You are on page 1of 8

Los Sikuris

Origen: El sikuri es un género de música y danza tradicional andino, que surgió mucho
antes de que existiesen las actuales repúblicas de Perú y Bolivia expandido en todo
el altiplano andino. El nombre de la danza se debe a la palabra aymara que alude al tocador
de siku.1
El siku es un instrumento de viento de un conjunto de cañas, que se utiliza en el altiplano
peruano boliviano, la denominación proviene del idioma aymara siktasiña que quiere decir
preguntarse o comunicarse, actividad humana social y natural del hombre altiplánico. Este
instrumento universalmente es conocido como la zampoña o flauta de pan, en el idioma
quechua se le denomina antara.
El Siku, es un instrumento eminentemente colectivo, ejecutado por los
denominados tocadores, que formando grupos humanos, intercalan (trenzan la melodía), entre
pares de "tocadores", dado que unos tocan los "ira" que son de 6 cañas y les contestan los
"arka" los de 7 cañas.
Los cortes o tamaños de este instrumento son variados, y están asociados a las edades de la
familia en una comunidad, donde al tamaño estándar denominado "malta" correspondería
tocar a los jóvenes, seguido por las "zanjas" un poco más grandes y de tono graves que
correspondería tocar a los adultos, por último se tiene a los "chilis", que son los más pequeños
que correspondería tocar a los niños. Por otro lado en grupos más completos como el
"Qhantati Ururi de Conima" o los "Qkeni Sankayo", se cuentan con otros cortes respecto a los
anteriores como son las "contramaltas", "contrazanjas", "bajo chilis", estos últimos matizan
ligeramente desacompasado a los anteriores; en general cuando se interpreta en conjunto se
produce una sinfonía melodiosa, denominada "sikureada".

Caracteristicas Musicales:
Las Caracteristicas musicales de La Sikureada son bastante extensos ya que la sonoridad como tal tiene
origen desde épocas muy antigus donde el hombre era algo primitivo. La evolución como tal ayudo mucho al
desarrollo de esta música, ya que por el transcurso evolutivo los primero instrumentos de vientos como este ,
eran echos de huesos de animales, y alguna vez usando usando la madera de los árboles, caña hecas, etc .
El sonido como tal de esto era pentatónico, pero la afinación como tal variaba es decir que hablando en
términos actuales teniendo en cuenta el estilo de afinación que manejan los europeos, una afinación super
precisa, la música aymara era muy variante.
Sus instrumentos si bien seguían un marco pentatónico, la Micro afinación es lo caracteristo y rico de la
música andino-aymara, Su uso como tal era más para Ceremonias de Agradecimiento hacia la madre tierra,
la llegada de lluvias y otras. La Musica aymara tiene ese fin que el propósito de tocar no es de adoracion
hacia un representante o líder, como pasaba en casos como los incas, que usaban la música más de
adoracion que de manera de Ceremonia como los aymaras.
El sicuri o sikuri es un baile que se danza en el altiplano su origen en los pueblos de los alrededores del Lago
Titicaca...
El siku es un instrumento de viento de un conjunto de cañas, que se utilizan en el altiplano, la denominación
proviene del idioma aymara "siktasiña" que quiere decir preguntarse o comunicarse, actividad humana social
y natural del hombre altiplanico, que acercándose y comunicándose pueden lograr grandes desarrollos
comunales.
SU DENOMINACIÓN
La denominación más generalizada de esta danza es la de Sicuri, pero suele llamársela indiscriminadamente
Sicu, sampoña, moreno, morenada, diablada, según los lugares. Aunque existen perceptibles diferencias
coreográficas entre unas y otras, en el fondo es la misma danza que toma diversos nombres.
El sicuri es de origen auténticamente. Altiplánico. Fuera de esta zona, no se presenta en ninguna otra región,
del Perú. En el Altíplano, su cuna corresponde al estrato social aymará.
Su aparición no se ubica muy distante en la historia. Cuando Fray Tomas de San Martín arribó al Altiplano en
1539 y, tras él, una caterva de españoles de todo nivel social, los aymaras lo primero que observaron fue el
colorido y oropelesco atuendo de los peninsulares, en franco contraste con el vestir sencillo y simplemente
blanco, negro o gris, de la vestimenta de los nativos; luego, la paradójica concepcio6b de ángeles y diablos en
su religión y la presencia de animales raros.

Los nativos imitaron con profunda y muy disimulada ironía el vestir de colores chillones, adornado de
pedrerías, espejuelos, encaje:~ y blondas, de los personajes españoles y el conjunto de a eles, diablos, viejos
y animales, en el que se desenvolvía su vida. Esta imitación dio lugar a la creación de la danza de los Sicuris.
SU SIGNIFICADO

La danza del Sikuri interpreta los movimientos de la conducta personal y el vestir de los españoles. Por eso
los movimientos de la danza son lentos y parsimoniosos, reproducen los amaneramientos !aristocráticos y la
actitud cortesana del hombre español, por imitación.
Se diría, por eso, que es danza de españoles ejecutada por (aborígenes con aguda y sutil ironía, sobre todo
por realizarse rodeada de seres imaginarios creados por el fanatismo católico y de animales feroces y
temibles que personifican los danzarines decorativos.

LAS FESTIVIDADES
El sikuri es la comparsa que no falta en ninguna festividad de los pueblos y comunidades; es el aderezo de
todas las fiestas.
En algunas festividades, como en la celebración de la Candelaria, la fiesta patronal de la ciudad de Puno, se
presentan numerosas comparsas de sikuris y cada una luce lo mejor posible y se advierte cierto sentido de
competencia; ya que las comparsas del pueblo tratan de ser superiores a las que vienen de los distritos y
comuni-dades.
Las comparsas que representan a los barrios de Orcopata, Azoguini o Calvario, pugnan, por presentarse
mejor que los que vienen de Chucuito, Acora y sus comunidades.
LA CLASIFICACIÓN
El Sicuri presenta una serie de variantes como hemos enunciado al comienzo de este capítulo. Los Sikuris de
las islas, aparte del
bombo, no llevan instrumentos auxiliares; en cambio, cada tocador lleva consigo y ejecuta al mismo tiempo
que danza, la zampoña y el bombo, de modo que el conjunto lleva tantos bombos como tocadores lo
constituyen.
EL SURI SICURI, o sea el sikuri originario de las cordilleras, lleva también tambores y sampoñas para cada
danzarín.
LOS SICURIS de las comunidades y pueblos ribereños del lago, llevan sólo sampoñas; son los músicos
auxiliares quienes llevan el ritmo con el bombo, los tambores, los platillos, etc.
LOS SICURIS DE LAS ISLAS Y LAS CORDILLERAS LLEVAN vestidos más modestos y menos costosos; en
cambio, los Sikuris ribereños llevan atuendos deslumbrantes y verdaderamente costosos, a todo lujo, tanto los
danzarines como las figuras decorativas.
En tiempos pasados, los danzantes llevaban dos clases de atuendos, los que vestían en forma exactamente
similar a la vesti-menta española de uso cortesano; los que vestían con atuendo de los toreros, de pies a
cabeza. Este último vestir ha desaparecido en los últimos tiempos.

LA EVOLUCIÓN
En épocas anteriores, los Sikuris lucían típicos atuendos espa-ñoles. Pero en los últimos tiempos se han
introducido diversas modificaciones en la vestimenta que supondría una evolución- pero en realidad
constituyen una simple mixtificación de las cosas clásicas.
Por ejemplo, los pantalones ya no son los cortos hasta la rodilla bombachas que usaban los primeros; han
sido reemplazados por bombachas largas, como los que llevan los deportistas, con la particularidad de que
son de colores uniformes, azul, verde, rojo, etc. Las chaquetas son de telas sencillas, con escasos bordados.
Y en vez del sombrero alón con plumaje de colores, llevan chullos de colores.
Parece que estas mixtificaciones se deben a que los atuendos auténticos son verdaderamente costosos, pues
cada vestido cuesta miles de soles y sólo el alquilarlo representa mucha plata.Sin embargo, en los últimos
años, dada la importancia turística que han adquirido las fiestas patronales, así como por la organización
frecuente de certámenes folklóricos.

EXPRESIONES TRADICIONALES EN BASE AL SIKU


Sabemos que además de los famosos chiriguanos de Huancané también los había en Yunguyo y Ácora2.
Ayarachis había, además de los conocidos de Lampa (Paratía y Palca) y Sandia (Cuyo Cuyo, Patambuco); en
Carabaya (Coasa), Azángaro (Arapa y Santiago de Pupuja), Melgar (Cupi) y en las islas de Taquile y
Amantaní (hoy designados con la denominación aymara de sikuris tras su reelaboración). Últimamente con su
presencia en la Festividad de la Virgen de la Candelaria en Puno los lakitas como los de la isla Anapia se han
hecho más visibles.
Sikus de extintos ayarachis de Santiago de Pupuja3 Extintos chiriwanos de Yunguyo En Conima se practica el
soldado palla palla y en Yunguyo el palla palla y el pulla pulla. Tenemos la referencia del zancayo-chiriguano
de Cojata, que por la descripción del uso de ponchos pequeños, trenzas postizas, uso de bombos y ponchos
pequeños, parece tratarse del k´oto (Cuentas, 1966).
Soldado palla palla de Conima Palla palla de Yunguyo
También hay danzas acompañadas con sikus, como los conocidos imillani y satiri. Pero también está
consignado el antiguo kara-puli, de vestuario similar a los sikuris actuales sólo que provistos de q´awa4
(Cuentas, 1928) y el chusllu señalakuy de Macusani (Bueno, 2009).

Kara-puli consignado por Cuentas Chusllu Señalakuy En cuanto a los sikus de una sola fila (no duales o
complementarios) tenemos los kallamacho y loque palla palla de Conima, aunque también hay referencias de
haberse tocado en la zona aymara al sur del lago Titicaca.
Asimismo, hay fotografías antiguas de tocadores de estos sikus simples, no identificados (Verger, 1945 y
Luna, 1973). En el Cusco aún subsisten los ayarachis de Chumbivilcas igualmente interpretados con sikus de
una sola fila.
Fotografía de Verger (Ichu-Puno) Imagen consignada por Luna Loque palla palla Ayarachis de Chumbivilcas-
Cusco Junto a estas expresiones tradicionales autóctonas tenemos al sikumoreno y
al sikuri (o como se ha dado en llamar últimamente, sikuris de uno y de varios bombos respectivamente), las
mismas que a diferencia de las anteriores, tras haber sido reelaboradas por los mistis (mestizos), han gozado
de una mayor atención y popularidad.

EL SIKUMORENO Y EL SIKURI

El origen de estas expresiones no está del todo definido. Para Alberto Cuentas (1928) el sikumoreno,
caracterizado por el uso de trajes vistosos, es una danza colonial inventada por los españoles para utilizarlos
como bandas en las fiestas religiosas, políticas y sociales. Hay referencias que anotan su presencia
ya a inicios de la república por iniciativa de ciertos mistis (de ahí su antigua denominación de mistisikuri).
Las agrupaciones más antiguas documentadas son los “Sikuris del Barrio Mañazo”, quienes datan su
fundación oficial en el año de 18926; y “Juventud Obrera” (1909), antes denominada “Obreros Pampeños del
Puerto Lacustre” y “Los Marineros o Vaporinos” (1900)7. Publicaciones antiguas como las de los
esposos D´Harcourt (1925) y del mencionado Alberto Cuentas (1928) consignan fotos en Tacna y Puno
respectivamente, donde se aprecian conjuntos vistosamente ataviados (seguramente patrocinados por algún
gamonal local), lo cual evidencia documentadamente la propagación y vigencia del sikumoreno ya desde ese
entonces.
En cuanto a la modalidad sikuri, tal como la conocemos hoy en día, se caracteriza por el uso de varios
bombos largos, orquestación en base a sikus de diversos tamaños (octavas), armonizada con cortes (bajos y
contras), vestuario de puli puli e interpretación principalmente de huayños ligeros y calmados. Se ha dado en
reconocer que toda esta puesta fue un proceso realizado en Conima, de ahí que reclame la denominación de
“cuna de sikuris”.
La agrupación emblemática de este pueblo, el conjunto “Qhantati Ururi”,
Remonta su existencia al año de 1830, estando presentes en la fundación de ese distrito en 1854 y datar el
tema musical “Camacho” de 1879. Por otra parte, gracias a su dinamismo y participación por medio de
“contratas” es que logran llevar su expresión a distintos pueblos de la zona aymara al norte del lago Titicaca.
Thomas Turino (1993) anota que tanto en la reelaboración de la modalidad sikuri como en la formación de
dicho conjunto en 1928, tuvieron participación los mistis de Conima. Específicamente señala a don Natalio
Calderón, personaje que compartía los ideales indigenistas de su época, quien convoca a tocadores de
distintos ayllus8 para conformar el grupo representativo de ese distrito, al que finalmente bautiza como
Qhantati Ururi.

Este investigador norteamericano, quien realizó su trabajo de campo entre 1984-86, sugiere que la
reformulación de esta modalidad, y consiguiente creación del estilo Conima, se opera a principios del siglo
XX9 a partir de una expresión sikuri de varios bombos que ya usaba quintas (contras), a la que don
Natalio por sus conocimientos musicales como arpista le añade terceras voces (bajos).
En la grabación del Qhantati Ururi de 1965, todos los huayños ligeros son interpretados como zampoñada
(“choclo”) y los huayños calmados con varios bombos; asimismo, la principal festividad en base a sikus en
Conima es la Fiesta de Pascua10, en donde los grupos se reconvierten en la modalidad de Soldado Palla
Palla que es básicamente una especie de zampoñada. Esta situación, también reparada por dicho
investigador, le hace plantear la posibilidad de que el huayño ligero no sea más que la interpretación en varios
bombos de la zampoñada, tal como suele ocurrir con el imillani originalmente interpretado con cajas
(wankaras).

Hasta aquí, una vez establecidas ambas modalidades, y a despecho de las otras expresiones en base al siku
incluso más antiguas y telúricas, el sikumoreno y el sikuri serán los que logren captar la atención de los
coterráneos, siendo adoptados y asimilados en los distintos pueblos del Altiplano peruano, incluso con
menoscabo de expresiones de música o danza lugareñas, proceso que en ese sentido evidencia un lado algo
negativo
COSNTRUCCION DE LA ZAMPOÑA O SIKU

También llamada Zicus o Flauta de Pan, es una de los instrumentos más utilizados y más antiguos del
mundo.
La característica de su sonido lo hace dulce al oído y muy fácil de ejecutar, tanto como instrumento solista o
de acompañamiento, y puede ser ejecutado por uno o más individuos transformándose en un instrumento
colectivo.
OBJETIVOS:
En la construcción de zampoñas podemos encontrar los siguientes objetivos:
- Desarrlllo de la motricidad fina.
- Desarrollo del oido musical, al aplicar afinaciones.
- Práctica instrumental.
- Valorización del trabajo colectivo.
- Desarrollo de la autoestima.
Puede ser utilizado en el refuerzo de diversos contenidos relacionados con la ejecución de instrumentos, los
que aparecen especialmente en los niveles de Primero y Segundo Medio, según la Reforma. En las
aplicaciones de los objetivos transversales y en la aplicación de una unidad interdisciplinaria.
PASOS DE LA CONSTRUCCIÓN:
Para construir una zampoña, primero tienes que tener elementos que sean fáciles de conseguir, te propongo
que trabajes con materiales desechables, como es el Tubo de PVC.
Lista de Materiales:
- Trece tubos de PVC de 20 milímetros de diámetro con las siguientes medidas de largo:
MACHO: 45 cm, 40 cm, 35 cm, 30 cm, 25 cm, 20 cm y 18 cm. (total 7 tubos)
HEMBRA: 42 cm, 38 cm, 35 cm, 30 cm, 25 cm y 20 cm. (total 6 tubos)
- Trece corchos
- Pegamento para PVC o Silicona.
- 4 varas de madera para maqueta de 5 x 5 ó 6 x 6.
- Corta cartón
- Lija
Metodología de la construcción:
1) Para empezar con la construcción haz que cada alumno separe los tubos correspondientes a ambas
partes de la zampoña (macho y hembra),

2) luego deben lijar un extremo de cada tubo por donde se tocará (boquilla), debes preocuparte que no
quede ningún residuo que pueda cortar la boca al momento de ejecutar el instrumento.

3) En seguida se procede a cortar los corchos: se coloca el corcho en la mesa y luego el tubo se presiona por
la boquilla de manera que quede marcado el circulo de éste en el corcho, cortando con el corta cartón los
restos del corcho y procurando que queden lo más redondos posibles. Luego se verifica a contraluz que no
exista ningún filtro de luz ya que de haberlo éste provoca que el aire se filtre e impide que el sonido sea nítido.
El corcho debe ser puesto por el extremo de la boquilla para después con una vara poder hundirlo y proceder
a afinar a la distancia requerida.

4) A continuación procede a pegar los tubos con pegamento para PVC (cuidado este pegamento es tóxico por
lo tanto haz que los alumnos trabajen fuera de la sala) o silicona, cerciórate que los tubos queden bien
pegados y no permitas que peguen el macho con la hembra, trabaja como si estuviese haciendo dos
instrumentos aparte, esto te permitirá tocar piezas en grupos unos con el macho y otros con la hembra.
5) Coloca las varas de maqueta para afirmar los tubos de manera que no se desarmen.

6) Procede a decorar con los elementos que los alumnos tengan, trata que ellos diseñen la decoración, de
manera que sientan que ese paso es un logro personal, pueden decorar con lanas, con papel, con pintura,
con pedacitos de corteza de árbol, etc. SI QUIERES VER ALGUNOS EJEMPLOS DE DECORACIÓN HAZ

7) La afinación se produce al hundir el corcho comparándolo con un instrumento ya sea teclado u otro
previamente afinado. Los tubos se afinas por terceras y con las medidas que te acabo de dar puedes afinar
en tres escalas diferentes. En mi caso yo utilizo la siguiente afinación comenzando por los sonidos más
graves (bajos): Macho: RE - FA# - LA -DO - MI - SOL - SI ; HEMBRA: MI - SOL - SI - RE - FA# - LA, con esta
afinación puedes tocar temas en Sol Mayor o Mi menor, para tocar temas en La menor, baja el Fa a natural y
sube el Sol a sostenido.
LOS SIKURIS EN LA ACTUALIDAD:

En la actualidad las tradiciones de nuestro país no se perdieron y en este caso los sikuris siguen vigentes las
presentaciones en las que se pueden ver son la entradas, ya sean la entrada universitaria, La fiesta de
Nuestro Señor Jesús del Gran Poder, y sin falta en las comunidades del altiplano de manera ceremonial o
para amenizar alguna fiesta los sikus ese instrumento de caña hueca , instrumento de aplicación seca está
vigente y causa sensación entre turista de tierras lejanas, como Europeos; Americanos, Incluso gente de
medio Oriente como Corea y china son fanáticos de este instrumento. La curiosidad que causa la
multisonoridad y efectos que causa nuestra música sigue siendo objeto de intriga de extranjeros

Siku es el nombre genérico tanto en quechua como en aymara (idiomas nativos de los andes) del instrumento
musical del Sikuri .La palabra zampoña es impropia, pues viene de la confusión que originó el sonido de los
Sikus con el de un instrumento de la época conocido por los invasores españoles como zamphona o samfona,
de allí se derivó a zampoña.
Bibliografia:

http://www.fuerza-sikuri.net/Textos/los-sikus.html

http://musicatercerocps.blogspot.com/2008/04/cosntruccion-de-la-zampoa-o-siku.html

http://sikurisporsiempre.blogspot.com/2015/03/apuntes-para-la-historia-del-sikuri.html

http://franciscocastillobarriga.blogspot.com/2009/11/la-historia-del-sikuri.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Sicuri