You are on page 1of 2

Perfil de vida

Heber Niño Paleta


Nacido el 24 de julio de 1999, soy un joven de 19 años proveniente de la ciudad de Puebla, México.
Proveniente de un familia de clase media y con una interesante historia en cuanto a diversidad religiosa
hablo, mi padre en ese entonces trabajaba en la empresa Chicles Adam´s y practicaba el protestantismo,
mientras que mi madre era y todavía es dueña de su propia estética, cuya familia practica un
catolicismo que yo calificaría de ortodoxo.

Soy el menor de tres hermanas de las cuales aprendí mucho, principalmente la poderosa habilidad del
cuestionamiento, la reflexión y necesidad de saber que hay mas allá.
Así se me envío a mi primer kinder, donde el catolicismo abundaba, y en donde se me enseñaba a
mantener el status quo, error fatal.

Fue durante este periodo donde conocí el Tae Kwon Do, disciplina marcial que me ayudaría a aplacar
mi hiperactividad y la cual practiqué hasta que cumplí mis 18 años. El futbol nunca fue de mi atención,
pues no veía el mismo orden, el arte marcial por otra parte enseña autocontrol y acertividad, cualidades
esenciales para desenvolver en cualquier ambiente.

En la primaria conocería a mis mejores amigos, los cuales no se conservan hasta hoy por la diferencias
respecto a ala era digital, de la cual pude ser testigo como andaba en pañales hasta volverse una masa
que todo lo absorbe, la falta de interés por esto me llevo a las diferencias con mis mas cercanos amigos
y posteriormente una fría ruptura. Pero también fue el tiempo exacto en el que mis mas longevos gustos
surgieron, mi amor al cine y la pasión por la música.

Entre de nueva cuenta a una escuela católica ( donde permanecí mi secundaria y preparatoria) en donde
comenzó a crecer todavía mi decisión de volverme un gran cineasta ademas de empezar mi formación
con la guitarra, y en donde también surgiría mi primer interés amoroso, aunque esto ultimo no
resultaría pues mi concentración estaba totalmente canalizada en mi propio crecimiento como persona,
en mis conocimientos y mi practica. Al sumergirme en los libros psicología y filosofía también aprendí
a generar un criterio propio ya que era necesario por las insistencias de las monjas a convertirme al
catolicismo, lo que me llevaba a enfrentamientos directos los cuales se quedaban sin ganador aparente.

Seguido de esto, me prepare para ingresar a la carrera de cinematografiá en la BUAP, dos veces fueron
los intentos pero no conseguí hacerme con un lugar en la facultad, sin embargo me ofrecerían una
banca en la carrera de antropología, y aunque loa acepte y la carrera era interesante, no me llenaba el
poder estudiar lo que consideraba mi vocación, el cine.

Finalmente, asistí a un taller vocacional en la universidad de Asmedia, donde me ofrecieron un plan de


estudios que incluia el cine. Sin dudarlo me inscribí y ahora hago lo posible por algún día volverme un
buen cineasta.