You are on page 1of 1

Amor de la fraternidad

Hoy celebramos que nuestro


buen Dios es Padre, es Hijo y es
Aliento. Todo su ser es Amor en
comunidad. Esta es la identidad
creyente: amor en fraternidad.
Oremos.
Padre bueno, que seamos amor
y aliento para los demás.
• Te recordamos, Padre, desde
el Papa Francisco al último de
los creyentes, concédenos la
gracia de vivir en armonía,
siendo testimonio de la vida y el
amor de tu Hijo Jesús.
Padre bueno, que seamos amor
y aliento para los demás.
• Te presentamos, Padre,
nuestras realidades familiares,
que nuestros hogares sean
espacios donde la fraternidad, la
acogida y la apertura a los
demás sea posible.
Padre bueno, que seamos amor
y aliento para los demás.
• Te presentamos, Padre, a los
que tienen la responsabilidad de
gobernar en nuestro país e
instituciones, que la
responsabilidad de su tarea sea
siempre buscar un mejor clima
de convivencia y bienestar para
todos.
Padre bueno, que seamos amor
y aliento para los demás.