You are on page 1of 14

¿QUÉ SON?

Un evaporador es cualquier superficie de transferencia de calor en el cual se


vaporiza un líquido volátil para eliminar calor de un espacio o producto refrigerado.

Su nombre proviene del cambio de estado sufrido por el refrigerante al recibir esta
energía, luego de una brusca expansión que reduce su temperatura. Durante el
proceso de evaporación, el fluido pasa del estado líquido al gaseoso. Los
evaporadores se encuentran en todos los sistemas de refrigeración como neveras,
equipos de aire acondicionado y cámaras frigoríficas. Su diseño, tamaño y
capacidad depende de la aplicación y carga térmica de cada uso.

¿CUÁL ES SU FUNCIÓN EN EL CICLO DE REFRIGERACIÓN?

El evaporador es la parte del sistema frigorífico en el que el refrigerante alcanza su


temperatura de saturación y se vaporiza, es decir el refrigerante entra en estado
líquido en el evaporador a baja presión, y en consecuencia también a baja
temperatura.

Como el medio que le rodea está a una temperatura superior, existe una cesión de
calor que proviene del ambiente, la cual será absorbida por el fluido refrigerante
para poder así llevar a cabo su cambio de estado de líquido a vapor.

En una instalación frigorífica, una parte del calor absorbido por el evaporizador, es
utilizado para bajar la temperatura del aire (calor sensible), otra parte para
condensar y transformar en escarcha el vapor de agua del aire (calor latente). Este
vapor de agua proviene de la evaporación de los géneros almacenados y de la
humedad del aire exterior entrado por filtración y abertura de puertas.

En algunos sistemas de aire acondicionado lo que se enfría en el sistema además


de aire puede ser agua o salmuera.
CLASIFICACIÓN

Debido a las muchas y diversas aplicaciones de la refrigeración mecánica, los


evaporadores se fabrican en una gran variedad de tipos, formas, tamaños y diseños
y se pueden clasificar de diferentes maneras, tales como tipo de construcción, fluido
de enfriamiento, según la alimentación del refrigerante, los de enfriamiento de
líquido y según el método de circulación del aire.
Aire
FLUÍDO DE
ENFRIAMIENTO
Líquido

Tubo descubierto

TIPO DE
De placas
CONSTRUCCIÓN

Aletados

Expansión seca o
directa (DX)
SEGÚN LA
ALIMENTACIÓN DEL Inundados
REFRIGERANTE
CLASIFICACIÓN DE
LOS Sobrealimentados
EVAPORADORES
De doble tubo

Baudelot

DE ENFRIAMIENTO
Tipo tanque
DE LÍQUIDO

Con serpentín en
casco

Acorazado

Convección natural
MÉTODO DE
CIRCULACIÓN DEL
AIRE
Convección forzada
TIPO DE CONSTRUCCIÓN

Tubos descubiertos

Los evaporadores de tubo descubierto se construyen por lo general en tuberías


de cobre o bien en tubería de acero. El tubo de acero se utiliza en grandes
evaporadores y cuando el refrigerante a utilizar sea amoníaco (R717), mientras
para pequeños evaporadores se utiliza cobre. Son ampliamente utilizados para el
enfriamiento de líquidos o bien utilizando refrigerante secundario por su interior
(salmuera, glicol), donde el fenómeno de evaporación de refrigerante no se lleva a
cabo, sino más bien estos cumplen la labor de intercambiadores de calor.
De placas

Existen varios tipos de estos evaporadores. Uno de ellos consta de dos placas
acanaladas y asimétricas las cuales son soldadas herméticamente una contra la
otra de manera tal que el gas refrigerante pueda fluir por entre ellas; son
ampliamente usados en refrigeradores y congeladores debido a su economía, fácil
limpieza y modulación de fabricación. Otro tipo de evaporador corresponde a una
tubería doblada en serpentín instalada entre dos placas metálicas soldadas por sus
orillas. Ambos tipos de evaporadores, los que suelen ir recubiertos con pintura
epóxica, tienen excelente respuesta en aplicaciones de refrigeración para
mantención de productos congelados.

Aletados

Los serpentines aleteados son serpentines de tubo descubierto sobre los cuales se
colocan placas metálicas o aletas y son los más ampliamente utilizados en la
refrigeración industrial como en los equipos de aire acondicionado. Las aletas sirven
como superficie secundaria absorbedora de calor y tiene por efecto aumentar
el área superficial externa del intercambiador de calor, mejorándose por tanto la
eficiencia para enfriar aire u otros gases.

El tamaño y espaciamiento de las aletas depende del tipo de aplicación para el cual
está diseñado el serpentín. Tubos pequeños requieren aletas pequeñas y viceversa.
El espaciamiento de la aletas varía entre 1 hasta 14 aletas por pulgada,
dependiendo principalmente de la temperatura de operación del serpentín. A menor
temperatura, mayor espaciamiento entre aletas; esta distancia entre las aletas es
de elemental relevancia frente la formación de escarcha debido a que esta puede
obstruir parcial o totalmente la circulación de aire y disminuir el rendimiento del
evaporador.

Respecto de los evaporadores aleteados para aire acondicionado, y debido a que


evaporan a mayores temperaturas y no generan escarcha, estos pueden tener hasta
14 aletas por pulgada. Ya que existe una relación entre superficie interior y exterior
para estos intercambiadores de calor, resulta del todo ineficiente aumentar el
número de aletas por sobre ese valor (para aumentar superficie de intercambio
optimizando el tamaño del evaporador), ya que se disminuye la eficiencia del
evaporador dificultando la circulación del aire a través de este.

Esta circulación de aire se realiza de dos maneras: por convección


forzada por ventiladores —bien sean centrífugos o axiales, mono o trifásicos,
conforme la aplicación— y de manera natural por diferencia de densidades del aire,
fenómeno conocido como convección natural.

SEGÚN LA ALIMENTACION DEL REFRIGERANTE

Expansión seca o directa (DX)

La expansión seca –o expansión directa- es el método mediante el cual el flujo


másico de refrigerante suministrado al evaporador está limitado a la cantidad que
pueda evaporarse completamente en su recorrido hasta el extremo final del
evaporador, de tal manera que sólo llegue vapor a la entrada de succión
del compresor. Estos evaporadores son los más comunes en sistemas frigoríficos y
se utilizan mucho en los sistemas de climatización de verano, refrigeración de
media y baja temperatura, pero no son aconsejables en instalaciones de
refrigeración de gran tamaño.
Inundados

Los evaporadores inundados trabajan con refrigerante líquido con lo cual se


llenan por completo a fin de tener humedecida toda la superficie interior
del intercambiador y, en consecuencia, la mayor razón posible de transferencia de
calor.
El evaporador inundado está equipado con un acumulador o colector de vapor, el
que sirve, a la vez, como receptor de líquido, desde el cual el refrigerante líquido es
circulado por gravedad a través de los circuitos del evaporador.
Sobrealimentados

Un evaporador sobrealimentado es aquel en el cual la cantidad de refrigerante


líquido en circulación a través del evaporador ocurre con considerable exceso y que
además puede ser vaporizado. El exceso del líquido es separado del vapor en un
receptor de baja presión o acumulador y es recirculado hacia el evaporador,
mientras que el vapor es extraído por la succión del compresor. Los rangos de razón
de circulación son desde un valor de 2 a 1 hasta valores altos de 6 o 7 a 1, se usan
los rangos altos con amoníaco y los bajos con los refrigerantes 12, 22, y 502. Un
rango de circulación de 3 a 1 indica que se tiene en circulación tres tantos de líquido
circulando que pueden ser vaporizados, en cuyo caso la composición de
refrigerante en el cubo de regreso al acumulador estará compuesta por peso, de
dos partes de líquido y una parte de vapor. Con una recirculación adecuada del
líquido el humedecimiento de la superficie interior del tubo y el rendimiento en los
evaporadores sobrealimentados son similares a los que se tienen con aquellos que
trabajan completamente inundados. La razón óptima de recirculación para tener el
mejor rendimiento en el evaporador, varía con un gran número de factores y a veces
es difícil de predecirlas. A fin de lograr el rendimiento estipulado, es importante que
el fabricante de evaporadores haga recomendaciones lo más aproximadas posibles.
Como en el caso de evaporadores de expansión seca, el flujo másico de líquido en
los evaporadores sobrealimentados es controlado por algún dispositivo de
expansión, por lo general una válvula de expansión manual o un orificio diseñado o
ajustado para obtener el flujo máximo necesario para cuando se tengan las cargas
pico.

DE ENFRIAMIENTO DE LÍQUIDO

De doble tubo

Es un serpentín que enfría líquido que suministra gran rango de transferencia de


calor entre el refrigerante y el líquido que va a ser enfriado. El camino del refrigerante
puede ser a través de uno u otro de los tubos aunque usualmente la salmuera o
líquido que va a ser enfriado se hace circular a través del tubo interior y el
refrigerante que remueve el calor está entre los dos tubos. Este tipo de serpentín
para intercambio de calor se usa también en el diseño de condensadores.

Baudelot

Puede usarse para enfriar agua, u otros líquidos o para varios usos industriales, y
es frecuentemente usado como enfriador de leche. El evaporador está compuesto
por tuberías horizontales unidas en sus extremos laterales, y el líquido que va a
enfriarse se hace circular sobre los serpentines de enfriamientos mediante el flujo
de gravedad desde el arreglo colocado encima de los serpentines. El líquido es
recogido en una bandeja la cual puede ser recirculado por el enfriador baudelot o
bombeado a su destino en el proceso industrial.

Tipo tanque

El enfriador tipo tanque consiste en un serpentín de fluido frigorígeno de tubo


desnudo, instalado dentro de un gran tanque que contiene el líquido a enfriar.

El serpentín está separado por un medio deflector de la masa principal del líquido,
circulando éste a través del serpentín movido por un agitador motorizado.

Este enfriador se utiliza en aquellos casos en que la sanidad no sea un factor


importante, en las aplicaciones de grandes y frecuentes fluctuaciones de la carga,
dada su gran inercia, y en las aplicaciones en que el líquido entra en el enfriador a
temperaturas relativamente altas. Se emplea mucho para enfriamiento de agua,
salmuera y otros líquidos refrigerantes secundarios.

Con serpentín en casco

Este tipo consiste en un enfriador de tubos lisos instalado en el centro o al lado del
tanque de acero, sumergido en el líquido a enfriar, el serpentín está separado del
cuerpo principal del líquido por un deflector. Dentro de este tipo de evaporadores se
pueden encontrar los utilizados como acumuladores de hielo.

Acorazado
Estos enfriadores pueden ser de expansión seca o inundados. Consta de un tanque
de acero con una determinada cantidad de líquido por donde circula el refrigerante,
y por fuera el líquido. Si es de expansión seca, contrariamente a si es inundado, el
líquido a enfriar circula por dichos tubos.

MÉTODO DE CIRCULACIÓN DEL AIRE

Convección natural

Los evaporadores de convección natural se usan frecuentemente en aplicaciones


donde se desea aire de baja velocidad y deshidratación mínima del producto. Son
instalaciones típicas las que se tienen en refrigeradores caseros, unidades de
exhibición, enfriadores con pasillo interior y en cuartos grandes de almacenaje. La
circulación de aire sobre el serpentín de enfriamiento por convección natural es
función del diferencial de temperatura entre el evaporador y el espacio. A mayor
diferencia en temperatura, mayor será la razón de circulación de aire. La circulación
de aire por convección natural es influida en grande por la forma, tamaño y
localización del evaporador, por el uso de desviadores y por la colocación del
producto almacenado en el espacio refrigerado. Generalmente los mejores
serpentines son de poco espesor (una o dos hileras) extendiéndose a lo largo del
enfriador cubriendo la mayor parte del área del cielo. A medida que se aumenta el
número de hileras en el serpentín, se ofrece una mayor resistencia a la circulación
del aire. Debido a que el aire frio es más denso que el caliente y tiende a bajarse
hasta el piso, los evaporadores deberán colocarse lo más alto posible del piso, pero
teniendo cuidado de que se tenga suficiente espacio entre el evaporador y el cielo
para permitir la libre circulación del aire por sobre la parte superior del serpentín.

Convección forzada

Los evaporadores de convección forzada, por lo común llamados en refrigeración


comercial por el nombre de unidad enfriadora, unidades serpentín ventilador o
serpentines sopladores son esencialmente serpentines de tubo descubierto o de
tubo aletado colocados en una carcasa metálica y equipados con uno o más
ventiladores para proporcionar la circulación del aire. Las unidades grandes se
instalan sobre el piso y pueden ser trabajadas ya sea como húmedas o secas. Los
serpentines húmedos son serpentines que están continuamente siendo rociados
con salmuera o alguna solución anticongelante. La capacidad de enfriamiento total
de cualquier evaporador está directamente relacionada con la cantidad de aire (en
pies cúbicos por minuto) que está circulando sobre el evaporador.

3. MANTENIMIENTO DE LOS EVAPORADORES

El inconveniente de los evaporadores es que el agua contenida en el aire se


condensa y se congela sobre la superficie de los tubos para formar hielo y escarcha.
Cuanto menor es la temperatura del evaporador mayor es la velocidad de formación
de escarcha. Por supuesto no se tiene formación de escarcha en aquellos
evaporadores donde la temperatura de trabajo es superior a 0º C.

La escarcha es mala conductora del calor por lo que la velocidad de transferencia


de calor desde el espacio refrigerado hacia el refrigerante se reduce. Esto provoca
que la temperatura de evaporación del refrigerante sea cada vez más baja por lo
que se formará más escarcha lo que hace más difícil que entre en calor desde el
exterior. De esta manera, se reduce la capacidad frigorífica del evaporador.

En los evaporadores aleteados la escarcha que se forma entre las aletas reduce la
superficie de contacto entre las aletas y el aire. Esto reduce también la transmisión
de calor por lo que disminuirá la temperatura de evaporización y se producirá una
mayor formación de escarcha. El agua como se dilata conforme se congela, la
expansión que se produce puede dañar las aletas.

Desescarche del evaporador

La escarcha que se produce sobre los evaporadores debe ser eliminada


periódicamente mediante el proceso que se denomina desescarche. En los
pequeños frigoríficos domésticos, el desescarche se consigue desconectando el
aparato durante un período suficiente para que se descongele el hielo. Esta
escarcha debe ser cuidadosamente eliminada con el fin de conseguir un proceso
rápido para que los alimentos no se deterioren.

En los sistemas frigoríficos grandes se utilizan otros métodos para el desescarche.


Uno de estos métodos consiste en rociar agua caliente sobre la escarcha. Otro
consiste en utilizar evaporadores con resistencias dispuestas en el interior de estos
equipos. Un tercer método consiste en utilizar el vapor que se tiene en el tramo de
descarga del compresor.

Los fabricantes suelen determinar los períodos de desescarche, en general cuanto


más baja es la temperatura mayor será la frecuencia de desescarche.

Métodos de desescarche

Desescarche con agua: Primero se cierra una válvula que está situada en la línea
de líquido y el compresor aspira el refrigerante hasta sacarlo completamente del
evaporador. A continuación, se para el compresor, y se para también el ventilador
o ventiladores del evaporador, para evitar que el agua se pueda proyectar al interior
del frigorífico. A continuación, se pone en marcha el rociador de agua, que se aplica
con duchas que se colocan en la parte superior del evaporador. Se tiene en marcha
este sistema durante algunos minutos hasta que la escarcha se ha descongelado y
se le ha permitido drenar completamente el agua formada.

Desescarche eléctrico: Se procede como en el caso anterior, cerrando la línea de


líquido y se para el compresor cuando se haya extraído todo el refrigerante del
evaporador. Luego se conecta la resistencia y el calentamiento elimina la escarcha.
Luego se pone de nuevo todo el sistema en marcha. Este proceso se puede realizar
de forma manual o automática utilizando un programador.
Desescarche con gas caliente: Se utiliza un tramo de tubería que se conoce como
by-pass, que conduce el fluido frigorígeno gas desde la línea redescarga hacia el
evaporador. Cuando se abre la válvula de esta línea by-pass, el gas caliente se
introduce en el evaporador provocando que se funda el hielo, y de esta manera el
desescarche. El inconveniente es que el gas caliente se condensa y pasa a la forma
líquida en el evaporador, se tiene el peligro de que el refrigerante líquido pueda
retornar al compresor a través de la tubería de aspiración y dañar de este modo el
compresor. Este problema se puede resolver utilizando un segundo evaporador,
conocido como re-evaporador, que es conectado por medio de una válvula cuando
se produce el desescarche.