You are on page 1of 3

Mediciones de polarización potenciodinámicas

Muchos fenómenos de corrosión pueden explicarse en términos de reacciones


electroquímicas. De ello se deduce, entonces, que se pueden utilizar técnicas
electroquímicas para estudiar estos fenómenos. La polarización anódica
potenciodinámica es la caracterización de una muestra de metal por su relación de
potencial actual. Las investigaciones como las tendencias de pasivación y los efectos
de los inhibidores u oxidantes en las muestras se realizan fácilmente con esta técnica.
Principios electroquímicos y mediciones potenciodinámicas de polarización

Cuando una muestra de metal se sumerge en un medio corrosivo, se producen


procesos de reducción y oxidación en su superficie. Típicamente, la muestra se oxida
y el medio se reduce. En medios ácidos, los iones de hidrógeno se reducen. La
muestra debe funcionar como ánodo y cátodo y las corrientes anódica y catódica se
producen en la superficie de la muestra. Sin embargo, estas corrientes son
exactamente iguales en magnitud, por lo que no hay una corriente neta para medir. El
espécimen está en equilibrio con el medio ambiente. ECORR se puede definir como el
potencial en el cual la tasa de oxidación es exactamente igual a la tasa de reducción.
Es importante destacar que cuando un espécimen está en ECORR ambas polaridades
de corriente están presentes. Obviamente si la muestra está polarizada en la dirección
negativa, predomina la corriente catódica y el componente anódico se vuelve
despreciable.
Experimentalmente, uno mide las características de polarización trazando la respuesta
actual en función del potencial aplicado. Dado que la corriente medida puede variar en
varios órdenes de magnitud, por lo general, la función de corriente de registro se traza
en función de un potencial en un gráfico de semi-registro.

La figura 1 muestra el gráfico de polarización anódica potenciodinámica de una


muestra de acero inoxidable 430. La región A en la Figura 1 es la región activa, en la
que la muestra de metal se corroe a medida que el potencial aplicado se hace más
positivo. Este punto se caracteriza por dos valores de coordenadas, el potencial pasivo
primario y la densidad de corriente crítica. En la región C, la corriente disminuye
rápidamente a medida que se forma la película de pasivación en la muestra.

Un gráfico de polarización anódica potenciodinámica como la Figura 1 puede


proporcionar información importante como

La capacidad del material para pasivarse espontáneamente en el medio en particular.


La región potencial sobre la cual el espécimen permanece pasivo.
La tasa de corrosión en la región pasiva.
Una presentación esquemática de estos conceptos en la Figura 2 será útil.
Las Figuras 2A, 2B y 2C son ejemplos «teóricos» de una curva de polarización
anódica , sobre la cual se superponen tres curvas de polarización catódica
«idealizadas» . Cada curva catódica representa un proceso de reducción simple con
diferentes densidades de corriente de intercambio posibles. En estas figuras, el
ECORR corresponde al punto o puntos de intersección de las parcelas anódicas y
catódicas individuales: punto en el que la corriente anódica es exactamente igual a la
corriente catódica.
FIGURA 2: Gráficos de polarización potenciodinámicos teóricos y reales de metales activo-
pasivos.

Las figuras 2D, 2E y 2F corresponden a las curvas determinadas experimentalmente


para las figuras 2A, 2B y 2C, respectivamente. Es instructivo tratar cada pareja por
separado.
Si la curva catódica se interseca con la curva anódica en la región pasiva solamente,
como en la Figura 2C, el material pasivará espontáneamente. Tal comportamiento es
exhibido por los aceros inoxidables y el titanio en soluciones ácidas que contienen
oxidantes. Este comportamiento se observa para el titanio en ácido sulfúrico o
clorhídrico sin aire, diluido. La Figura 2D, la contraparte experimental de la Figura 2A
teórica, muestra una forma muy similar a la parte anódica de 2A, ya que la intersección
de las curvas de polarización ocurre baja en la Figura 2A y predomina la parte
anódica. Obviamente, la Figura 1 para el acero inoxidable 430 corresponde a la forma
de la Figura 2D, excepto que el acero inoxidable 430 exhibe un pico secundario en la
región pasiva.
También se pueden observar múltiples bucles si las líneas anódicas y catódicas se
superponen en la región parcialmente pasiva. En efecto, el espécimen no sabe si
comportarse como un ánodo o un cátodo, o ambos. Los metales que exhiben este
comportamiento son indeseables, ya que una superficie que se cree que es pasiva se
puede activar al rascar la película pasiva o mediante algún otro mecanismo.
Esto a su vez se hace por

Elegir materiales de aleación que tengan una pequeña densidad de corriente anódica
crítica.
Agregar una cantidad suficiente de oxidante para que una muestra que muestre el
comportamiento de la Figura 2D se convierta en el comportamiento de la Figura 2F.
En resumen, las mediciones de polarización potenciodinámicas.
Son valiosos para identificar rápidamente los materiales deseables.
La técnica indica rápidamente la capacidad de la muestra para protegerse contra
ataques agresivos del medio ambiente líquido. Sin embargo, debe reconocerse que los
procedimientos descritos en esta nota corresponden a un método artificial para corroer
la muestra.
RESISTENCIA A LA POLARIZACIÓN

La técnica se utiliza para medir las tasas de corrosión absolutas, generalmente


expresadas en mili-pulgadas por año. Las mediciones de resistencia a la polarización
se pueden hacer muy rápidamente. A menudo se puede establecer una excelente
correlación entre las tasas de corrosión obtenidas por la resistencia a la polarización y
las determinaciones convencionales de pérdida de peso.
La medición de la resistencia a la polarización se realiza mediante exploración a través
de un rango de potencial que está muy cerca del potencial de corrosión, ECORR . El
rango de potencial es generalmente de 25 mV sobre ECORR. La corriente resultante
se representa en función del potencial, como se muestra en la Figura 4.