You are on page 1of 3

Una Navidad desastrosa

Descripción: Guión corto de Navidad. Mariela quiere que todo salga bien en su cena
navideña, pero pronto descubrirá que las cosas no siempre son como se planean.

Personajes: Mariela, Luis, Jonás, Papá, Mamá, Tío Berto, Firulais

PRIMER ACTO

Entra en escena Mariela, quien está poniendo muy nerviosa la mesa para la cena de Navidad.
Mide las servilletas con exactitud milimétrica y limpia las copas obsesivamente.

Luis: Ay hermanita, ¿quién te manda a ocuparte de la cena de Navidad este año?

Mariela: Le dije a mamá que podía hacerlo y quiero que todo sea perfecto. Así la convenceré
de que soy responsable y tal vez, me deje tener ese auto que quiero.

Luis: Pues yo más bien creo que va a ser todo lo contrario.

Mariela (enojada): ¡Mejor calla y ayúdame con esto! ¿Mandaste a Jonás a comprar el pavo?

Luis: Sí, y escondí el vino que tío Berto siempre acostumbra tomar en la cena navideña. Lo
vacíe todo en la botella del enjuague bucal, nunca lo encontrará ahí.

Mariela: Ni hará otro de sus papelones navideños. Bien, yo me encargaré de terminar de


poner la mesa.

Luis: Y yo de terminar de bañar a Firulais para que este decente esta noche.

Mariela: ¡Hagámoslo!

SEGUNDO ACTO

Mariela continua colocando adornos navideños por aquí y por allá, cuando un estruendo se
oye cerca de ahí.

Mariela: ¿Y eso?

Luis (fuera de escena): ¡Firulais! ¡No! ¡Vuelve acá!

Un enorme perro entra en escena, corriendo y tirándolo todo a su paso.

Mariela: ¡No, Firulais! ¡Detente!

El perro hace caso omiso y se enreda con el mantel, tirando gran parte de las cosas al suelo.
Luego, salta sobre una guirnalda y la hace trizas. Luis llega corriendo detrás de él.
Mariela: ¡¿Qué paso?!

Luis (respirando entrecortadamente): Lo… siento… él… odia… los… baños…

Mariela: ¡Pero mira que desorden! ¿Ahora qué le voy a decir a mis papás?

Luis: Eh… ¿y si decimos que un ladrón quiso entrar a la casa?

Mariela se acerca enojada a él y le da un coscorrón.

Luis: ¡Auch!

Mariela: ¡A veces me da pena que seas mi hermano!

TERCER ACTO

Mariela ve con pánico la mesa, que está hecha un desastre.

Mariela: ¡No puede ser, Firulais!

El perro ladra alegremente y mueve la cola.

Luis: Creo que ahora sí se te salieron las cosas de control.

Jonás entra en ese momento, llevando una cubeta de pollo frito.

Mariela: ¡¿Y el pavo?!

Jonás: No encontré, ya se habían acabado todos. Tuve que traer este pollo.

El tío Berto entra en ese momento, tambaléandose.

Tío Berto: No van a creer que rico está el enjuague bucal, sobrinos.

Mariela: ¡No! Está borracho de nuevo.

Mariela mira a su alrededor con desazón.

Mariela: No puede ser, todo es un desastre.

Sus papás entran en ese momento.

Mamá: Lo sabía. Sabía que esto iba a pasar.

Mariela: Mamá, te juro que no quería causar problemas.

Sus padres sonríen y la abrazan.


Papá: Ay hijita, tienes que aprender que a veces las cosas no salen como se planean, pero eso
no significa que todo esté echado a perder.

Mamá: Sentémonos todos y comamos ese pollo frito que trajo tu hermano. ¡Que hoy lo único
que importa es que estamos juntos como familia!

FIN

Related Interests