You are on page 1of 2

Capitalismo: una historia de amor.

Un documental por Michael Moore donde nos adentra en el salvajismo y falta de escrúpulos del
capitalismo americano. Una historia de amor que solo podría ser descrita como una con el
síndrome de Estocolmo donde el pueblo es la víctima con la perpetua creencia que un día ellos van
a estar mejor.

Privados de vivienda, estabilidad, calidad de vida; la clase baja (que no deja de crecer) sufre cada
vez más a un gobierno que hace más por proteger a las grandes corporaciones que a su gente; y
una clase media que cada vez sufre más por mantener un estilo de vida digno y es despedazada
por el capitalismo, aun siendo la base de tal sistema. ¿Y los culpables? Es ese 1% que no se va a
detener ante nada para incrementar su dinero, aunque eso signifique encerrar a los jóvenes en
reformatorios, usar la muerte de sus trabajadores, arrancarles su hogar o quitarles sus trabajos;
este 1% domina Estados Unidos y su ambición es mayor que la del otro 99% combinada.

En un Estados Unidos adaptando un nuevo modelo de “libre mercado”, situado en un punto


histórico donde toda la posible competencia mundial pagaba los estragos de la guerra, hubo un
auge impresionante donde familias de clase media vivían de una manera digna, pero en el fondo
de esta prosperidad, un problema comenzaba a generarse. La brecha entre pobreza y riqueza se
agrandaba, y la media estaba siendo canibalizada, obligada a subir a la clase alta o (en su mayoría)
llegar a la clase baja.

Los ricos se hacían más ricos, y los más ricos comenzaban a tomar el poder en el gobierno, tanto
así que el electo presidente Reagan era su marioneta, un presidente cuyas habilidades se
restringían a hacer comerciales. Aquí comienza el declive del que parecía un gran sistema
económico, cuando los más ricos eran los que gobernaban a través de un presidente “electo” por
el gobierno. En poco tiempo al pueblo se le inculco la falacia que ellos podrían ser de los más ricos
y comenzaron a hipotecar sus casas, a perder sus bienes; al mismo tiempo los más ricos
eliminaban trabajos, cobraban hipotecas, se adueñaban de todo y el gobierno era su aliado, su
herramienta. Y los pobres se hacían más pobres.

Este problema pudo evitarse con educación, educando a la gente a administrar su recurso y
educando ética a la gente en el poder. Regulando el poder de las grandes corporaciones en el
gobierno y estableciendo normas para proteger a los más pobres y no favorecer a los más ricos.

En mi opinión este documental es una obra que debes ver, en México funcionaria como una
lección de parte de un pueblo que ya sufrió el desamparo de su gobierno y la falta de escrúpulos
de su clase más alta, un pueblo que ya vivió lo que el nuestro está viviendo y en este documental
hay muchas enseñanzas que podemos tomar. Lo más trascendental, desde mi punto de vista, de
este documental es aprender que el 99% de nosotros, que no estamos en lo más alto y que no
tenemos todo el capital, SI podemos hacer un cambio y debemos comenzar ya. No debemos
permitir que nos quiten lo nuestro y podemos enseñar valores a las generaciones que vienen, para
que los que lleguen a ese 1% y los que están en nuestro gobierno se preocupen por protegernos a
nosotros, y todos podamos gozar de una era de prosperidad. En la Salle y en mi carrera, parte de
mi enseñanza integra es esta importancia por los valores y por ser consciente de lo que sucede
económica y gubernamentalmente en mi país, que yo creo es crítico y necesario en todo México.
Comprometámonos a hacer un bien para los demás, no a expensas de ellos.