You are on page 1of 25

ORACIONES DEL ROSARIO

SEÑAL DE LA CRUZ
Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro.
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

ACTO DE CONTRICIÓN
Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser vos
quien sois, bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón
haberos ofendido. Prometo firmemente nunca más pecar, apartarme de todas las ocasiones
de ofenderos confesarme, y cumplir con la penitencia que me fuera impuesta. Ofrezco, señor,
mi vida, obras y trabajos en satisfacción de todos mis pecados y así como lo suplico así confío
en vuestra divina bondad y misericordia infinita me los perdonareis por los méritos de vuestra
preciosísima sangre. Pasión y muerte, me daréis gracia para encomendarme y perseverar en
vuestro santo servicio hasta el fin de mi vida. Amén.

Señor ábreme los labios,


Y mi boca proclamará tu alabanza

Dios mío, ven en mi auxilio,


Señor date prisa en socorrerme

Gloria al padre, gloria al hijo, gloria al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

PADRENUESTRO
Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona
nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes
caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

AVEMARÍA
Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las
mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por
nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

GLORIA
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.

MISTERIOS DEL ROSARIO

MISTERIOS GOZOSOS (lunes y sábado)


1. La Encarnación del Hijo de Dios.
2. La Visitación de Nuestra Señora a Santa Isabel.

1
3. El Nacimiento del Hijo de Dios.
4. La Purificación de la Virgen Santísima.
5. La Pérdida del Niño Jesús y su hallazgo en el templo.

MISTERIOS DOLOROSOS (martes y viernes)


1. La Oración de Nuestro Señor en el Huerto.
2. La Flagelación del Señor.
3. La Coronación de espinas.
4. El Camino del Monte Calvario.
5. La Crucifixión y Muerte de Nuestro Señor.

MISTERIOS GLORIOSOS (miércoles y domingo)


1. La Resurrección del Señor.
2. La Ascensión del Señor.
3. La Venida del Espíritu Santo.
4. La Asunción de Nuestra Señora a los Cielos.
5. La Coronación de la Santísima Virgen.

MISTERIOS LUMINOSOS (jueves)


1. El Bautismo de Jesús en el Jordán.
2. La Autorrevelación de Jesús en las bodas de Caná.
3. El anuncio del Reino de Dios invitando a la conversión.
4. La Transfiguración.
5. La institución de la Eucaristía.

JACULATORIAS
Puede usarse una de estas dos:
María, Madre de gracia, Madre de misericordia, defiéndenos de nuestros enemigos y
ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.
Oh Jesús, perdónanos nuestros pecados, sálvanos del fuego del infierno y guía todas las almas
al Cielo, especialmente aquellas que necesitan más de tu misericordia. (Oración de Fátima).

Por las intenciones del Santo Padre, rezaremos un Padre Nuestro, un Avemaría y un Gloria.
T. Padre Nuestro, que estás en el cielo...
T. Dios te salve María, llena eres de gracia...
T. Gloria al Padre...

G. Dios te salve María, Hija de Dios Padre, en tus manos encomendamos nuestra fe para que la
ilumines, llena eres de gracia..

G. Dios te salve María, Madre de Dios Hijo, en tus manos encomendamos nuestra esperanza
para que la alientes, llena eres de gracia...

G. Dios te salve María, Esposa de Dios Espíritu Santo, en tus manos encomendamos nuestra
caridad para que la inflames, llena eres de gracia...

G. Dios te salve María, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad, Virgen concebida sin culpa
original, llena eres de gracia...

2
T. Dios te salve Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve.
A ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle
de lágrimas. ¡Ea pues!, Señora y abogada nuestra: vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos, y
después de este destierro, muéstranos a Jesús: fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clemente, oh
piadosa, oh dulce Virgen María!. Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos
dignos de alcanzar las divinas gracias y promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén

LETANÍA Causa de nuestra alegría,


Vaso espiritual,
Señor, ten piedad de nosotros Vaso digno de honor,
Cristo, ten piedad de nosotros Vaso insigne de devoción,
Señor, ten piedad de nosotros Rosa mística,
Cristo óyenos, Cristo óyenos Torre de David,
Cristo escúchanos, Cristo escúchanos Torre de marfil,
Dios Padre celestial, ten piedad de Casa de oro,
nosotros Arca de la alianza,
Dios Hijo redentor del mundo, Puerta del cielo,
Dios Espíritu Santo, Estrella de la mañana,
Santísima Trinidad, que eres un solo Dios Salud de los enfermos,
Santa María, Ruega por nosotros Refugio de los pecadores,
Santa Madre de Dios, Consuelo de los afligidos,
Santa Virgen de las vírgenes, Auxilio de los cristianos,
Madre de Cristo, Reina de los ángeles,
Madre de la Iglesia, Reina de los patriarcas,
Madre de la divina gracia, Reina de los profetas,
Madre purísima, Reina de los apóstoles,
Madre castísima, Reina de los mártires,
Madre virginal, Reina de los confesores,
Madre inmaculada, Reina de las vírgenes,
Madre amable, Reina de todos los santos,
Madre admirable, Reina concebida sin pecado original,
Madre del buen consejo, Reina elevada al cielo,
Madre del Creador, Reina del santísimo rosario,
Madre del Salvador, Reina de las familias,
Virgen prudentísima, Reina de la paz,
Virgen digna de veneración, Cordero de Dios que quitas el pecado del
Virgen digna de alabanza, mundo, perdónanos, Señor.
Virgen poderosa, Cordero de Dios que quitas el pecado del
Virgen clemente, mundo, escúchanos, Señor.
Virgen fiel, Cordero de Dios que quitas el pecado del
Espejo de justicia, mundo, ten piedad de nosotros.
Trono de la sabiduría,

Oremos:
Te rogamos, Señor, que nos concedas a nosotros tus siervos, gozar de perpetua salud de alma
y cuerpo y, por la gloriosa intercesión de la bienaventurada Virgen María, seamos librados de
la tristeza presente y disfrutemos de la eterna alegría. Por Cristo nuestro Señor.

Amén.

3
CANTOS

CAMPANA SOBRE CAMPANA LOS PECES EN EL RÍO

Campana sobre campana, La Virgen se está peinando


y sobre campana una, entre cortina y cortina,
asómate a la ventana, sus cabellos son de oro,
verás al Niño en la cuna. el peine de plata fina.

Belén, campanas de Belén, Pero mira como beben


que los ángeles tocan los peces en el río,
¿qué nueva me traéis? pero mira como beben
por ver al Dios nacido.
Recogido tu rebaño Beben y beben y vuelven a beber,
¿a dónde vas pastorcillo? los peces en el río
Voy a llevar al portal por ver a Dios nacer.
requesón, manteca y vino.
La Virgen lava pañales
Belén, campanas de Belén, y los tiende en el romero,
que los ángeles tocan los pajarillos cantando,
¿qué nueva me traéis? y el romero floreciendo.

Campana sobre campana, Pero mira como beben


y sobre campana dos, los peces en el río,
asómate a esa ventana, pero mira como beben
porque está naciendo Dios. por ver al Dios nacido.
Beben y beben y vuelven a beber,
Belén, campanas de Belén, los peces en el río
que los ángeles tocan por ver a Dios nacer.
¿qué nueva me traéis?
La virgen está lavando
Campana sobre campana, Con un poco de jabón
y sobre campana tres, Se le han picado las manos
en una Cruz a esta hora, Manos de mi corazón.
el Niño va a padecer.
Pero mira como beben
Belén, campanas de Belén, los peces en el río,
que los ángeles tocan pero mira como beben
¿qué nueva me traéis? por ver al Dios nacido.
Beben y beben y vuelven a beber,
los peces en el río
por ver a Dios nacer.

4
LOS PASTORES A BELÉN LA MARIMORENA

Los pastores a belén Ande, ande, ande La Marimorena


Corren presurosos Ande, ande que es la Nochebuena
Llevan de tanto correr
Los zapatos rotos En el portal de Belén hay estrellas, sol y luna, la
Virgen y San José, y el Niño que está en la cuna
Hay hay hay
Que alegres van Ande, ande, ande La Marimorena
Ande, ande que es la Nochebuena
Hay hay hay
Si volverán Y si quieres comprar pan más blanco que la
azucena, en el portal de Belén la Virgen es
Con la pan pan pan panadera
Con la de de de
Con la pan con la de Ande, ande, ande La Marimorena
Con la pan con la de Ande, ande que es la Nochebuena
Con la pandereta
Y las castañuelas Un pastor comiendo sopas en el aire divisó, un
ángel que le decía ha nacido el Redentor
Un pastor se tropezó
Ande, ande, ande La Marimorena
A media vereda Ande, ande que es la Nochebuena
Y un borreguito grito:
¡este aquí se queda! De Oriente salen tres Reyes para adorar al Dios
Niño, una estrella les guiaba para seguir el
Hay hay hay camino.
Que alegres van
Hay hay hay Ande, ande, ande La Marimorena
Si volverán Ande, ande que es la Nochebuena

A esta puerta hemos llegado


Con la pan pan pan
cuatrocientos en cuadrilla
Con la de de de si quieres que nos sentemos
Con la pan con la de saca cuatrocientas sillas
Con la pan con la de
Con la pandereta Ande, ande, ande La Marimorena
Y las castañuelas Ande, ande que es la Nochebuena

Una estrella se ha perdido y en el cielo no


Los pastores a Belén
aparece, se ha metido en el Portal y en Su
Casi, casi vuelan rostro resplandece.
Pues ya de tanto correr
No le quedan suelas. Ande, ande, ande La Marimorena
Ande, ande que es la Nochebuena

Con la pan pan pan En el Portal de Belén hacen Luna los pastores,
Con la de de de para calentar al niño que ha nacido entre las
Con la pan con la de flores.
Con la pan con la de
Con la pandereta Ande, ande, ande La Marimorena
Y las castañuelas Ande, ande que es la Nochebuena

5
MAS ALLÁ DEL SOL BURRITO SABANERO
Aunque en esta vida no tengo riquezas,
se que allá en la gloria tengo una mansión. Con mi burrito sabanero
Cual alma perdida, entre las pobrezas, voy camino de Belén. (BIS)
de mí Jesucristo tuvo compasión.
Si me ven, si me ven
Más allá del sol, voy camino de Belén (BIS)
más allá del sol,
yo tengo un hogar, El lucerito mañanero
un hogar, bello hogar ilumina mi sendero. (BIS)
más allá del sol
Si me ven, si me ven,
Así por el mundo, yo voy caminando voy camino de Belén. (BIS)
de pruebas rodeado y de turbación.
Pero a mi lado, viene consolando Con mi cuatrito voy cantando
mi bendito Cristo en la tentación. mi burrito va trotando. (BIS)

Más allá del sol, Si me ven, si me ven


más allá del sol, voy camino de Belén.
yo tengo un hogar,
un hogar, bello hogar Tuqui, tuqui, tuqui, tuqui
más allá del sol Tuqui, tuqui, tuqui, tuquitá
apúrate mi burrito
A todas las razas del linaje humano que ya vamos a llegar.
Cristo quiere darles plena salvación
también una casa para cada hermano Tuqui, tuqui, tuqui, tuqui
Él fue a prepararnos a la santa Sión Tuqui, tuqui, tuqui, tuquitú
apúrate mi burrito
vamos a ver a Jesús.

Con mi burrito sabanero


voy camino de Belén. (BIS)

Si me ven, si me ven
voy camino de Belén. (BIS)

6
EL NIÑO DEL TAMBOR VAMOS PASTORES, VAMOS

El camino que lleva a Belén Vamos pastores, vamos,


baja hasta el valle que la nieve cubrió. vamos a Belén
Los pastorcillos quieren ver a su Rey, a ver en ese niño
le traen regalos en su humilde zurrón la gloria del Edén,
rom pom pom pom, rom pom pom pom a ver en ese niño
la gloria del Edén.
Ha nacido en un portal de Belén
el niño Dios. ¡Ese precioso niño!
Yo me muero por Él
Yo quisiera poner a tus pies sus ojitos me encantan,
algún presente que te agrade Señor, su boquita también,
mas Tú ya sabes que soy pobre también, el padre le acaricia.
y no poseo más que un viejo tambor. La madre mira en Él
rom pom pom pom, rom pom pom pom y los dos extasiados
contemplan aquel ser
¡En tu honor frente al portal tocaré Contemplan aquel ser.
con mi tambor!
Un establo es una cuna,
El camino que lleva a Belén su casa es un portal
yo voy marcando con mi viejo tambor, y sobre duras pajas
nada mejor hay que te pueda ofrecer, por nuestro amor está.
su ronco acento es un canto de amor Allí duerme el niñito
rom pom pom pom, rom pom pom pom junto a un mulo y un buey,
Tomado de AlbumCancionYLetra.com y bien cobijadito,
Cuando Dios me vio tocando ante Él, me con un blanco pañal.
sonrió Con un blanco pañal.

Es tan lindo el niñito,


que nunca podrá ser
que su belleza copie
el lápiz y el pincel;
pues el Eterno Padre
con inmenso poder
hizo que el Hijo fuera
inmenso como Él.
Inmenso como Él.

7
CHIQUIRRITÍN DIME NIÑO DE QUIEN ERES

Ay, del Chiquirritín, Chiquirriquitín, Dime Niño de quien eres


metidito entre pajas; todo vestidito de blanco.
ay, del Chiquirritín, Chiquirriquitín, Soy de la Virgen María
queridito del alma. y del Espíritu Santo.

Por debajo del arco Resuenen con alegría


del portalito, los cánticos de mi tierra
se descubre a María, y viva el Niño de Dios
José y el Niño. que nació en la Nochebuena.

Ay, del Chiquirritín, Chiquirriquitín La Nochebuena se viene, tururú


metidito entre pajas; la Nochebuena se va.
ay, del Chiquirritín, Chiquirriquitín, Y nosotros nos iremos, tururú
queridito del alma. y no volveremos más.

Entre un buey y una mula Dime Niño de quien eres


Dios ha nacido, y si te llamas Jesús.
y en un pobre pesebre Soy amor en el pesebre
le han recogido. y sufrimiento en la Cruz.

Ay, del Chiquirritín, Chiquirriquitín, Resuenen con alegría


metidito entre pajas; los cánticos de mi tierra
ay, del Chiquirritín, Chiquirriquitín, y viva el Niño de Dios
queridito del alma. que nació en la Nochebuena

No me mires airado,
hijito mío;
mírame con los ojos
que yo te miro.

Ay, del Chiquirritín, Chiquirriquitín,


metidito entre pajas;
ay, del Chiquirritín, Chiquirriquitín,
queridito del alma.

8
EL PORTAL DE BELÉN Yo también le doy
mi cariño de verdad,
El portal de Belén ha nacido el niño
luce como el sol, que a los mundos salvará
y en la nieve fría
ha nacido el redentor, Ya los reyes van
por los bosques a buscar,
Cruza el mar una luz, un camino blanco
nace nuestro Dios, que conduce a la verdad
llegan los pastores
a entregarle el corazón Todo es fe y es amor
en la navidad,
Yo también le doy ya van floreciendo
mi cariño de verdad, los caminos de la paz.(BIS)
ha nacido el niño
que a los mundos salvará Yo también cantaré
llena de emoción,
Ya los reyes van rezan las campanas
por los bosques a buscar, y repite mi oración.(BIS)
un camino blanco
que conduce a la verdad

Todo es fe
y es amor en la navidad,
ya van floreciendo
los caminos de la paz.

El rosal floreció
todo es un altar,
suenan en el cielo
cascabeles de cristal.

Yo también le doy
mi cariño de verdad,
ha nacido el niño
que a los mundos salvará

Ya los reyes van


por los bosques a buscar,
un camino blanco
que conduce a la verdad

Todo es fe y es amor
en la navidad,
ya van floreciendo
los caminos de la paz.

Yo también cantaré
llena de emoción,
rezan las campanas
y repite mi oración

9
POSADAS #1
Fuera.- Nos acosa el hielo
tened caridad
Fuera.- La cruda nevada que vuestra bondad
nos tiene agobiados la premiara el cielo.
por eso cansados
pedimos posada. Dentro.- Pues quien sois buen hombre
decidnos al menos
Dentro.-Marchad adelante y os hospedaremos
la hora es avanzada del cielo en el nombre.
no damos posada
a gente ambulante. Fuera.- Mi esposa en su seno
lleva al redentor,
Fuera.- Por piedad señores que os dará su amor
tened compasión de ternura lleno.
nuestra situación
es de las más peores. Dentro.- Entrad María mía
madre del creador
Dentro.- Retiraos en paz nuestro eterno amor
con tan duro empeño será nuestra guía.
no turbéis el sueño
volved más atrás. Fuera.- Ábranse la puertas,
Rómpanse los velos
Fuera.- Eso es imposible que viene a posad
sucumbe mi esposa el Dios de los Cielos.
la nieve la acosa
volved no es posible. Dentro.- Entrad peregrinos
con satisfacción
Dentro.- No creemos sea cierta que os damos posada
nuestra situación con el corazón.
en la población
llamad a otra puerta.

Fuera.- Mi esposa rendida


de andar los caminos
ya pierde la vida
somos peregrinos.

Dentro.- No os canséis en vano


abrir no podemos
no los conocemos
ocupad el llano.

Fuera.- Me llamo José


mi esposa María
yo os juro a fe mía
que os bendeciré.

Dentro.- Yo no puedo abrir


sois desconocidos
que vagáis perdidos
no es puedo abrir.

10
POSADAS #2

Fuera.- En el nombre del Cielo Dentro.- ¿Eres tu José?


os pido posada, tu esposa es María
pues no puede andar entren Peregrinos
mi esposa amada. no los conocía.

Dentro.-Aquí no es mesón Fuera.- Dios pague señores


sigan adelante vuestra caridad
yo no puedo abrir y que os colme el Cielo
no sea algún tunante. de felicidad.

Fuera.-No seáis inhumanos Dentro.- Dichosa la casa


tened caridad que alberga este día,
que el Dios de los cielos a la Virgen pura
os lo premiará. la hermosa María.

Dentro.- Ya se pueden ir Fuera.- Entren Santos Peregrinos,


y no molestar reciban este rincón
porque si me enfado aunque es pobre la morada,
los voy a apalear. la morada os la doy de corazón.

Fuera.- Venimos rendidos


desde Nazaret,
yo soy carpintero
de nombre José.

Dentro.- No me importa el nombre


déjenme dormir,
porque yo les digo
que no hemos de abrir

Fuera.- Posada te pide


amado casero,
por solo una noche,
la Reina del cielo.

Dentro.- Pues si es una Reina


quien lo solicita
¿Cómo es que de noche,
anda tan solita?...

Fuera.- Mi esposa María


es Reina del Cielo
y madre va a ser
del Divino Verbo.

11
VEINTICINCO DE DICIEMBRE HOY ES NAVIDAD

Veinticinco de Diciembre, Navidad, Navidad,


fum, fum, fum. hoy es Navidad
Veinticinco de Diciembre, Es un día de alegría
fum, fum, fum. y felicidad. (bis)

Un niñito muy bonito Campanas por doquier


ha nacido en el portal resuenan sin cesar
con su carita de rosa Proclaman con placer
parece una flor hermosa que hoy es Navidad.
fum, fum, fum
Los niños con canción
Venid, venid, pastorcillos la grata Nueva dan
fum, fum, fum. En este día de amor
Venid, venid, pastorcillos y buena voluntad.
fum, fum, fum.
Navidad, Navidad,
Venid con la pandereta hoy es Navidad
y castañuelas al portal Es un día de alegría
a adorar al rey del cielo y felicidad. (bis)
que ha aparecido en el suelo
fum, fum, fum El niño de Belén
Nos trae la salvación
Desde el cielo está mirando Con júbilo sin par
fum, fum, fum. Se entona la canción
Desde el cielo está mirando
fum, fum, fum. Yo te amo mi Jesús
Tus glorias cantaré
A la tierra rutilante En este día tan feliz
que relumbra con su luz Me regocijaré
Y a la paz del firmamento
celebrando el nacimiento Navidad, Navidad,
fum, fum, fum hoy es Navidad
Es un día de alegría
Veinticinco de Diciembre, y felicidad. (bis)
fum, fum, fum.
Veinticinco de Diciembre, Me gusta compartir
fum, fum, fum Y el día recordar
Cuando Cristo Jesús,
Un niñito muy bonito Me vino a salvar.
ha nacido en el portal
con su carita de rosa Me gozo al saber
parece una flor hermosa Que su infinito amor
fum, fum, fum Nos hace amarnos en
Un cuerpo y unidad

Navidad, Navidad,
hoy es Navidad
Es un día de alegría
y felicidad. (bis)

12
NOCHE DE PAZ Más no lo merezco y te pido perdón.

No hagas pucheritos, duerme padre amado


Noche de paz, noche de amor,
que mi cruel pecado, os causa conflicto.
Todo duerme en derredor.
Entre sus astros que esparcen su luz
A dolor me mueve ver dos animales,
Bella anunciando al niñito Jesús
que finos y leales tu amor los conmueve.
Brilla la estrella de paz
Brilla la estrella de paz.
Quisiste por nombre llamarte Jesús,
como padre amante, tú me diste luz.
Noche de paz, noche de amor,
Todo duerme en derredor Recibe gustoso este rorro ro,
Sólo velan en la oscuridad que muy placentero te lo ofrezco yo.
Los pastores que en el campo están;
Y la estrella de Belén Mi querido Padre, mi Dios y Señor,
Y la estrella de Belén. que sufres alegre del frío el rigor.

Noche de paz, noche de amor, En el crudo invierno tú mi Dios naciste,


Todo duerme en derredor; de todas mis culpas, ya me redimiste.
sobre el santo niño Jesús
Una estrella esparce su luz, Delicias del mundo son pena y pesar,
Brilla sobre el Rey por eso el eterno se quiso humanar.
Brilla sobre el Rey.
En la gloria te cantan, angélicas voces,
Noche de paz, noche de amor, para que te duermas y del sueño goces.
Todo duerme en derredor
Fieles velando allí en Belén Coros celestiales con su dulce acento
Los pastores, la madre también. Canten la ventura de este nacimiento.
Y la estrella de paz
Y la estrella de paz.
CANTOS PARA LA ADORACIÓN
Noche de paz, noche de amor,
Todo duerme en derredor. Himno para adorar al niño Dios
Entre sus astros que esparcen su luz
Bella anunciando al niñito Jesús Aromas se queman de plácido olor,
Brilla la estrella de paz Delante del Niño derrámense flores,
Brilla la estrella de paz. Adórenle reyes y pobres pastores
Y cantos entonen al Dios Salvador (2)
A LA RORRO NIÑO, A LA RORRO RO Estrofas
Son bellísimos tus ojos
A la rorro niño , a la rorro ro y rizado tu cabello,
Que veniste al mundo Como alabastro tu cuello
Solo por mi amor. Pura tu boca infantil.
Esos tus ojitos ya los vas cerrando, Aromas se queman de plácido olor…..
pero estas mirando todos mis delitos.
¡Qué agraciados son tus brazos!
Las lágrimas tiernas, Tus manos, ¡qué delicadas!
son prueba que me amas; Suavísimas tus miradas
pues padeces penas niñito de mi alma. Como las auras de Abril
Aromas se queman de plácido olor…..
Por cuna te ofrezco, mi fiel corazón,

13
El cielo, la tierra y el mar
Acostado Sobre yerbas
Están, ceñido de fajas, Aromas se queman de plácido olor…..
Tú que el orbe desencajas
En los actos de furor. Mirar ese pequeñuelo
Que tiene atadas las manos
Aromas se queman de plácido olor….. Pues a griegos y a Romanos
Y al mundo dominar
¿En dónde apagaste el rayo?
¿En dónde dejaste el Trueno? Aromas se queman de plácido olor…..
Amor te acostó en el heno,
Te ha desarmado el amor. Los héroes y los monarcas
Son insectos a tu lado
Aromas se queman de plácido olor….. Y sobre el cielo estrellado
Los luceros pasarán.
Juega en tu boca preciosa
Pura inocente sonrisa Aromas se queman de plácido olor…..
Cual suele jugar la brisa
Con el botón de la flor
LOS REYES MAGOS
Aromas se queman de plácido olor…..
Cuando los reyes vieron al Niño,
Más unas lágrimas tiernas En un portal cerquita de Belén;
Tu rostro mojan, ho niño Se confirmó, la tradición más fiel
¿Es el llanto del cariño Que habla de su gloria, hasta la eternidad.
O es el llanto del dolor? Cuando los reyes vieron al Niño,
En un portal cerquita de Belén;
Aromas se queman de plácido olor….. Sin vacilar, el mundo va de fiesta,
Y cada corazón musita esta oración.
Tu linda y candida madre,
Te da besos y te mima Dios del cielo, que hiciste la mañana;
Te acaricia y suspira Y también, que brille más el sol.
Pensando en Getzemaní Dios del cielo, bendice nuestras almas,
Tú que traes el amor.
Aromas se queman de plácido olor…..
Cuando los reyes vieron al Niño,
Abrázate conmovida, En un portal cerquita de Belén...
Y llora y vuelve a tus besos El es la fuente, la luz resplandeciente,
Al contemplar los excesos Señor omnipotente, la gloria eres tú.
De tu pueblo contra ti
Dan don, dan din don (3).
Aromas se queman de plácido olor…..
Ya las campanas tocan la fiesta,
Si los ángeles volando pasan, Porque ha nacido Dios el Salvador;
De estrella en estrella El sol le dio, De rayos su fulgor,
Una criatura tan bella, Para loar de gloria Toda una eternidad.
No ha de poder encontrar
Aromas se queman de plácido olor….. Dios del cielo, Señor del universo,
Que a la tierra Nos muestra el camino.
Desde tu rubio cabello, Dios del cielo venimos a adorarte,
hasta tus gloriosas plantas El que ofrenda el alma mía.
Eres hermoso y encantas Cuando los reyes, vieron al niño,

14
En un portal cerquita de Belén; esos blancos calzoncitos.
Sin vacilar, el mundo está de fiesta,
Y cada corazón, le canta esta canción. Levántate niño lindo,
bello lindo lucerito,
Dan don, dan din don (bis). que ya te van a poner
ese precioso fondito.
Ya las campanas tocan la fiesta,
Porque ha nacido Dios el Salvador; Levántate niño lindo,
El sol le dio, de rayos su fulgor, bello lindo romerito,
Para loar de gloria toda una eternidad. que ya te van a poner
ese bello vestidito.
Cuando los reyes, vieron al niño,
En un portal cerquita de Belén, Levántate niño lindo,
Se confirmó la tradición más fiel bello lindo mastuercito,
Que habla de su gloria hasta la eternidad que ya te van a poner
(bis) ese bello listoncito.

Levántate niño lindo


LEVANTATE NIÑO LINDO Agraciada amapolita,
Levántate niño lindo, que ya te van a poner
levántate del portal, esa preciosa gorrita.
que aquí están ya tus padrinos,
que te van a levantar. Levántate niño lindo
ve pisando en hinojitos,
Levántate niño Dios, que ya te van a poner
verás un pueblo lucido, esos lindos zapatitos.
libera de las cadenas
donde estaba sumergido. Levántate niño lindo
bella flor de maravilla,
Despierta mi bien despierta, que ya te van a sentar
despierta bella alhelí, en esa preciosa silla.
que te van a levantar
en éste dichoso día. Levántate niño lindo
levántate del portal,
Levántate niño lindo, que todos con gusto estamos
bella blanca amapolita, que te vamos a adorar.
que ya te van a poner
esa humilde camisita. Y danos tu bendición
a padrinos y caseros
Levántate niño lindo préstanos vida y salud
con muy verdes hinojitos, para el año venidero.
que ya te van a poner

Se cantan las aromas (Página 11)

Las almas de los fieles difuntos por la misericordia de Dios descansen en paz, amén.
¡Bendito y alabado sea el Santísimo Sacramento del altar y la Inmaculada Concepción de la
Santísima Virgen María, concebida en gracia, sin pecado original desde el primer instante de su
ser natural para ser madre de Dios, Señora y abogada nuestra! Amén.

¡Ave María Purísima! ¡Sin pecado concebida!


ORACIONES DEL ROSARIO

15
SEÑAL DE LA CRUZ
Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro.
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

SÍMBOLO DE LOS APÓSTOLES


Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único
Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa
María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado,
descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está
sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y
muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el
perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

ACTO DE CONTRICIÓN
Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser vos
quien sois, bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón
haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno.
Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y
cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amén.

ESQUEMA PARA REZAR LAS POSADAS DEL 16 AL 24 DE DICIEMBRE

En el nombre del Padre y del Hijo + y del Espíritu Santo. Amén

Hermanos, estamos aquí reunidos esta noche para recordar el camino de María y José a
Belén. Así como Dios preparó a los pueblos de Israel para recibir al Salvador, hoy nosotros
en esta posada nos vamos a preparar para celebrar la fiesta de Navidad, que es la fiesta
de la venida de Dios entre nosotros.

CANTO
Se hace un canto de Adviento o de Navidad.

RITO PENITENCIAL
Hermanos, pidámosle perdón a Dios por nuestros pecados. Especialmente, cuando hemos
sido egoístas y no atendemos con caridad las necesidades de los demás Digamos todos:

Yo confieso ante Dios todopoderoso y ante vosotros hermanos que he pecado mucho de
pensamiento, palabra y omisión, por mi culpa, por mi culpa, por mi grande culpa. Por eso
ruego a Santa María siempre Virgen, a los ángeles y a vosotros hermanos que intercedan
por mí ante Dios nuestro Señor.

LITURGIA DE LA PALABRA
(Ver la Posada que toca )…

ORACIÓN UNIVERSAL
(Ver la Posada que toca )…
ANTÍFONA

16
Bajo tu amparo nos acogemos Santa Madre de Dios. No deseches las súplicas que te
dirigimos en Nuestras necesidades, antes bien líbranos de todos los peligros, oh Virgen
gloriosa y bendita. Ruega por nosotros Santa Madre de Dios.
Para que merezcamos alcanzar las gracias prometidas por Jesucristo.

ORACIÓN FINAL:
Oremos. Infunde tu gracia en nuestros corazones, para que habiendo conocido por el
anuncio del ángel la encarnación de tu Hijo, seamos llevados , por su Pasión y su muerte,
a la gloria de la resurrección. Por Cristo Nuestro Señor. Amén.

PRIMERA POSADA

LECTURA
Leer Evangelio según San Lucas 1, 26-33
El anuncio del nacimiento de Jesús
1:26 En el sexto mes, el Ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea,
llamada Nazaret,
1:27 a una virgen que estaba comprometida con un hombre perteneciente a la familia de
David, llamado José. El nombre de la virgen era María.
1:28 El Ángel entró en su casa y la saludó, diciendo: "¡Alégrate!, llena de gracia, el Señor
está contigo".
1:29 Al oír estas palabras, ella quedó desconcertada y se preguntaba qué podía significar
ese saludo.
1:30 Pero el Ángel le dijo: "No temas, María, porque Dios te ha favorecido.
1:31 Concebirás y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús;
1:32 él será grande y será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de
David, su padre,
1:33 reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su reino no tendrá fin".

REFLEXIÓN
Os anunciamos la venida de Cristo, y no sólo una sino también una segunda que será sin
duda mucho más gloriosa que la primera. La primera se realizó en el sufrimiento, la
segunda traerá consigo la corona del reino. Porque en nuestro Señor Jesucristo casi todo
presenta una doble dimensión. Doble fue su nacimiento: uno, de Dios, antes de todos los
siglos; otro, de la Virgen, en la plenitud de los tiempos. Doble su venida: una en
la oscuridad y calladamente, como lluvia sobre el césped; la segunda, en el esplendor de
su gloria, que se realizará en el futuro.
En la primera venida fue envuelto en pañales y recostado en un pesebre; en la segunda
aparecerá vestido de luz. En la primera sufrió la cruz, pasando por encima de la
ignominia; en la segunda vendrá lleno de poder y de gloria, rodeando de todos los
ángeles.
Por lo tanto, no nos detengamos sólo en la primera venida, sino esperemos ansiosamente
la segunda. Y así como en la primera dijimos: bendito el que viene en el nombre del
Señor, en la segunda repetiremos lo mismo cuando, junto con los ángeles, salgamos a su
encuentro y lo aclamemos adorándolo y diciendo de nuevo: bendito el que viene en el
nombre del Señor.

ORACIÓN UNIVERSAL
Oremos:
Para que recorriendo junto a María y José el camino a Belén abramos sin miedo nuestro
corazón a Cristo.
Ven Señor, no tardes

17
Para que sepamos recibir a Cristo en esta Navidad.
Ven Señor, no tardes
Para que por medio de los Sacramentos y la Vida de Gracia preparemos nuestro corazón
para recibir a Cristo.
Ven Señor, no tardes.
(Regresar al Esquema general para pedir Posada...)

SEGUNDA POSADA

LECTURA
LEER EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 1, 34-381:34
María dijo al Ángel: "¿Cómo puede ser eso, si yo no tengo relaciones con ningún
hombre?"
1:35 El Ángel le respondió: "El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo
te cubrirá con su sombra. Por eso el niño será Santo y será llamado Hijo de Dios.
1:36 También tu parienta Isabel concibió un hijo a pesar de su vejez, y la que era
considerada estéril, ya se encuentra en su sexto mes,
1:37 porque no hay nada imposible para Dios".
1:38 María dijo entonces: "Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mí lo que has
dicho". Y el Ángel se alejó.

REFLEXIÓN
María fue fiel ante todo cuanto, con amor se puso a buscar el sentido profundo del
designio de Dios en ella y para el mundo.
¿Cómo sucederá esto?, preguntaba ella al ángel de la anunciación. Ya en el antiguo
testamento el sentido de esta búsqueda se traduce en una expresión de rara belleza y
extraordinario contenido espiritual. "
Buscar el rostro del Señor". No habrá fidelidad si no hubiere en la raíz esta ardiente,
paciente y generosa búsqueda; si no se encontrara en el corazón del hombre una
pregunta, para la cual solo Dios tiene respuesta, mejor dicho, para la cual sólo Dios es la
respuesta.

ORACIÓN UNIVERSAL
Oremos:
Para que al igual que María, tengamos una alma llena de gracia para escuchar el llamado de
Dios.
Te rogamos Señor.
Para que por medio de la oración, como lo hacía María, descubramos nuestra vocación.
Te rogamos Señor.
Para que sepamos imitar la fidelidad de María a la voluntad de Dios.
Te rogamos Señor.
(Regresar al Esquema general para pedir Posada...)

TERCERA POSADA

LECTURA
Leer Evangelio según San Mateo 1, 18-21
1:18 Este fue el origen de Jesucristo: María, su madre, estaba comprometida con José y,
cuando todavía no habían vivido juntos, concibió un hijo por obra del Espíritu Santo.

18
1:19 José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente, resolvió
abandonarla en secreto.
1:20 Mientras pensaba en esto, el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: "José, hijo
de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella
proviene del Espíritu Santo.
1:21 Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús, porque él salvará a su Pueblo
de todos sus pecados".

REFLEXIÓN
El Verbo de Dios, incorpóreo, incorruptible e inmaterial, vino a nuestro mundo, aunque
tampoco se hallaba lejos, pues nunca parte alguna del universo se hallaba vacía de él, sino que
lo llenaba todo en todas partes, ya que está junto al Padre.
Pero Él vino en su benignidad hacia nosotros, y en cuanto se nos hizo visible. Tuvo piedad de
nuestra raza y de nuestra debilidad y, compadecido de nuestra corrupción, no soportó que la
muerte nos dominase, para que no pereciese lo que había sido creado, con lo que hubiera
resultado inútil la obra de su Padre al crear al hombre, y por eso tomó para sí un cuerpo como
el nuestro, ya que no se contentó con habitar en un cuerpo, ni tampoco hacerse simplemente
visible, hubiera podido ciertamente asumir un cuerpo más excelente; pero él tomó nuestro
mismo cuerpo.
En el seno de la Virgen, se construyó un templo, es decir, su cuerpo , y lo hizo su propio
instrumento, en el que había de darse a conocer y habitar; de este modo, habiendo tomado un
cuerpo semejante al de cualquiera de nosotros, ya que todos estaban sujetos a la corrupción
de la muerte, lo entregó a la muerte para todos, ofreciéndolo al Padre en un amor sin límites.

ORACIÓN UNIVERSAL
Oremos:
Para que el nacimiento de Cristo sirva para renovar nuestra alma.
Te rogamos Señor.
Para que por medio de nuestros actos diarios demos testimonio de la presencia de Dios entre
nosotros.
Te rogamos Señor.
Para que al igual que José y María sepamos llevar a Cristo todas las almas.
Te rogamos Señor.
(Regresar al Esquema general para pedir Posada...)

CUARTA POSADA
LECTURA
Leer Evangelio según San Lucas 1, 39-45
La visita de María a Isabel
1:39 En aquellos días, María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá.
1:40 Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel.
1:41 Apenas esta oyó el saludo de María, el niño saltó de alegría en su seno, e Isabel, llena del
Espíritu Santo,
1:42 exclamó: "¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre!
1:43 ¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a visitarme?
1:44 Apenas oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi seno.
1:45 Feliz de ti por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor".

REFLEXIÓN
Después de la visión de la perfección, de la pureza de María, brotan espontáneamente las
palabras: toda hermosa eres, ¡oh María! Esta contemplación de la belleza sigue a la

19
contemplación de la pureza y por esta misma contemplación nos preguntamos: ¿por qué?
¿Cuál es la raíz de esta belleza? Y encontramos la raíz de esta belleza en que María está
emparentada nada menos que con Dios; precisamente porque ha salido de sus con una
integridad. Así como un espejo blanco y puro refleja el cielo , así debería ser el humano que
está hecho a imagen de Dios. Aquí tenemos finalmente un retrato de Dios, puro,
incontaminado. En él podemos comprender, mejor que en cualquier otra criatura, qué es Dios,
conociendo a la Virgen.
Y así se explica la belleza. Es una belleza divina que se refleja en la Virgen y no solamente en su
persona sino en todo cuanto ella cumple por designio de Dios.
María será la madre de Dios; y estará vinculada al misterio más grande que la historia humana
pueda comprender.

ORACIÓN UNIVERSAL
Oremos:
Para que hagamos nuestras las virtudes de la Santísima Virgen.
Escúchanos Señor.
Para que al igual que María seamos caritativos con los que nos rodean.
Escúchanos Señor.
Para que así como Juan el Bautista, saltemos de gozo por la presencia del Señor entre
nosotros.
Escúchanos Señor.
(Regresar al Esquema general para pedir Posada...)

QUINTA POSADA

LECTURA
Leer Evangelio según San Mateo 1, 22-25
1:22 Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por el Profeta:
1:23 La Virgen concebirá y dará a luz un hijo a quien pondrán el nombre de Emmanuel, que
traducido significa: "Dios con nosotros".
1:24 Al despertar, José hizo lo que el Ángel del Señor le había ordenado: llevó a María a su
casa,
1:25 y sin que hubieran hecho vida en común, ella dio a luz un hijo, y él le puso el nombre de
Jesús.

REFLEXIÓN
Si relacionas a San José con la Iglesia universal de Cristo, ¿no es este el hombre privilegiado y
providencial, por medio del cual la entrada de Cristo en el mundo se desarrolló de una manera
ordenada y sin escándalos?. Si es verdad que la Iglesia entera es deudora a la Virgen Madre
por cuyo medio recibió a Cristo, después de María es San José a quien debe agradecimiento y
una veneración singular.
José viene a hacer el broche del Antiguo Testamento, broche en el que fructifica la promesa
hecha a los Patriarcas y a los Profetas. Sólo él poseyó de una manera corporal lo que para ellos
había sido mera promesa.
No cabe duda de que Cristo no sólo se ha desdicho de la familiaridad y respeto que tuvo con él
durante su vida mortal como si fuera su padre, sino que la habrá completado y perfeccionado
en el cielo.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos:
Para que imitemos a San José como siervos dóciles de Dios.

20
Padre escúchanos.
Para que como San José nuestros actos cotidianos sirvan al Plan de Salvación de Dios.
Padre escúchanos.
Para que aprendamos de San José a ser buenos padres.
Padre escúchanos.
(Regresar al Esquema general para pedir Posada...)

SEXTA POSADA

LECTURA
Leer Evangelio según San Lucas 2, 1-7

El nacimiento de Jesús
2:1 En aquella época apareció un decreto del emperador Augusto, ordenando que se realizara
un censo en todo el mundo.
2:2 Este primer censo tuvo lugar cuando Quirino gobernaba la Siria.
2:3 Y cada uno iba a inscribirse a su ciudad de origen.
2:4 José, que pertenecía a la familia de David, salió de Nazaret, ciudad de Galilea, y se dirigió a
Belén de Judea, la ciudad de David,
2:5 para inscribirse con María, su esposa, que estaba embarazada.
2:6 Mientras se encontraban en Belén, le llegó el tiempo de ser madre;
2:7 y María dio a luz a su Hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre,
porque no había lugar para ellos en el albergue.

REFLEXIÓN
Despierta, hombre: por ti Dios se hizo hombre. Despierta, tú que duermes, surge de entre los
muertos; y Cristo con su luz te alumbrará. Te lo repito: por ti Dios se hizo hombre.
Estarías muero para siempre, si Él no hubiera nacido en el tiempo, si Él no hubiera asumido
una carne semejante a la del pecado. Estarías condenado a una miseria eterna, si no hubieras
recibido tan gran misericordia. Nunca hubieras vuelto a la vida, si Él no se hubiera sometido
voluntariamente a tu muerte.
Hubieras perecido, si Él no te hubiera auxiliado. Estarías perdido sin remedio, si Él no hubiera
venido a salvarte.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos:
Para que no seamos indiferentes al nacimiento de Cristo.
Señor, escucha nuestra oración.
Para que el nacimiento de Cristo transforme nuestras vidas.
Señor, escucha nuestra oración.
Para que por nuestro testimonio, el mundo sepa que Cristo ha nacido entre nosotros.
Señor, escucha nuestra oración.
(Regresar al Esquema general para pedir Posada...)

SÉPTIMA POSADA

LECTURA
Leer Evangelio según San Lucas 2, 8-20

21
La visita de los pastores
2:8 En esa región acampaban unos pastores, que vigilaban por turno sus rebaños durante la
noche.
2:9 De pronto, se les apareció el Ángel del Señor y la gloria del Señor los envolvió con su luz.
Ellos sintieron un gran temor,
2:10 pero el Ángel les dijo: "No teman, porque les traigo una buena noticia, una gran alegría
para todo el pueblo:
2:11 Hoy, en la ciudad de David, les ha nacido un Salvador, que es el Mesías, el Señor.
2:12 Y esto les servirá de señal: encontrarán a un niño recién nacido envuelto en pañales y
acostado en un pesebre".
2:13 Y junto con el Ángel, apareció de pronto una multitud del ejército celestial, que alababa a
Dios, diciendo:
2:14 "¡Gloria a Dios en las alturas,
y en la tierra, paz a los hombres amados por él!"
2:15 Después que los ángeles volvieron al cielo, los pastores se decían unos a otros: "Vayamos
a Belén, y veamos lo que ha sucedido y que el Señor nos ha anunciado".
2:16 Fueron rápidamente y encontraron a María, a José, y al recién nacido acostado en el
pesebre.
2:17 Al verlo, contaron lo que habían oído decir sobre este niño,
2:18 y todos los que los escuchaban quedaron admirados de lo que decían los pastores.
2:19 Mientras tanto, María conservaba estas cosas y las meditaba en su corazón.
2:20 Y los pastores volvieron, alabando y glorificando a Dios por todo lo que habían visto y
oído, conforme al anuncio que habían recibido.

REFLEXIÓN
En la Navidad hay que pensar una y otra vez. Así lo hicieron los pastores que fueron los
primeros testigos del nacimiento de Jesús, a ser convocados por el ángel para comprobar el
hecho acaecido. Fueron a Belén, encontraron a Jesús, con María y José, y a la vuelta, contaron
lo que se les había dicho acerca del Niño. Y cuantos los oían se maravillaban de los que les
decían los pastores. Así podemos decir, el Evangelio comienza a ser noticia, a difundirse
discreta y secretamente, y a contribuir a la formación de esa conciencia popular mesiánica que
cogerá, luego, la predicación de Juan el Bautista, el Precursor, y después el mismo Jesús.
Pero otra circunstancia muy clara nos exhorta a pensar nuevamente en el hecho de la Navidad,
evocado por la fiesta litúrgica para descubrir en Él el sentido, el significado trascendente que
esconde y manifiesta. La Navidad tiene un contenido propio, secreto que se descubre sólo a
quien lo busca.
Pensemos en la misma Virgen María, en el éxtasis de su alma limpísima, ya bien consciente del
misterio de su divina maternidad y absorta totalmente en la meditación de cuanto sucedió en
ella y a su alrededor.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos:
Para que seamos humildes como los pastores.
Te rogamos Señor.
Para que al igual que los pastores seamos testigos del nacimiento de Cristo. Te rogamos Señor.
Para que así como los pastores manifestaron el nacimiento de Cristo, nosotros llevemos la
Buena Nueva a todos los confines del mundo.
Te rogamos Señor.
(Regresar al Esquema general para pedir Posada...)

OCTAVA POSADA

22
LECTURA
Leer Evangelio según San Mateo 2, 1-12

La visita de los magos


2:1 Cuando nació Jesús, en Belén de Judea, bajo el reinado de Herodes, unos magos de Oriente
se presentaron en Jerusalén
2:2 y preguntaron: "¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer? Porque vimos su
estrella en Oriente y hemos venido a adorarlo".
2:3 Al enterarse, el rey Herodes quedó desconcertado y con él toda Jerusalén.
2:4 Entonces reunió a todos los sumos sacerdotes y a los escribas del pueblo, para
preguntarles en qué lugar debía nacer el Mesías.
2:5 "En Belén de Judea, le respondieron, porque así está escrito por el Profeta:
2:6 Y tú, Belén, tierra de Judá, ciertamente no eres la meno entre las principales ciudades de
Judá, porque de ti surgirá un jefe que será el Pastor de mi pueblo, Israel".
2:7 Herodes mandó llamar secretamente a los magos y después de averiguar con precisión la
fecha en que había aparecido la estrella,
2:8 los envió a Belén, diciéndoles: "Vayan e infórmense cuidadosamente acerca del niño, y
cuando lo hayan encontrado, avísenme para que yo también vaya a rendirle homenaje".
2:9 Después de oír al rey, ellos partieron. La estrella que habían visto en Oriente los precedía,
hasta que se detuvo en el lugar donde estaba el niño.
2:10 Cuando vieron la estrella se llenaron de alegría,
2:11 y al entrar en la casa, encontraron al niño con María, su madre, y postrándose, le
rindieron homenaje. Luego, abriendo sus cofres, le ofrecieron dones: oro, incienso y mirra.
2:12 Y como recibieron en sueños la advertencia de no regresar al palacio de Herodes,
volvieron a su tierra por otro camino.

REFLEXIÓN
Es necesario que estos esforzados buscadores del Rey de los judíos salgan del palacio de
Herodes y se dejen de las interminables discusiones; es necesario que abandonen la Ciudad
Santa y confíen en la Estrella (es decir en el signo que Dios mismo ofrece para que puedan
descubrir el nuevo lugar santo donde ha decidido encontrar al hombre que lo busca).
Y la estrella se paró en el lugar donde se encontraba el Niño. En este momento ya no hay
separación porque se juntan el signo y la realidad.
El signo ha sido espectacular. La realidad, por el contrario, aparece modesta, ordinaria, casi me
atrevería a decir, desilusionante.
Una casa cualquiera. Una escena muy común y personas sin importancia.
Habiendo entrado en la casa, vieron al Niño con María, su Madre. No hay más, aquí está todo.
Es mucho más fácil ver una estrella y quedarse extasiados por su aparición que "ver " un
cuadro tan familiar. Esta señal grandiosa, en este caso, nos lleva a una realidad pequeña,
insignificante.
Y postrados lo adoraron.
La estrella no tiene ya ninguna función. Ahora entra en juego la fe. Solamente la fe permite el
ver más allá de las apariencias e incita a adorar.
Solamente la fe consciente el ver la gloria, la grandeza infinita que puede contenerse en la
pequeñez.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos:
Para que nuestros corazones estén abiertos a recibir todos aquellos signos que nos
manifiestan la voluntad de Dios.

23
Ven Señor no tardes
Para que al igual que los Reyes Magos sigamos esos signos que nos llevan a Cristo.
Ven Señor no tardes.
Para que al final del camino de nuestras vidas, habiendo seguido los signos que Dios nos da
lleguemos a adorar a nuestro Señor Jesucristo en la vida eterna.
Ven Señor no tardes.
(Regresar al Esquema general para pedir Posada...)

NOVENA POSADA

LECTURA
Leer Evangelio según San Juan 1, 1-12

La Palabra se hizo carne


1:1 Al principio existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios,
y la Palabra era Dios.
1:2 Al principio estaba junto a Dios.
1:3 Todas las cosas fueron hechas por medio de la Palabra y sin ella no se hizo nada de todo lo
que existe.
1:4 En ella estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.
1:5 La luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la recibieron.
1:6 Apareció un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan.
1:7 Vino como testigo, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por medio de él.
1:8 Él no era la luz, sino el testigo de la luz.
1:9 La Palabra era la luz verdadera que, al venir a este mundo, ilumina a todo hombre.
1:10 Ella estaba en el mundo, y el mundo fue hecho por medio de ella, y el mundo no la
conoció.
1:11 Vino a los suyos, y los suyos no la recibieron.
1:12 Pero a todos los que la recibieron, a los que creen en su Nombre, les dio el poder de llegar
a ser hijos de Dios.

REFLEXIÓN
Para nosotros la esperanza solo tiene un valor pedagógico; es un recuerdo de la preparación
secular a la venida de Cristo. Cristo ya ha venido. La realidad del Mesías ya se ha cumplido para
nosotros.
Esta es la espiritualidad de la Navidad, en la cual la historia, la teología, el Misterio de la
Encarnación, nuestro destino humano y sobrenatural, se funden y se convierten en
celebración, es decir en Liturgia: una liturgia que se alimenta de toda la tierra, de toda la
historia y que se levanta, hasta los cielos, hasta la gloria Divina. Si, Cristo ya ha venido; pero
una misteriosa y terrible desgracia no todos lo han conocido, no todos lo han acogido: así lo
afirma el prólogo del evangelio de San Juan: "El era la luz verdadera que ilumina a todo
hombre que viene a este mundo..., y el mundo no lo conoció. Leer Evangelio según San Lucas
Mateo 1, 18-21. Vino a los suyos y los suyos no lo recibieron. Este es el cuadro de la
humanidad que, después de veinte siglos de historia, tenemos ante nuestros ojos. ¿Cómo es
posible? ¿Qué podemos decir? No pretendemos investigar en una realidad inmersa en un
misterio que nos trasciende. El misterio del bien y del mal.

ORACIÓN UNIVERSAL
Oremos:
Para que en la pequeñez sepamos ver la grandeza del Señor.
Escúchanos Padre.

24
Para que recibamos a Cristo en nuestros corazones en esta Navidad.
Escúchanos Señor.
Para que la luz de Cristo ilumine siempre nuestras vidas, y seamos testigos vivos de su
presencia entre nosotros.
Escúchanos Padre.
(Regresar al Esquema general para pedir Posada...)

25