You are on page 1of 2

La palabra autenticidad proviene del griego authentikós y hace referencia a un poder absoluto

que actúa por sí mismo y se moviliza, es decir, una expresión de nuestra vitalidad. Así que
cuando realizamos las cosas con autenticidad podemos reflejar transparentemente nuestras
ideas, valores, hábitos, creatividad y nuestro estilo de vida. La autenticidad es una cualidad que
permite que dos personas entren en un genuino contacto y puedan conocerse, sin embargo la
autenticidad puede verse minada por la apariencia. Generalmente será más sencillo aparentar,
pues este es un recurso que utiliza a la fantasía, sin embargo esta fantasía no puede
transformarse en movilidad pero puede obtener resultados semejantes si hubiera elaborado un
acto creativo, resultados semejantes respecto a la retroalimentación con un circulo social pueda
hacer sobre lo que se aparenta, aunque no en el enriquecimiento del autoconcepto.

Siempre será más sencillo aparentar:


-Una amistad.
-Un genuino interés por el trabajo.
-Una vocación.
-Una relación de pareja amorosa.
-Exito laboral.
-Sabiduría.
-Sensibilidad.
-Etcetera.

La autenticidad implica desarrollar la capacidad de expresar la vitalidad de tu esencia, es decir,


poder enfocarte en ser:
-Un buen amigo.
-Una persona que asume los retos que implica su trabajo.
-Una persona que se ocupa en hacer, perfeccionar e innovar en sus actividades profesionales.
-Una pareja que nutre con disposición, sabiduría y energía su relación.
-Un individuo responsable y humilde cuando puede alcanzar metas.
-Una persona con actitud abierta para aprender constantemente.
-Una persona que puede entender el contexto del otro y aceptarle.

La persistente anulación de lo
heterogéneo ha producido una asfixia de las identidades y hoy en día hay generaciones que
trabajan en aquello que aborrecen, hacen amistades de conveniencia, se ocupan
primordialmente por remuneraciones, se emparejan con personas que no les atraen suficiente o
que “aman poquito”, consideran que es mejor eso a estar solos, miden su éxito laboral en sus
ingresos y en su capacidad de consumo, son sabios si está de moda serlo y se sensibilizan
selectivamente y de manera infructuosa, por ejemplo, hay gente que se consterna por la violencia
infantil, pero se olvida de la violencia contra la mujer o no renuncia a expresiones que favorecen
la violencia, todo esto en un nivel de espectador y no como agentes de cambio.

HABLEMOS CLARO
-¿Has tenido la iniciativa para buscar a ese amigo(a) y nutrir su amistad?, tal vez sea un buen
momento de hacerlo.
-¿En el trabajo te la pasas pensando en dinero y tus gastos?, ¿no será necesario aprender a
adaptarse con lo que se tiene y a tener otra manera de pensar respecto a tu ocupación?
-¿Qué puedes aprender para ser mejor pareja?, ¿qué has dejado de hacer?, puedes intentar
platicar más, escuchar mejor, ser amable y tierno (a).
-¿Y si dedicas un buen tiempo de tu día a día en aprender algo nuevo?, puede ser a través de
un libro, un taller, un cursillo o bien formalmente en una escuela.
-¿Recuerdas lo que querías hacer cuando eras niño o adolescente, y si lo retomas?
-Sería bueno que te ocuparas en aquello que te encanta y que te reta intelectualmente.
-Deja de aguantar las lagrimas y fingir que
todo está bien, ayuda mucho desahogarse y admitir que todo está hecho un caos, desde ahí se
puede partir para enfrentar lo que se tenga que enfrentar.

Elige ser autentico, descubre tus cualidades, potencia tu esencia y deja esa marca en el corazón
de aquellos que te rodean.

Si requieres asesoría, coaching o psicoterapia llama a la clínica de las emociones al 5882 95 13,
pregunta por mi y estoy seguro que puedo apoyarte.

coaching psicología psicoterapia tips