You are on page 1of 3

EL SISTEMA ENDOCRINO

GLÁNDULAS DEL CUERPO HUMANO

Las glándulas endocrinas se encuentran diseminados por todo el cuerpo. Este es el único
sistema del cuerpo humano que no tiene una continuidad anatómica, aunque sí se le considera
como un sistema que constituye una unidad funcional.
Las diversas glándulas presentes en nuestro cuerpo son:
 El eje Hipotálamo-Hipófisis
 EL Tiroides y el Paratiroides
 Glándulas o Cápsulas Suprarrenales
 El Páncreas
 Las Glándulas Sexuales o Gónadas

EL EJE HIPOTÁLAMO-HIPÓFISIS

Se le puede considerar como una unidad funcional que se encuentra situado dentro del cráneo,
en la base del encéfalo.
El Hipotálamo tiene una función nerviosa (se relaciona con el sueño y con sensaciones como
la sed y el hambre) y otra endocrina (coordina toda la función hormonal). Elabora hormonas
que están relacionadas con la función de la Hipófisis. Los compuestos liberados por el
hipotálamo activan o inhiben la producción de las hormonas de la hipófisis. La Hipófisis es
un pequeña glándula endocrina que cuelga del hipotálamo. Está divida en varios lóbulos. Los
que tienen relación con el sistema endocrino son: La Adenohipófisis o hipófisis anterior La
Neurohipófisis o hipófisis posterior.

Hormonas Producidas por la HIPÓFISIS y sus correspondientes efectos o acciones:

 TSH: Hormona estimulante de Tiroides.


 ACTH: Hormona estimulante de la corteza de las cápsulas suprarrenales.
 STH: Hormona somatotropa o de crecimiento.
 LH: Hormona estimulante del cuerpo lúteo.
 FSH: Hormona estimulante del folículo.

TIROIDES Y PARATIROIDES

Tiroides La tiroides es una glándula bilobulada situada en la parte anterior del cuello,
rodeando a la traquea y la laringe. La Tiroides es una glándula regulada por la hipófisis y
mantiene una acción sobre el crecimiento de los huesos. Las hormonas tiroideas, la tiroxina
y la triyodotironina aumentan el consumo de oxígeno y estimulan la tasa de actividad
metabólica, regulan el crecimiento y la maduración de los tejidos del organismo y actúan
sobre el estado de alerta físico y mental. La tiroides también secreta una hormona
denominada calcitonina, que disminuye los niveles de calcio en la sangre e inhibe su
reabsorción ósea. El exceso de producción hormonal del Tiroides produce una enfermedad
denominada Hipertiroidismo. El déficit produce Hipotiroidismo.
Paratiroides Las glándulas paratiroides se localizan en un área cercana o están inmersas en la
glándula tiroides. La hormona paratiroidea o parathormona regula los niveles sanguíneos de
calcio, fósforo y estimula la reabsorción de hueso. La secreción de la hormona del
paratiroides se regula por los niveles de calcio en sangre.

GLÁNDULAS SUPRARRENALES

Se encuentran encima de los riñones y adheridas a ellos. En estas glándulas se pueden


distinguir dos zonas perfectamente diferenciadas: La médula, que produce unos compuestos
denominados neurotransmisores. Estos compuestos actúan en el sistema nervioso vegetativo,
alertando al organismo ante situaciones de emergencia. La corteza, que produce dos
hormonas, el cortisol y la aldosterona. La secreción hormonal de la corteza suprarrenal está
regulada por la hipófisis.

HORMONAS Y NEUROTRANSMISORES PRODUCIDOS EN LAS CÁPSULAS


SUPRARRENALES, ASÍ COMO SUS CORRESPONDIENTES EFECTOS O ACCIONES

Acción de la Insulina Glucagón


Páncreas Es una glándula mixta (producen compuestos que vierten al exterior y otros que
vierten al interior). .Forma parte del Aparato Digestivo y del Sistema Endocrino. Se
encuentra debajo del Estómago y está conectada con el Duodeno. Al Aparato Digestivo vierte
el jugo pancreático que interviene en la digestión de los alimentos. Produce dos hormonas
para el Sistema Endocrino y realiza esta función a través de las células de los denominados
Islotes de Langerhans: Insulina y Glucagón.
Estas dos hormonas regulan la concentración de azúcar en la sangre y sus efectos son
antagónicos, es decir, una hace lo contrario de la otra. El Glucagón favorece la degradación
del Glucógeno almacenado en los tejidos y libera Glucosa a la sangre para su distribución a
los órganos que lo necesiten. Recuerda que la glucosa se utiliza como fuente de energía para
las células. La Insulina tiene el efecto contrario, ya que facilita la absorción de la glucosa de
la sangre por los diferentes tejidos, principalmente por los músculos. La glucosa es una fuente
de energía para los músculos. Cuando el páncreas no puede producir suficiente Insulina, la
glucosa se acumula en la sangre y provoca una enfermedad denominada Diabetes.

GLÁNDULAS SEXUALES O GÓNADAS

Las gónadas (testículos y ovarios) son glándulas mixtas que en su secreción externa producen
gametos y en su secreción interna producen hormonas que ejercen su acción en los órganos
que intervienen en la función reproductora. Cada gónada produce las hormonas propias de
su sexo, pero también una pequeña cantidad de las del sexo contrario. El control se ejerce
desde la hipófisis. Ovarios: Los ovarios son los órganos femeninos de la reproducción, o
gónadas femeninas. Son estructuras pares con forma de almendra situadas a ambos lados del
útero. Los folículos ováricos producen óvulos, o huevos, y también segregan un grupo de
hormonas denominadas estrógenos, necesarias para el desarrollo de los órganos
reproductores y de las características sexuales secundarias, como distribución de la grasa,
amplitud de la pelvis, crecimiento de las mamas y vello púbico y axilar.
La progesterona: Ejerce su acción principal sobre la mucosa uterina en el mantenimiento del
embarazo. También actúa junto a los estrógenos favoreciendo el crecimiento y la elasticidad
de la vagina. Los ovarios también elaboran una hormona llamada relaxina, que actúa sobre
los ligamentos de la pelvis y el cuello del útero y provoca su relajación durante el parto,
facilitando de esta forma el alumbramiento.

Testículos: Las gónadas masculinas o testículos son cuerpos ovoideos pares que se
encuentran suspendidos en el escroto. Las células de Leydig de los testículos producen una
o más hormonas masculinas, denominadas andrógenos. La más importante es la testosterona,
que estimula el desarrollo de los caracteres sexuales secundarios, influye sobre el crecimiento
de la próstata y vesículas seminales, y estimula la actividad secretora de estas estructuras.
Los testículos también contienen células que producen gametos masculinos o
espermatozoides.