You are on page 1of 5

UNIVERSIDAD JOSE CECILIO DEL VALLE

TEST
Proyecto

Nombre del Estudiante:


Kevin Josué Aguilar

# de Cuenta:
2018120316

Docente:
Elisa María Zuniga

TEGUCIGALPA M.D.C. 09 /12/ 2018


Ejercicio #1
Verdes, amarillas y rojas, por supuesto. Incluso marrones. Pero ¿azules? Era la primera vez que
Alejandro miraba manzanas azules. El abuelo Antonio le mostraba le enseñaba orgulloso su
último lienzo, en ese lienzo se destacaban arboles con manzanas, se podía apreciar el cielo azul,
las mariposas que volaban con sus alas contra el viento, la hierba, el árbol, sus hojas y su carnoso
fruto.

- Abuelo ¿Por qué todo es azul? ¿Es por qué tu color favorito es el azul?

Antonio sonrió, mientras iba al estudio de pintura para mostrar otro lienzo a su nieto, este otro
lienzo la imagen reflejaba un mar rojo con olas turbulentas y un cielo teñido de gotas
anaranjadas. Alejandro lo observaba asustado:

- No puede ser ¿Cuándo pintaste este cuadro?, ¿Por qué elegiste el color rojo?
- No, respondió el abuelo, en realidad mi color favorito es el azul.
- Entonces, ¿Por qué pintaste este cuadro de rojo?
- Porque en mi mente puedo ver el mundo de mil colores ¿Ves las paredes de la sala? Pues
a veces me las imagino amarillas, algunas veces color tierra, otras veces en tonalidades
oscuras, es muy divertido.
- ¡Wow! Exclamo Alejandro. Cerro sus ojos para ver si él también podía imaginar las
paredes de colores.
- Si lo es, no es necesario cerrar los ojos para hacerlo, con la imaginación es suficiente. Si
tu lo practicas lo harás mejor que yo. – Dijo el abuelo-
- ¿Por qué abuelo?
- Yo pase mucho tiempo sin pintar y sin usar mi imaginación, ahora ya estoy de edad, no es
lo mismo cuando una persona esta joven.
- ¿Por qué dices eso? -Le pregunto el nieto-
- Un día en el colegio, el profesor de arte nos mandó a dibujar un paisaje, todos teníamos
que dibujar, y yo muy emocionado utilice todos los colores. Los arboles verdes, el mar y
el cielo azul, la casa roja, las puertas moradas, dibuje un sol enorme de color rojo.
- Ahora que tú me has contado esto abuelo, siento emoción por pintar un nuevo lienzo.

Entonces Antonio regreso al estudio de pintura y saco papel, lo coloco sobre la mesa de la sala,
donde estaba su nieto Alejandro sentado.

- ¿Por qué traes ese papel abuelo?


- Este papel sirve para hacer los bocetos antes de comenzar a pintar sobre el lienzo.
- ¡Wow! Ya verás como el boceto empieza a cambiar. A la abuela ¿Le gusta cómo pintas?
- Si, algunos si, y otros no.
- ¿Por qué no? Si pintas el cielo azul y diferentes lienzos de verdes, amarillas y rojas ¡De
todos los colores!

Ejercicio #2
Para este ejercicio tiene que imaginar una comida familiar y enumerar a los asistentes a la
misma, indicando entre paréntesis su edad y uno o dos adjetivos para cada uno, con el fin de
definirlos muy superficialmente.

Personajes: María (39 años. Carácter fuerte, arrogante), Nahun (19 años. Callado, guapo), Elvis
(40 años, amable, tranquilo), Margarita (38 años, bondadosa), Katherine (18 años, generosa,
bella).

Desde mi punto de vista:

Eran las 1:30 p.m. y aun no estaba servido el almuerzo en la casa de la familia. Mi abuela
Margarita estaba preparando un rico asado, la favorita de toda la familia.
De pronto María o sea mi madre, se levantó de la mesa muy molesta porque ella estaba muy
hambrienta, Elvis, mi abuelo apoyo a mi madre puesto que a él tampoco le gustaba la idea de
esperar más. Nahun, mi novia pues se sintió abrumada por lo que estaba pasando con mi madre
y mi abuelo, nadie sabía el por qué ellos estaban actuando de esa manera, sabiendo que ese tipo
de comida lleva tiempo. Pues mi abuela Margarita se sintió muy mal por la actitud de ambos y
dijo:
- Miren yo no tengo la culpa de que la comida no esté a su tiempo, he cocinado porque sé que es
la comida favorita de toda la familia y pensaba que iba a ser una comida distinta a las demás, ya
que este asado nos une, compartimos largas conversaciones en familia.
Mientras mi abuela estaba hablando pues tenía mucha pena por la presencia de mi novia, y mi
abuelo se levantó de la mesa y el golpeo de una manera que hizo retumbar las cosas que había
en ella. Se retiró de la mesa dejándonos a todos sin ninguna explicación razonable.

Desde el punto de vista de uno de los personajes:

Llegue a casa de la familia de mi novio justamente a las 1:30 p.m. a la que me invitaron para
conocer a la familia. En el momento en que estábamos todos en la mesa, pues la madre de mi
novio estaba muy alterada porque aún no estaba servida la comida, así que ella dijo:
- Debía de estar todo preparado.
Y comenzó a discutir con la abuela de mi novio. La señora Margarita dijo: - Yo todo lo hago con
amor en esta casa, pero nunca se quedan satisfechos, para todo hay un, pero. Y si quieres que
todo este a tu tiempo, pues cocina vos – Le dijo a su hija.
- Sirve la comida de una vez por todas- Dijo Elvis. Yo no dije absolutamente nada ya que iba
a empeorar la situación.
- Acaso no les da vergüenza el saber que traje a mi novia a conocer mi familia y lo único
que hacen es dar una mala impresión- Dijo mi novio. Todos se tranquilizaron, y pudimos
comer a gusto.
Ejercicio #3
Para este ejercicio tiene que hacer un pequeño esfuerzo y observarse a sí mismo desde fuera,
ya que consiste en escribir un texto en el que relate su situación presente, pero con la voz de
un narrador omnisciente. Para que comprenda mejor, aplicado a mí en este mismo instante,
el ejercicio tendría un resultado así:

“Isamir y Nahun no se conocían, ese día sus vidas se iban a cruzar por primera vez y a partir de
ese momento se harían grandes amigos. Se encontraron en la clase de ecología, ambos habían
tenido un día muy pesado, y muchos problemas en su interior. Como después tenían hora libre,
tuvieron mucho tiempo para conversar, e intercambiaron contactos”.

Ejercicio #4
Para el último ejercicio puede comenzar recordando algún sueño que haya tenido
recientemente o que recuerde bien y redactarlo en un texto contado por un narrador
omnisciente, incluyendo las emociones, pensamientos y reacciones internas.

Desde que ha tenido memoria le pasa esto, el en sueños se ha visto haciendo cosas. Ahora
mismo ha despertado y ha observado sus dedos. Estaba soñando que caminaba tocando una
pared.
No obstante hay otro sueño asediándola continuamente.
En ese sueño, el sube a la azotea de un edificio altísimo para ver el cielo. Parándose sin miedo
en la cornisa puede tocar las nubes; sabe lo que pasará en seguida, pero de todas maneras lo
está haciendo. Levantando la mano intenta tocar la nube, pierde el equilibrio, entra en pánico,
cae al vacío de espaldas sintiendo como su cuerpo rompe el aire.