You are on page 1of 1

AYUNO Y ABSTINENCIA

(1951)

La Conferencia Episcopal resuelve pedir respetuosamente a la Santa Sede que se restablezca la


antigua disciplina respecto del ayuno y de la abstinencia, con la facultad de trasladar la abstinencia
de la Vigilia de Navidad a otro día que no ofrezca los inconvenientes que en dicha Vigilia se
presentan. La conferencia Episcopal se permite rogar al Excmo Sr. Arzobispo Primado presentar a
la Santa Sede la petición aludida.
Carta del Cardenal Prefecto de la Sagrada Congregación del Concilio al Excmo. Sr. Nuncio, sobre
nuevo indulto de ayuno y abstinencia.

SAGRADA CONGREGACION
DEL CONCILIO

N° 1354/52.
Roma, 14 de junio de 1952.

Excelencia Reverendísima:

Con relación a su apreciada carta de 13 del mes pasado, N° 6741, con que me adjunta los dos
anexos llegados aquí el 6 del corriente mes, sobre la abstinencia y el ayuno en esa Nación, me
apresuro a informar a Vuestra Excelencia Reverendísima que, atendidas las razones expuestas al
respecto, esta Sagrada Congregación dispone que sea observada la ley del ayuno y de la
abstinencia en los días del Miércoles de Ceniza y Viernes Santo, así como en la Vigilia de la
Asunción, permitiendo por un trienio que la ley de la abstinencia y del ayuno de la Vigilia de
Navidad se trasfiera al Viernes de las Témporas del Adviento; asimismo dispensa, siempre por un
trienio, de la abstinencia en los viernes del año, excepto los viernes de cuaresma.
Rogándole tenga a bien comunicar todo lo anterior a ese Excelentísimo Episcopado para la
observancia correspondiente, me suscribo con sentimientos de particular estima, de V. E.
afectísimo hermano en Cristo,

+ José Cardenal Bruno, Prefecto.


A Su Excelencia Reverendísima
Mons. Antonio Samoré, Nuncio Apostólico en Colombia.