar con las manos mojadas, una pieza
que antes había hecho a mano. Posteriormente a este disco se añadiría un eje que se haría girar con la mano.
La transformación de esta herramienta se produjo con la incorporación del disco inferior, mas grande y on mas peso que permitía
una velocidad constante, dejando al alfarero las manos libres para modelar la pieza.
El torno moderno de alfarero suele tener un motor eléctrico, y un dispositivo mecánico o electrónico que permite variar y ajustar en
cada momento la velocidad de giro más adecuada.
Suele haber una confusión entre los términos cerámica y alfarería. Las dos se usan para designar actividades artesanales a partir
del barro cocido. Según el ceramólogo, Emili Framcés Sempere, «la alfarería es la cerámica popular, la más corriente, la que se
hacía en los pueblos para uso popular. Después vino la cerámica, todo aquello que es decorado, con carácter suntuario,
artístico».
MANUALIDAD
Realizar un jarrón con arcilla

Related Interests