You are on page 1of 3

QUE ES UNA ORGANIZACIÓN COMO AGENTE DE CAMBIO

PRINCIPIOS BÁSICOS QUE SUSTENTAN LAS ESTRATEGIAS DE CAMBIO


PLANEADAS EN LA ORGANIZACIÓN.
Un cambio que apunte hacia el eje fundamental: el capital humano. Es importante
adoptar nuestra filosofía considerando que lo único que debe permanecer
inmutable en el universo es el cambio

Principios básicos
A) La Organización debe ser respetada en cuanto a sus valores, creencias,
criterios de trabajo, costumbres, tradiciones, etc.

B) La mayoría de las organizaciones son capaces de crecer y madurar, si se crean


las condiciones para ello y se les capacita para ello.

Un agente de cambio es alguien que “altera la capacidad humana o sistemas de


organización para lograr un mayor grado de resultados o la actualización de sí
mismo.”

El resultado del trabajo de un agente de cambio es la capacidad en las personas


para hacer más o encontrar una nueva y mejor perspectiva en la vida.

Un buen gestor del cambio debe contar con actitudes básicas:

1. Creer en lo nuevo, amar el cambio y asociarlo a la productividad y el negocio.


2. Tener la voluntad firme de influir en los otros y dejar una marca en su tiempo.
3. Formar y valorar equipos de personas dispuestas a sostener el cambio.
4. Difundir y promover el sentido del cambio: ¿Por qué y para qué cambiar?

5. Delegar y generar en otros la responsabilidad de implementación


6. Premiar y reforzar las conductas asociadas al cambio.

El cambio organizacional es una signatura obligada en nuestro tiempo, es una


prioridad la toma de conciencia respecto a la necesidad de un cambio en las
organizaciones,
C) El agente de cambio establece una relación cuyo núcleo es la ayuda a la
organización.

D) La relación de agente con la organización debe propiciar el crecimiento de la


misma y su no dependencia respecto al agente.

E) La relación de ayuda tiene un fuerte componente de aprendizaje mutuo (agente


y organización).
Como se conforma la organización como agente de cambio

Los cambios se originan por la interacción de fuerzas y éstas se clasifican en:

Internas: son aquellas que provienen del interior de la organización, surgen del
análisis del comportamiento organizacional y se presentan como alternativas de
solución, representan condiciones de equilibrio, al crear la necesidad de cambio
de orden estructural; por ejemplo las adecuaciones tecnológicas, cambio de
estrategias metodológicas, cambios de directivas, etcétera.

Externas: son aquellas que provienen del exterior de la organización, crean la


necesidad de cambios de orden interno, son muestras de esta fuerza: los decretos
gubernamentales, las normas de calidad, limitaciones en el ambiente tanto físico
como económico.

Para impulsar el cambio en una organización, se requiere de verdaderos líderes,


ello exige voluntad y la capacidad de cambiar lo que se hace, así como hacer
nuevas y diferentes cosas.

No obstante, cuando se hacen cosas diferentes, siempre se chocará con


dificultades inesperadas, en consecuencia, siempre se requerirá la conducción del
cambio por personas de una elevada capacidad probada, personas que sean
verdaderos “agentes de cambio”.

Agente de cambio sería “una persona o grupo de personas que entra en una
organización actual o en una parte de la organización para facilitar el proceso de
cambio (Gibson, James L., Ivancevich, John M. y Donnelly Jr., James H., 1998:
760). El agente de cambio representa un desafío para el status que tiende a
permanecer en todas las organizaciones.

Un agente de cambio es aquel que es capaz de desarrollar en la organización,


acciones, actitudes y procesos que permitan realizar mejoras proactivamente en
los diversos aspectos internos y externos.

Debe mantener la búsqueda permanente de la mejora y eficacia organizacional,


crear un clima favorable de cambio dentro de su equipo de trabajo y la
organización de manera que las personas no sean sólo actores, sino protagonistas
y agentes colaboradores de él en el proceso de cambio.

En los programas de desarrollo organizacional, suelen contratarse agentes


externos de cambio, o inclusive pueden ser internos, así como también se puede
formar una combinación de interno-externo, cuyas funciones van desde estimular,
facilitar y coordinar el cambio hasta su implementación:
Los agentes externos prácticamente son empleados temporales de las
organizaciones, pues se les contrata por el período que dure el proceso de
cambio.

El agente interno, obviamente, es alguien que trabaja para la empresa y que tiene
algún conocimiento sobre la problemática de que se trate o de por qué se requiere
el cambio.