You are on page 1of 11

Curso Virtual

Cómo organizar talleres de


Arteterapia

Enero-Febrero 2015

Docente a cargo:

Lic. Ada Fanelli

Clase 3

www.cursavirtual.com.ar – cursavirtual@gmail.com
Curso Virtual: “Cómo organizar talleres de Arteterapia” Lic.Ada Fanelli desarrollado en www.cursavirtual.com.ar 2015
1
Clase 3

Hola a tod@s!!!
Hoy voy a empezar la clase haciendo algunas puntuaciones con respecto al estilo de la
cursada que tal vez necesitan ser aclaradas.
La metodología que estamos utilizando es la utilizada en Psicología Social, por supuesto
con adaptaciones que he ido haciendo a lo largo de los años para su modalidad virtual.
Consiste en una clase teórica y un espacio grupal que facilita la interacción y re-
elaboración del material que vemos en clase. Por eso les pido que traten de leer la mayor
cantidad posible de intervenciones de los compañeros, porque forman parte de la
formación que están recibiendo.
La experiencia nos dice:

NADIE SABE TODO, NADIE SABE NADA, TODOS SABEMOS ALGO Y


JUNTOS SABEMOS MAS.

Me hago completo cargo de que mi pedido no es de fácil cumplimiento, que las páginas
sin leer se acumulan, agobian. Que no sabemos de dónde sacar el tiempo. ¡A mí me pasa
lo mismo!!
Pero les pido que piensen en la oportunidad única que se nos ofrece: Un grupo de
personas tan distintas, algunas en otros países, con experiencias de vida y formaciones
muy variadas, tod@s allí, aportando a mi formación. ¡No lo desperdiciemos, aunque a
veces nos cueste una horita menos de sueño! Elegimos participar en una cursada
intensiva, y así es el tránsito: intensivo. jeje.
Curso Virtual: “Cómo organizar talleres de Arteterapia” Lic.Ada Fanelli desarrollado en www.cursavirtual.com.ar 2015
2
Pido también que firmen cada intervención o tarea además de que la máquina ponga el
link automáticamente.
Con respecto a los objetivos, diré que estos determinan la metodología escogida. Existen
muchos manuales con instrucciones y tutoriales tanto en las librerías como en Google y
You tube para hacer prácticamente cualquier cosa. Lo que seguramente no vamos a
encontrar es un espacio que facilite experiencia vivencial mediante la comunicación, el
intercambio y la expresión, porque eso no se puede envasar, no acepta ningún
“packaging”, no se puede meter en un pendrive ni enviar por correo. Y algunas disciplinas
como la nuestra necesitan de la experiencia viva además de los datos. Hable bastante en
el curso anterior acerca de la diferencia que hacemos entre el conocimiento, que se puede
compartir o comprar y por supuesto evaluar y clasificar, y la sabiduría propiamente dicha.
El término “sabiduría” viene de “sabor”. El sabor es una experiencia que se archiva en
nuestras neuronas de manera intransferible. ¡No podemos explicar el dulce de leche!!!
Necesitamos pasarle la lengua para conocerlo. Lamentablemente, la formación
tradicional es teórica, intelectual, muy rica en datos, conceptos, terminología, pero facilita
muy pocos espacios al descubrimiento. Este, y lo digo al mismo tiempo con modestia y
orgullo, pretende ser uno de ellos. Un lugar donde el conocimiento no se toma de la
góndola y se mete al chango indiscriminadamente, sino un espacio donde se construye.

Vuelvo a repetir: sé que no es fácil. Siempre según Pichon Riviere, aprendemos en contra
de lo que sabemos. Y ya que estamos tratando con imágenes, aportaré la siguiente:

Curso Virtual: “Cómo organizar talleres de Arteterapia” Lic.Ada Fanelli desarrollado en www.cursavirtual.com.ar 2015
3
Imaginemos un living cuidadosamente amoblado, nada falta, pero un día recibimos de
regalo un precioso petit mueble “ de diseño” que deseamos incluir en nuestro hogar. No
hay mucho sitio, pero no podemos renunciar a nuestra pequeña obra de arte.

¿Qué hacemos? Acomodar. Correr muebles, ubicar de distinta manera. Descubrimos que
el butacón frente a la tele está bastante desvencijado y necesita cambiar de rumbos, o lo
reparamos o lo tiramos. Hay que decidir.

Incluir un conocimiento nuevo en nuestra mente es exactamente lo mismo, nos obliga a


reordenar los viejos, incluso puede obligarnos a cuestionar algunos y en consecuencia
modificarlos o deshacernos de ellos si no son útiles, exactamente igual que pasa con ese
butacón que usamos para levantar los pies cuando miramos la tele. Descartamos?
Reciclamos?

Curso Virtual: “Cómo organizar talleres de Arteterapia” Lic.Ada Fanelli desarrollado en www.cursavirtual.com.ar 2015
4
Si, si, da fiaca (pereza) pero no hay más remedio. Si no queremos transformarnos en
simples acumuladores de datos necesitamos cuestionar. Desarmar y armar de nuevo.
Poner en acción la definición de creatividad: esa capacidad humana para mezclar las
cosas de otra manera.
Por eso la cursada necesita ser abierta, muy abierta. Las clases no están escritas de
antemano. Jeje, yo solo pongo la mano sobre el teclado, la construcción es colectiva,
hacemos entre tod@s. Ustedes conmigo.
Se que al principio cuesta, pero tengamos paciencia. Recetas se encuentran en cualquier
lado. Y no olviden tampoco mi repetida definición de paciencia: la mas importante de las
ciencias, porque es la ciencia de la paz.
¡Y a vivir, que no nos sobra el tiempo!
Ahora si, los invito al tema de hoy:

Actitud frente la Obra: ¿Interpretar o no interpretar? ¡Esa es la cuestión!.

Interpretar es tanto como negar la verdad de una imagen. Decir que “eso” no es “eso”
sino otra cosa. Es un vicio que nos viene de pretender extrapolar la técnica psicoanalítica a
cualquier otra. El psicoanálisis trabaja intentando separar la paja del grano, es decir, la
palabra encubridora de la palabra verdadera. Pero cuando la palabra es auténtica nos
conduce a la imagen. Freud, cuando comenzó su tarea de investigación del inconsciente,
ponía la mano sobre la frente del paciente y le advertía que enseguida aparecerían
imágenes en su mente que debía compartir con él sin aplicar ningún filtro. De allí nacería
el método analítico por excelencia, que es la asociación libre.
Decimos entonces que hay una verdad, la imagen, y una mentira, la palabra? No es TAN
así, vamos un poco mas allá.
En poesía, por ejemplo, se dice que una metáfora está “cargada de imágenes” o bien se
habla de “imágenes poéticas”. Esa palabra que evoca la imagen, que no intenta encubrirla,
negarla o disfrazarla es auténtica, verdadera y saludable, Un objetivo terapéutico. La
reconocemos porque nos emociona, produce transformaciones en nuestro interior. Esa
palabra es un camino sin obstáculos evocadora de imágenes, y cada imagen está cargada
de emociones y sentimientos.
Soñamos en imágenes, y el sueño es la “viá regia al inconsciente”

Curso Virtual: “Cómo organizar talleres de Arteterapia” Lic.Ada Fanelli desarrollado en www.cursavirtual.com.ar 2015
5
También acuden a nosotros las imágenes cuando estamos despiertos. El Arte es el método
que las convoca. Por supuesto, no estamos hablando sólo de imágenes visuales, sino
también sonoras, quinestésicas, olfativas, táctiles, etc.
En la neurosis –y recordemos que todos tenemos nuestra dosis servida en la copa- se
intenta usar la palabra para encubrir la realidad. ¿De quienes? ¿De la mirada del otro? Si,
pero solamente para esconderla de nosotros mismos. Si le muestro mi verdad al otro no
tengo mas remedio que..! verla también!
Y si a mí no me interesa esa versión de mi mismo, la mantengo reprimida, inconsciente.
Si ese otro está en el rol terapéutico, me va a ayudar a aceptar el contenido de mis
palabras, de mis imágenes, me va a aceptar a mí, y entonces dejaré de considerarme
“inaceptable” y tendré la oportunidad de empezar a quererme un poquito. (¡!!Guau!!!
¿No es el mejor trabajo del mundo? jejje)
Claro, la parte difícil es que tenemos que hacer nuestra propia tarea de
autoconocimiento-autoaceptación antes, durante y después de acompañar al otro.
Así, como arte terapeutas vamos a decir que la imagen es verdadera porque expresa una
emoción-sentimiento real. No hay emociones ni sentimientos que no sean reales. Pueden
ser fingidos, pero eso también es realidad. Un anillo puede ser de oro verdadero o falso,
pero en ambos casos es un anillo. En todo caso, el problema no es del anillo, sino del
vendedor que ofrece chatarra cuando podría ofrecer algo autentico.
La palabra también se puede utilizar para negar la parte que nos resulta desagradable de
la realidad, sea interna o externa. Hay un chiste psicológico que lo describe claramente.
Dice asi:
Normal: 2+2=4
Psicotico: 2+2=5
Neurotico: 2+2=4 ¡Pero no lo soporto!
Ojo, se trata de un chiste, no de una nosología psiquiátrica. El psicótico fantasea, crea su
propia realidad, por eso algunos pueden ser grandes artistas a pesar de la enfermedad, y
en general se ven favorecidos por el uso de técnicas artísticas.
El “normal”, desde luego, no existe, y no es recomendable tratar de serlo. Una amiga
psicoanalista había elaborado una palabrita para describir a las personas que se creen
muy “normales”. Ella hablaba de “normopatas” jeje, o sea, enfermos de normalidad.
Es que en realidad, de alguna manera, todos estamos en conflicto permanente con la
realidad que nos golpea, nos empuja, nos impide.

Curso Virtual: “Cómo organizar talleres de Arteterapia” Lic.Ada Fanelli desarrollado en www.cursavirtual.com.ar 2015
6
Por eso negamos: -¡Yo no fui!
Proyectamos: -Fue culpa suya (de él, ella, la situación, la falta de plata, el exceso, la
suerte, etc.)
Inhibición: -Yo no puedo (no me da la cabeza, a esta edad, hay que nacer, etc.)
Represión: -Yo no quiero (porque blablablá….)
Son mecanismos de defensa que usamos para protegernos de sentimientos negativos:
miedo, culpa, vergüenza, ira, etc.
Protegernos de nosotros mismos y de los demás, porque el “modo estar vivo” (jeje) duele.
Sin embargo, el dolor también nos transforma al ampliar nuestra conciencia. Somos como
los cantos rodados, que se pulen al golpearse unos contra otros. Es inevitable que la vida
duela y que a veces exclamemos hartos: ¡No lo soporto!

Comparto uno de mis poemas favoritos con ustedes.


De Guillermo Martinez Giantorno:

“En una tarde de este río,


yo aprendí
que no se crece por dolor
-duelen nuestros límites-
si no por alegría,
que es volar más lejos”

A pesar de los esfuerzos por encubrir, el síntoma aparece, y cuando los costos son
mayores que los beneficios, se nos impone retomar el camino hacia el cambio. Ese camino
que nuestra ingenuidad supone ciertamente recto, cuando en realidad está lleno de
curvas, subidas y bajadas ¡Muy entretenidas!!
Si se fijan, en muchas imágenes que está usando el grupo para compartir “momentos
empáticos” abundan los colores y las líneas sinuosas.

Curso Virtual: “Cómo organizar talleres de Arteterapia” Lic.Ada Fanelli desarrollado en www.cursavirtual.com.ar 2015
7
Les comparto (me siento generosa hoy) una canción donde un gran poeta y un gran
músico reunidos más allá de tiempo y espacio expresan maravillosamente los conceptos
que intento transmitir
Amado Nervo, “En Paz”, con música de Pablo Milanes. Disfrútenla.
Volviendo al tema, decíamos que en el camino nos encontramos con la palabra
encubridora de la realidad por un lado y con la poesía por el otro. Esta última es la palabra
auténtica, que también recubre la imagen, pero no para impedirla, sino para permitir su
circulación de persona en persona, que es de lo que se trata: comunicar.
En el poema, el poeta se vale de palabras e imágenes que evocan sensaciones. (rosa, hiel,
miel, serenas, etc.) para componer una idea que es poesía, y una poesía que es una idea
autentica. Ambas, imagen poética e idea sensible no pueden separarse, son la misma
cosa. Por eso no podríamos interpretar lo que Amado Nervo quiso decir al escirbir “En
Paz” Sí podemos sentir, tal vez lo mismo que él sintió, tal vez no, pero sentimos.
Podemos ampliar la idea, sumando lo que nos inspira, como hace Pablo Milanes. No
podemos cambiar su sentido, decir qué quiere decir en realidad, porque ya lo está
diciendo. Lo que si podemos es COMPRENDER. La obra pretende ser comprendida, no
analizada, La interpretación niega el texto diciendo que, en realidad, es “otra cosa” (por
eso el psicoanálisis genera tantas resistencias) y está bien para la técnica analítica, pero en
Arte Terapia, aunque usamos algunos de sus recursos, funciona de otra manera:
intentamos comprender, no interpretar, porque el disparador es la imagen que no miente.
La actividad incluye sentimientos y emociones del coordinador-terapeuta en el momento
de “leer” la obra. Ustedes lo hicieron muy bien con “El grito”. Una de las lecturas, la
animación, no es interpretativa, es una respuesta a la obra, dialoga con ella, así como
Pablo Milanes suma música al poema de Amado Nervo. La otra, como por supuesto
captaron rápidamente mis inteligentes alumn@s, es un análisis: ¿qu quiere decir?
¿por´qué lo dice de esa manera, colores, pinceladas? etc. Si en algún momento habla de
los propios sentimientos del orador, lo hace sólo tangencialmente, intenta suponer qué
siente el autor (Munch). Se trata de un análisis de obra desde el punto de vista plástico,
pictórico, de historia del Arte, no intenta ser terapéutico.
Desde nuestro lugar lo que hacemos es ver imágenes que transmiten emociones, que, a su
vez, pueden, o no, ponerse en palabras. Palabras que escucharemos, pero, una vez más,
no intentaremos interpretar, ya que Arte terapia no es psicoanálisis. En tal caso, el
remedio puede ser peor que la enfermedad, como dice el refrán. No lo olvidemos.

Curso Virtual: “Cómo organizar talleres de Arteterapia” Lic.Ada Fanelli desarrollado en www.cursavirtual.com.ar 2015
8
El lenguaje hablado es muy nuevo para el hombre. Se lo debemos a los griegos, creadores
del “logos”. El término “logos” significa palabra, pero también es el origen de “lógica”. Con
el correr del tiempo, la lógica se impuso como la única actividad válida, encargada de
relacionar correctamente las palabras, dejando de lado lo imaginario (imágenes)
emocional o afectivo por considerarlo irracional. Es un intento muy loable de comprender
y transformar el mundo donde vivimos. Es lo que nos permite tener una computadora, un
antibiótico, un medio de transporte. Todos enormes beneficios que nos provee la ciencia.
El costo fue relegar nuestro mundo interno durante mucho tiempo, hasta que un tal Dr.
Freud encontró la forma y abrió nuevamente sus puertas. Este es el mayor logro, a mi
consideración, de este gran hombre. No quiere decir que antes de él no existieran las
manifestaciones del alma (forma común de llamar a lo que tenemos por el lado de
adentro de la piel) sino que eran consideradas actividades irracionales, y de ellas se
ocupaba lo irracional: la magia, la religión, la superstición, etc.
Actualmente, el término psi del griego alma amplía su significado y también quiere decir
mente y de allí que la psicología sea la ciencia que estudia la mente.
Esa transformación que va de la expresión simbólica, la imagen, la metáfora por un lado. y
lo racional por el otro, se dio justamente en Grecia, y se conoce como “El pasaje del Mito
al Logos”. Seguramente lo estudiaron en la escuela secundaria o en alguna materia de la
facultad. Es la base para el Pensamiento Científico y la Epistemología. Al pobre Sócrates, le
costó la vida. Durante dos mil años ambos pensamientos estuvieron en conflicto. Muchos
y muchas murieron en la hoguera, hasta que al fin el pensamiento científico gano la
partida. Lamentablemente, este hecho positivo no se transformó en un festejo: los
aspectos irracionales del ser humano se apoderarían justamente de los logros científico-
tecnológicos para desencadenar los más espantosos conflictos bélicos de los que

Curso Virtual: “Cómo organizar talleres de Arteterapia” Lic.Ada Fanelli desarrollado en www.cursavirtual.com.ar 2015
9
tengamos memoria: Si el sXIX fue el de los grandes descubrimientos, el sXX fue el de las
grandes guerras.
Freud, que atravesó para su desgracia estos momentos de la historia, realizó uno de los
mas grandes descubrimientos para la humanidad:
El Inconsciente, un continente perdido…dentro de nosotros mismos. Un sitio con sus
propias reglas, cumbres y abismos, paraísos e infiernos. Un mundo que los griegos
supieron describir muy bien en sus mitos. Y que Don Freud supo traducir en un lenguaje
comprensible para nosotros y nuestra época. Historias que no hablan de viejos dioses
olvidados hace mucho, sino de nuestra propia vida. De ellos tomamos imágenes prestadas
para descubrirnos: Edipo, Narciso…tantos más, habitan aún por debajo de nuestra piel,
con otros ropajes, pero narrando las mismas viejas historias.
Esto es así porque, si bien las palabras son polisémicas y por eso necesitan ser definidas
con precisión, las imágenes lo son aún más. En cada uno de nosotros expresan sentidos
olvidados y recuperan materiales perdidos. Por eso se compara al psicoanálisis con la
arqueología, ciencia a la que Freud era muy cercano.
Nosotros también vamos a intentar descubrir antiguas imágenes enterradas, pero siendo
conscientes de que en el trayecto a la conciencia algo van a retener y en algo se van a
transformar. Es el aspecto creativo de nuestra tarea.

La imagen no re-presenta, se presenta a sí misma


Mercurio, el mensajero de los dioses, era el encargado de llevar los mensajes divinos.
¿Símbolo de la palabra?: Rápida, como sus pies alados, ambivalente, como su báculo
formado por dos serpientes, generadora de nuestra mente creativa, encerrada en el
casco, también coronado con alas. Alas en la cabeza y alas en los pies: pensar, sentir,
hacer, el proceso de integrar nuestros distintos aspectos, los sensibles con los racionales.
Creo que este es el desafío del tercer milenio.
Pero Mercurio también es el patrón de los ladrones, porque en temas de uso del lenguaje,
me permito afirmar si miedo a equivocarme, que todos somos “truchos”, Por eso nos
molestamos tanto en firmar contratos de los que exigimos completa exactitud. Porque los
sabemos imposibles. Y no es un problema de la ambigüedad del lenguaje, sino de nuestra
propia ambigüedad. Que, en salud mental, llamamos ambivalencia.
No me meto con ese tema hoy, lo dejamos ahí hasta la semana que viene.
Para quienes piden un mapa de “por donde vamos” (¿o para donde vamos?) digamos que
en este momento estamos trabajando la actitud del coordinador. Qué mirar, como mirar,
hacia donde mirar. Cómo escuchar las asociaciones que se disparan en los integrantes. Es
Curso Virtual: “Cómo organizar talleres de Arteterapia” Lic.Ada Fanelli desarrollado en www.cursavirtual.com.ar 2015
10
lo importante de la tarea arte terapéutica. Animar los talleres, elegir consignas, que
parece lo más difícil, no lo es. Nuestra atención está puesta, por ahora, en los contenidos y
en nuestra propia actitud. El término para nombrarlo es “contratransferencia”, o sea, lo
que nos provoca, lo que sentimos a partir de la tarea que consiste, solamente, en aceptar
lo que se nos ofrece.
¿Solamente? Bueno, también tenemos que saber que hacemos con eso….
Es lo que estamos trabajando. Nos vemos en la próxima clase, aunque soy una mentirosa
y entonces les explicaré por qué. ¡Suspenso….!
Abrazo grupal bien fuerte y amplio a tod@s!!! Ada

Consigna de la semana:

Qué tal convocar a los antiguos dioses (no solo griegos) para darles color y palabras?
Como colaboración, va “El héroe de las mil caras”, de J Campbell de regalo. Disfruten!!!
PD: Les cuento algo? “Psi” también quiere decir “mariposa”. ¡Ay! Las imágenes…! Jeje…

Curso Virtual: “Cómo organizar talleres de Arteterapia” Lic.Ada Fanelli desarrollado en www.cursavirtual.com.ar 2015
11