You are on page 1of 1

ESTUDIANTE: Eduardo Arce.

DOCENTE: Javier Silva.


MATERIA: Cartas Paulinas.
FECHA: Lunes 9 de Marzo de 2015.
BIBLIOGRAFIA: Cothenet Edouard. (1997). San Pablo y su tiempo. Verbo Divino.
Cuadernos Biblicos. Pp. 5-15
Lo que podemos informar acerca de Pablo. Primero El gran apóstol de los gentiles.
Muchos de los sucesos de su conmovedora y agitada vida no han sido registrados (2
Corintios 11:24-28).
Su nombre heb. era Saulo (gr., Saulus) y este nombre se utiliza siempre en
Hechos hasta su encuentro con Barjesús en Pafos (Hechos 13:9). Después de este
incidente, siempre se lo llama Pablo en este libro. Podemos afirmar que
providencialmente, coincidieron en la vida del apóstol a los gentiles tres elementos de la
vida del mundo de esa época: la cultura griega, la ciudadanía romana y la religión hebrea.
Pablo nació a principios del siglo en la ajetreada ciudad grecorromana de Tarso. Esta
ciudad era renombrada por su intercambio comercial y su manufactura de tejidos de pelo
de cabra, y aquí el
joven Saulo aprendió a fabricar tiendas (Hechos 18:3). Tenía el privilegio adicional de
ser ciudadano romano por nacimiento (Hechos 22:28). Pablo supo cómo utilizar esa
ciudadanía como escudo contra la injusticia de los magistrados locales y para elevar la
categoría social de la fe cristiana. Sus conexiones con los gentiles lo ayudaron mucho a
zanjar el abismo entre los gentiles y los judíos. Pero su fuerte legado judío era de capital
importancia, porque resultó fundamental para lo que era y lo que llegó a ser. Pablo nunca
se avergonzó de reconocerse como judío (Hechos 21:39; 22:3), estaba justamente
orgulloso de su ascendencia judía (2 Corintios 11:22) y conservaba un profundo y
permanente amor por sus hermanos según la carne (Romanos 9:1, 2; 10:1). Convertirse
en cristiano, para él, no significaba separarse conscientemente de las esperanzas
religiosas de su pueblo presentadas por el AT (Hechos 24:14-16; 26:6, 7). Esta afinidad
racial con los judíos le permitió a Pablo comenzar su labor misionera con grandes
ventajas en las sinagogas de cada ciudad, ya que allí contaba con la audiencia mejor
preparada.

Pero definitivamente vemos a un Pablo Nacido de la sangre judía más pura (Filipenses
3:5), hijo de un fariseo (Hechos 23:6), Saulo mamó del judaísmo ortodoxo. A la edad
apropiada, quizá a los 13 años, fue enviado a Jerusalén y completó sus estudios con el
famoso Gamaliel (Hechos 22:3; 26:4, 5), siendo un alumno celoso y sobresaliente
(Gálatas 1:14).
Reflexión Personal:
Considerar que Pablo fue un gran predicador itinerante con la capacidad destinada a la
constitución de comunidades, no solamente a esto sino también a poder enseñar su visión
que tenía acerca de la palabra de Dios. Creo lo que necesitamos es poder imitar a la
estrategia que tenia Pablo de llegar a las comunidades, regiones y conocer las
costumbres.( Inculturacion).
Una vocación para que nosotros también mediante una técnica de discurso que utilizaba
podemos llegar a hacer saber la buena noticia. Para que todos cumplamos la misión que
Dios nos encomendó.