You are on page 1of 5
Doctora en Comunicacién Social. E-mail: sacol O@vianet.commx Profesora-investigadora de la Universidad de Guadalajara. didiogos,... rssicon Analisis cultural de la fotografia | @® Sarah Corona Berkin La lectura, la imagen y la oralidad son tres formas dis- tintas de comunicaci6n con el entorno que implican diferen- tes competencias y formas en ‘que se conoce el mundo. No- sotros pretendemos estudiar Jas competencias comunica- tivas de los jévenes en una ‘comunidad indigena huichol a través del andlisis de sus discursos orales, escritos € Iconicos. En este lugar repor- tamos Gnicamente nuestras reflexiones en torno a sus ‘competencias visuales al pro- ducir imagenes a partir delas reglas que impone la técnica fotogrSfica asf como el entor- no cultural que disciplina su mirada. De esta forma nos proponemos estudiar la foto- grafia desde los sujetos que la producen, didlgggs..... Miinterés actual por estudiar las competencias comunica- tivas a través del andlisis de los discursos tiene que ver con entender los discursos propios de los distintos suje- tos, como formas especificas © productos de la puesta en. acci6n de los lenguajes socia- les. Nos interesamos por “el habla", o las modificaciones alos lenguajes de la comunt- cacién, en este caso de la fo- tografia, hechas discurso por Jos sujetos productores de sentido. Las fotografias toma- das por los huicholes son consideradas como discur- sos iconicos producidos por sujetos que ademas de ser individuos, son cuerpos investidos por relaciones de poder. Esto es, que las foto- grafias no son atribuibles tnt camente a un manejo indivi- dual o a una apropiacién es- peclal de la cémara, sino a una serie de disposiciones que se traducen en saberes y ‘competencias de la cémara, sino una serie de disposicio- nes que se traducen en saberes y competencias co- lectivas. Asi podemos obser- var que las fotografias de los huicholes se componen de signos que permiten recono- cer una vision aicénica y por ‘oposicién podemos recono- cer las diferencias en la mira~ da occidental, disciplinada por la imagen", Ahora bien, la imagen como forma de comunicaci6n, reen- via. aun término que viene de la sociedad contemporanea. Los nuevos espacios priva- dos y pablicos invadidos por las imagenes medidticas han configurado una era donde la principal forma de comunica- ci6n es icénica, Algunos au- tores la han llamado la vide6stera o la videocultura. Creemos que los trabajos de McLuhan, criticados por su descontextualizacion histori cay politica y sus conclusio- nes apresuradas, deben ser retomados a la luz de discipli- nas como la antropologia, la sociologia y la comunicacion soclal para entender, ademas de la especificidad de las for- mas de comunicacién, los contextos que marcan las di- ferentes competencias y pricticas comunicativas. En un intento por alejarnos de una perspectiva centrada en la imagen, que tiene que ver con el mundo de la eser turay de las videoculturas, en este trabajo buscamos aproximarnos teniendo a las fotografias como materia significante a la compleja interrelaci6n entre las formas ‘de comunicacién presentes en una comunidad indigena, principalmente oral. ,C6mo es Ja mirada en una comun- dad sin imagenes mediaticas? {Qué miran y cémo Io hacen através de una lente fotogra- fica? ,Qué relacién existe en- tre la mirada aicénica y el universo que rodea al huichol? Por oposicion, ze6mo se mo- difica la mirada del sujeto de las videoculturas? EL CASO DE SAN MIGUEL HUAIXTITA, La investigacion se levé a cabo con los alumnos y maes- tros de la escuela secundaria satin | | Tatusi Maxakwaxi o “Nuestro Abuelo Cola de Venado", en San Miguel Huaixtita. Esta ‘comunidad se encuentra ena parte norte del Estado de Ja- lisco en la Sierra Madre Occi dental, poblada por 710 in- dios huicholes. Los huicholes son uno de los grupos indige- nas del pais con mayor por- centaje de monolingiiismo, reportando el 25% de la po- blacién que Gnicamente ha- bla su lengua. Resalta entre los grupos indigenas el huichol por profesar otra re- ligién que no sea la cristiana. Mientras el 91% de los indige- nas nacionales son cristianos, en el caso de los huicholes sélo el 48% declar6 serlo. En San Miguel Huaixtita los huicholes no practican ritua- les cristianos' yla comunidad se organiza alrededor de au- toridades tradicionales y précticas rituales propias, Los huicholes instruyen a sus nifios y jévenes en sus cos- tumbres y “aunado a lo abrupto y virtualmente inac- cesible del territorio que ocu- pan en la Sierra Madre Occi- dental de México, han contri. buido a conservar las aproxi- madamente diez mil personas de habla huichol? como el tini- co grupo indigena importan- tede toda Mesoamérica cuya religion y cosmovisi6n (...) se mantienen intactas, con ape- nas una mezcla de elementos ‘europeos”, Estas caracteris- ticas en su conjunto pueden ayudar a explicar la perma- nencia de sus costumbres y tradiciones asf como la im- portancia que le otorgan a la conservaci6n de su identidad étnica. Entre los huicholes “conse- guir niertia” significa ver mas alld de lo comtin. Nierika es ‘el espejo por donde se ven los rostros delos dioses y puede decir cara, aspecto, peyote, imagen, todos términos rela- cionados en la cultura hui hol. Se integran espejos al nierika de estambre para ver a través de él al dios y escu- char sus deseos, a través del nierika el dios ve al hombre y el hombre al dios y se comu- nican, En la experiencia del huichol el nierika es cotidiano, la ima- gen impresa o eléctrica es * practicamente desconocida. En San Miguel Huaixtita, no hay electricidad, publicidad, carteles, periédico ni espejos __que permitan ver el cuerpo completo. Los muros de las casas, ni por dentro ni por fuera se decoran habitual- mente, ni son comunes los calendarios con fotografias. En las escuelas, primaria y secundaria no hay carteles ni decoraciones con imagenes 0 fotografias en las aulas. Tam- poco se encuentran imagenes en sus “kaliguey” olugares de adoracion. Las imagenes de los libros de texto, las pocas fotografias que los visitantes hacen Hegar a la comunidad las etiquetas de los escasos productos envasados que venden en las sencillas tien- das son todas las imagenes occidentales que reciben. LAS FOTOGRAFIAS Y SU ANALISIS Nos hemos abocado a la re- colecci6n y analisis de las fo- tografias como lugar de inter- seccién de la mirada indi dual y colectiva de los huicholes, alejéndonos ast del interés por aislar la recep- cién particular de un medio masivo de comunicacién. Se ria ingenuo de mi parte pen- sar que las fotografias son expresiones “puras” del mun- do huichol; aunado a que toda representacién es con- vencional, la interaccién es maitiple: entre la tecnologia fotogrética, la voz del fotégra- fo y la presencia del destina- tario. En el contexto escolar se llevé a cabo la experiencia con las cémaras y las fotogra- ffas. Se repartié entre los cien alumnos y profesores de se- cundaria clen cémaras de un slo uso con capacidad para 27 fotos cada una. Se solicité que eligieran un tema que abarcaria veinte fotos y las restantes siete serian sin tema, Se procedié a explicar el uso del aparato y errores sencillos que podrian evitar- se (dedo en el objetivo, con traluz, polvo, agua, cuidados de la cémara). Los cien alumnos y maestros de la secundaria tomaron fo- tografias de su comunidad durante una semana, arrojan- do un total de 2700 fotogra- fas. Las fotografias se reve- Jaron y regresaron a los alum- nos. Posteriormente se hicie- ton algunas entrevistas indt. viduales donde, a partir de un Paquete de fotos selecciona- das® se pidié clasificar el ma- terial y responder a dilemas con relaci6n a las fotos. Para responder al objetivo de la investigacion se combind un - S$. Corona £ L I Anilisis cultural de la fotografia anilisis temético, un analisis semiolégico y un andlisis discursivo que nos permitié encontrar los temas de las fotos, los elementos que las estructuran y una explicacion contextual para comprender las fotografias como produc- cién de significacion en una comunidad de jévenes hul- choles. La informacién reca- bada por los distintos dispo- sitivos, aunado a la observa- ion Hevada a cabo durante mis estancias en la comuni- dad nos permiten aproximar- nos a las fotografias de los huicholes y extraer un cd go fotogratico particular. La interpretaci6n de las foto- grafias en esta ocasién se lle- vaacabo deacuerdo a traba- jos antropolégicos anteriores sobre arte indigena y a mani- festaclones culturales con respecto al cuerpo, a partir de datos etnogréficos propios y de otros investigadores en cultura huichol. Mas adelan- te se buscara analizar el ma- terial fotogrAlico a partir de las interpretaciones propias de los huicholes. Enun primer momento se cla- sific6 el total de las fotogra- ffas en temas que los mismos jévenes propusieron. Por tema entendemos el conteni- do de la representacién (muestra) visual. Sin entrar a discutir este controvertido campo de problemas, para delimitar Ios temas partimos de un criterio referencial, es decir de nuestro modelo de los objetos, personas 0 he- chos representados y de las referencias del "fotdgrafo", es dialoggs decir, las expresadas por es- crito por los jovenes hulcho- les, De esta manera busca mos relacionar las fotografias con la produccién y valora- cién al interior de la etnia huichola. Encontramos cinco grandes temas en los que se agrupan las fotografias tomadas por Jos alunos de la secundaria: Personas (en pose y en a cién) 64%, Naturaleza 21.9%, Animales 4.9% Cosas 3.8%, Lugares sagrados 1.1%. Ade- mas encontramos algunos conjuntos que nombramos Series (narrativas) 2.4% y los Errores técnicos (fotos fall das) 1.4%, Dada la amplitud del corpus, en esta expos cién mencionaremos tnica- mente el andlisis realizado al tema Personas. La imagen que nos ofrece la televisi6n, el cine, la publi dad, es parte dela cultura fo- tografica occidental. “Acérca- te mas Adri, ala cara, si no vaa salir muy lejos yno seva aver nada” le explica la ma- dre urbana a su hija de seis aiios mientras le enseha a usar una cdmara fotogréfica. Esta anécdota, aparentemen- te sin sentido, cuestiona una serie de consecuencias en la vida cotidiana que podemos observar, por contraste, con a mirada huichol. La sobre- exposici6n a lo visible, a dis- minuci6n de satisfactores téc- tiles, la nueva perspectiva de la pantalla, la descontex- tualizaci6n, han determinado en la actualidad una distinta manera de mirar en occiden- te, LASOBREEXPOSICION A LO ‘VISIBLE Y LA DISMINUCION DE SATISFACTORES ‘TACTILES Al disciplinar el cuerpo a “no tocar”, los satistactores téc- tiles han disminuido, Son de- cenas de veces al dia en las que se le instruye al nifioano tocar: no toques porque se rompe, poraue es peligroso, porque est sucio, porque te regafan, porque no se hace. No toques en la calle, en el museo, en la casa, en la tien- da, El mundo se muestra en vitrinas, en fotos, en panta- llas. Frente a esta organiza- clon social del tacto, esta en huichol que todo lo toca: tomaasiento y duerme sobre la tierra que es “nuestra ma- dre”, confeceiona su ropa, sus collares y sus morrales, pre~ para el fuego con lefia y su comida que ha sembrado y cosechado, Los nifios son pocas veces reprimidos por tocar machetes y cuchillos con filo o meterse agujas ala boca. Eltocary experimentar les enseha Io peligroso, lo doloroso, lo desagradable, asi ‘como lo suave, lo ters, lo placentero. En un viaje al zoolégico de Guadalajara acompafiada de una familia huichol que se maravillaba ante el espec- téculo de un pavo real y en- frentados al obstaculo de las. bardas y alambrados que im- piden al visitante acercarse, acariciar o simplemente esco- ‘gerel Angulo para observar al animal, Pati, una joven huichol tom6 un guijarro y ante el asombro de los visi- om j tantes domingueros allf reuni- dos, la tiré justo allos pies cel payo real que volted hacia nosotros inclinando majes- tuosamente su plumaje. Para Pati arrojar la piedraes exten- der su sentido del tacto. Para lamamé de Adri, tomar fotos que no sean “close-ups” de rostros, es “no ver nada”. El corpus de fotografias de per- sonas que analizamos, mues- tan un manejo especial del espacio y del cuerpo humano dentro de los margenes de la fotografia. Las fotografias en su mayor parte son tomadas ‘en plano general. Esta carac- teristica también Mama la atencién a los investigadores de estética indigena y en ex- periencias cinematogréficas con indios navajos. El close- up de humanos es casi inexis- tente, Encontramos dos fotos en close-up en el corpus de 2700 fotografias. Y probable- mente estas dos fotos no fue- ran destinadas a la cara del joven sino a los audifonos que levaba puestos. Por otro lado, el close-up se utiliza con maestria para ensefiar deta- les relevantes en la prepara- cién de un medicamento, en conjuntos de objetos en com- posiciones significantes o en la elaboracién de tortillas, por ejemplo, Las tomas generales que ofre- cen las fotografias tienen la virtud de mostrar claramen- te el contexto, Personas en pose o en accién, retratados ‘en su entorno, Fl fotégrato se acomoda ala izquierda o a la derecha con el objeto de atra- par una imagen completa. Personas frente a su casa, donde el fotégrafo capta el fi- nal del muro de adobe o pie- dray permite ver el campo al fondo, inclina hacia arriba la ‘cdmara para integrar las mon- tafias, acomoda a las perso- nas en el vértice de la inter- seccion de dos muros 0 alambrados para captar am- bos lados del paisaje, si esta dentro de una casa abre la ventana para mirar al exte- rior, siesta fuera abre la puer- ta para ver el interior de la casa. Encontramos dos modelos de fotogralias de Personas: en posey en accién. Las fotogra- fias de *pose” repiten la toma de frente, brazos a los lados, gesto serio o ligera sonrisa. Mas bien pareciera ser una actitud formal frente a ta fo tografia, alejada de la conoci da sonrisa que Edgar Morin considera una de las claves de la fotografia en nuestras culturas modernas: *Sontia... ponga su alma en Ia ventana del rostro” y que sitve para estimular y compartir la ca- racteristica animica y senti- mental en el manejo del ros- tro enla cultura occidental de la imagen. Las personas pueden posar paradas o sentadas sobre pie- dras 0 en Ta tierra. En una Unica foto aparece un niio abrazado del cuello a otro y con un brazo en alto en pose de “fuerza”, No es casual que esta tinica imagen con pose distinta sea de un nitfio que es también el tnico mestizo que vive en la comunidad, encar- gado por su padre, un albafil de la costa nayarita. La mira- da es siempre hacia la céma- ra, Hemos observado algunos cambios en las poses mas caracteristicas y son en los. casos en que los hombres traen ropa de mestizos y se meten las manos a las bolsas del pantalén o la chamarra y ‘en las que las jévenes toman turnos para posar con unos lentes oscuros y con los bra- zos ala cintura, olas mismas J6venes posan con refrescos en actitud juguetona de “be- biendo” Ver expresiones faciales fren- te a tocar mundos nos con- fronta a la tirania occidental de tocar con los ojos. La tele- visi6n, el cine, los carteles, las etiquetas, la profusa tlustra- cién de los impresos atibo- rran y hartan al ojo. La ima- gen medistica nos obstruye la capacidad de ser testigos de la realidad tangible en bene- ficio de sustitutos técnicos que nos “acercan” al espec- taculo del mundo. ¢La para- doja? Ceguera por sobreexpo- sicién de lo visible. LA PERSPECTIVA DE LA PANTALLA Nos interesamos por la pers- pectiva desde la percepcion espacial y no por una cues- tién de estilo, estudio que corresponde a los historiado- res del arte, Detenemos nues- tra atencién en el espacio, su identidad propia y su percep- cin. Para Paul Virilio el hori- zonte es fundamental en la visién del hombre. El cambio de percepcion esté ligado al concepto que se tiene de ho- Tizonte. Hist6ricamente arrie igus hicaae intimal uaanisiiiiaaai S. Corona