You are on page 1of 2

La agricultura presenta actualmente un gran potencial como destino de inversión debido al

aumento generalizado de los precios de los alimentos, la necesidad de los inversionistas por
diversificar y optimizar sus portafolios de inversión y la importancia de generar un impacto más
allá del económico.

Es por esto que los días 7, 8 y 9 de septiembre de 2016 se realizará en Medellín, Colombia la 4ta
versión de Agri Investment Latam, evento organizado por Agrofuturo y ColCapital, donde además
de presentar las alternativas de inversión más atractivas en el sector agropecuario, agroindustrial y
forestal presentará, desde la perspectiva de expertos y reconocidos actores, temas de actualidad y
contexto de las inversiones agropecuarias en la región.

"Cacao para la paz" es una iniciativa del Gobierno de los Estados Unidos para fortalecer la cadena
de valor del cacao en Colombia, mediante investigación, extensión y comercialización. Con UNODC
se está trabajando un acuerdo entre el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos - USDA
- para instalar dos granjas demostrativas en Santa Marta con organizaciones apoyadas por el
Desarrollo Alternativo.

Al evento asistieron el Representante de UNODC, Bo Mathiasen; el Jefe Adjunto de Misión de la


Embajada Americana, Philip Laidlaw; el Subsecretario del USDA, Jonathan Cordone; el Consejero
Agrícola USDA, Michael Conlon; el Director USAID en Colombia, Peter Natiello; la señora Geralyn
Sheehan, Directora Cuerpo de Paz Colombia, Director de la Agencia Presidencial de Cooperación
Internacional en Colombia-APC-, Alejandro Gamboa, y el Viceministro de Agricultura, Juan Pablo
Pineda.

"Estamos seguros de que con esta alianza entre el gobierno de los Estados Unidos, su
Departamento de Agricultura y UNODC, vamos a obtener un avance importante en el cultivo de
cacao colombiano, al mismo tiempo que fortalecemos comunidades para que vivan de manera
sostenible un escenario de paz en el país", dijo Bo Mathiasen, representante de UNODC en
Colombia.

En el marco del lanzamiento, delegados de la Embajada de Estados Unidos y representantes de


USDA y UNODC visitaron granjas de educación en la Sierra Nevada de Santa Marta, donde se
trabajarán temas de extensión e investigación con universidades de Estados Unidos y la
comunidad local. También se llevaron a cabo actos culturales con la comunidad Arhuaca y de
Guarda Bosques de la Sierra.

Organizaciones involucradas
El objetivo general de la iniciativa Cacao para la paz es fortalecer la cadena de valor del cacao en
Colombia. Para esto, el USDA se ha asociado con UNODC, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo
Rural, y su institución Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (CORPOICA); el
Cuerpo de Paz, el Programa Fulbright, el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), el
SENA y un consorcio de nueve universidades entre ellas la Universidad de California en Davis, la
Universidad de Cornell, Universidad de Florida, Universidad del Estado de Michigan, la Universidad
Estatal de Nuevo México, la Universidad Estatal de Pensilvania, la Universidad de Purdue , Texas A
& M University y la Universidad Estatal de Washington.

Transformar el corazón, más que llenarse de excusas y razones para justificar el odio, el rechazo, o
la indiferencia frente al migrante, es una importante tarea que enfrentamos hoy. No obstante, el
corazón no se transforma con simples declaraciones de intención, o con sentimentalismos de
carácter mediático. Se transforma a través de la acción, el compromiso, la apertura, la palabra, el
gesto de acogida, la sonrisa y la actitud atenta y solidaria hacia el necesitado. Desde nuestro ser
como lasallistas vivimos la fraternidad como uno de los valores centrales de nuestra identidad. Es
desde allí que podemos extender la mano al migrante para reconocerle, acogerle, y acompañarle
en la complejidad de su situación.

Tenemos la gran oportunidad de transformar nuestro corazón con total determinación si dejamos
de lado los fríos argumentos que afirman la inmovilidad, la indiferencia, y el desentendimiento
como maneras de posicionarnos frente a la migración. Podemos pasar de estudiar y considerar la
migración como fenómeno social para entenderlo desde los rostros y vidas de quienes transitan
por esta agobiante experiencia de sentirse vacío, sin patria, sin dinero, y sin condiciones básicas
para vivir.