You are on page 1of 3

UNIDAD 17 RESOLUCIONES JUDICIALES

17.1 Concepto y clasificación de las resoluciones judiciales

1. Concepto

La resolución judicial es el acto procesal proveniente de un tribunal, mediante el


cual resuelve las peticiones de las partes, o autoriza u ordena el cumplimiento de
determinadas medidas.

2. Clasificación

a) Las providencias:

El juez dicta una providencia cuando la resolución se refiere a cuestiones procesales


que requieren una decisión judicial de acuerdo con lo establecido por la ley, siempre
que no se exija la forma de auto; por ejemplo, cuando un tribunal está presidido por
varios magistrados y se tiene que nombrar ponente a uno de ellos; si hay que
señalar la fecha para proceder a deliberar, votar y fallar sobre un recurso; si un
juzgado de instrucción restituye un vehículo robado a su legítimo propietario o si el
órgano judicial deber recibir una nueva declaración de alguien que ya declaró como
testigo pero que ahora tiene que relatar los hechos en calidad de imputado.

b) Los autos:

Esta resolución se dicta cuando se deciden recursos contra providencias o decretos


del secretario judicial, no del juez, o si se resuelve la admisión o inadmisión de una
demanda, reconvención, acumulación de acciones, admisión o inadmisión de la
prueba, aprobación judicial de transacciones, acuerdos de mediación y convenios,
medidas cautelares y nulidad o validez de las actuaciones; asimismo, también
revestirán la forma de auto las resoluciones que versen sobre presupuestos
procesales, anotaciones e inscripciones registrales y cuestiones incidentales.

c) Las sentencias:

Probablemente, la resolución judicial más conocida; se dicta para poner fin al


proceso, en primera o segunda instancia, una vez que haya concluido su tramitación
ordinaria prevista en la ley; así como para resolver los recursos extraordinarios y los
procedimientos para la revisión de sentencias firmes.

17.1.1 Audiencias

Una audiencia es un procedimiento ante un tribunal u otro órgano de toma de


decisiones oficial, como una agencia gubernamental u otro órgano público (como el
Parlamento o Gobierno).

Una audiencia judicial se distingue de un juicio escrito en que por lo general es más
corto y, con frecuencia, menos formal. En el curso de los litigios, las audiencias se
llevan a cabo como argumentos orales en apoyo de mociones, ya sea para resolver
el caso sin juicio en una moción para desestimar o en un juicio sumario, o para
decidir cuestiones discrecionales de la ley, como la admisibilidad de las pruebas,
que determinarán cómo avanza el juicio. Las pruebas limitadas y testimonios
también se pueden presentar en las audiencias para complementar los argumentos
legales.

17.1.2 Sentencias

La sentencia es el acto judicial que resuelve el litigio ya procesado, mediante la


aceptación que el juez hace de alguna de las encontradas posiciones mantenidas
por los antagonistas luego de evaluar los medios confirmatorios de las afirmaciones
efectuadas por el actor y de la aplicación particularizada al caso de una norma
jurídica que preexiste en abstracto, con carácter general.

17.1.4 Requisitos de las sentencias

La sentencia debe reunir los requisitos de tiempo, lugar y forma. Debe dictarse en
un periodo de tiempo apto para la realización de los actos del juez o tribunal. La
fijación de este plazo varía según el procedimiento de que se trate.

Respecto de la forma, las sentencias generalmente se componen de tres secciones:

1. Encabezamiento o parte expositiva: en el que se señala la fecha y ciudad


en que se dicta, las partes intervinientes, sus procuradores y abogados, sin
que se puedan omitir sus nombres sin afectar a la debida integridad y
publicidad de las sentencias. Se hacen constar también las peticiones
presentadas por las partes, junto a los presupuestos o antecedentes de
hecho en que se fundan.

2. Parte considerativa: en la que se expresan los fundamentos de hecho y de


derecho, que contienen los argumentos de las partes y los que utiliza el
tribunal para resolver el objeto del proceso, en relación con las normas que
se consideran aplicables al caso.

3. Parte resolutiva: en la que se contiene la decisión o fallo de condena o


absolución del demandado o acusado. Asimismo, suele incorporarse el
nombre del juez que la ha redactado y la firma de todos los que han
concurrido a su acuerdo.

17.1.4 Sentencia sujeta a impugnación

En el Estado de derecho todas las sentencias pueden ser impugnadas, invocando


los defectos en que podría haber incurrido. Para impugnar una sentencia se utilizan
los recursos procesales. El recurso más habitual es el recurso de apelación ante un
tribunal de segunda instancia, admitido en la mayoría de los casos, con excepciones
como casos de bajo monto. Recursos menos habituales son los de nulidad, en
casos de incumplimientos de la ley insalvables durante el procedimiento, y los que
cuestionan la constitucionalidad de la sentencia.

Mientras queden recursos pendientes la sentencia no puede ser ejecutada.

17.1.5 Laudo arbitral

Es el concepto que se emplea en el ámbito del derecho para referirse a la resolución


dictada por un árbitro que permite dirimir un conflicto entre dos o más partes.

El fallo del árbitro puede compararse con la sentencia de un juez, aunque la


jurisprudencia de éste se encuentra fijada por la ley y la jurisdicción del árbitro está
en la autonomía de la voluntad. Esto significa que la decisión de esta figura debe
ser aceptada por las distintas partes para resolver el conflicto.