You are on page 1of 16

PRODUCTO 3 – COMERCIO INTERNACIONAL

PRESENTADO POR:

JAIME ALBERTO RINCÓN RICARDO

UNIVERSIDAD INDUSTRIAL DE SANTANDER

TECNOLOGÍA EMPRESARIAL

BARRANCABERMEJA

2018
PRODUCTO 3
ENSAYO ARANCELES Y TIPOS DE CAMBIO

JAIME ALBERTO RINCÓN RICARDO

TUTOR(A) IPRED
CAROLINA MUJICA GRANADOS

UNIVERSIDAD INDUSTRIAL DE SANTANDER


TECNOLOGÍA EMPRESARIAL
BARRANCABERMEJA
2018

2
TABLA DE CONTENIDO

INTRODUCCIÓN……………………………………………………………….. 4

ENSAYO ARANCELES Y TIPOS DE CAMBIO …………………………….. 5

CONCLUSIONES…...………………………………………………………….. 15

BIBLIOGRAFÍA…………………………………………………………………..16

3
INTRODUCCIÓN
En el presente trabajo se detallan los principales aspectos de los temas
relacionados con el comercio internacional, como son: el sistema monetario
internacional, el mercado de capitales y divisas, la política comercial y los aranceles,
y por último, la balanza de pagos y ajustes. Estos temas son muy extensos pero a
su vez son muy importantes y necesarios para comprender mejor el funcionamiento
y las diferentes variables del comercio internacional.
En el análisis de los temas propuestos se observa que todos estos ítems son de
mucha historia y mucho contenido importante para entender la complejidad del
comercio internacional, tanto en el pasado como en la actualidad, y es por eso que
se ha tratado de extraer los puntos y planteamientos más relevantes sobre cada
uno de los estos temas.

4
EL SISTEMA MONETARIO INTERNACIONAL:
El sistema monetario internacional es el conjunto de instituciones, normas y
acuerdos que regulan la actividad comercial y financiera de carácter internacional
entre los países. En otras palabras, es la estructura financiera por medio de la cual
se determinan los tipos de cambio para adaptarse a las necesidades del comercio
internacional, realizándose los ajustes de acuerdo con las balanzas de pagos, esto
está regulado por prácticas gubernamentales y fuerzas de mercado que determinan
los tipos de cambio entre monedas nacionales y reservas mantenidas como activos
internacionalmente aceptables.
El Sistema Monetario Internacional ha tenido a lo largo de su historia diferentes tipos
de funcionamiento, el más antiguo es el conocido como "patrón oro", el cual tiene
su origen en el uso de monedas de oro como medio de intercambio, unidad de
cuenta y reserva de valor, una práctica muy antigua. Cuando el volumen del
comercio internacional era limitado, el pago por los bienes adquiridos a otro país,
por lo general, se hacía en oro o plata. Sin embargo, conforme el volumen del
comercio internacional se expandió tras la Revolución Industrial, se necesitó un
medio más conveniente para financiarlo, pues era muy poco práctico transportar
enormes cantidades de oro y plata alrededor del mundo. La solución consistió en
acordar el pago en papel moneda y que los gobiernos accedieran a convertirlo en
oro, en el momento de la transacción, con un tipo de cambio fijo. El patrón oro se
colapsó durante los años treinta a medida que los países se entregaron a una
sucesión de devaluaciones competitivas.
En 1944, en plena guerra, representantes de 44 países se reunieron en Bretton
Woods, New Hampshire, para diseñar un nuevo sistema monetario internacional.
Debido al colapso del patrón oro y el recuerdo fresco de la Gran Depresión de los
años treinta, estos hombres de estado estaban determinados a construir un orden
económico duradero que facilitara el crecimiento económico después del conflicto.
Se había logrado un consenso general sobre lo deseable de un sistema de tipo de
cambio fijo. Además, se deseaba evitar las absurdas devaluaciones de la década
de 1930, y se reconocía que el patrón oro no podría garantizar su extinción
definitiva. El mayor problema con dicho modelo era que no existía una institución
multinacional que detuviese a los países que querían recurrir a la devaluación. Este
acuerdo dio origen a dos instituciones multinacionales: el Fondo Monetario
Internacional (FMI) y el Banco Mundial. La tarea del FMI consistiría en mantener el
orden en el sistema monetario internacional, y la del Banco Mundial, en promover
el desarrollo económico en general. El acuerdo también requeriría un sistema de
tipo de cambio fijo que pudiese ser regulado por el FMI. Según el pacto, todos los
países fijarían el valor de su moneda en función del oro, pero no necesitarían
intercambiar su moneda por ese metal. Sólo el dólar permanecería convertible en
oro, con un precio de 35 dólares por onza. Cada país elegiría su tipo de cambio
respecto del dólar, y después calcularía el equivalente en oro de su moneda con
base en ese tipo de cambio.
5
Todos los países participantes estuvieron de acuerdo en mantener el valor de sus
monedas dentro del 1% del valor equivalente, mediante compra o venta de moneda
(u oro), a medida que se necesitara. Por ejemplo, si las casas de cambio vendían
más moneda nacional que lo demandado, el gobierno de ese país podía intervenir
en los mercados cambiarios y comprar su moneda para incrementar la demanda y
mantener su valor equivalente en oro. Otro aspecto del acuerdo de Bretton Woods
fue el compromiso de no utilizar la devaluación como arma de política comercial
competitiva. Sin embargo, si una moneda se debilitaba en un grado imposible de
defender, se permitiría una devaluación de hasta 10% sin una aprobación formal
por parte del FMI.
El sistema de tipo de cambio fijo de Bretton Woods colapsó en 1973, sobre todo por
la presión especulativa sobre el dólar, después de un aumento de la inflación y del
déficit de la balanza comercial de Estados Unidos. A partir de esa fecha, el mundo
funciona con un régimen de tipo de cambio flotante, y los tipos de cambio se han
vuelto más volátiles y mucho menos predecibles. La volatilidad de los tipos de
cambio reavivó el debate sobre las bondades de los sistemas de tipos fijos y
flotantes.
Los defensores de los tipos de cambio flotantes sostienen que tal sistema da a los
países autonomía en relación con su política monetaria y además facilita un ajuste
suave de los desequilibrios comerciales. Por otra parte, los partidarios de los tipos
de cambio fijos sostienen que la necesidad de mantener un tipo de cambio fijo
impone una disciplina monetaria sobre un país, y consideran que los tipos de cambio
flotantes son vulnerables ante la presión especulativa y generan mucha
incertidumbre, lo cual detiene el crecimiento del comercio y la inversión
internacional, y además, lejos de corregir los desequilibrios comerciales, depreciar
una moneda en el mercado cambiario, este sistema tiende a causar inflación. En el
actual sistema monetario internacional, algunos países adoptaron tipos de cambio
flotantes o vincularon sus monedas, por ejemplo, al dólar estadounidense o a un
conjunto de divisas, para que fluctúen dentro de una banda determinada.
La principal función del FMI es ayudar a los países para salir de sus crisis
financieras, mediante el préstamo significativo de capital a gobiernos en conflicto,
pero requiere a cambio la adopción de ciertas políticas macroeconómicas. Existe un
importante debate sobre lo apropiado de las políticas macroeconómicas del FMI.
Los críticos sostienen que impone condiciones poco adecuadas sobre las naciones
en vías de desarrollo que, con frecuencia, son las receptoras de sus préstamos.
La volatilidad de los tipos de cambio en el actual sistema de flotación administrada
crea tanto oportunidades como amenazas. Una manera de responder a esta
volatilidad es adoptar una flexibilidad estratégica mediante la dispersión de la
producción alrededor del mundo, la subcontratación en el extranjero (de bajo valor
agregado) y otros recursos.

6
MERCADO DE CAPITALES Y DIVISAS:
El mercado de divisas extranjeras es un mercado para transformar la moneda de un
país en la de otro. Un tipo de cambio es tan sólo el valor al que una moneda se
convierte en otra. Sin el mercado cambiario serían imposibles el comercio y las
inversiones internacionales en la escala en los que los vemos hoy; las compañías
tendrían que recurrir al trueque. El mercado de divisas es el lubricante que permite
a las empresas establecidas en países que usan distintas monedas, comercializar
con cada una de ellas.
El mercado de divisas cumple dos funciones importantes. La primera es convertir la
moneda de un país en la moneda de otro. La segunda es ofrecer un poco de
seguridad contra el riesgo cambiario, con lo cual nos referimos a las desfavorables
secuelas de movimientos impredecibles del tipo de cambio. El tipo de cambio spot
es el cambio al que un corredor convierte una moneda en otra, en cierta fecha. El
riesgo cambiario se reduce con tipos de cambio forward, que es un tipo que rige
transacciones próximas. El riesgo cambiario también se reduce con permutas de
divisas. Un swap es la compra y venta simultánea de cierto monto de una divisa
según su valor en dos fechas.
La ley del precio único sostiene que en mercados competitivos sin costos de
transporte ni barreras comerciales, los productos idénticos ofrecidos en diferentes
países deben venderse al mismo precio cuando se exprese en la misma moneda.
La teoría de la paridad del poder adquisitivo (PPA) afirma que el precio de una
canasta de ciertos bienes debe ser más o menos equivalente en todos los países.
Esta teoría ofrece predicciones relativamente atinadas sobre las tendencias de largo
plazo de la variación del tipo de cambio, pero no de los movimientos de corto plazo.
La incapacidad de la teoría de la PPA de pronosticar con más exactitud estos
cambios, se debe a los costos de transporte, barreras al comercio y la inversión, y
a factores psicológicos como el efecto popular o de manada sobre los movimientos
del mercado y los tipos de cambio de corto plazo.
El cambio de los precios en diversos países depende de la tasa de inflación. La
inflación de un país es una función del aumento del circulante. Las tasas de interés
reflejan las expectativas sobre la inflación. En países donde se espera que la
inflación sea elevada, las tasas de interés también lo son. El efecto internacional de
Fisher afirma que, en dos países cualesquiera, el tipo de cambio spot debe variar
en montos iguales pero en dirección opuesta a la diferencia entre las tasas
nominales de interés.

7
El enfoque más común para pronosticar el tipo de cambio es el análisis fundamental,
que se basa en variables como el aumento del circulante, inflación, tasas de interés
y situación de la balanza de pagos para predecir los movimientos cambiarios. En
muchos países, la posibilidad de residentes y extranjeros de convertir la moneda
local en extranjera está restringida por políticas gubernamentales. Un gobierno
restringe la convertibilidad de su moneda para proteger las reservas de divisas y
detener la fuga de capitales. Este tipo de políticas es problemático para las
empresas internacionales y hace difícil en ese país el comercio y la inversión
internacionales. Una manera de enfrentar este problema es el intercambio de unos
bienes y servicios por otros.
Los tres tipos de exposición a los riesgos cambiarios son: la exposición a las
transacciones, exposición al traslado y exposición económica. Las tácticas contra la
exposición a las transacciones y la conversión son la compra al descubierto,
permuta de divisas, atrasar y adelantar las cuentas por pagar y por cobrar,
manipular los precios de transferencia, acelerar el pago de dividendos y ajustar el
presupuesto de capital a la exposición al cambio. Reducir la exposición económica
de una empresa requiere elecciones estratégicas sobre la distribución de los activos
de producción de esta en todo el mundo.
Para manejar bien la exposición al tipo de cambio, la empresa debe ejercer una
vigilancia centralizada sobre sus actividades de compensación cambiaria,
reconocer la diferencia entre exposición a las transacciones y exposición
económica, pronosticar los movimientos futuros del tipo de cambio, establecer
buenos sistemas de rendición de cuentas para vigilar la exposición y emitir informes
periódicos de exposición al tipo de cambio que sirvan como base para la acción.

EL MERCADO GLOBAL DE CAPITALES:


El mercado en el que los residentes de distintos países comercian activos se llama
mercado internacional de capitales. El mercado internacional de capitales no es
realmente un único mercado; es un conjunto de mercados estrechamente
interrelacionados en los que se intercambian activos de ámbito internacional. El
intercambio monetario internacional tiene lugar en el mercado de divisas, que es
una parte importante del mercado internacional de capitales. Los principales
agentes de este último mercado son los mismos que los del mercado de divisas:
bancos comerciales, grandes empresas, instituciones financieras no bancarias,
bancos centrales y otras instituciones públicas. Al igual que el mercado de divisas,
las actividades del mercado internacional de capitales tienen lugar en una red de
centros financieros mundiales unidos por sofisticados sistemas de comunicación.
Los activos intercambiados en el mercado internacional de capitales incluyen
acciones y bonos de diferentes países, además de depósitos bancarios
denominados en distintas monedas.

8
La función de un mercado de capitales es reunir a quienes desean invertir con
quienes desean obtener préstamos. Con relación al mercado doméstico de capital,
el mercado global tiene una mayor reserva de fondos disponibles, lo que propicia
que los prestatarios experimenten un menor costo de capital, además le permite a
los inversionistas diversificar internacionalmente sus portafolios de acciones y, por
lo tanto, reducir el riesgo.
El crecimiento del mercado global de capital durante las décadas recientes puede
atribuirse a los avances de la tecnología de la información, la tendencia a desregular
los servicios financieros y la relajación de las regulaciones que gobiernan los flujos
de capital entre países.
Un ejemplo del mercado global de capitales es la eurodivisa, la cual es una moneda
bancarizada fuera de su país de origen. La ausencia de regulaciones
gubernamentales otorga atractivo al mercado de la eurodivisa tanto para los
depositarios como para los prestatarios. Debido a la ausencia de regulación, el
diferencial entre los índices de préstamo y depósito de la eurodivisa es menor que
el que existe entre los préstamos y los depósitos domésticos. Esto da a los
eurobancos una ventaja competitiva.
El mercado global de bonos tiene dos clasificaciones: el mercado extranjero de
bonos y el mercado de eurobonos. Los bonos extranjeros se venden fuera del país
del prestatario y se denominan en la moneda del país en el que son emitidos. La
emisión de un eurobono suele estar suscrita por un sindicato internacional de
bancos y es colocado en países distintos al cual pertenece la moneda de su
denominación. Los eurobonos representan la parte más rentable de las emisiones
internacionales de bonos. Para las compañías, el mercado de eurobonos es una
forma atractiva de reunir fondos debido a la ausencia de interferencia regulatoria,
requisitos de divulgación menos estrictos y un estatus fiscal más favorable.
Los inversionistas extranjeros están invirtiendo en los mercados de valores de otros
países para reducir el riesgo diversificando sus acciones entre las diversas
naciones. Muchas compañías cotizan en los mercados de valores de otros países,
básicamente como un preludio para emitir acciones en dichos mercados para reunir
capital adicional. Otras razones para cotizar en bolsas foráneas son facilitar futuros
intercambios de acciones; permitir a la compañía utilizar acciones y opciones
accionarias para compensar a la administración y empleados locales; para
satisfacer el deseo de propiedad, y para incrementar su visibilidad entre sus
empleados, clientes, proveedores y banqueros locales.
Una de las principales implicaciones del mercado global de capital para los negocios
internacionales es que a menudo las compañías pueden obtener préstamos a un
costo de capital más bajo en él que en el mercado doméstico. El mercado global de
capital proporciona mayores oportunidades para las empresas y los individuos de
integrar un portafolio verdaderamente diversificado de inversiones internacionales
en activos financieros, lo que disminuye el riesgo.
9
POLÍTICA COMERCIAL Y ARANCELES:
La política comercial son las estrategias y generación de mecanismos que
implementa un país para impulsar el proceso de integración económica, logrando
así fortalecer los flujos de comercio e inversión entre ese país con el resto del
mundo. Las políticas comerciales se basan en siete instrumentos principales:
aranceles, subsidios, cuotas de importación, limitación voluntaria de las
exportaciones, requisitos de contenido local, políticas administrativas y
políticas contra el dumping.
Un arancel es un impuesto a las importaciones (o a las exportaciones). Los
aranceles son de dos clases: los aranceles específicos, que se cobran como cargo
fijo por cada unidad de un bien importado (por ejemplo, tres dólares por barril de
petróleo), y los aranceles “Ad Valorem”, que se determinan como proporción del
valor del artículo importado. En la mayor parte de los casos, se fijan aranceles a las
importaciones para defender a los productores internos de la competencia
extranjera, pues de esta manera el precio de los bienes importados aumenta.
Además, los aranceles generan muy buenos ingresos para el gobierno.
Un subsidio es un pago por parte del gobierno a un productor nacional. Los
subsidios adoptan muchas formas, como subvenciones en efectivo, préstamos
blandos, facilidades fiscales y participación de capital público en empresas privadas.
Una cuota de importación es una restricción directa a la cantidad de un bien que
puede importarse a un país. Por lo regular, la restricción opera mediante la
expedición de licencias de importación a grupos de particulares o empresas.
Una variante de la cuota de importación es la limitación voluntaria de las
exportaciones (LVE), una cuota al comercio impuesta por el país exportador, por
lo regular a solicitud del gobierno del país importador. Uno de los ejemplos más
notorios es la limitación a las exportaciones de autos a Estados Unidos establecida
en 1981 por los fabricantes japoneses. Esta LVE fue una respuesta a las presiones
directas del gobierno estadounidense y restringió las exportaciones japonesas a no
más de 1.68 millones de vehículos por año.
Un requisito de contenido local implica la obligación de que una fracción
específica de un bien se produzca dentro del país. Este requisito se expresa en
términos físicos (por ejemplo, 75% de los componentes de determinado artículo
deben producirse en la localidad), o en términos de valor (por ejemplo, 75% del valor
de este producto debe producirse internamente). Los países en desarrollo recurren
de manera frecuente a estos requisitos de contenido local con el fin de cambiar su
base de manufactura del simple montaje de productos cuyos componentes se
fabrican en otro lugar, a la manufactura local de esos componentes. También los
aplican los países desarrollados que quieren proteger sus fuentes de trabajo e
industrias de la competencia foránea.

10
Además de los instrumentos formales de las políticas comerciales, gobiernos de
todo tipo aplican políticas informales o administrativas para restringir las
importaciones y estimular las exportaciones. Las políticas administrativas son
reglas burocráticas que dificultan la entrada de productos extranjeros a un país.
Puede decirse que los japoneses son los maestros de estas barreras comerciales.
En los últimos años, las barreras formales japonesas, con o sin aranceles, se
cuentan entre las más bajas del mundo. Sin embargo, los críticos acusan que las
barreras administrativas informales a las importaciones compensan por mucho a las
primeras.
En el contexto del comercio internacional, el dumping se define como la venta de
bienes en un mercado extranjero en menos de lo que cuesta producirlos, o como la
venta de bienes en un mercado extranjero en menos del valor “justo”. Las políticas
contra el dumping pretenden castigar a las empresas extranjeras que se dedican a
esta práctica. El objetivo final es proteger a los productores nacionales de la
competencia extranjera “injusta”. Aunque las políticas contra el dumping varían
según los países, casi todas se parecen a las estadounidenses. Si un productor
nacional estadounidense piensa que una empresa extranjera vende su producción
a menos del costo en el país, eleva una petición a dos dependencias
gubernamentales como son: el Departamento de Comercio y la Comisión de
Comercio Internacional.
Existen dos tipos de argumentos que apoyan la intervención del gobierno en el
comercio internacional: políticos y económicos. Los primeros conciernen a la
protección de algunos grupos de interés, muchas veces a expensas de otros grupos,
o a la promoción de objetivos relacionados con la política exterior, derechos
humanos, defensa de los consumidores, etc. Los segundos se refieren al aumento
de la riqueza nacional de un país. El argumento político más común en favor de la
intervención gubernamental es que resulta necesaria para proteger las fuentes de
empleo. Sin embargo, muchas veces la intervención gubernamental perjudica a los
consumidores y llega a ser contraproducente. En ocasiones, los países afirman que
es importante proteger a algunos sectores de la economía por razones de seguridad
nacional. Algunos sostienen que el gobierno debe usar la amenaza de intervenir en
la política comercial como herramienta de negociación para abrir los mercados
foráneos, pero es una política riesgosa: si fracasa, el resultado serían barreras
comerciales más altas.
Las políticas comerciales estratégicas indican que, mediante subsidios, el gobierno
ayuda a las empresas a conseguir las ventajas de actuar primero en sectores
globales en los cuales son importantes las economías de escala. Los subsidios
gubernamentales también sirven para que las empresas del país superen las
barreras de entrada a dichos sectores. Los problemas de las políticas comerciales
estratégicas son dobles, en primer lugar, dan pie a represalias en las que todos
pierden y en segundo lugar, a veces son acaparadas por grupos de interés, lo que
tergiversa su propia finalidad.
11
El GATT (Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio) fue un producto
de un movimiento que surgió en la posguerra para impulsar el libre comercio, uno
de sus logros fue reducir las barreras comerciales sobre los bienes manufacturados
y los artículos genéricos, lo que dio paso a un comercio más libre estimuló el
crecimiento económico. La finalización de las conversaciones de la ronda de
Uruguay y el establecimiento de la Organización Mundial del Comercio (OMC),
fortalecieron el sistema comercial mundial porque se extendieron las reglas del
GATT a los servicios, se aumentó la protección de la propiedad intelectual, se
redujeron los subsidios agrícolas y se mejoraron los mecanismos de supervisión y
autoridad.
Las barreras comerciales restringen la capacidad de las empresas de distribuir sus
actividades de producción entre los lugares óptimos de todo el mundo. Una
respuesta a las barreras comerciales es establecer más actividades de producción
en el país protegido. Es posible que las empresas tengan más que ganar de las
iniciativas del gobierno para abrir a las importaciones y la inversión extranjera
directa los mercados protegidos que de las iniciativas para proteger las industrias
nacionales de la competencia extranjera.

12
BALANZA DE PAGOS Y AJUSTES:
Al analizar el esquema del comercio internacional que se observa en la economía
mundial, se puede decir que las bases que han dado origen al actual sistema de
comercio internacional están fundamentadas en varias teorías, tales como las de
Smith, Ricardo y Heckscher-Ohlin, las cuales defienden el libre comercio sin
restricciones, en contraposición a la doctrina mercantilista y la nueva teoría del
comercio, las cuales apoyan la intervención del gobierno para promover las
exportaciones mediante subsidios y limitan las importaciones con cuotas y
aranceles.
El comercio internacional implica la venta de bienes y servicios a residentes de otros
países (exportaciones) y la compra de bienes y servicios de residentes en otros
países (importaciones). La contabilidad de la balanza de pagos lleva un registro de
los pagos y los cobros a otros países por un periodo en particular. Estas cuentas
incluyen los pagos realizados a extranjeros por la importación de bienes y servicios,
y pagos de dichos extranjeros por bienes y servicios que se les exportaron.
La contabilidad de la balanza de pagos se divide en tres secciones principales: la
cuenta corriente, la cuenta de capital y la cuenta financiera. La cuenta corriente
registra las transacciones correspondientes a tres categorías a saber: exportación
o importación de bienes físicos como: productos agrícolas, automóviles,
computadoras, químicos, etc., la exportación o importación de servicios como por
ejemplo: servicios bancarios o de seguros, y por último la categoría de recibos de
ingresos y pagos, la cual designa a los ingresos provenientes de inversiones en el
extranjero y a pagos que deben hacerse a extranjeros que invierten en el país.
También se incluyen en la cuenta corriente las transferencias corrientes unilaterales,
como las donaciones del gobierno de Estados Unidos a extranjeros (lo cual incluye
ayuda extranjera) y pagos privados a extranjeros (como cuando un migrante que
trabaja en Estados Unidos envía dinero a su país de origen).
Cuando un país importa más bienes, servicios e ingresos de los que exporta, se
dice que ocurre un déficit en la cuenta corriente del país, mientras que un superávit
en la cuenta corriente se logra cuando un país exporta más bienes, servicios e
ingresos de los que importa.
La cuenta de capital registra los cambios únicos en la reserva de activos, además
abarca las transferencias de capital, tales como la condonación de adeudos y las
transferencias de los migrantes (los bienes y activos financieros que llevan los
migrantes que entran o salen del país).
La cuenta financiera registra las transacciones que involucran la compra o venta
de activos. Así, cuando una empresa alemana compra acciones de una compañía
estadounidense, la transacción entra en la balanza de pagos de Estados Unidos
como un crédito a la cuenta de capital. Cuando el capital fluye fuera de Estados
Unidos, entra en la cuenta corriente como un débito.

13
Cuando un país presenta déficit en la cuenta corriente de su balanza de pagos es
algo preocupante, y en este caso, por lo general, otras naciones pueden utilizar el
flujo de dinero que ingresa para comprar activos en el país que se halla en déficit.
Así por ejemplo, cuando Estados Unidos presenta un déficit comercial con China,
los habitantes de este país pueden usar el dinero que reciben de los consumidores
estadounidenses para comprar activos de Estados Unidos, tales como acciones y
bonos. Puesto de otra manera, el déficit en la cuenta corriente es financiado
mediante la venta de activos a otros países, esto es, mediante un superávit en la
cuenta financiera. Por ello, el déficit persistente en la cuenta corriente de Estados
Unidos es financiado por la venta continua de activos estadounidenses (acciones,
bonos, inmuebles y corporaciones enteras) a otras naciones. En resumen, los
países con déficits en sus cuentas corrientes se convierten en deudores netos.
Un principio básico en la contabilidad de la balanza de pagos es la contabilidad de
doble entrada. Cada transacción internacional ingresa automáticamente a la
balanza de pagos por partida doble: como crédito y como débito. Es decir, cualquier
transacción internacional genera automáticamente dos entradas distintas en la
balanza de pagos. Debido a esta característica, la suma del balance de la cuenta
corriente, la cuenta de capital y la cuenta financiera siempre debe dar como
resultado cero. En la práctica, esto no siempre ocurre, debido a la existencia de lo
que se llama una “discrepancia estadística”.

14
CONCLUSIONES
Ha sido muy interesante leer y analizar los diferentes temas propuestos referentes
al comercio internacional, porque de esta manera he podido despejar muchas dudas
sobre términos que frecuentemente uno escucha en las noticias que ve y escucha
diariamente, y además ha sido una experiencia enriquecedora porque me ha
permitido conocer de primera mano las teorías que se han escrito sobre el libre
comercio, así como también la historia de los diferentes movimientos e instituciones
que han dado como resultado el actual sistema de comercio internacional.
Por otra parte, el análisis de estos temas tan importantes nos permite tener una
visión más clara del panorama del comercio internacional, lo cual es de vital
importancia para nuestra formación como futuros empresarios emprendedores y
como tecnólogos empresariales.

15
BIBLIOGRAFÍA
 Negocios Internacionales, COMPETENCIA EN EL MERCADO GLOBAL,
Charles W.L. Hill, 8ED. – Web del profesor. Disponible en internet en:
http://webdelprofesor.ula.ve/economia/oscared/materias/E_E_Mundial/Nego
cios_internacionales_Charles_Hill_8va_ed.pdf

 EL SISTEMA MONETARIO INTERNACIONAL – Monografías.com


Disponible en internet en:
http://www.monografias.com/trabajos97/sistemamonetario-
internacional/sistemamonetario-internacional.shtml#ixzz5HDVa9mMT

 EL MERCADO GLOBAL DE CAPITALES: funcionamiento y problemas de


política económica, Cap. 21 – Academia.edu. – Disponible en internet en:
http://www.academia.edu/24379863/El_mercado_global_de_capitales_funci
onamiento_y_problemas_de_pol%C3%ADtica_econ%C3%B3mica-
Capitulo_21

16