You are on page 1of 2

El nonágono semiótico y su operatividad en el análisis de la interpretación actoral en

la tragedia griega antigua

Luciano Adrián Sabattini


Universidad Nacional del Sur / CONICET
Argentina
lucianosabattini@uns.edu.ar

Eje temático: 3.h Semióticas de la performatividad

Nonágono semiótico – Tragedia griega antigua – Interpretación actoral – Individualidad en


la antigua Grecia – Teatro griego antiguo

La interpretación actoral en la tragedia griega antigua se presenta como un signo en sentido


peirceano: algo que está para alguien, por algo, en alguna relación (Guerri y Acebal, 20162:
6). Se trata de una puesta en escena artística realizada por al menos un individuo (por algo),
motivada por disposiciones internas y externas al igual que el resto de las acciones humanas
(en alguna relación) para al menos otro individuo, de acuerdo con un modelo de relación
social impuesto por la institución teatral (para alguien). En este sentido, la interpretación
actoral en la tragedia griega antigua puede ser analizada en sus diversos aspectos aplicando
el modelo operativo del nonágono semiótico, definido y ejemplificado por Guerri y Acebal
(20162).
La acción, que para Aristóteles constituye el elemento más importante de la tragedia griega
(Poet. 1450a 24-25), se presenta como teatral al reubicar ésta en su contexto de ejecución,
gracias a los enfoques contemporáneos sobre teoría teatral (Dubatti, 2007). Puesto que las
acciones teatrales trágicas poseen, como componente fundamental, una dimensión humana,
la interpretación actoral no es sino una actualización de dicha dimensión.
Puesto que dicha dimensión humana es en última instancia reducible a la individualidad, la
aplicación del modelo del nonágono semiótico intentará poner en relación e interacción, por
un lado, los tres modos de ser del individuo griego antiguo señalados por Vernant (2001),
con, por otro, los tres elementos de la acción teatral que pueden inferirse a partir del trabajo
de Calame (1986).
En efecto, la primera partición del nonágono semiótico (a saber, sus tres correlatos) se halla
constituida por los modos de ser del individuo griego antiguo: a) el individuo stricto sensu
(lugar en el ámbito de las instituciones, el valor del individuo), b) sujeto (exteriorización de
emociones y sensaciones, la existencia del individuo) y c) yo (dimensión íntima y privada,
la forma del individuo). Estas dimensiones de la individualidad deben correlacionarse con
tres elementos de la interpretación actoral, por lo que constituyen sus tres tricotomías: a)
actor, la forma de la acción teatral, la relación del signo consigo mismo, el individuo en su
mismidad como representante actoral, como potencialidad que encarnará un personaje; b)
máscara, la existencia de la acción teatral, la relación del signo con su objeto, el individuo
como punto de encuentro entre actor y personaje y epicentro del desarrollo de sus funciones
en la institución teatral; c) personaje, el valor de la acción teatral, la relación del signo con
su interpretante, el individuo en su alteridad como personaje que representa valores sociales
a ser interpretado por un actor.
En este trabajo, por consiguiente, nos proponemos verificar la operatividad del modelo del
nonágono semiótico en el signo “interpretación actoral en la tragedia griega antigua”, con el
fin de observar si el análisis que ofrece de la dimensión humana de la acción teatral trágica
permite superar enfoques anteriores.

Bibliografía

Calame, C. (1986), “Facing Otherness: The Tragic Mask in Ancient Greece”. En: History
of Religions Vol. 26, Nº 2, pp. 125-42.
Dubatti, J. (2007), Filosofía del teatro I. Convivio, experiencia, subjetividad, Buenos Aires,
Atuel.
Guerri, C. F. y Acebal, M. eds. (20162), Nonágono semiótico: Un modelo operativo para la
investigación cualitativa, Buenos Aires, Eudeba.
Vernant, J.-P. (2001), “El individuo y la ciudad”. En: El individuo, la muerte y el amor en
la antigua Grecia, Barcelona, Paidós, pp. 203-23.

Ponencia para ser presentada en la sección "Applying Peirce" coordinada por


Claudio Guerri