You are on page 1of 5

Appetite 120 (2018) 297 mi 301

listas de contenidos ofrecidos en ScienceDirect

Apetito

revista Página de inicio: www.elsevier .com / localizar / appet

Saborear la sensación o sentir la degustación: la exposición táctil para la textura del alimento promueve la aceptación de

los alimentos

Chantal Nederkoorn * Julia, Thei segundo en, Michelle Tummers, Anne Roefs
Facultad de Psicología y Neurociencia, Universidad de Maastricht, Maastricht, Países Bajos

información del artículo resumen

Historia del artículo: La textura de los alimentos puede ser un reasonwhy los niños lo rechazan: No importa si la comida es crujiente, viscosa, suave o tiene pepitas y los bits
Recibido el 25 de enero de 2017 en el mismo. En general, la mera exposición es el mejor método para aumentar la aceptación de los alimentos: cada vez más familiarizados con los
recibido en forma 25 de agosto de 2017
alimentos por el aumento de la exposición repetida gusto por ella. Sin embargo, la exposición a la textura puede ser dif fi culto, como los niños pueden ser
revisada
reacios a tratar de probarlo. En el estudio actual, se comprueba si la aceptación de un alimento con una específica fi c textura se mejora después de la
Aceptado 13 de septiembre de 2017 Disponible en Internet el
exposición a la sensación de que, con sólo las manos. Sesenta y seis niños (entre 3 y 10 años de edad) fueron asignados al azar a la exposición o
20 de septiembre de 2017
condición de control. En la condición de la exposición, los niños jugaban con una jalea incoloro e inodoro con sus manos y en el grupo de control, los
niños juegan un juego de mesa. Posteriormente, se pidió a los niños a probar 3 postres (en orden equilibrado): yogur de fresa suave, yogur de fresa con
piezas y mermelada de fresa. Los resultados mostraron que los niños en la condición de exposición comieron específica fi camente más de la jalea postre -
la textura de los cuales habían sido previamente expuestos a - en comparación con los niños en condición de control. No se encontraron diferencias entre
los grupos para los otros dos postres. Los resultados implican que sentir la textura de un alimento con las manos aumenta la aceptación de los alimentos
con la misma textura. Por lo tanto, jugar con la comida con las manos parece ser una fi paso primero en familiarizarse con los alimentos y podría ayudar a
aumentar la variedad de la ingesta de alimentos.

© 2017 Elsevier Ltd. Todos los derechos reservados.

Suf fi ciente ingesta de frutas y verduras es importante para una dieta saludable. En los niños especialmente cuando se considera la ingesta de frutas y hortalizas ( Nicklaus, Boggio, Chabanet, y Issachou,
pequeños, esto no siempre es fácil de lograr: los niños se vuelven más selectivos en comer alrededor 2005; Skinner, Carruth, límites, y Ziegler, 2002 ). Por tanto, una dieta variada en la infancia podría
de 2 años de edad, comienzan a rechazar los alimentos que antes le gustaba y evitar nuevos ayudar a establecer una dieta sana y nutritiva en la edad adulta.
alimentos ( Dovey, Staples, Gibson, y Halford, 2008; Jacobi, Agras, Bryson, y Hammer, 2003 ). Aunque
la mayoría de los niños nacen de esta forma gradual ( Nicklaus, 2009 ), La variedad entre los niños es La decisión de los niños a rechazar los alimentos no sólo se basa en el sabor, sino también de
grande y alrededor de 13 mi 22% de los niños entre 2 y 12 años pueden considerarse los más cómo la comida huele, se ve o se siente ( Coulthard, Palfreyman, y Morizet, 2016; Monnery-Patris et
caprichosos o quisquillosos ( Jacobi, Schmitz, y Agras, 2008; Mascola, Bryson, y Agras., 2010 ). Esto al., 2015 ).
significa que rechazan un gran alimentos proporción, a la vez familiar y novedoso, que se traduce en Werthmann et al. (2015) pide a los niños a probar varios tipos de yogures y variado el color, el sabor o la
una dieta que se caracteriza por un bajo variedad de alimentos. Una especificación fi c subconjunto de estructura de los yogures, sucesivamente, manteniendo constantes las otras dos características. Las
comer exigente es la neofobia de alimentos, que se refiere al rechazo de nuevos o desconocidos variaciones en el sabor y el color no afectaron a la aceptación de alimentos, sin embargo, lo más probable
alimentos ( Dovey et al., 2008 ). capricho para comer está relacionado con insu fi ciente de la ingesta de en la textura de los alimentos llevó a la ingesta de alimentos reducida. Llegaron a la conclusión de que la
frutas y verduras, una mayor incidencia de insuficiencia ponderal por malnutrición e incluso ( Antoniou textura de los alimentos es una característica importante, en Florida uir aceptación de los alimentos en los
et al, 2015.; Ekstein, Laniado, y Glick, 2010; Jacobi et al., 2003 ). Por otra parte, los niños que comen niños. Parece que especi fi camente alimentos que tiene piezas en ella, es difícil, se siente viscoso o
una dieta menos variada a una edad temprana, tienden a tener menos variadas dietas más tarde en resbaladizo es a menudo rechazado por los niños ( Szczesniak de 2002 ), Y los alimentos que se parece
la vida, demasiado blanda o viscosa se considera más fácilmente desagradable ( Martins y Plines de 2006 ).
Childrenwho disfrutar de la estimulación táctil o el juego táctil inferior, se encuentra que son más selectivos

* Autor correspondiente. Universidad de Maastricht, Facultad de Psicología y Neurociencia, PO Box 616, 6200 MD Maastricht, Países Bajos.
Dirección de correo electrónico: c.nederkoorn@maastrichtuniversity.nl (C. Nederkoorn).

http://dx.doi.org/10.1016/j.appet.2017.09.010
0195-6663 / © 2017 Elsevier Ltd. Todos los derechos reservados.
298 C. Nederkoorn et al. / Appetite 120 (2018) 297 mi 301

en comer ( Nederkoorn, Jansen, y Havermans, 2015 ) Y la puntuación más alta en la neofobia 1. Método
alimentaria ( Coulthard y Sahota, 2016; Coulthard y Thakker, 2015; Smith, Roux, Naidoo, y Venter,
2005 ). Esto sugiere que los niños que son más sensibles a la estimulación táctil en fuerza en general 1.1. Participantes
rechaza los alimentos con mayor facilidad, ya que no les gusta la textura o sensación en la boca.
Los padres de los niños de dos preescolares y una escuela primaria fueron informados sobre el
estudio actual y preguntaron si su hijo podría participar. Un criterio de exclusión fue alergia a los
Una estrategia común para mejorar el gusto de los alimentos es la simple exposición. La alimentos para el yogur de fresa o jalea. Sesenta y ocho niños participaron. Dos niños se negaron a
exposición frecuente a un estímulo hace que sea más familiar y mejora la actitud hacia este estímulo probar cualquier alimento y se excluyeron fromanalyses. El resto de la muestra consistió en 36 niños
( Zajonc, 1968 ). Cuando los niños prueban un alimento desconocido varias veces, esto aumenta el y 30 niñas, con una edad media de 5,8 (SD ¼ 1.8, que van desde 3 a 10 años). La media del IMC
gusto y la aceptación de los alimentos (es decir, Cooke, 2007; Hetherington et al, 2015.; Maier-N € z-score, basado en una población normal de peso saludable Holandés ( TNO, 2016 ), Fue de 0,51 (SD
¼ 1,27), lo que significa que los niños pesaron signi fi cativamente más que el grupo de la norma de
OTH, Schaal, Leathwood, y Issanchou, 2016 ). peso saludable. La muestra incluyó a 9 childrenwith sobrepeso, 4 niños con obesidad y 4 niños con
La exposición repetida también puede ayudar a aumentar el gusto de un alimento familiar, pero bajo peso. Las características del niño por condición se reportan en tabla 1 .
previamente no le gustaba ( Wardle et al., 2003 ), Lo que demuestra que la simple exposición no sólo
puede ayudar a superar los alimentos reacciones neophobic, sino también capricho para comer en
general. Si los niños no les gusta un alimento debido a la textura, parece lógico que los niños deben
ser expuestos a la textura, haciendo que comen el alimento con la especificación fi c textura, o al
menos toleran en su boca. Sin embargo, esto no siempre es fácil de lograr: los niños podrían ser
reacios a probar la comida. Los cuidadores a menudo informan que sus niños se niegan a comer los 1.2. Diseño
alimentos, escupir y empujar o tirar los alimentos de distancia ( Lewinsohn et al., 2005 ). presión de los
padres al gusto o comer los alimentos pueden incluso tener efectos contraproducentes y hacer que El estudio tuvo una sección transversal, el diseño experimental mixto. El factor entre sujetos era
los niños comen menos ( Galloway, Fiorito, y Francis Birch, 2005; Jansen et al., 2017 ). Una solución la condición (exposición táctil o control), a la que se asignó aleatoriamente a cada niño. El factor
es aumentar gradualmente la textura de los alimentos ( Orilla, Babbitt, Williams, Coe, y Snyder, 1998 ). withinsubject era la textura de tres alimentos, que difería de la viscosidad y consistencia. Una textura
Otra solución podría ser la de los niños la exposición a otras propiedades sensoriales de los (jalea) se correspondía con la textura del material exposición táctil, los otros dos (yogur suave y
alimentos, sin probar. Dazeley y Houston-Price (2015) mostraron que si los niños pequeños ver, oler, yogur con piezas) diferían. Los postres se presentan en orden equilibrado. La medida dependiente
tocar o escuchar frutas y verduras inusuales durante las actividades de juego, que tacto y el gusto fue el número de cucharadas (entre 0 y 3) el niño gustos de cada postre.
más de estos alimentos durante una prueba de sabor después. También se ha demostrado que la
exposición a una variedad de aspectos sensoriales, incluyendo sabor, aumenta el deseo de comer
frutas y verduras ( Hoppu, Prinz, Ojansivu, Laaksonen, y Sandell, 2015; Witt y Dunn, 2012 ). Coulthard
y Sealy (2017) parecía más específica fi camente en el papel de la exposición a la textura de los
alimentos sobre la aceptación de los alimentos. Ellos mostraron que si los niños juegan con las frutas 2. Materiales
y verduras con sus manos, que aremore propensos a comer ellos, en comparación con la exposición
a la vista de los mismos alimentos o jugar un juego sensorial no alimentaria. Una explicación para 2.1. Exposición
este fi hallazgo es que los niños se familiarizaron con los alimentos, que es apoyado por el fi Nding que
se encontraron los mayores efectos para los alimentos menos conocidos, como la granada ( Coulthard Los niños fueron expuestos de forma manual a los estímulos táctiles durante las sesiones
y Sealy, 2017 ). individuales. Se pidió a los niños a jugar con un recipiente grande (ø 18 cm) fi llena con una jalea
incoloro e inodoro (hechas de gelatina y agua) de una manera semi-estructurado. En un principio, los
niños estaban libres para jugar con la masa de gelatina, siempre y cuando se utilizan enteros sus
manos en interacción con la gelatina. Después de unos minutos los niños estaban motivados para
sentir la textura mediante tareas como recogiendo la gelatina con las manos en otro tazón, fi Nding
monedas escondidas en el recipiente y esculpir fi figuras de la gelatina (ver

No se ha probado todavía sin embargo, si la exposición a un aspecto táctil aislado en Figura 1 ). Cuando los niños eran tímidos o reacios a tocar la gelatina durante el juego libre, estas
transferencias no alimentarios a una mayor aceptación de ese aspecto en los alimentos. Por ejemplo, tareas se iniciaron desde el principio. De esta manera, el experimentador se aseguró de que todos
si se juega con gelatina no alimentaria aumentaría el consumo de un pudín de gelatina. Esto los niños tocaron la gelatina durante 10 minutos, de una forma lúdica.
demostraría que la familiaridad con el concepto integral de un alimento no es necesario aumentar la
aceptación de los alimentos, pero que el aumento de la familiaridad de una sola característica de los En el grupo control, los niños jugaron un juego de mesa apropiada para su edad (de memoria)
alimentos también ayuda a mejorar el consumo de alimentos. La aceptación de esta especificación fi c con el experimentador, durante 10 minutos.
textura podría generalizarse a que diferentes alimentos con la misma textura.
2.2. Prueba de sabor

En el presente estudio se probó si la exposición táctil para una textura no alimentarios, palpando Se pidió a los niños a comer a partir de tres tipos de postre de fresas, con el fin equilibrada: 1)
con las manos, podría aumentar la aceptación de los alimentos con la misma textura. La mitad de los Yogur con piezas: un yogur de fresa de color rosa (bajo en grasa) que contenía pequeños trozos de
niños fueron preexpuesto a la textura de la jalea de olores y sin color, la otra mitad no. A fresa (marca: Albert Heijn, Países Bajos), 2) yogur sin problemas: el mismo yogur, fi filtró para
continuación, se pidió a los niños a probar a partir de tres postres de fresa, que o bien tenían una eliminar las piezas de la fresa, lo que resulta en un yogur de fresa suave y 3) Jelly: un color rojo
textura jalea comparable o una textura que difería de la viscosidad y consistencia. Esperábamos que pudding jalea de la fresa (marca: Dr. Oetker, Países Bajos). Los postres se presentan en la igualdad
los niños de la exposición conditionwould se habitúan a la textura gelatina de sabor y por lo tanto de cuencos de plástico transparentes (ø 8 cm). Se pidió a los niños a probar una cucharada de la
más de la mermelada de fresa que los niños del grupo de control. Para los otros dos postres, sin comida y si lo intentaron, el experimentador les preguntó si les gustaría otra cuchara. Los niños
pre-exposición se llevó a cabo y por lo tanto se espera que no hay diferencias entre los grupos. manejan las cucharas de sí mismos, los experimentadores supervisados ​si las cucharas eran
adecuadamente fi llena y ayudó a los niños más pequeños cuando sea necesario. El número de
cucharas
C. Nederkoorn et al. / Appetite 120 (2018) 297 mi 301 299

tabla 1
Características de los participantes en la condición de control y la exposición.

condición de control condición de exposición Prueba de diferencias entre los grupos

norte ¼ 33 norte ¼ 33

Género 18 niñas / niños 15 12 niñas / niños 21 Chi-cuadrado ¼ 2.2, pag ¼ 0.14

Años 5,9 (SD ¼ 1.9) 5,8 (SD ¼ 1.7) t ¼ 0,272, pag ¼ 0.79

IMC 16,1 (SD ¼ 1.6) 16,7 (SD ¼ 2.7) t ¼ 1.2, pag ¼ 0.24

Z-IMC 0,32 (SD ¼ 1.03) 0,69 (SD ¼ 1.46) t ¼ 1.2, pag ¼ 0.25

Figura 1. La exposición a la textura de la jalea de olores y sin color.

de un postre a un niño atewas considera un índice de aceptación de la comida. Los niños no fueron seguimiento muestras independientes t-pruebas fueron realizadas para cada tipo de postre.
presionados a comer si no quieren. Que podían comer de 0 a 3 cucharadas (método basado en Werthmann
et al., 2015 ). 1 Una cuchara promedio contenía 5 g de postre.

3. resultados

2.3. Procedimiento La edad características de los participantes, el sexo, índice de masa corporal y el IMC-Z no se
relaciona con el número de cucharadas a los niños comieron de los postres (todo p de < 0,05). Los 3 2
El estudio fue aprobado por el Comité de Revisión Ética Psicología y Neurociencia de la mixto ANOVA mostró un efecto principal de tipo postre,
Universidad de Maastricht. Los niños fueron evaluados de forma individual en una habitación
separada en su escuela. En primer lugar, se midió el peso y la altura de cada niño (sin zapatos). A F( 2, 128) ¼ 8,69, p < 0.001, h 2partial ¼ 0,12: en general los niños comieron más del yogur suave ( METRO
continuación, jugaron un juego o participaron en el procedimiento de la exposición. Posteriormente se ¼ 2,18, SD ¼ 0,93) que tanto el yogur con piezas ( METRO ¼ 1,67, SD ¼ 0.89, F( 1,64) ¼ 20.7, p < 0.001,
realizó la prueba de sabor, y fi finalmente, el niño recibió un pequeño regalo (lápiz o adhesivo) para la
participación. h 2partial ¼ 0,245) y la gelatina ( METRO ¼ 1,76, SD ¼ 0,98, F( 1,64) ¼ 6,95,
pag ¼ 0,011, h 2partial ¼ 0,098). Este efecto principal fue calificado fi ed por un signi fi interacción no
puede entre la condición y tipo yogur, F( 2,
2.4. Análisis estadístico 128) ¼ 5,64, pag ¼ 0,004, h 2partial ¼ 0,08, véase Figura 2 . De acuerdo con nuestra hipótesis, para el
consumo de jalea, un significante fi Se observó un efecto entre las condiciones de peralte: Los niños
Las pruebas indicaron una distribución normal y que la esfericidad de la varianza podrían ser en la condición de exposición comieron signi fi cativamente más de cucharada de gelatina de que en
asumidas. correlaciones de Pearson se utilizaron para examinar las relaciones entre características los niños en la condición de control, t ( 64) ¼ 3,56, pag ¼ CI 0.001, 95% [0,35, 1,23],
de los participantes y el número de cucharadas los niños comieron.

METRO exp ¼ 2,15, SD ¼ 0,97, METRO estafa ¼ 1,36, SD ¼ 0.82. No se encontraron diferencias entre
Los datos se analizaron en un 3 (tipo postre: yogur con trozos, yogur suave, jalea) x 2 las condiciones para el yogur lisa o yogur con piezas, t ( 64) ¼ 0,26, p ¼ CI 0,79, 95% [-0,39,
(condición: la exposición vs control) mezclado ANOVA para medidas repetidas, con el número de
cucharadas (rango de 0 mi 3) medida como dependiente. contraste sencilla eran especí fi ed para 0,52], METRO exp ¼ 2.21, SD ¼ 0,96, METRO estafa ¼ 2,15, SD ¼ 0.91 .; t ( 64) ¼? 0,55,
probar la diferencia entre los tres postres, con el yogur suave como categoría de referencia. Para el pag ¼ 0,59, IC del 95% [-0,56, 32] METRO exp ¼ 1,55, SD ¼ 0,94, METRO estafa ¼ 1,67, SD ¼ 0.85.
signi fi efecto de interacción no puede,

4. Discusión

1 Siete niños se les permitió accidentalmente a comer más de tres cucharas. Sus datos se winsorized a un máximo
de 3 cucharas. Al analizar los datos sin winsorizing o cuando la exclusión de estos participantes, el mismo signi fi se En el presente estudio, childrenwere expuesto a una específica fi c textura (es decir, de olores y

encuentran los efectos del peralte. jalea incoloro) con sus manos, y se ensayó si este aumento de su aceptación de postres con la
misma textura en
300 C. Nederkoorn et al. / Appetite 120 (2018) 297 mi 301

niños. Esto nos asegura que los alimentos no se disgustaba por el sabor, pero sobre todo por la
textura, y nos permitió estudiar el efecto de la exposición a la textura. Sin embargo, otras
características sensoriales también son importantes en la aceptación de los alimentos. Por ejemplo,

Coulthard et al. (2016) mostró que el olor de un alimento nuevo en Florida influenciadas la decisión de un
niño para tratar de probar la comida. Jansen et al. (2017) demostró que la presentación atractiva de la
fruta aumentó la ingesta. Y, por supuesto, el gusto tiene una gran de Florida influencia en el gusto de los
alimentos, con niños que muestran una preferencia profunda por los sabores dulces más de los
sabores amargos (es decir, Mennella y Bobowski, 2015 ). La investigación adicional podría considerar
cómo los diferentes aspectos sensoriales de los alimentos interactúan. Por ejemplo: no exposición a
una textura también aumenta el gusto por un alimento con un mayor dif fi culto a gusto, como hongos?
Y la exposición a más características de los alimentos, al igual que la estructura, el olfato y el gusto,
añadir a un mayor efecto sobre la aceptación de los alimentos? Al tratar de persuadir a los niños
capricho para comer a comer frutas y verduras, probablemente más cualidades sensoriales se deben
considerar además la textura.

Figura 2. número de cucharas media ( TH /? SEM) niños comieron de 3 postres con diferentes texturas (yogur suave,
yogur con piezas o jalea), después de la exposición táctil a la textura de jalea o una condición de control.
En resumen, el presente estudio sugiere que jugar con una textura con las manos, lo que
expone a los niños a una textura similar a la de una especificación fi c alimentos, podría aumentar la
aceptación de este alimento. Esto podría ser útil, ya que los niños son a menudo reacios a poner un

una prueba más tarde. Los resultados mostraron que de hecho este fue el caso: niños en la alimento no le gustaba en su boca y para establecer la exposición podría ser dif fi culto. Haciéndoles

condición previa a la exposición comieron más del postre gelatina de fresa con la misma textura, que sentir la textura con las manos podrían ser, por tanto, ser una fi paso primero en familiarizarse con los

sucedió a los hijos en la condición de control. No se encontraron diferencias entre las condiciones alimentos, aumentar la aceptación y por lo tanto ayudar a aumentar la variedad de la ingesta de

para los postres con otras texturas (es decir, el yogur suave y yogur con piezas) a la que los niños en alimentos.

la condición de exposición no se habían expuesto. Esto sugiere que la habituación o familiaridad con
la sensación de una textura con las manos podría generalizarse a una mayor aceptación de un
alimento con la misma estructura. Investigaciones anteriores ya se demostró que la exposición táctil referencias
para alimentos promueve el deseo de probar ellos (es decir, Coulthard y Sealy, 2017 ). El presente
estudio demuestra que la exposición táctil para artículos no alimentarios con una especificación fi c Antoniou, EE, Roefs, A., Kremers, SPJ, Jansen, A., Gubbels, JS, Sleddens, EFC, y
Thijs, C. (2015). capricho para comer y desarrollo peso del niño: Un estudio longitudinal. Diario de Nutrición
textura también promueve el deseo de probar la comida con la misma textura; Por lo tanto, muestra
Humana y Dietética, 29, 298 mi 307 .
el efecto de la exposición a una sola característica aislado de los alimentos. Esto sugiere que si los Cooke, L. (2007). La importancia de la exposición para una alimentación saludable en la infancia: Un
niños aprenden a aceptar una especificación fi c textura, esto podría generalizarse a más alimentos revisión. Diario de Nutrición Humana y Dietética, 20 ( 4), 294 mi 301 .
Coulthard, H., Palfreyman, Z., y Morizet, D. (2016). La evaluación sensorial de una novela
con la misma textura.
verduras en los niños en edad escolar. Apetito, 100, 64 mi 69 .
Coulthard, H., y Sahota, S. (2016). neofobia comida y disfrute del juego táctil:
Las asociaciones entre los niños en edad preescolar y sus padres. Appetite, 97,
155 mi 159 .
Coulthard, H., y Sealy, A. (2017). Jugar con su comida! juego sensorial se asocia
con sabor de frutas y verduras en niños preescolares. Apetito, 113, 84 mi 90 .
El estudio también mostró que en la textura general tenía una gran in- Coulthard, H., y Thakker, D. (2015). Disfrute del juego táctil se asocia con
Florida onwillingness influencia para probar la comida: un promedio de más de dos condiciones, los menor neofobia alimentaria en niños en edad preescolar. Diario de la Academia de Nutrición y Dietética, 115, 1134
mi 1140 .
niños comieron signi fi cativamente más cucharadas de la postre suave de los postres con más dif fi texturas
Dazeley, P., y Houston-Price, C. (2015). La exposición a no gusto sensorial alimentos
de culto, a saber, con textura inconsistente (yogur con piezas en ella) o aumento de la viscosidad propiedades. Una intervención de enfermería para aumentar la disposición de los niños para tratar frutas y verduras. Appetite,
(gelatina de pudding). Esto está en consonancia con los estudios anteriores ( Szczesniak, 2002; 84, 1 mi 6 .
Dovey, TM, Staples, PA, Gibson, EL, y Halford, JCG (2008). neofobia alimentos
Werthmann et al., 2015 ).
y comer 'exigente / exigente' en niños: una revisión. Appetite, 50, 181 mi 193 .
Ekstein, S., Laniado, D., y Glick, B. (2010). Cómo afecta capricho para comer peso para la talla
Una limitación del presente estudio es el tamaño pequeño de la muestra y la replicación con un mediciones en los niños pequeños? Clinical Pediatrics, 49, 217 mi 220 .
Galloway, AT, Fiorito, L., Lee, Y., y Birch, LL (2005). presión de los padres, la dieta
grupo más grande, otra texturas y tipos de alimentos está garantizado, para con fi rm los potenciales
patrones y el estado de peso entre las niñas que están “ quisquillosos para comer ”. Revista de la Asociación Americana
efectos positivos de la exposición a las texturas. moderadores potenciales, como el hambre, no se de Dietética, 105 ( 4), 541 mi 548 .
midieron y la aceptación de los alimentos se midió con una medida única, una medida del Hetherington, MM, Schwartz, C., Madrelle, J., Croden, F., Nekitsing, C.,
Vereijken, CM, et al. (2015). Una introducción paso a paso a las verduras en el comienzo de la alimentación
comportamiento de degustación. Por otra parte, las investigaciones futuras deberían estudiar si la
complementaria. Los efectos de la exposición temprana y repetida. Appetite, 84, 280 mi 290 .
exposición previa a texturas es también bene fi CIAL para un grupo de niños que comen exigentes.
Investigaciones anteriores demostraron que este grupo está en el goce sensible y baja más táctil Hoppu, U., Prinz, M., Ojansivu, P., Laaksonen, O., y Sandell, MA (2015). Impacto de

general de estimulación táctil apareció relacionada con puntuaciones más altas en la alimentación educación alimentaria basada en los sentidos en la guardería en la voluntad de comer verduras y bayas. Alimentación
y Nutrición Research, 59 .
(quisquilloso Coulthard y Thakker, 2015; Coulthard et al, 2016.; Nederkoorn et al, 2015.; Smith et al.,
Jacobi, C., Agras, WS, Bryson, S., & Hammer, LD (2003). la validación del comportamiento,
2005 ). En parte, se podría plantear la hipótesis de que este grupo puede beneficiarse fi t más precursores, y concomitantes de capricho para comer en la infancia. Journal of the American psiquiatría infantil y

frompre-exposición a texturas relacionadas con los alimentos, como texturas parecen jugar un papel adolescente, de 42 años, 76 mi 84 .
Jacobi, C., Schmitz, G., y Agras, WS (2008). Es exigente comiendo un trastorno de la alimentación?
más importante en su aceptación de los alimentos. Por otro lado, este grupo podría habituarse más
International Journal of Eating Disorders, de 41 años, 626 mi 634 .
lentamente y necesita una mayor exposición a tener el mismo beneficio fi ts como niños que son bajos Jansen, PW, de Barse, LM, Jaddoe, VW, Verhulst, FC, Franco, OH, y
en capricho para comer. Tiemeier, H. (2017). asociaciones bidireccionales entre la alimentación del niño inquieto y la presión de los padres
para comer: ¿Quién en Florida uye quién? Physiology & Behavior, 176,
101 mi 106 .
Lewinsohn, PM, Holm-Denoma, JM, Gau, JM, Joiner, TE, Striegel-Moore, R.,
Bear, P., et al. (2005). Problemáticos comer y alimentación comportamientos de los niños de 36 meses de edad. International
Journal of Eating Disorders, de 38 años, 208 mi 219 .
En el presente estudio, sólo un aspecto sensorial de los alimentos, es decir, la sensación de ella,
Maier-N € OTH, A., Schaal, B., Leathwood, P., y Issanchou, S. (2016). La duración in-
se utilizó para la exposición, para estudiar el efecto aislado. postres dulces Se utilizaron los cuales en Florida influencias de la primera experiencia de la variedad relacionada con los alimentos: Un estudio longitudinal de la aceptación
general fueron bien aceptados por de vegetales a partir de 5 meses a 6 años en dos poblaciones. PLoS One, 11,
e0151356 .
C. Nederkoorn et al. / Appetite 120 (2018) 297 mi 301 301

Martins, Y., y Pliner, P. (2006). “ Uf! ¡Eso es asqueroso! “: identi fi catión de la preferencias: Un análisis longitudinal. Revista de la Asociación Americana de Dietética,
características de los alimentos a base de rechazos disgusto subyacentes. Apetito, 46, 99, 929 mi 937 .
75 mi 85 . Smith, AM, Roux, S., Naidoo, NT, y Venter, DJL (2005). La elección de alimentos de tacto
Mascola, AJ, Bryson, SW, y Agras, WS (2010). capricho para comer durante la infancia: Un niños defensivas. Nutrición, 21, 14 mi 19 .
estudio longitudinal a la edad de 11 años. Los comportamientos alimentarios, 11, 253 mi 257 . Szczesniak, AS (2002). La textura es una propiedad sensorial. Calidad y preferencias alimentarias,
Mennella, JA, y Bobowski, NK (2015). La dulzura y la amargura del niño- 13, 215 mi 225 .
campana: Perspectivas de la investigación básica en las preferencias gustativas. Physiology & Behavior, TNO. (2016, 10 de junio). De TNO profesionales groeicalculator voor. Obtenido de:
152, 502 mi 507 . https://www.tno.nl/nl/aandachtsgebieden/gezond-leven/prevention-workhealth/gezond-en-veilig-opgroeien/groeicalculator-voor-p
Monnery-Patris, S., Wagner, S., Rigal, N., Schwartz, C., Chabanet, C., Issanchou, S., .
et al. (2015). Oler la reactividad diferencial, pero no probar la reactividad diferencial, se relaciona con la neofobia Wardle, J., Cooke, LJ, Gibson, EL, Sapochnik, M., Sheiham, A., y Lawson, M. (2003).
alimentaria en niños pequeños. Apetito, 95, 303 mi 309 . El aumento de la aceptación de las verduras de los niños; un ensayo aleatorio de la exposición dirigido por padres. Apetito,
Nederkoorn, C., Jansen, A., y Havermans, RC (2015). Sentir su comida. la de Florida uencia 40, 155 mi 162 .
de la sensibilidad táctil de capricho para comer en los niños. Appetite, 84, 7 mi 10 . Werthmann, J., Jansen, A., Havermans, R., Nederkoorn, C., Kremers, S., y Roefs, A.
Nicklaus, S. (2009). Desarrollo de la variedad de alimentos en los niños. Appetite, 52, 253 mi 255 . (2015). Partes y piezas. textura de los alimentos en Florida uye aceptación de los alimentos en los niños pequeños. Appetite,
Nicklaus, S., Boggio, V., Chabanet, C., y Issachou, S. (2005). Un estudio prospectivo de 84, 181 mi 187 .
la variedad de alimentos que buscan en la infancia, la adolescencia y la vida adulta temprana. Appetite, 44, Witt, KE, y Dunn, C. (2012). El aumento de consumo de frutas y verduras entre los
289 mi 297 . niños en edad preescolar: Evaluación del color me sana. Journal of Nutrition Education and Behavior, 44, 107 mi 113
Orilla, BA, Babbitt, RL, Williams, KE, Coe, DA, y Snyder, A. (1998). Uso de .
textura desvanecimiento en el tratamiento de la selectividad de los alimentos. Journal of Applied Behavior Analysis, 31 ( 4), 621 mi Zajonc, RB (1968). efectos de actitud de la simple exposición. Diario de la Personalidad y
633 . Psicología Social, 9, 1 .
Skinner, JD, Carruth, BR, límites, W., & Ziegler, PJ (2002). alimentos para niños