You are on page 1of 2

marcar la diferencia que un proyecto tenga el éxito deseado o no, es

la habilidad que pueda tener el gerente para tomar decisiones correctas


oportunamente. Esto solo se puede lograr si se cuenta con información
clara, confiable y a tiempo. El EVM que es la metodología objeto de
estudio en este artículo
Se entiende por desarrollo psicomotor la adquisición de habilidades y
que corresponde tanto a la maduración de las estructuras nerviosas en
el cerebro, médula, nervios y músculos, etc., como al aprendizaje que el
bebé, y más adelante luego niño, hace descubriéndose a sí mismo y al
mundo que le rodea

Durante su primer mes de vida, el bebé mantiene una posición


fetal similar a la que tenía cuando estaba en el útero materno. Poco a poco
irá extendiendo distintas partes de su cuerpo como los brazos y piernas, y
comenzará a girar la cabeza. Hacia los dos o tres meses irá mejorando la
coordinación de sus extremidades e irá adquiriendo la capacidad de sujetar
su cabeza así como otros objetos. Al final de este periodo, es capaz de
sentarse y no perder el equilibrio.
El llanto es la primera forma de comunicación que desarrolla un bebé,
además de la risa. Durante esta etapa el niño va aprendiendo a
producir sonidos en función de lo que quiere, pero aún no se pueden
distinguir palabras. Según se acercan los seis meses ya será capaz de
articular algunas consonantes como la “m”, la “b” o la “l”.
El bebé pasará mucho tiempo dormido hasta los dos o tres meses,
momento en el que ya se encuentra más despierto e identifica a las
personas de su entorno (especialmente a sus padres) y expresa sus
sentimientos mediante gestos. Hacia los seis meses, su curiosidad le hará
querer interactuar de manera continua con otras personas u objetos con el
fin de examinarlos.

La ocupación de Alemania por las tropas napoleónicas hizo surgir la


conciencia nacional y Berlín se convirtió en la sede del movimiento
nacionalista alemán.
En 1871 Prusia derrotó a los franceses en la Guerra Franco-Prusiana.
El Estado de Brandeburgo pasó a formar parte de Prusia y Berlín se
convirtió en la capital del nuevo Imperio Prusiano.

La capitalidad del Imperio hizo que Berlín experimentase un fuerte


crecimiento demográfico pasando de 825.000 habitantes en 1871, a casi
2.000.000 en 1900 y a 4.000.000 en 1925. La ciudad se convirtió en
referente cultural, arquitectónico y financiero a nivel mundial.

El nacimiento del Imperio alemán dio paso al llamado periodo de La


Paz Armada, periodo muy convulso en el que las potencias europeas se
dividieron en dos bandos, la Triple Entente y la Triple Alianza, que
acabarían enfrentándose en la Primera Guerra Mundial.