You are on page 1of 14

Concepto de título valor.

Los títulos valores son documentos necesarios para legitimar el ejercicio


del derecho literal y autónomo que en ellos se incorpora, pueden ser de
contenido crediticio, corporativo o de participación y de tradición o
representativo de mercancías, según el artículo 619 del código de
comercio.
Desde el punto de vista material el título valor es un documento escrito,
siempre firmado (unilateralmente) por el deudor; es además un pedazo
de papel que contiene diversas menciones En un segundo plano, se
define al título valor como un derecho en beneficio de una persona.
El derecho consignado en el documento, nace con la creación de éste.
Tiene un valor en la actividad económica en general y en los negocios
mercantiles en especial, por ello y para el desarrollo de la economía de
un país, interesa que el titulo como valor en sí mismo, pueda entrar en
circulación económica como los demás bienes.
Quien suscribe un título valor se obliga a una prestación frente al
poseedor del título, o quién resulte tal, y no subordina esa obligación a
ninguna aceptación, ni a ninguna contraprestación.
Clasificación de los títulos valores
Los títulos valores tienen diferentes clasificaciones que a continuación se
exponen.
Según su derecho incorporado :
Títulos jurídico-oligacionales o cambiarios: Se definen como aquellos
que incorporan un derecho de crédito. Ej. Cheque, letra de cambio… etc.
Títulos jurídico-personales o de participación: Estos se definen como
aquellos que atribuyen a su titular una determinada posición en el ámbito
de una entidad organizada. Ej. Las acciones de una S.A.
Títulos juridico-reales o de tradición: Vienen definidos como aquellos
que incorporan la posesión y en muchos casos la disponibilidad de unas
determinadas mercancías. Ej. Un resguardo de depósito en almacenes
generales.

Un cheque (anglicismo de cheque o check) es un documento contable de valor en el que


la persona que es autorizada para extraer dinero de una cuenta (por ejemplo, el titular),
extiende a otra persona una autorización para retirar una determinada cantidad de dinero de
su cuenta, la cual se expresa en el documento, prescindiendo de la presencia del titular de la
cuenta bancaria.
El cheque es un título de valor a la orden o al portador y abstracto en virtud del cual una
persona, llamada librador, ordena incondicionalmente a una institución de crédito el pago a la
vista de una suma de dinero determinada a favor de una tercera persona llamada beneficiario.

Requisitos[editar]
El cheque sólo puede ser expedido cuando se reúnan los requisitos siguientes:

 La institución de crédito celebrará un contrato con el librador: Los bancos reciben de sus
clientes dinero que se obligan a devolver a la vista, cuando el cliente lo requiera. Para
documentar las órdenes de pago de los clientes se utilizan los cheques.
Por el contrato de cheque, en consecuencia, el banco que se obliga a recibir dinero de su
cuenta-habiente, a mantener el saldo de la cuenta a disposición de éste, y a pagar los
cheques que el cliente libre con cargo al saldo de la cuenta. A la cuenta de cheques se le
denomina en la práctica bancaria “cuenta corriente de cheques”, porque el cuenta-habiente
hace entregas que se le abonan y libra cheques que se le cargan al ser pagados; por lo que la
cuenta tiene una secuencia indefinida.
La cuenta de cheques es un presupuesto de la normalidad, no de la esencia del cheque.
Puede una persona librar cheques y no tener la cuenta y el tenedor podrá ejercitar las
acciones correspondientes contra los obligados, e incluso el librador recibirá una sanción. Y si
el banco se negare a pagar un cheque sin causa justa, a no ser que esté indispuesto u
obrando, infringiendo sus obligaciones derivadas del contrato de cheque, también deberá
pagar al librador una pena por el cheque desatendido.

 Los fondos disponibles: La existencia de fondos disponibles es también un presupuesto de


la regularidad del cheque; presupuesto cuya existencia no influye sobre la eficacia del
título, y cuya ausencia es sancionada también.

 Que el librador haya sido autorizado por el librado para expedir cheques a cargo de la
cuenta del librador.
Pago[editar]
El cheque debe pagarse en el momento en que se presente al librado. Como título de
crédito que es, el pago del cheque debe hacerse precisamente contra su entrega.
Responsabilidad del librador: El librador es el principal responsable del pago del cheque. Por
eso en el cheque la acción cambiaria directa se ejercita contra el librador y sus avalistas (se
equipara al librador como el aceptante de la letra de cambio) y la acción de regreso en contra
de los endosantes y sus avalistas. El librado (entidad financiera) no tiene responsabilidad en
virtud del documento porque nunca formaliza la aceptación, a diferencia de la letra de cambio.
El librador de un cheque que se presenta en tiempo y que no se pague por causa a él
imputable, es responsable de los daños y perjuicios que sufra el tenedor.
Responsabilidad del librado: La institución de crédito que autorice a una persona para expedir
cheques está obligada a cubrirlos hasta el importe de las sumas que tenga a disposición del
librador. Cuando la institución se niegue sin justa causa a pagar un cheque debe resarcir al
librador de los daños y perjuicios.
Se dice que un cheque rebotó cuando y como no hubo fondos.

Características[editar]
Las características de los cheques son:

Literalidad[editar]
Significa que vale única y exclusivamente por lo que se plasme en el cheque de manera
específica.

Valor[editar]
Otra característica es que tienen valor per se, es decir que tiene valor por sí mismo en el
documento como el título valor que es. Esto significa por ejemplo que al cobrarse en un banco,
el poseedor, siempre y cuando el cheque cuente con endoso, no tiene que dar explicación al
banco de por qué lo está cobrando. Esta característica hace que un cheque sea como un
billete, que tiene un valor por sí mismo más el portador a la causa validada en un solo cheque
sea como un billete. Además se llena un formulario especial a través del cual el librado le
ordena al librador que dono todo o parte de los fondos realizados en la entidad bancaria de
manera conjuntiva y ordenada.

A la vista[editar]
Los cheques son siempre a la vista, es decir que no tienen fecha de cuándo deben ser
pagados. La fecha que se plasma en el cheque sólo cumple la función de dejar constancia de
cuándo el emisor tenía la intención de que ese cheque sea cobrado. No obstante el banco
está obligado a hacer efectivo un cheque el día en que se presenta al cobro, sin importar que
la fecha que aparezca plasmada en éste aún no haya llegado. Hay cheques pos-fechados.
Hay que tener muy en cuenta que los cheques prescriben y por ende caducan.
Transcurrida la fecha prevista para el cobro el cheque caducará, el margen de tiempo para
que caduque un cheque depende según el país donde se haya emitido el documento
financiero. En España los cheques caducan a los 15 días, mientras que si se emiten fuera de
este país pueden caducar a los 60 días. Aunque no prescriben hasta los 6 meses 1.

Tipos de cheques[editar]
Los cheques pueden ser de muchas clases, entre pt, nominativo, a la shet o al portador. En el
primer caso, solo puede cobrarlo la persona indicada en el cheque (sea esta física o jurídica).
En el segundo caso, puede ser cobrado por el beneficiario indicado, sin embargo, este puede
entregarlo en pago a otra persona, para lo cual debe escribir su firma en el dorso del cheque -
este acto se denomina endoso-. En este caso, cualquier persona puede cobrarlo como si fuera
al portador. Y en el último caso, lo puede cobrar cualquier persona que sea portadora del
mismo. En algunos países la legislación contempla únicamente cheques nominativos, es decir
que son emitidos a nombre o a favor siempre de una persona específica.
La cantidad a pagar se escribe dos veces (una en números y otra en letras) para mayor
seguridad, y en los dos casos se rodea con símbolos (por ejemplo #50,00# € en vez de 50,00
€) para que no se puedan añadir cifras adicionales (y cobrar 950,00€, por ejemplo). Para
imposibilitar todavía más el cambio de cifras se pueden tapar con celo adhesivo.
Hay cheques que tienen límites de hasta cuanto tiempo se da para ser cobrado; dígase, 180
días.

 Cheque cruzado. el dinero deberá ser cobrado a través de una entidad bancaria que
intermedie en el proceso, y no se podrá retirar en efectivo salvo que esta entidad bancaria
de la cual es cliente el cobrador sea la misma que libra el cheque.
Insertando la cláusula “para abono en cuenta” produce la consecuencia de que no puede ser
cobrado en efectivo, sino que deberá ser abonado en la cuenta del portador.

 Cheque certificado / conformado. El librado exige al librador que lo certifique haciendo


constar que tiene en su poder fondos suficientes para cubrir el cheque. Se realiza con
palabras como “acepto” “clavo visto” o “bueno” escritas por el banco que emitió el cheque
y firmada por el librador.
La certificación del cheque transmite la propiedad de la provisión a la orden del tenedor y
produce el descargo del librador. Desde el momento en que ha sido certificado un cheque, la
provisión correspondiente queda bajo la responsabilidad del librado, quien deberá retirarla de
la cuenta del librador y mantenerla en una cuenta del pasivo con el título de "Cheques
Certificados" u otro título apropiado. El Banco que ha certificado un cheque asume la
obligación de pagarlo.

 Cheque de caja o Cheque de Gerencia. Es un cheque expedido por una institución de


crédito a sus propias dependencias. Representa una garantía y no suele tener fecha de
caducidad. En la práctica funciona como dinero líquido, ya que el valor se retira de la
cuenta del pagador en la fecha de expedición en lugar de la de cobro y el librador es el
director de la oficina bancaria. En España y otros países se le denomina cheque bancario,
impropiamente ya que todos los cheques son de algún modo bancarios y suele provocar
ambigüedades y errores.

 Cheques de viajero. Son los expedidos por instituciones de crédito a su propio cargo y
son pagaderos por otro de sus establecimientos dentro del país o en el extranjero. Se
suelen llamar "traveller's check", conforme su forma en inglés.
 Cheque cancelatorio. Según la ley de Antievasión fiscal de la República Argentina, todos
los pagos superiores a $1000 se debían realizar por cualquier otro medio que no sea
directamente en efectivo. Ante esta situación, se crea la figura jurídica del cheque
cancelatorio para que todas las personas que no posean cuentas corrientes y no
dispongan del pacto de cheques para emitirlos, puedan realizar sus pagos por este medio
bancario, recurriendo a una entidad financiera o un banco ahí adquiriendo este medio de
pago. A diferencia del cheque de pago diferido, este tipo de cheques tiene efecto pro-
soluvo (no como los otros que son prosolvente -al momento de presentarlo al cobro-), sino
que con el solo hecho de recibir el cheque es suficiente.
 Cheque de pago diferido. Es una orden de pago que se libra contra un banco en el cual
el librador, a la fecha de presentación estipulada en el cheque, debe tener fondos
suficientes depositados a su orden e

DEFINICIÓN DE PAGARÉ

El pagaré es un título de crédito en el que el emisor se compromete a pagar


una suma económica a un beneficiario antes de una fecha determinada.
Este documento privado puede ser utilizado como instrumento público y se
denomina título de crédito porque el tenedor podrá exigir el cumplimiento del
pago del mismo dentro de los términos acordados. Los requisitos legales de
los pagarés pueden encontrarse en la Ley Cambiaria y del cheque.

En la realización del pagaré intervienen dos sujetos:


 El emisor: Sujeto que se compromete a pagar un determinado importe.
 El beneficiario: Sujeto a cuya orden hay que pagar el importe acordado en
el pagaré.
Un tercer sujeto puede intervenir en la realización del pagaré: el avalista.
Este sujeto garantizaría el pago del pagaré aunque es de mencionar que la
gran mayoría de estos documentos no cuentan con un avalista. Por otra
parte, es importante mencionar que el descuento de pagarés es una buena
opción para las personas que prefieran obtener liquidez de forma inmediata
sin esperar a la fecha de vencimiento de éste.

PARTES DE UN PAGARÉ

Para que un pagaré se considere emitido correctamente y para que esté


amparado dentro de la legalidad tiene que contener estas nueve
especificaciones:
 Fecha y lugar de emisión del pagaré
 Nombre de la entidad y oficina librada
 Nombre completo del beneficiario (puede ser una persona física o
jurídica)
 Importe expresado en números y letras.
 Fecha y lugar de vencimiento
 Número de cuenta y Código IBAN de la cuenta del emisor
 La palabra pagaré
 Identificador de la barra de truncabilidad: Esta barra permite
informatizar el pagaré.
 Firma del emisor
Durante los años las especificaciones se han ido ampliando, ya que en
los orígenes del pagaré no estaban amparados en la legalidad.
Actualmente, los pagaré siguen estas mismas características entre ellos:
 Literalidad: La exigencia del pago se limitará a aquello que se estipule en
el documento. El pagaré deberá pagarse a la fecha acordada y el importe
será el que consta en el pagaré. Todo aquello que suceda posteriormente
de la emisión, como arreglos, “tratos” o prórrogas no surtirán ningun efecto
si así no se estipula en la emisión.
 Autonomía: El pagaré puede cambiar de beneficiario, si así lo desea el
mismo. De esta manera, el nuevo beneficiario se convertirá en el nuevo
propietario del documento y junto a él obtendrá el derecho a cobro de éste.
El emisor quedará al margen del derecho de endoso. Por ejemplo, María
firma un pagaré a favor de Jesús, pero Jesús decide transmitirlo o
endosarselo a Jordi. Jordi, el nuevo propietario del pagaré, en ese momento
pasa a tener el derecho de cobro de este sin necesidad de que María se
entere y sin necesidad de conocer “los tratos” que ha hecho con Jesús.
 Circulación o traslación: Este derecho se refiere a que un documento
puede circular de forma libre y cambiar de propietario. El acreedor del
pagaré podrá cambiar en el tiempo y el último poseedor podrá exigir su
pago aunque el suscriptor no conozca al acreedor.
 Abstracción: El pagaré persistirá y será exigible de forma independiente de
la causa que lo originó. Este documento privado consta como el inicio y el
final de una obligación, no como un documento accesorio a otro acto
jurídico. Es decir, un pagaré siempre se podrá cobrar a no ser que éste sea
devuelto o destruido al deshacer el trato. Si esto no sucede, al deudor le
costará salir bien parado de una demanda mercantil.
 Incorporación: Para poder ejercer y reclamar los derechos y obligaciones
asociados al pagaré, este tiene que existir y poder exhibirse.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE SU USO

Ventajas
 Corto plazo: Los plazos de contratos de este tipo de créditos suelen
ser cortos; pueden ser de un día a un año y medio.
 Comisiones: En el pagaré no existen comisiones financieras.
 Alta rentabilidad: Ofrece mayor rentabilidad que otros productos
financieros de inversión y ahorro.
Desventajas
 Baja liquidez: Cotizan en el mercado secundario
 No garantizado: Si el banco emisor tiene problemas, la única
garantía de los pagarés es la solvencia del banco, pudiendo llegar a
perder el dinero en caso de quiebra.
 Mayor riesgo: Los pagarés no se hallan adheridos a, Fondo de
Garantía de Depósitos ni de Inversiones.
 Importe mínimo: Normalmente las entidades bancarias exigen un
montante de dinero mayor que en otros productos de Ahorro e
Inversión.
 Comisión de cancelación: Los bancos pueden aplicar comisiones si
el cliente quiere recuperar su capital antes de la fecha de
vencimiento.
Por lo demás, el pagaré está considerado uno de los métodos más seguros
de cobro pero es importante conocer cómo rellenarlos para que se
considere como un documento válido. También es interesante saber
qué tipos de pagaré existen para conocer cuál se adapta más a nuestras
necesidades.

ENDOSAR UN PAGARÉ
El endoso de pagarés es una cláusula escrita que consta en el documento o
en un suplemento de éste, por la que el beneficiario transmite a otra
persona, denominado en este caso tenedor, todos los derechos derivados
del mismo. En ese mismo instante, el tenedor pasa a ser el legítimo
propietario.

DIFERENCIA ENTRE PAGARÉ Y CHEQUE

El pagaré y el cheque presentan características muy similares pero en


realidad son diferentes. Conoce cuáles son sus diferencias y cuál es más
apropiado para aceptar en tu empresa en ‘Diferencias entre pagaré y
cheque’.

NEGOCIAR UN PAGARÉ

Si quieres obtener el importe de tu apagaré antes de que llegue la fecha del


vencimiento, puedes negociar con un banco o una entidad de financiación
su descuento. Para realizar una buena negociación, tienes que conocer bien
la legalidad del pagaré. Conócela en ‘¿Cómo negociar un pagaré?’ y
termina negociando el descuento de tu pagaré de forma favorable.

CÓMO RELLENAR UN PAGARÉ

¿Cómo rellenar un pagaré? Esa es la pregunta más importante a hacernos


a la hora de emitir uno para que este se considere válido. De lo contrario, un
pagaré no se considerará válido.

¿CÓMO FUNCIONA EL VENCIMIENTO DE UN PAGARÉ?


Los pagarés, como cualquier otro título crediticio, constan de una fecha de
vencimiento que habrá que cumplir de acuerdo a las legislaciones del
estado español. Esta fecha límite de validez debe tomarse con seriedad ya
que si se presenta el plazo de vencimiento y no se ha abonado el importe,
daría paso al inicio de una instancia judicial. Si quieres conocer más sobre
la legalidad que envuelve la fecha de vencimiento de un pagaré
visita ‘¿Cómo funciona el vencimiento de un pagaré?’.

PAGARÉ CONFORMADO

Si al aceptar un pagaré lo que más te preocupa es que al finalizar su


vencimiento se produzca un impago, tranquilo. Existe un tipo de pagarés
que asegura al beneficiario que este documento crediticio se expide desde
una cuenta con fondos en la que se retiene el importe nominal del pagaré,
asegurando así su pago. Éste es el pagaré conformado.
 0

Letra de cambio
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

La letra de cambio es un título valor que garantiza una deuda, a través de la cual una
persona se compromete a pagar a otra cierta cantidad de dinero en una fecha determinada.

Participantes
Es una orden escrita de una persona llamada librador a otra llamada librado para que pague al
vencimiento una determinada cantidad de dinero a un tercero (beneficiario). Las personas que
intervienen son:

 El librador: es quien elabora el documento y da la orden de pago.


 El librado: es quien acepta la orden de pago, firmando el documento, comprometiéndose a
pagar al beneficiario. Se responsabiliza indicando en el documento el lugar o domicilio de
pago para que el acreedor haga efectivo su cobro.
 El beneficiario o tomador: recibe la suma de dinero en el tiempo señalado.
Un monumento en Medina del Campo indica que la primera letra de cambio, fechada el 3 de
julio de 1553 fue girada por Ginaldo Giovanni Battista Strozzi a Besançon; 1 aunque hay
constancia de otras letras anteriores firmadas en la misma Medina, cuyas famosas ferias se
remontan a la Edad Media; como la firmada por Eduardo Escaja y Bernaldo de Grimaldo,
genoveses de Sevilla, el 3 de noviembre de 1495. Aunque, también hay constancia de letras
de cambio en el antiguo Egipto.2 Se supone que la primera del mundo fue firmada en Milán el
9 de marzo de 1325. En la Corona de Aragón existen también anteriores: una de 7 de
septiembre de 1384, girada de Génova a Barcelona, donde se protestó3 y otra
entre Valencia y Monzón (Huesca), por la que se giraron cien florines mediante un documento
(lletra) fechado en 1371 o en 1376 (ambas fechas son posibles) de 4

Características[editar]
La letra posee un mandato de pagar una suma a terceros en moneda nacional o moneda
admitida a cotización. La suma se debe expresar en números y en palabras, junto en la
moneda en que se efectuará el pago. Si se paga en moneda extranjera, se debe indicar el día
de pago el equivalente entre las monedas. Este requisito es lo que la distingue de los
otros títulos de crédito. hasta aquí
Nombre del girado[editar]
El documento debe contener los nombres y apellidos de la persona física o razón social que
deberá pagar la obligación estipulada (girado). Si se posee algún error en el nombre, la letra
de cambio queda nula.
Si son varias las personas que deben pagar la misma letra, ésta se gira contra cualquiera de
ellos.
El girado no es obligado, sino hasta que acepte la letra de cambio.
Fecha del vencimiento[editar]
El vencimiento corresponde al día en que la letra debe ser pagada. El vencimiento debe ser
una fecha posible y real. Existen cuatro tipos de vencimientos:

 Letras giradas a día fijo: vencen en el plazo establecido en la letra. Es la forma más
usual de girar letras de cambio porque no hay incertidumbres en cuanto a determinar la
oportunidad de pago incondicional.
 Letras libradas a la vista: Letra de cambio que será pagadera a su presentación. Deberá
presentarse al pago dentro del año siguiente a la fecha en que fue librada. El librador
podrá acortar este plazo o fijar uno más largo. Estos plazos podrán ser acortados por los
endosantes. (Artículo 39 de la ley cambiaria y del cheque).
 Letras giradas a un plazo desde la fecha: vencen el día que se cumpla el plazo
señalado. Son aquellas en donde se establece que el vencimiento se da un tiempo
contado a partir de la fecha de la letra.
 Letras libradas a un plazo desde la vista: su vencimiento se determinará a un plazo
desde la fecha de la aceptación o, en su defecto, por la del protesto o declaración
equivalente y, a falta de protesto, el último día para llevarlo a cabo. La aceptación que no
lleve fecha se considerará, siempre frente al aceptante, que ha sido puesta el último día
del plazo señalado para su presentación a la aceptación. La letra se paga en el tiempo
que se fije en la letra, contado a partir de la fecha en que la letra sea vista por el girado.
Formas de girar la letra de cambio[editar]
 A la propia orden (a la orden del girador)
Cuando un sujeto crea la letra de cambio a favor de él mismo. Una persona debe pagarla al
creador de la letra.

 A cargo de tercera persona.


Cuando un sujeto crea la letra de cambio para que la pague una persona determinada favor
de otra persona. Intervienen tres sujetos: Creador de la letra, Girado (el que debe pagar la
letra) y beneficiario (al que le deben pagar la letra)

 A cargo del propio girador.


Cuando un sujeto crea la letra de cambio para pagarla el mismo a otra persona.
Lugar de pago[editar]
La letra debe indicar el lugar en que se debe presentar la letra para pagar, pero si éste falta, la
letra se pagará en el lugar designado junto al nombre del librado.
Actualmente las Letras se domicilian para su cobro en las entidades bancarias, por lo que el
lugar de pago es por domiciliación bancaria en la mayoría de las veces. [cita requerida]
Firmas en la letra de cambio[editar]
La firma de aceptación es obligatoria, ya que se presenta como prueba que la persona que
acepta el cobro, por lo cual no se acepta la firma por estampado o mecánicos. También la
firma quien libra la letra (girador) y puede estar avalada.

El endoso de la letra de cambio[editar]


En la actualidad dejó de ser una cláusula accesoria e inseparable de la letra de cambio, en
virtud de la cual el acreedor cambiario pone a otro en su lugar, transfiriéndole el título con
efectos limitados. La letra puede transmitirse por endoso, y ésta fue la finalidad inicial de la
Letra de Cambio. El endoso debe de ser puro y simple. Toda condición se tendrá por no
puesta. Esto según la última normatividad.

 Endoso en Blanco: Se plasma la sola firma del endosante, y cualquier tenedor podrá llenar
en endoso con su nombre o el de un tercero.
 Endoso en Propiedad: Transmite la propiedad del título de crédito y débito si la mercancía
es legal al mismo día o a una persona.
 Endoso en Procuración o para el cobro: Confiere al endosatario las facultades de un
mandatario con representación para cobrar el título judicial o extra judicial.
 Endoso en Garantía: Constituye un derecho prendario sobre el título y conferirá al
endosatario, además de los derechos de acreedor prendario, las facultades del endoso en
procuración.

Valuta[editar]
Expresa el motivo por el cual el girado se vera obligado a pagar. Es una cláusula innecesaria
que se conserva por tradición, como reminiscencia de la época en que la letra de cambio era
título concreto, documento probatorio de un contrato de cambio...

Letra domiciliada[editar]
Ordinariamente se señala como lugar de pago el domicilio del girado, pero puede señalarse el
domicilio o residencia de un tercero. Esto es lo que se conoce como letra domiciliada, cuyo
pago deberá hacerse precisamente en el domicilio designado. Si el girador no ha establecido
expresamente que el pago lo hará precisamente el girado, se entenderá que deberá pagar la
letra el tercero cuyo domicilio ha sido designado como lugar de pago, y quien recibe el nombre
de domiciliatario.
Clases de domiciliación: La domiciliación puede ser propia o impropia.

 Propia: cuando además del diferente domicilio hay una persona específica (domiciliatario)
diferente del girado para hacer efectivo el pago. El domiciliatario no es obligado dentro del
nexo cambiario.
 Impropia: cuando el domicilio de pago es diferente del que posee el girado, pero el pago
es realizado por él.

Letra recomendada[editar]
Cualquier obligado en la letra puede indicar a una o varias personas,
denominados recomendatarios, a quienes deberá exigirse la aceptación o el pago de la letra,
en caso de que el girado se niegue a aceptar o a pagar. Esto es lo que se conoce como letra
recomendada a la persona.

Letra documentada[editar]
Esta modalidad existe cuando en el contexto del documento se insertan las cláusulas
“Documento contra Aceptación” (D/a) o “Documento contra pago” (D/p). Cuando en una letra
se observan estas cláusulas nos pone sobre aviso de que junto al título se acompañan
documentos (conocimientos de embarque, cartas de porte, pólizas de seguro, etc.) que el
tenedor de la letra no debe entregar al librado si éste no acepta (D/a) o no paga (D/p) la
obligación.

Aceptación[editar]
La Aceptación de la letra de cambio es el acto por medio del cual el girado o librado estampa
su firma en el documento, manifestando así la voluntad de obligarse cambiariamente a realizar
el pago de la letra. Una vez aceptada la letra, el aceptante se convierte en el principal
obligado, y se constituye en deudor cambiario de cualquier tenedor de la letra, incluso del
mismo girador. En caso de que el librado no pague al vencimiento de la letra, se le podrá
demandar por la vía cambiaria.
Aceptación por intervención[editar]
Desde los primeros tiempos de la letra de cambio, se estableció la costumbre mercantil de
que, si el girado negaba la aceptación, un tercero, llamado interventor, podría presentarse y
aceptar, a fin de salvar la responsabilidad y el buen crédito de alguno o algunos de los
obligados en la letra. Así surgió la figura jurídica de la aceptación por intervención, o por
honor. Para que tenga lugar la intervención es necesario que la letra se proteste por falta de
aceptación.
La obligación cambiaria[editar]
Todo signatario se obliga cambiariamente, por estampar su firma sobre un título de crédito. La
obligación cambiaria es autónoma, en el sentido de que es independiente la obligación de
cada signatario, de toda otra obligación que conste en el título.
No todos los obligados se obligan de la misma forma: por un lado existe la obligación
directa del girado o librado aceptante para con el tomador de la letra o el último tenedor de la
misma (en caso de transmisión por endoso); por otro lado, existe la obligación de regreso del
girador o librador y de los sucesivos endosatarios para con el último tenedor de la letra en
caso de que el librado o girado no atienda el pago.
La realidad es que el obligado directo está obligado al pago de la letra, y el obligado indirecto
“responde” de que la letra será pagada. El obligado cambiario es deudor cierto y actual de la
prestación consignada en el título; el responsable es un deudor en potencia, cuya obligación
no podrá actualizarse, sino cuando el tenedor haya acudido con el obligado directo a exigir el
pago, y haya realizado los actos necesarios para que nazca la acción de regreso, esto es,
para que la simple obligación en potencia se actualice.

El aval[editar]
El aval es un acto jurídico cambiario, unilateral, completo y abstracto mediante el cual se
garantiza el pago de la letra (maquera chino).
En concreto, artículo 35.1 de dicha norma dice que "el pago de una letra de cambio podrá
garantizarse mediante aval, ya sea por la totalidad o por parte de su importe". En virtud del
aval se garantiza en todo o en parte el pago de la letra de cambio.

 Aval general o total: en este caso el avalista se compromete –al igual que el avalado– a
pagar toda la deuda.
 Aval parcial o limitado: aquí el avalista únicamente asume el pago de una parte de la
deuda y no de su totalidad.5
La persona que realiza el pago se llama avalista; aquella por quien se presta el aval recibirá el
nombre de avalado.
El avalista se convierte en deudor solidario junto con el avalado y su obligación es válida, aun
cuando la obligación garantizada sea nula.

El pago[editar]
El pago de la letra debe hacerse contra su entrega. Es esto una consecuencia de la
incorporación; pero no quiere esto decir que el pago hecho sin recoger la letra no sea válido; y
en caso de que así se hiciere, podría oponerse la correspondiente excepción de pago, como
excepción personal, al tenedor ya pagado que pretendiera volver a cobrar la letra.
Si la letra es pagadera a la vista, deberá presentarse para su pago dentro de un término de un
año a contar de la fecha de la letra, a no ser que el librador o girador hubiera establecido otro
plazo.
Pago parcial[editar]
El tenedor está obligado a recibir un pago parcial de la letra; pero retendrá la letra en su poder
mientras no se le cubra íntegramente, anotará en el cuerpo de la misma los pagos parciales
que reciba, y extenderá recibo por separado en cada caso. Conservando los derechos contra
los demás obligados y contribuyentes al movimiento.
Pago por intervención[editar]
Igual que la letra puede ser aceptada por intervención, puede también ser pagada en la misma
forma por un interventor, que podrá ser un recomendatario, un obligado en la letra, el girado, o
un tercero.

Protesto[editar]
El protesto es un acto de naturaleza formal, que sirve para demostrar de manera auténtica,
que la letra de cambio fue presentada oportunamente para su aceptación o para su pago.
Se practica el protesto por medio de un funcionario que tenga fe pública (fedatario público) y
se levantará contra el girado o los recomendatarios, en caso de falta de aceptación, y en caso
de protesto por falta de pago, contra el girado-aceptante o sus avalistas.
La sanción por la falta de protesto es la pérdida de la acción cambiaria de regreso.

La acción cambiaria[editar]
Es la acción ejecutiva derivada de la letra de cambio. La acción cambiaria es directa o de
regreso. Será directa cuando su fundamento sea una obligación cambiaria directa y de
regreso cuando sirva para exigir una obligación cambiaria de regreso. Consecuentemente
será directa contra el aceptante y sus avalistas y de regreso, contra todos los demás obligados
de la letra.

 Prescripción: la acción cambiaria directa prescribe en México y en España en tres años


contados desde la fecha de vencimiento de la letra. La acción cambiaria de regreso
prescribe en tres meses de la fecha de protesto (en España, en un año). Aunque existen
otras causas que ocasionan la caducidad de la acción cambiaria de regreso como la falta
de protesto.

 Contenido de la Acción Cambiaria: el tenedor puede reclamar: El importe de la letra; los


intereses moratorios al tipo legal, desde el día del vencimiento; los gastos de protesto y de
los demás gastos legítimos y; el premio de cambio entre la plaza en que debería haberse
pagado la letra y la plaza en que se la haga efectiva, más los gastos de situación.

 Ejercicio de la Acción Cambiaria: El tenedor de la letra no atendida, puede exigir el pago


de cualquiera de los obligados o de todos a la vez. Y lo puede hacer de cualquiera de las
siguientes formas: girando letra de resaca o promoviendo Juicio ejecutivo mercantil.

Véase también