You are on page 1of 16

FACULTAD DE INGENIERÍA CULIACÁN

PROGRAMA DE MAESTRÍA EN INGENIERÍA DE LA CONSTRUCCIÓN

ASESOR: DR. LINO F. MANJARREZ MONTAÑO

CURSO: GEOTECNIA APLICADA A LA CONSTRUCCIÓN

ALUMNO: ARQ. CARLOS ORLANDO CAMERO QUIROZ

TAREA 2

A. DESCRIBA LOS TIPOS DE CIMENTACIONES SUPERFICIALES Y SUS RESPECTIVOS


PROCESOS CONSTRUCTIVOS. MENCIONE LOS ESTADOS LÍMITES DE SERVICIO DE
LAS NORMAS TÉCNICAS COMPLEMENTARIAS.
B. DESCRIBA LOS TIPOS DE PILOTES Y SUS RESPECTIVOS PROCESOS
CONSTRUCTIVOS. MENCIONE LOS ESTADOS LÍMITES DE SERVICIO DE LAS NORMAS
TÉCNICAS COMPLEMENTARIAS.
C. DESCRIBA LOS PROCESOS CONSTRUCTIVOS DE PILAS DE CIMENTACIÓN.
MENCIONÉ LA UTILIZACIÓN DE LODOS Y EN QUE TIPO DE SUELOS SE RECOMIENDA
SU USO.
CIMENTACIONES SUPERFICIALES

ZAPATAS AISLADAS

Son elementos estructurales que soportan cargas concentradas en un solo punto, de modo que la zapata

amplía la superficie de apoyo hasta lograr que el suelo soporte sin problemas la carga que le transmite.

PROCESO CONSTRUCTIVO

Paso 1.- Excavación: Después de haber realizado el correcto trazo y la especificación de los niveles, se

procede a la apertura del hueco en el cual irá colocada la zapata, para esto, se puede realizar por medios

mecánicos (retroexcavadora) o por medios manuales.

Dependiendo de las características de diseño de la zapata, serán

las dimensiones que deberá tener la zanja, la medida más común

en una vivienda es de 1.00 m por 1.00 m y se excava hasta

alcanzar la profanidad señalada por los planos estructurales.

Paso 2.- Colado de plantilla: Se le conoce también como “hormigón

de limpieza”, y tiene la finalidad de tener una superficie limpia de

impurezas para poder recibir el acero y a su vez en caso de presentar

alguna suciedad, esta pueda ser fácilmente identificada y retirada.

Para esto se hace una mezcla de concreto pobre y se cuela en el

fondo de la zanja excavada, con un espesor de 5 cm.

Paso 3.- Armaduras: El armado del acero, se puede realizar como

tarea simultánea a la excavación para ahorra tiempos, este se prepara

para cumplir con el diseño estructural. La parrilla de acero, se coloca

en el fondo de la excavación sobre unos separadores para garantizar

el recubrimiento del acero.


Paso 4.- Cimbrado: Se procede con la colocación de la cimbra

perimetral de la zapata, con la forma y dimensiones correctas según el

diseño estructural, la madera debe ir correctamente aceitada para

facilitar el desmolde y prolongar la vida útil de la madera. A veces, y

si las paredes de la excavación lo permiten, no se necesita la colocación

de cimbra perimetral, ya que será un elemento confinado.

Paso 5.- Colado de concreto: Al ser un elemento estructural de gran relevancia en la construcción, se suele

utilizar un concreto prefabricado en planta, para garantizar la resistencia del mismo, pero, al ser un volumen

de concreto relativamente pequeño, se suelen colar múltiples o todas

las zapatas del proyecto durante el mismo tiro. Durante el colado

(como en todo elemento), es necesario el vibrado correcto del

elemento, el cual consiste en meter la punta del vibrador por unos 2

a 5 segundo a la vez, para evitar la segregación de los materiales.

Paso 6.- Descimbrado y curado de la zapata Por último, se procede a

retirar la cimbra del elemento, por lo menos 24 horas después de haber

colado, sin embargo, teóricamente ese concreto no ha logrado la

resistencia máxima, por lo tanto es indispensable curar la pieza, para que

no pierda humedad y se presenten agrietamientos por contracción.

ZAPATAS CORRIDAS

Estos cimientos constituyen un apoyo continuo bajo los muros a la vez que forman una retícula rígida en la

base de la casa que le da solidez y le permite a todos los muros formar una sola unidad. Las zapatas están

formadas por dos elementos: zapata y trabe de repartición. La cadena o trabe de repartición tiene como

función ligar o unir los muros en su base formando una retícula. Lo más conveniente será que esta retícula

esté formada por rectángulos cerrados.


PROCESO CONSTRUCTIVO:

Paso 1.- Trazo: Es necesario realizar la preparación del sitio, y para

esto se traza con cal, toda la retícula que será excavada, debido a

que este tipo de cimentación, no debe ser interrumpida

deliberadamente, como su nombre lo indica, es un elemento

corrido o continuo.

Paso 2.- Excavación: El proceso para excavar una zapata corrida, no

es muy distinto a la de una zapata aislada, se puede hacer con medios

manuales o con maquinaria, sin embargo, es altamente

recomendable hacerse con una retroexcavadora, debido a que el

volumen a excavar es sumamente mayor al de una zapata aislada.

Paso 3.- Colado de plantilla: De nuevo, se requiere una plantilla de

concreto pobre, que se puede hacer en obra, este concreto también tiene

la finalidad de mantener limpia la superficie de trabajo y evitar que el

acero quede encima del suelo, para prevenir que la humedad corroa el

acero.

Paso 4.- Armaduras: Se procede a colocar el armado de acero,

cumpliendo con las especificaciones de proyecto, sin embargo, aquí

se presenta una característica distintiva de las zapatas corridas, su

armado vertical continuo, pues como se menciona en la definición de

la zapata, necesita una cadena o trabe de liga para hacer que el

elemento trabaje como uno solo. Por lo tanto en el acero antes del

colado, se dejan amarradas las “barbas” o varillas verticales para

continuar la estructura hacia arriba.


Paso 5.- Cimbrado: El tipo de cimbra requerido para esta

cimentación, requiere mayor volumen de madera que en las zapatas

aisladas, esto debido a la longitud que se necesita colar en un solo

evento. Se colocan tablas, apoyadas sobre varillas o estacas de

madera, vigilando la rectitud y la altura de la cimbra y por supuesto

evitar que al momento del colado, la cimbra se desfase de su sitio.

Paso 6.- Colado de la zapata: Se calcula el volumen de concreto a colar,

se pide a una concretera para que cumpla las especificaciones de

resistencia y revenimiento de acuerdo al diseño estructural, el proceso de

vertido es igual que al expuesto en el apartado de zapatas aisladas, se

puede verter con un shooter, mediante carretillas o si la distancia es

grande, con una grúa bomba.

Paso 7.- Descimbrado: Por último, el concreto se deja fraguar

por lo menos 24 horas, después de eso, se puede desmoldar la

madera del elemento ya endurecido.

Paso 8.- Trabe de liga: El siguiente paso, es preparar la trabe de

liga, que caracteriza a las zapatas corridas, y el proceso para

este, es igual al descrito en los pasos 4, 5 y 6, de este apartado.

LOSAS DE CIMENTACIÓN

Este tipo de solución superficial continua se utiliza para reducir asientos totales y diferenciales en terrenos

blandos o heterogéneos, o cuando la variabilidad de cargas es importante entre apoyos próximos. La losa

de cimentación armada sustituye a las cimentaciones aisladas o a los emparrillaos de cimentación cuando

el área cubierta por las cimentaciones supone un porcentaje elevado de la superficie de ocupación en planta

de la estructura.
Las losas de cimentación se emplean mayoritariamente para

limitar los asientos diferenciales y totales o cuando exista una

variabilidad importante de cargas entre apoyos cercanos.

El sistema de cimentación por losa tiende a integrar estas

heterogeneidades pero a cambio de una distribución irregular de

las presiones sobre el terreno. También suele emplearse aunque el

terreno sea homogéneo y resistente, en el caso de la construcción de sótanos con un nivel freático

superficial. En este caso debe considerarse la subpresión del agua y los requisitos de estanqueidad.

El empleo de losas de cimentación en edificios con sótanos permite la utilización, en muchos casos, de

cimentaciones compensadas puesto que el peso de las tierras excavadas puede ser semejante o superior a la

del peso total del edificio.

ESTADOS LÍMITE DE SERVICIO

Los asentamientos instantáneos de las cimentaciones bajo solicitaciones estáticas se calcularán en primera

aproximación usando los resultados de la teoría de la elasticidad previa estimación de los parámetros

elásticos del terreno, a partir de la experiencia local o de pruebas directas o indirectas. Para suelos

granulares, se tomará en cuenta el incremento de la rigidez del suelo con la presión de confinamiento.

Cuando el subsuelo esté constituido por estratos horizontales de características elásticas diferentes, será

aceptable despreciar la influencia de las distintas rigideces de los estratos en la distribución de esfuerzos.

El desplazamiento horizontal y el giro transitorios de la cimentación bajo las fuerzas cortantes y el momento

de volteo generados por la segunda combinación de acciones se calcularán cuando proceda, como se indica

en las Normas Técnicas Complementarias para Diseño por Sismo. La magnitud de las deformaciones

permanentes que pueden presentarse bajo cargas accidentales cíclicas se podrá estimar con procedimientos

de equilibrio límite para condiciones dinámicas.

Los asentamientos diferidos se calcularán por medio de la relación:


Donde:
 ΔH es el asentamiento de un estrato de espesor H;
 eo es la relación de vacíos inicial;
 Δe es la variación de 1a relación de vacíos bajo el incremento de esfuerzo efectivo vertical Δp
inducido a la profundidad z por la carga superficial. Esta variación se estimará a partir de pruebas
de consolidación unidimensionales realizadas con muestras inalteradas representativas del material
existente a esa profundidad; y
 Δz son los espesores de estratos elementales dentro de los cuales los esfuerzos pueden considerarse
uniformes.
Los incrementos de presión vertical Δp inducidos por la carga superficial se calcularán con la teoría de la

elasticidad a partir de las presiones transmitidas por la subestructura al suelo. Estas presiones se estimarán

considerando hipótesis extremas de repartición de cargas o a partir de un análisis de la interacción estática

suelo– estructura. Para cimentaciones compensadas se deben considerar los movimientos instantáneos

debidos a la carga total transmitida al suelo por la cimentación, incluyendo los debidos a la recarga del

suelo descargado por la excavación, las deformaciones transitorias y permanentes del suelo de cimentación

bajo la segunda combinación de acciones y finalmente los movimientos diferidos debidos al incremento o

decremento neto de carga en el contacto cimentación– suelo.

CIMENTACIONES PROFUNDAS

PILOTES: Es un tipo de cimentación profunda de tipo puntual, que se hinca en el terreno buscando siempre

el estrato resistente o generar la suficiente fricción que permita soportar las cargas transmitidas.

Por la forma en que trabaja el pilotaje, se lo clasifica en:

Cimentación rígida de primer orden: El pilote trabaja por punta,

clavado a gran profundidad. Las puntas de los pilotes se clavan en

terreno firme; de manera que se confía en el apoyo en ese estrato. Lo

cual denota que las fuerzas de sustentación actúan sobre la punta del

pilote, y en menor medida mediante el rozamiento de la superficie

lateral del pilote.


Cimentación rígida de segundo orden: En este caso se debe

profundizar hasta encontrar terreno firme de mayor espesor. El

pilote transmite su carga al terreno por punta, pero también descarga

gran parte de los esfuerzos de las capas de terreno que ha atravesado

por rozamiento lateral.

Cimentación flotante: Cuando el

terreno donde se construye posee

el estrato a gran profundidad; en este caso los pilotes están sumergidos en

una capa blanda y no apoyan en ningún estrato de terreno firme, por lo

que la carga que transmite al terreno lo hace únicamente por efecto de

rozamiento del fuste del pilote.

MÉTODOS DE HINCADO DE PILOTES

Martinetes de hinca de pilotes: Uno de los tipos más sencillos es el

martinete de caída libre o de gravedad que se suele emplear con entramados

ligeros y para pilotajes de ensayo en donde no resultaría económico

transportar una caldera de vapor o un compresor hasta un lugar

determinado para hincar tan sólo tres o cuatro pilotes de ensayo.

Martinete Delmag: El martinete diésel tipo Delmag es un medio eficaz para

hincar pilotes en condiciones de terreno favorables. En esa clase de

martinete, la maza al caer, comprime el aire en el cilindro y el impacto

atomiza una cierta cantidad de aceite dieses que existe en el extremo

cóncavo del cilindro. El combustible atomizado se inflama con el aire a

presión y la explosión resultante proporciona un golpe adicional al pilote

que ya se está moviendo hacia abajo a causa del impacto de la maza.


La explosión eleva, además, la maza dejándola lista para el golpe siguiente. Los gases de combustión son

extraídos del cilindro durante la elevación de la maza.

Hincado de pilotes mediante vibración: Son los más adecuado en suelos

de grava o arenosos. Estos pesan de 1 a 3 toneladas cada uno, con una

frecuencia de 2500 r.p.m. y una amplitud de 1 a 2 mm, empleados para

hincar pilotajes en suelos saturados hasta profundidades de 7.5 de 10.5 m

y vibradores de 5 toneladas, con frecuencia de 400 r.p.m. y una amplitud

de 10 a 20 mm, utilizados para hincar pilotes de concreto armado hasta

profundidades de 10.5 o más, con ayuda de agua inyectada a presión.

Hincado de pilotes sobre el agua: Los pilotes destinados a soportar

muelles o embarcaderos pueden hincarse desde entramados

especialmente diseñados y dispuestos en ménsula apoyándose

sobre los pilotes que se van hincando sucesivamente desde

entramados ordinarios que funcionan instalados sobre estructuras

temporales, o bien desde una planta flotante.

Inyección a través de los pilotes: Para ayudar al pilote a su

penetración en estratos de arena o de grava arenosa se puede

hacer uso de la inyección de agua. Este método resulta ineficaz

en arcillas firmes o duras en cualquier suelo que contenga

mucha grava, guijarros o cantos rodados. La tubería de

inyección se aleja del pilote y se conecta a la bomba de

inyección por medio de una manguera blindada. El pilote debe introducirse poco a poco. Si se mete de

golpe es muy probable que se obture la boquilla al meterse tierra en la parte cónica. Debe interrumpirse la

inyección cuando falten unos 90cm para alcanzar el nivel de cimentación previsto, y seguidamente habrá

de hincarse el pilote por medio de un martinete hasta que se consiga la resistencia al hinchamiento prefijada.
TIPOS DE PILOTES

1.- Pilotes hincados de madera: Los pilotes de madera son piezas

de forma redonda o cilindrada, sumamente rectos, que

normalmente y principalmente en el caso de las cimentaciones, se

mecanizan en punta para facilitar su introducción y empotramiento

en el suelo.

Los pilotes de madera son mejores que sus homólogos de

hormigón o acero en lo que se refiere a su bajo coste, facilidad de

transporte, manipulación (especialmente en zonas de difícil acceso), durabilidad (en la que se incluye su

buen comportamiento en suelos ácidos o alcalinos), no se ven afectados por las corrientes eléctricas, no

requieren protecciones frente a la corrosión, y a su facilidad de corte, mecanización e instalación. Además

constituye la cimentación más barata en relación con la carga soportada.

2.- Prefabricados: El pilote prefabricado de hormigón es una

estructura geotécnica principalmente diseñada para la transmisión

de cargas de cimentación hacia estratos resistentes profundos. Su

instalación se hace por hinca en el terreno, mediante impactos de

energía controlada. Es, por tanto, un pilote de desplazamiento, que

aprovecha la compresión que su intrusión provoca en el terreno

para ganar una adherencia adicional, así como una mayor garantía en la resistencia por punta.

El pilote prefabricado dispone de juntas que permiten empalmar en obra tramos de longitudes normalizadas,

prácticamente sin limitación en la longitud final. La fabricación se realiza, según el tipo de pilote, en tramos

de hasta 12 ó 14 m de longitud. La hinca se realiza mediante equipos específicos con torre montada sobre

carro de orugas. Por la torre se desliza la maza de caída libre que proporciona la energía de hinca; el

accionamiento de la maza puede ser mecánico (manual) o hidráulico (automático).


La hinca se detiene cuando el pilote alcanza el “rechazo necesario”. Si el pilote no alcanza ese rechazo, su

capacidad portante es insuficiente y ha de seguirse hincando, empalmando las piezas que fueren necesarias.

El hincado del pilote produce una compactación y mejora del terreno, especialmente si es granular. Este

efecto es especialmente beneficioso para pilotes hincados en grupo, donde, lejos de descomprimir el terreno

como ocurre en pilotes excavados, se favorece su comportamiento, pues las mejoras producidas por los

pilotes se superponen entre sí, alcanzándose finalmente un grado de compacidad considerablemente

superior a la inicial.

3.- Tubos de acero: Entre otras cosas, los pilotes de tubo de

acero se utilizan para cimentar puentes, muelles y edificios.

Asimismo, el pilote de tubo de acero forma parte esencial de

los muros defensivos o de muros combinados. El pilote de

tubo de acero introducido internamente corresponde un

sistema de pilotaje con desplazamiento de suelo y bajas

vibraciones. Los pilotes de tubo de acero han sido utilizados durante muchos años en obra de reparación de

cimentaciones y proyectos en los que la altura de trabajo resultaba limitada. La inserción de pilotes de tubo

puede efectuarse forzando la parte superior del tubo con un martillo diésel / hidráulico o bien mediante las

vibraciones utilizando un martinete vibratorio. Los tubos provistos de una placa situada en la parte inferior

pueden insertarse internamente mediante un martillo de caída.

PROCESO DE HINCADO DE PILOTES

Paso 1.- Limpieza: Para el hincado de los pilotes, se hace una limpieza y una nivelación de la superficie de

trabajo, lo suficientemente ancho, para que las máquinas de trabajo puedan desplazarse.

Paso 2.- Trazo: Al ser elementos estructurales, es necesario situarlos en lugares estratégicos, por lo tanto se

recurre al uso de aparatos topográficos para ubicar los centros de cada pilote, además de indicar la

profundidad de cada uno de ellos.


Paso 3.- Perforación: Dependiendo del tipo de pilote y de las especificaciones geotécnicas, a veces se

requiere de una perforación previa al hincado del pilote, esta perforación se realiza con maquinaria de

brocas helicoidales.

Paso 4.- Hincado: Como se mencionó en el paso anterior, a veces no se requiere de una perforación, por lo

tanto se omite dicho paso y se inicia con el hincado de los pilotes, utilizando alguno de los métodos descritos

en el apartado “métodos de hincado de pilotes”.

Paso 5.- Armado: Si por el contrario, no fue un método de hincado de pilote, sino uno colado in situ,

posiblemente sea necesaria la colocación de un acero de refuerzo en el interior del pozo excavado. Este

armado se coloca mediante el uso de una grúa, y se le colocan unos “pollo” para garantizar el recubrimiento

del acero al verter el concreto.

Paso 6.- Colado: Al utilizar el método de colado in situ, será necesario verter concreto con el apoyo de un

tubo Tremie, el cual ya se explicó previamente como funciona.

Paso 7.- Descabezado: Sin importar el proceso elegido, el área superior del pilote, quedara dañada o

contaminada, por lo tanto, es necesaria la demolición de la punta superior del mismo.

ESTADOS LÍMITE DE SERVICIO

Los asentamientos o emersiones de cimentaciones con pilotes de fricción bajo cargas estáticas se estimarán

considerando la penetración de los mismos y las deformaciones del suelo que los soporta, así como la

fricción negativa y la interacción con el hundimiento regional. En el cálculo de los movimientos anteriores

se tomarán en cuenta las excentricidades de carga. Deberá revisarse que el desplazamiento horizontal y el

giro transitorio de la cimentación bajo la fuerza cortante y el momento de volteo sísmicos no resulten

excesivos. Las deformaciones permanentes bajo la combinación de carga que incluya el efecto del sismo

se podrán estimar con procedimientos de equilibrio límite para condiciones dinámicas. En estas

determinaciones, se tomará en cuenta el efecto restrictivo de los pilotes.


PILAS COLADAS EN SITIO

Las pilas de cimentación son pilotes colados in situ con diámetro de aproximadamente 750 mm (≈2.5 pies)

o mayor, con o sin refuerzo de acero y con o sin pedestal. A veces el diámetro es tan pequeño como 305

mm (≈1 pie).

La decisión de usar pilas de cimentación, requiere el cuidadoso estudio de las condiciones para la

construcción existente en el lugar. El comportamiento de estas pilas está determinado, cuando menos, tonto

por el éxito con que se efectúen las operaciones de construcción, como por las características carga-

asentamiento de los terrenos adyacentes y subyacentes.

Así, se utiliza el término pila de cimentación para un agujero barrenado

o excavado hasta el fondo de la cimentación de una estructura que

luego se rellena con concreto. Dependiendo de las condiciones del

suelo se usan ademes para prevenir que el suelo alrededor del agujero

se desplome durante la construcción.

El procedimiento de construcción más común usado implica la

perforación rotatoria con el uso de BARRENAS HELICOIDALES o

BOTE. Hay tres tipos principales de métodos de construcción: el seco,

con ademe y el húmedo.

MÉTODO CONSTRUCTIVO SECO

Este método se emplea en rocas y suelos situados arriba del nivel freático y que no se desplomaran cuando

el agujero se perfore a su profundidad total. La secuencia de construcción es el siguiente:

Paso 1.- Perforación: La excavación se lleva a cabo (con preparación para campana si se desea), usando

herramientas apropiadas de perforación y el escombro extraído del agujero se deposita en un lugar cercano.
Paso 2.- Colado: El concreto se vierte entonces en el agujero cilíndrico, con el apoyo de un tubo Tremie,

para evitar la segregación del material que cae primero.

Paso 3.-: Si se desea se coloca una jaula de barras de refuerzo en la porción superior de la pila.

MÉTODO CONSTRUCTIVO CON ADEME

Este método se usa en roca o suelos en los que existe la posibilidad de derrumbe o deformación excesiva

cuando se efectúa la perforación.

Paso 1.- Excavación: El procedimiento de excavación se inicia como en el caso del método seco de

construcción. Cuando se encuentra suelo inestable se introduce lodo bentónico en la perforación. La

perforación se continúa hasta que la excavación deja atrás el suelo inestable y se encuentra un estrato de

suelo o roca impermeable

Paso 2.- Introducción del ademe: Se introduce entonces un ademe en el agujero. El lodo se achica del ademe

con una bomba sumergible.

Paso 3.- Continuar con la excavación: Una perforadora más pequeña que pueda pasar por el ademe se

introduce en el agujero, y la excavación continua. Si se requiere, la base del agujero excavado puede

agrandarse, usando un escarificador.


Paso 4.- Armadura: Si se requiere acero de refuerzo, la jaula de barras de refuerzo debe extenderse sobre

toda la profundidad de la excavación.

Paso 5.- Colado de la pila: Se vierte entonces el concreto en la excavación y el ademe se retira gradualmente.

MÉTODO CONSTRUCTIVO HÚMEDO

Este método es llamado también método del lodo de perforación. El lodo se usa para mantener abierto el

agujero durante toda la excavación.

Paso 1.- Excavación: La excavación se realiza de la misma manera que en el método con ademe, con la

diferencia, que el lodo bentónico, se coloca durante toda la perforación, dando un ambiente húmedo, he

aquí de donde obtiene el nombre.

Paso 2.- Armadura: De ser necesario por diseño estructural, se coloca el armado de acero, con una grúa en

el interior de la excavación.

Paso 3.- Colado de pila: Por último, se vierte el concreto dentro del pozo, con la ayuda de un tubo Tremie.

El concreto iniciará a sacar el lodo utilizado durante la excavación, el cual se almacenara en un pozo

colector.
ESTADOS LÍMITE DE SERVICIO

Los asentamientos de este tipo de cimentación se calcularán tomando en cuenta la deformación propia de

los pilotes o pilas bajo las diferentes acciones a las que se encuentran sometidas, incluyendo, en su caso, la

fricción negativa, y la de los estratos localizados bajo el nivel de apoyo de las puntas. Al calcular la emersión

debida al hundimiento regional se tomará en cuenta la consolidación previsible del estrato localizado entre

la punta y la cabeza de los pilotes durante la vida de la estructura.