You are on page 1of 2

Solórzano Suverz Víctor Daniel

Investigación

14 de noviembre de 2018

TEMA DE INTERÉS
Con la lectura de Alberoni me puedo percatar que el enamoramiento es un estado naciente
de un movimiento colectivo de dos, en el cual la persona va experimentando una serie de
sucesos que afectan a su propio mundo interior.

Estos sucesos provocan que el amante desarrolle una experiencia única con respecto
a lo vivido en la relación con el ser amado, vive cada circunstancia fuera de la línea del
tiempo ordinaria, vuelve cada momento extraordinario; utiliza un lenguaje distinto al que
ordinariamente recurre para agradar al ser amado y sacraliza a la persona amada, al grado
que dirige cada mirada, cada palabra, cada toque a su ser; es capaz de provocar un
movimiento de rebeldía contra todo aquello que le impida estar junto a su sujeto de devoción,
siendo un factor determinante para la consolidación del estado naciente la contrariedad, ya
que según Alberoni, a mayor imposibilidad mayor entrega y devoción. Estos cambios, junto
con otros más, muestran a la persona tal cual es, señalan a la intimidad y confían su esencia
a la persona amada.

A pesar de lo bello que es esta experiencia humana, de la lectura de Zygmunt Bauman


en su obra Amor líquido , puedo asegurar que a pesar de la trasformación que la persona
presenta, por nuestra realidad social y tecnológica, los viejos esquemas de comunicación, de
relación y conquista de la personas amada se han visto mermados, en razón de que el objetivo
de tejer las relaciones amorosas ya no se centra en la sorpresa que es el otro, sino se busca la
eficacia, la inmediatez y el éxito en las relaciones.

Con estas circunstancias, el individuo se ve envuelto en una serie de irregularidades


que muestran la fragilidad de los encuentros que está tejiendo y, sobre todo, muestra una
denigración del amor en cuanto a sus exigencias y transformación en el individuo. Esto es
producto de una constante creación de ilusiones sobre la forma en la que se ha de construir
el enamoramiento y los efectos que han de producirse en la persona. Estas ilusiones son
generadas por la comparación del amor con los hábitos y actitudes del ámbito empresarial y
de éxito a corto plazo, en donde lo rutinario, la pretensión de aprendizaje por repetición y
la eficacia son lo que impera; esto trae como consecuencia que la persona que busca
enamorarse se frustre y demuestre su inexperiencia en la relación porque los resultados
obtenidos no son los que se esperaban o porque no se está dispuesto a la novedad y a la
profundidad que implica el recibir al otro.

Con lo anterior me cuestiono sobre la forma en la que estamos tejiendo las relaciones
al tener la falsa creencia de que el amor es un objeto más de manipulación y de control de
nuestra parte, y que de allí derivo un posible foco:

 la forma en la que la experiencia del enamoramiento ha cambiado del siglo


XIX a la actualidad.