You are on page 1of 1

Politécnico Superior Cafetero

Diseño Gráfico
Señalética
Relatoría: Señor Sigma
Kevin Manuel Blandón
14 de Febrero de 2019

El autor Umberto Eco relata acerca del señor Sigma un Italiano que en sus vacaciones
en Paris le da un repentino <dolor de vientre> a lo cual intenta darle un nombre
acertado al idioma de la localidad, busca la atención medica requerida que consigue
tras analizar su guía telefónica, ciertos lugares en los que creía poder encontrar un
teléfono, su visita al médico y a lo cual enfrenta ciertos dilemas con respecto a su
cuidado, si debe disfrutar o seguir las recomendaciones. Durante toda esta historia
relaciona cada uno de los hechos con un término que generaliza: ¨SIGNOS¨ los cuales
dice él que se encuentran en todo (y de lo cual mi opinión está a favor), no solo en lo
que definimos como señales y publicidad dentro de la urbanización sino del mismo
modo en el campo, o como una imagen y letras sino también modo como algo que tiene
valor por medio de las costumbres, culturas, religión o entre otras. El hombre se ve
atraído a identificarlos y asociarlos a diversas situaciones como una red de sistemas
que se ayudan mutuamente y a su vez colaboran en cierto modo a la sociedad. Me
parece muy interesante como el solo hecho de su mención nos hace cuestionar y
pensar en esta gran red, cómo algo que percibimos de un modo puede ser mucho más
que eso y a su vez tan simple nos conecta con muchas otras cosas. Me dejó pensando
mucho la frase: ¨podemos preguntarnos si son los signos que permiten a Sigma vivir en
sociedad, o si la sociedad en la que Sigma vive y se constituye como ser humano no es
otra cosa que un complejo sistemas de signos.¨, pero con lo que el plantea puedo
deducir que su primera frase es la más acertada, ya que él dice que estos son métodos
que cada hombre traduce, no que se encuentran como algo natural.
Independientemente estos signos son más predecibles por personas que se
especializan o han adquirido ciertos conocimientos en sus vidas que les permiten
descifrarlos con mayor exactitud como el caso del médico que atendió al Señor sigma,
quien por medio de preguntas revisiones y contacto fue estableciendo las causas y
excluyendo los motivos menos acordes a la situación.
Para concluir, en el texto el autor afirma que hay signos en todos lados, algunos
explícitos y otros que mayormente deducimos y por los cuales creamos hipótesis
debido a un gran conjunto de experiencias que hemos vivido en determinados entornos
que nos permite proyectar ciertas interpretaciones y señales que indican algo que luego
etiquetamos o designamos.