You are on page 1of 12

4 LEYES DE LA ESPIRITUALIDAD

La primera dice:

“La persona que llega es la persona correcta”, es decir que nadie llega a nuestras vidas por
casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo,
para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

La segunda ley dice:

“Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”.


Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido
de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante.
No existe el: “si hubiera hecho tal cosa…hubiera sucedido tal otra…”. No. Lo que pasó fue lo único
que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos
adelante.
Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque
nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

La tercera dice:
“En cualquier momento que comience es el momento correcto”.
Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para
que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.
La cuarta dice:

“Cuando algo termina, termina”.


Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es
mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.

Creo que no es casual que estén leyendo esto, si este texto llegue a nuestras vidas hoy; es porque
estamos preparados para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar
equivocado!

http://porloscaminosdelalma.blogspot.com.co/2012/01/4-leyes-de-la-espiritualidad.html

http://www.prosperidaduniversal.org/sendero-del-amor-1/leyes-espirituales/

Las siete leyes espirituales del éxito son principios poderosos que nos ayudarán a alcanzar
el dominio de nosotros mismos.

La Ley de Potencialidad Pura

La Ley de Dar

La Ley del o Causa y Efecto

La Ley del Menor Esfuerzo


La Ley de la Intención y Deseo

La Ley del Desapego

La Ley del Propósito en la Vida

1- LA LEY DE LA POTENCIALIDAD PURA -


PROSPERIDAD UNIVERSAL

1- La Ley de Potencialidad Pura – Prosperidad Universal

La primera ley espiritual del éxito es la ley de la potencialidad pura.

Se basa en el hecho de que, en nuestro estado esencial, somos conciencia


pura. La conciencia pura es potencialidad pura; es el campo de todas las
posibilidades y de la creatividad infinita.

Otros atributos de la conciencia son el conocimiento puro, el silencio infinito,


el equilibrio perfecto, la invencibilidad, la simplicidad y la dicha. Ésa es
nuestra naturaleza esencial; una naturaleza de potencialidad pura.

Puede llamarse de muchas maneras, pero en realidad es el Ser, es lo que


somos realmente.
COMO APLICAMOS ESTA LEY

Destinemos un corto tiempo de vez en cuando a experimentar el silencio.


O sencillamente comprometámonos a hacer silencio durante un
determinado tiempo todos los días.

Podrían ser dos horas, o si eso nos parece mucho, hagámoslo durante una
hora. Y de vez en cuando dediquemos un período largo a experimentar el
silencio, por ejemplo todo el día, o dos días, o hasta una semana.

Comenzaré mi día con esta declaración.

"Hoy no juzgaré nada de lo que ocurra";

y a través del día me recordaré del no juzgar.

2 - LA LEY DE DAR - PROSPERIDAD UNIVERSAL

2-LA LEY DEL DAR - PROSPERIDAD UNIVERSAL

El universo opera por medio de un intercambio dinámico.

Dar y recibir son aspectos diferentes del flujo de la energía en el universo.

Si estamos dispuestos a dar aquello que buscamos, mantendremos la abundancia


del universo circulando en nuestra vida.

Nuestra verdadera naturaleza es de prosperidad y abundancia; somos


naturalmente prósperos porque la naturaleza provee a todas las necesidades y
deseos.

No nos falta nada porque nuestra naturaleza esencial es la potencialidad pura, las
posibilidades infinitas.

La corriente constante de la abundancia generada por el UNO fluye libremente por


el Universo y distribuye la abundancia entre aquellos que estén preparados para
recibirla.

Esta abundancia solamente puede alcanzarse si la hacemos ‘fluir’. En esta


palabra existe la noción de trueque, o sea, de dar y recibir.

Por tanto, hemos de tener siempre en mente que tenemos la obligación de ‘dar’
para poder ‘recibir’.

Cuando hablo de Dar, no me refiero solo a la expresión material que es el dinero


circulante.

Está claro que él será la postrera manifestación de esta abundancia cósmica.

No obstante, podemos empezar a Dar de aquello que tenemos en abundancia, de


aquello que no nos hará falta.

Del mismo modo que toda relación depende del dar y recibir, la relación entre
nosotros y el Universo también depende de la misma Ley Universal.

Si quieres felicidad, dale felicidad a otros;

si quieres amor, aprende a amar a los demás;

si quieres atención y aprecio, aprende a dar atención y aprecio;

si quieres abundancia material, ayuda a otros a tener abundancia.

De hecho, la manera más fácil de obtener lo que quieres es ayudando a otros


a obtener lo que quieren.

Si quieres ser bendecido con todas las cosas buenas en la vida, aprende a
bendecir silenciosamente a todos con las cosas buenas en la vida.
Pensar en dar, pensar en bendecir, o una simple oración tiene el poder de influir a
los demás.

El pensamiento tiene el poder de transformación.

Cuando aprendes a dar aquello que buscas, activas y montas la coreografía de la


danza con movimientos exquisitos, energéticos y vitales que constituyen el eterno
palpitar de la vida.

La mejor manera de poner en operación la Ley del Dar y poner todo el proceso en
circulación es tomar la decisión de que en cualquier momento que entres en
contacto con otra persona le darás algo.

No tiene que ser algo material; puede ser una flor, un cumplido o una oración, de
hecho, las formas más poderosas de dar no son materiales.

Los regalos de cuidados, atención, afecto, aprecio y amor son algunos de los
regalos más preciosos que puedes dar, y no cuestan nada.

Cuando conoces a alguien, puedes silenciosamente enviarle una bendición,


deseándole felicidad, alegría y dicha. Esta manera de dar silenciosamente es muy
poderosa.

Toma la decisión de dar a dondequiera que vayas, a quien sea que visites o
veas.

Siempre y cuando estés dando, estarás recibiendo. Entre más das, adquirirás
más confianza en los efectos milagrosos de esta ley.

Al recibir más, tu habilidad de dar más también aumentará.


3- LA LEY DE LA INTENCIÓN Y EL DESEO -
PROSPERIDAD UNIVERSAL

3- La Ley de la Intención y el Deseo – Prosperidad Universal

Empezamos a hacernos conscientes de cómo desear y obtener.

Se desea en el presente, se pone la intención en el futuro y se desapega del


resultado.

Si voy a tirar una flecha al blanco, tengo que tener mi atención en el presente, o
sea, en tensar el arco hacia atrás y poner bien la flecha y tengo que dirigir mi
intención en dar en el blanco.

O sea, mi intención en el futuro, mi atención en el presente y al mismo tiempo,


desapegar del fruto de la acción.

Aprendamos a aprovechar el poder de la intención, y podremos crear cualquier


cosa que deseemos.

Todavía será posible obtener resultados a través del esfuerzo y la constancia,


pero a un precio; ese precio puede ir desde la tensión emocional hasta una
enfermedad cardíaca o un trastorno de la función del sistema inmunológico.

Es mucho mejor dar los siguientes cinco pasos para poner en práctica la ley de la
intención y el deseo.

Cuando sigamos estos cinco pasos para cumplir nuestros deseos, la


intención generará su propio poder.
CÓMO APLICAR LA LEY DE LA INTENCIÓN Y EL DESEO

Pondré a funcionar la ley de la intención y el deseo comprometiéndome a hacer lo


siguiente:

1) Haré una lista de todos mis deseos, y la llevaré a donde quiera que vaya.

Miraré la lista antes de entrar en mi silencio y mi meditación. La miraré antes de


dormir por la noche.

La miraré al despertar por la mañana.

2) Liberaré esta lista de mis deseos y la entregaré al seno de la creación,


confiando en que cuando parezca que las cosas no están saliendo bien, hay una
razón, y en que el plan cósmico tiene para mí unos designios mucho más
importantes que los que yo he concebido.

3) Recordaré practicar la conciencia del momento presente en todos mis


actos.

No permitiré que los obstáculos consuman o disipen la concentración de mi


atención en el momento presente.

Aceptaré el presente tal como es, y proyectaré el futuro a través de mis


intenciones y mis deseos más profundos y queridos.

4- LA LEY DEL MENOR ESFUERZO - PROSPERIDAD


UNIVERSAL
4- La Ley del Menor Esfuerzo – Prosperidad Universal

Es la favorita de muchos pero a veces es la que más cuesta porque estamos


acostumbrados a hacerlo todo con el mayor esfuerzo. Sin embargo, los pájaros no
"tratan" de volar, sencillamente vuelan; los delfines no "tratan" de nadar,
sencillamente nadan; las estrellas no "tratan" de brillar, sencillamente brillan. Sólo
los humanos "tratamos de".

El universo no funciona de esta manera.

Hay muchas creencias que van en contra de esta Ley.

La Ley del Menor Esfuerzo se practica a través de la aceptación, aceptar lo


que nos ocurre en el momento presente.

CÓMO APLICAR LA LEY DEL MENOR ESFUERZO

1) Practicaré la aceptación.

Hoy aceptaré a las personas, las situaciones, las circunstancias y los sucesos
tal como se presenten.

Sabré que este momento es como debe ser, porque todo el universo es como
debe ser.

No lucharé contra todo el universo poniéndome en contra del momento presente.

Mi aceptación es total y completa.

Acepto las cosas como son en este momento, no como me gustaría que
fueran.

2) Habiendo aceptado las cosas como son, aceptaré la responsabilidad de mi


situación y de todos los sucesos que percibo como problemas.

Sé que asumir la responsabilidad significa no culpar a nada ni a nadie de mi


situación (y eso me incluye a mí).

También sé que todo problema es una oportunidad disfrazada, y que esta actitud
de alerta ante todas las oportunidades me permite transformar este momento en
un beneficio mayor.
3) Hoy mi conciencia mantendrá una actitud no defensiva.

Renunciaré a la necesidad de defender mi punto de vista.

No sentiré la necesidad de convencer o persuadir a los demás de que acepten mi


punto de vista.

Permaneceré abierto a todas las opiniones sin aferrarme rígidamente a ninguna de


ellas.

6- LA LEY DEL DESAPEGO – PROSPERIDADAD


UNIVERSAL

6- La Ley del Desapego – Prosperidad Universal

Solo tenemos el presente. Esta Ley activa la conciencia del momento presente y
la gloria de vivir en él y ayuda a echar el ancla en la sabiduría de la inseguridad de
la vida.

Hoy, me comprometeré a no tener apego. Me permitiré y permitiré a aquellos


alrededor mío la libertad de ser como son.

La ley del desapego acelera el proceso total de la evolución.


Cuando entendemos esta ley, no nos sentimos obligados a forzar las soluciones
de los problemas.

Cuando forzamos las soluciones, solamente creamos nuevos problemas.

Pero si fijamos nuestra atención en la incertidumbre y la observamos mientras


esperamos ansiosamente a que la solución surja de entre el caos y la confusión,
entonces surgirá algo fabuloso y emocionante.

CÓMO APLICAR LA LEY DEL DESAPEGO

1) Hoy me comprometeré con el desapego.

Me permitiré y les permitiré a los que me rodean la libertad de ser como


somos.

No impondré tercamente mi opinión de cómo deben ser las cosas.

No forzaré las soluciones de los problemas, y, por tanto, no crearé con eso
otros nuevos.

Participaré en todo con absoluto desprendimiento.

2) Hoy convertiré a la incertidumbre en un elemento esencial de mi


experiencia.

Y gracias a esa disponibilidad para aceptar la incertidumbre, las soluciones


surgirán espontáneamente de los problemas, de la confusión, del desorden y del
caos.

Cuanto más inciertas parezcan las cosas, más seguro me sentiré porque la
incertidumbre es el camino hacia la libertad.

Por medio de la sabiduría de la incertidumbre, encontraré mi seguridad.

3) Penetraré en el campo de todas las posibilidades y esperaré la emoción


que tiene lugar cuando me mantengo abierto a una infinidad de alternativas.

Cuando entre en el campo de todas las posibilidades, experimentaré todo el


regocijo, la aventura, la magia y el misterio de la vida.
7-LA LEY DE CAUSA Y EFECTO- PROSPERIDAD
UNIVERSAL

7-La Ley del Causa y efecto- PROSPERIDAD UNIVERSAL

A diario preguntaré: "¿Cómo puedo servir?" y "¿Cómo puedo ayudar?" La


respuesta a estas preguntas me permitirán ayudar y servir a mi prójimo con amor.

Se trabaja haciéndonos conscientes de las elecciones que hacemos a cada


momento y haciéndonos responsables de esas elecciones.

CÓMO APLICAR LA LEY DEL "KARMA" O DE CAUSA Y EFECTO

1) Hoy observaré las decisiones que tome en cada momento. Y con el simple
hecho de observar esas decisiones, las traeré a mi conciencia. Sabré que la mejor
manera de prepararme para cualquier momento en el futuro es estar totalmente
consciente en el presente.

2) Siempre que haga una elección me formularé dos preguntas: "¿Cuáles son
las consecuencias de esta decisión?" y "¿Traerá esta decisión felicidad y
realización tanto para mí como para aquellos a quienes afectará?"

3) Después le pediré orientación a mi corazón, y me dejaré guiar por su


mensaje de bienestar o de malestar. Si me siento a gusto con la decisión, seguiré
adelante sin temor.

Si la decisión me produce malestar, me detendré a mirar las consecuencias de mi acción


con mi visión interior. Esta orientación me permitirá tomar espontáneamente decisiones
correctas tanto para mí como para todos los que me rodean.