You are on page 1of 28

AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014.

QUEJOSO: **********.

MINISTRO PONENTE: ARTURO ZALDÍVAR LELO DE LARREA.


SECRETARIO: CARLOS ENRIQUE MENDOZA PONCE.
SECRETARIO AUXILIAR: SANTIAGO JOSÉ VÁZQUEZ CAMACHO.

Vo. Bo.
Señor Ministro:

México, Distrito Federal. Acuerdo de la Primera Sala de la


Suprema Corte de Justicia de la Nación, correspondiente al día 28 de
enero de 2015.

R E S U L T A N D O:

Cotejó:

PRIMERO. Juicio ordinario civil. Por escrito presentado el 29


de abril de 2011 ante la Oficialía de Partes Común de Ecatepec,
Estado de México, **********, por su propio derecho, demandó en la vía
ordinaria civil del Municipio de Ecatepec, Morelos, Estado de México,
diversas prestaciones en relación con la posesión y entrega física y
material a su favor de un inmueble, así como el pago de las rentas.

Por razón de turno, conoció de la demanda el Juez Cuarto Civil


de Primera Instancia del Distrito Judicial de Ecatepec de Morelos,
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

Estado de México, el cual la admitió a trámite y la radicó con el número


********** por auto del 2 de mayo de 2011.

En su escrito de contestación, el demandado negó la


procedencia de las prestaciones relacionadas con los hechos e hizo
valer las excepciones y defensas que estimó pertinentes. Asimismo,
solicitó fuera emplazado el Instituto Mexiquense de la Vivienda Social
(IMEVIS), a quien el juez natural ordenó llamar a juicio mediante auto
de 3 de junio de 2011 para que manifestara lo que a su interés le
conviniera. Por auto de 17 de junio, dicho juez tuvo por no admitida la
demanda reconvencional interpuesta.

Por otra parte, **********, en su carácter de apoderado del


Instituto Mexiquense de la Vivienda Social, quien se subrogó en los
derechos y obligaciones de dicha institución, contestó la demanda, en
la que negó todas las prestaciones, se refirió a los hechos y opuso las
excepciones y defensas que estimó pertinentes.

Seguido los trámites correspondientes, el Juez Cuarto Civil de


Primera Instancia del Distrito Judicial de Ecatepec de Morelos, Estado
de México, dictó sentencia el 27 de mayo de 2013, en la que resolvió
lo siguiente: i) ********** acreditó la acción real publiciana o plenaria de
posesión que ejercitó en contra del Municipio de Ecatepec de Morelos,
Estado de México, y el Instituto Mexiquense de la Vivienda Social
(IMEVIS), quienes no acreditaron sus excepciones y defensas; ii)
condenó a dicho municipio a desocupar y entregar el inmueble, y; iii)
absolvió a la parte demandada del pago de las rentas reclamadas.

SEGUNDO. Recurso de apelación. Inconforme con dicho fallo,


el Municipio de Ecatepec de Morelos, Estado de México, interpuso
recurso de apelación del que conoció la Tercera Sala Colegiada del

2
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

Distrito Judicial de Tlalnepantla, con residencia en


Ecatepec de Morelos, Estado de México, órgano
que dictó sentencia el 12 de agosto de 2013, en la
que consideró fundados los agravios y revocó la sentencia definitiva
de 27 de mayo de 2013.

TERCERO. Juicio de amparo directo D.C. **********. Por


escrito presentado el 3 de septiembre de 2013 ante la Oficialía de
Partes de la Tercera Sala Colegiada Civil del Distrito Judicial de
Tlalnepantla, con residencia en Ecatepec de Morelos, Estado de
México, **********, por su propio derecho, promovió juicio de amparo
en contra de las autoridades y por los actos que a continuación se
mencionan:

Autoridades Responsables: i) Tercera Sala Colegiada del


Distrito Judicial de Tlalnepantla, con residencia en Ecatepec de
Morelos, Estado de México, como autoridad ordenadora y ii) Juez
Cuarto Civil de Primera Instancia del Distrito Judicial de Ecatepec de
Morelos, Estado de México, como autoridad ejecutora.

Actos reclamados: La sentencia de 12 de agosto de 2013,


dictada en el toca **********, relativa a la apelación interpuesta por la
parte demandada en contra de la sentencia definitiva 27 de mayo de
2013 en el expediente del juicio ordinario civil **********, así como su
ejecución.

Luego, el quejoso amplió su demanda mediante escrito de 4 de


septiembre de 2013. La demanda fue admitida por auto de fecha 8 de
octubre de 2013, en el que se ordenó notificar al Ministerio Público,
quien se abstuvo de formular pedimento. Por auto de fecha 14 de
octubre de 2013, se admitió la ampliación de la demanda.

3
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

La parte quejosa citó como preceptos constitucionales violados


los artículos 1, 14, 16, 17 y 27 constitucionales, así como los artículos
1, 8, 24 y 25 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos,
2, 3 y 17 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, 2 y
17 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Señaló al
Municipio de Ecatepec de Morelos, Estado de México como tercero
interesado, narró los antecedentes del caso y expresó los siguientes
conceptos de violación:

(1) Sostuvo en su primer concepto de violación que la Sala


responsable en el considerando segundo de la sentencia
de 12 de agosto de 2013 no debió entrar al estudio de los
argumentos del escrito de apelación del Municipio de
Ecatepec de Morelos, Estado de México, al considerar que
éstos no reunían las características técnicas jurídicas que
exige la ley, especialmente el artículo 1.366 del Código de
Procedimientos Civiles del Estado de México vigente, ni lo
sostenido en la jurisprudencia VI.2º.C. J/218 de rubro
“SENTENCIA INCONGRUENTE. ES AQUÉLLA QUE
INTRODUCE CUESTIONES AJENAS A LA LITIS
PLANTEADA O A LOS AGRAVIOS EXPRESADOS EN LA
APELACIÓN”1, ni lo dispuesto por los artículos 14 y 16
constitucionales. Lo anterior, en virtud de que a los
argumentos no se les debió dar el carácter de agravios,
sino que la Sala responsable debió sobreseer el recurso
planteado y confirmar la sentencia de primera instancia;

(2) Señaló en su segundo concepto de violación que


procedía que la Justicia de la Unión amparara y protegiera
1
Tesis VI.2º.C. J/218. Publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta,
Novena Época, Tribunales Colegiados de Circuito, tomo XV, enero de 2002, página 1238.

4
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

al quejoso titular de los derechos de


seguridad jurídica, igualdad ante la ley,
propiedad, así como las garantías de
audiencia y legalidad, en relación con el considerando
segundo y los puntos resolutivos de la sentencia de 12 de
agosto de 2013. Lo anterior, a efecto de declarar
insubsistente tal resolución y en su lugar dejar firme la
dictada en primera instancia, ya que se transgredió
primordialmente el derecho a la propiedad privada,
debiéndose aplicar las leyes más favorables respecto a los
derechos humanos del quejoso;

(3) En su tercer concepto de violación argumentó que la


sentencia de fecha 12 de agosto de 2013 es
inconstitucional al violar la garantía de legalidad en materia
civil, toda vez que no se fundó en una norma jurídica
aplicable al caso, además de que no respetó las
formalidades esenciales del procedimiento y conculcó su
derecho humano a la propiedad y posesión. Lo anterior,
debido a que el considerando segundo es inconstitucional,
ya que el juez de primera instancia sí valoró las copias
certificadas del expediente número ********** relativo al
juicio ordinario civil sobre acción de usucapión llevado ante
el Juzgado Tercero Civil de Primera Instancia del Distrito
Judicial de Ecatepec, donde se contiene el oficio número
202210318/ORE.286/2006 de fecha 22 de marzo de 2006,
por lo que la Sala responsable no debía valorar de nueva
cuenta dichas documentales. Asimismo, estimó que dicho
considerando era inconstitucional, ya que la Sala
responsable no advirtió que el oficio antes referido (el cual
contiene una leyenda en la que la autoridad administrativa

5
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

informó que no era posible inscribir el inmueble debido a la


existencia de un área de donación) quedó sustituido por el
cumplimiento dado por el Registro Público de la Propiedad
a la orden jurisdiccional del 2 de junio de 2006, consistente
en realizar la inscripción correspondiente para que surtiera
efectos jurídicos frente a terceros.

Agregó que la autoridad ordenadora realizó una inexacta


aplicación de los artículos 1.205, 1.206 y 1.211 del Código
de Procedimientos Civiles del Estado de México, ya que
dentro de las copias certificadas se encontraba la
sentencia definitiva del 11 de julio de 2005, debidamente
ejecutoriada y en la que consta como cosa juzgada que
había probado su acción de usucapión y que se le había
declarado propietario del inmueble motivo de la
controversia. Además, concluyó que la Sala responsable se
extralimitó en su jurisdicción, toda vez que la prueba
documental en estudio fue ofrecida por la parte demandada
para demostrar que el predio que reclama la parte actora
es distinto al que posee, lo cual viola los principios de
instancia de parte y de estricto derecho que rigen la
materia civil.

Adujo que la resolución de la Sala era inconstitucional,


pues viola la garantía de exacta aplicación de la ley al
otorgar valor probatorio pleno a pruebas a las que no se les
debían ser valoradas, ya que del oficio
202210318/ORE.286/2006 de 22 de marzo de 2006 (donde
se informa que no podía inscribirse el inmueble en el
Registro Público de la Propiedad por la existencia de un
área de donación), no se desprende que el demandado es

6
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

propietario y que, por lo tanto, tiene un


mejor título de propiedad que el suyo.

Asimismo, advirtió que la Sala le da un valor incorrecto a la


documental pública consistente en la copia certificada del
oficio SOU/684/85, ya que del mismo no puede concluirse
que el inmueble dicho inmueble constituya un área de
donación, ya que se refiere a superficies diversas de su
propiedad y, de tratarse de una donación, se tendrían que
acreditar las formalidades aplicables a una venta por
tratarse de un bien inmueble para luego perfeccionarse, así
como la aceptación de la venta por el donatario. Ante ello,
solicitó al Tribunal Colegiado dejara insubsistente la
sentencia de segunda instancia por violar sus derechos
humanos de propiedad y posesión;

(4) En su cuarto concepto de violación estimó que la


resolución combatida lo privó de su derecho a la propiedad
del inmueble afecto al litigio, así como de su posesión y
derechos reales, como así se desprende de los
documentos que fundan la acción publiciana que ejerció en
contra del Municipio de Ecatepec de Morelos, Estado de
México, consistentes en el contrato de compraventa del 15
de agosto de 1989 celebrado entre ********** y **********
como vendedoras y ********** como comprador; las copias
certificadas de la sentencia ejecutoriada de 11 de julio de
2005 del Juzgado Tercero Civil de Primera Instancia del
Distrito Judicial de Ecatepec de Morelos, Estado de
México, bajo el expediente **********; y los certificados de
inscripción de 14 de diciembre de 2007 y 10 de diciembre
de 2007 a favor del quejoso.

7
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

Agregó que el inmueble fue inscrito en el Registro Público


de la Propiedad por orden judicial de 2 de junio de 2006 y
que la Sala responsable alteró la litis al manifestar en su
resolución que no había quedado inscrito en dicho registro,
habiéndose cumplido los requisitos de la acción plenaria de
posesión, conforme a la tesis 1ª./J. 138/2005 de esta
Primera Sala de rubro “ACCIÓN PLENARIA DE
POSESIÓN. NO ES REQUISITO DEMOSTRAR HABER
DISFRUTADO DE LA POSESIÓN MATERIAL DEL BIEN”2.
Al respecto, señaló que había cumplido con los cuatro
requisitos de la acción, a saber, tener justo título para
poseer, haber adquirido el título de buena fe, que el
demandado posee el bien, y tener mejor derecho para
poseer materialmente, último que quedó satisfecho como lo
mencionó el A quo al referir que el título de propiedad
ingresado a los autos por la parte actora es de mejor
calidad que el de la parte demandada, al tratarse de una
copia certificada de un contrato de compra venta de fecha
15 de agosto de 1998, adminiculada con las copias
certificadas de la sentencia de 11 de julio de 2005
derivadas del juicio civil de usucapión **********, inscrito en
el Registro Público de la Propiedad adscrito a los
Municipios de Ecatepec y Coacalco del Estado de México
desde el 2 de junio de 2006, en contraposición al hecho de
no haber exhibido la parte demandad contrato de donación
alguno, en violación a su derecho a la propiedad y
posesión, los derechos contenidos en el artículo 17
constitucional y el principio de seguridad jurídica. Al
respecto, señaló que en violación a dichos derechos
2
Tesis 1ª./J. 138/2005. Publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta,
Novena Época, tomo XXII, diciembre de 2005, página 34.

8
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

humanos, la Sala presumió la


titularidad del inmueble a favor del
Municipio de Ecatepec de Morelos, a
través de documentos de donde supuestamente se infiere
la existencia de una inscripción anterior a la de la parte
actora derivada de una donación. Agregó que, incluso, la
demandada no hizo valer dichos argumentos, supliendo la
Sala deficiencia de la queja a su favor de forma ilegal.

Estimó que la sentencia de la Sala es violatoria de la


garantía de audiencia en su etapa de ofrecimiento,
admisión, desahogo y valoración de la prueba, al darle
carácter de título de propiedad y de prueba plena, a un
simple oficio informativo de la autoridad administrativa, de
cuyo contenido solo se advierte la referencia a una
donación, pero sin que se mencione quién la hizo y a favor
de quién ni al inmueble materia del litigio sino a un área de
más de 30,000 metros cuadrados. Además, señaló que la
demandada al exhibir dicho documento pretendía acreditar
“la falta de identidad entre el inmueble que exige la parte
actora con el inmueble que posee la parte demandada”, lo
que conculca el principio de congruencia y exactitud, al
valorar de manera oficiosa dicha prueba documental en
términos diferentes a los expresados por la apelante.

Solicitó que se tutelaran sus derechos humanos contenidos


en los artículos 8 y 21 de la Convención Americana sobre
Derechos Humanos, así como los derechos a la seguridad
jurídica y propiedad contenidos en la Declaración Universal
de los Derechos Humanos y el Pacto Internacional de
Derechos Civiles y Políticos, ya que la Sala responsable

9
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

debía haber actuado de manera rápida, expedita, pronta e


imparcial para proteger dichos derechos;

(5) Alegó en su quinto concepto de violación que fue


aplicada inexactamente la tesis de la entonces Tercera
Sala de este Alto Tribunal de rubro “ACCIÓN
PUBLICIANA, ESTUDIO DE LOS TÍTULOS DE LAS
PARTES EN CASO DE”3, ya que para ello se requiere que
existan dos títulos diferentes que provengan del mismo
origen y, en el presente caso, indicó que lo que hizo valer
ante el Tribunal Colegiado fue que no había sido acreditada
la existencia de un contrato de donación a favor del
demandado. Así, estimó que si la Sala acreditó la
existencia de la donación del inmueble con base en una
presunción y no un título distinto al exhibido por la parte
quejosa y que proviniera del mismo origen, dicho criterio no
era aplicable. Además, sostuvo que la acción publiciana
tiene por objeto recuperar la posesión del bien inmueble
del que fue despojado por el Municipio de Ecatepec de
Morelos, y;

(6) En su escrito de ampliación de demanda, el quejoso reiteró


los argumentos relativos a la indebida valoración de las
pruebas, al estimar que la Sala infundadamente llegó a la
convicción de que en la autorización de relotificación de las
áreas de donación se encuentra el terreno propiedad del
quejoso, y haber acreditado el hecho consistente en una
donación del inmueble.

3
Publicada en el Semanario Judicial de la Federación, Quinta Época, Tercera Sala, tomo
XCVIII, página 1299.

10
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

Seguido el juicio en todos sus trámites


legales y ratificada su firma por el quejoso, el
Tercer Tribunal Colegiado en Materia Civil del
Segundo Circuito dictó sentencia en sesión del 5 de diciembre de
2013, en la que determinó negar el amparo solicitado. El Tribunal
Colegiado decidió estudiar de forma conjunta los conceptos de
violación, como sigue:

(1) Calificó como inoperantes los argumentos donde el


quejoso sostiene que era correcta la sentencia de primera
instancia, pues no están dirigidos a combatir el acto
reclamado, es decir, la sentencia dictada por la Sala.
Asimismo, consideró que las expresiones del quejoso,
actor en el juicio natural eran inoperantes, ya que la
resolución primaria dejó de surtir cualquier efecto jurídico y
los argumentos relacionados con dicho fallo no pueden
servir como base para analizar la constitucionalidad de la
sentencia reclamada, al no estimarse útiles para analizar la
legalidad del acto reclamado. Agregó que los conceptos de
violación deben tener relación directa e inmediata con los
fundamentos y consideraciones lógico-jurídicas contenidas
en el acto reclamado y, por ende, no pueden comprender
cuestiones diversas a su materia. En este sentido, al estar
orientados los conceptos de violación a sostener que lo
correcto y apegado a derecho es lo resuelto en el fallo de
primera instancia, indudablemente devienen inoperantes;

(2) Con relación a los argumentos enderezados en contra del


acto reclamado, el Tribunal Colegiado estimó que eran
infundados, en la medida en que éste se había ajustado a
derecho. Al respecto, estimó que el quejoso no alegó

11
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

violaciones procesales, por lo que procedía el análisis de


los restantes conceptos de violación formales y de fondo.

Respecto al argumento relativo a la violación del principio


de congruencia entre lo decidido por la Sala y los agravios
del recurso de apelación interpuesto por la parte actora,
ahora tercero interesada, el Tribunal Colegiado advirtió que
la Sala sí se ocupó de analizar los agravios y los consideró
fundados, sin advertir suplencia de estos. Además, aclaró
que la Sala estaba obligada a examinar y resolver con
plenitud de jurisdicción los elementos de la acción,
sustituyendo al juez natural y examinar la integridad de la
ltis, sin que hubiera reenvío.

Concluyó que al reasumir la jurisdicción, la Sala no vulneró


facultades jurisdiccionales que le correspondían, y que ésta
no estaba impedida para abordar agravios relativos a
omisiones del juez de natural. En este orden ideas, el
Tribunal Colegiado advirtió que la Sala responsable analizó
el agravio relativo a que no había sido analizado el oficio
número 202210318/ORE.286/2006 del 22 de marzo de
2006 con el que se acreditó el área de donación que posee
la parte demandada, lo cual, además, había hecho valer la
demandada en su contestación sin que hubiera sido
tomado en cuenta en la sentencia recurrida.

Asimismo, sostuvo que la Sala partió del hecho de que el


actor, ahora quejoso, había acreditado el título de
propietario del inmueble a través de diversas diligencias
contenidas en el juicio de usucapión **********, de modo
que debían desestimarse los argumentos al respecto.

12
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

El Tribunal Colegiado, al responder el


argumento relativo a la indebida
valoración de las constancias del expediente, estimó que la
Sala responsable declaró improcedente la acción plenaria
de posesión, porque advirtió que el Municipio había
acreditado en autos el título de propiedad a su favor. En
este sentido, desestimó todos los argumentos relativos a
que en el caso no se encontraba acreditada donación
alguna a favor del Municipio.

Respecto al argumento relativo a que la donación no podía


acreditarse a partir de presunciones, el Tribunal Colegiado
estimó que en el caso no se puede decir que no exista
contrato de donación a favor de la aquí tercera interesada,
ya que la Sala determinó que en el caso sí existe título del
Municipio sobre el bien litigioso, lo cual fue demostrado a
través de diversos indicios que permitieron arribar a tal
conclusión, y a determinar que el título del Municipio “fue
inscrito con anterioridad al de la actora, lo que ciertamente
llevó a no tener por acreditado el último elemento de la
acción”.

Con relación a lo anterior, agregó que, aun compartiendo la


afirmación del quejoso relativa a que la tesis de rubro
“ACCIÓN PUBLICIANA, ESTUDIO DE LOS TÍTULOS DE
LAS PARTES EN CASO DE”4 le fue inexactamente
aplicada, lo cierto es que “se citó por ilustrar para la
solución respectiva, máxime que se insiste, ambos
contendientes tienen título a su favor, y ambos se
4
Publicada en el Semanario Judicial de la Federación, Quinta Época, Tercera Sala, tomo
XCVIII, página 1299.

13
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

encuentran inscritos, por lo que debe estarse al más


antiguo, lo que ocurrió en el caso”.

Asimismo, señaló que, contrario a lo pretendido por el


quejoso, no era necesario que fuera decretada la nulidad
del juicio de usucapión, ya que ambos contendientes tienen
títulos, siendo relevante que el de la parte demandada fue
inscrito con anterioridad al de la actora;

(3) Concluyó que debían desestimarse por infundados los


argumentos relativos a la violación al artículos 8, 21, 24 y
25 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos
y otros preceptos de tratados internacionales, ya que del
análisis de la contienda, la Sala responsable se sujetó al
marco constitucional y convencional y respetó los diversos
preceptos y principios relativos a los derechos humanos,
pues incluso, con relación al argumento de que se le privó
de la posesión y propiedad, la acción intentada se dirigió a
probar la posesión sin que fuera acreditado el último
elemento de procedencia, siendo válido el proceder de la
Sala;

(4) Respecto al argumento de que no fueron respetadas las


formalidades esenciales del procedimiento, el Tribunal
Colegiado estimó que era inoperante, ya que se limitó a
afirmar ello sin explicar de forma sencilla cuáles eran las
infracciones de las que se dolía. No obstante, estimó que
serían infundados sus agravios, toda vez que fueron
cumplidos los requisitos de fundamentación y motivación
determinados por el Pleno de la Suprema Corte de Justicia
de la Nación, ya que la Sala responsable sí estableció de

14
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

manera clara la causa por la que


determinó improcedente la acción
plenaria ejercitada, invocó los
preceptos aplicables, y estimó que dicha acción compete a
quien no está en posesión de la cosa que tiene derecho a
poseer con justo título, que ésta tiene la finalidad de
obtener la restitución de la cosa con sus frutos y
accesiones, y que resulta improcedente cuando la parte
enjuiciada también tiene título que está inscrito con
anterioridad, siendo una acción de posesión no de
propiedad. También advirtió que la Sala emprendió el
análisis de las pruebas en autos, determinando que no fue
acreditado el cuarto elemento de la acción. Así, concluyó
que en términos del artículo 2.6 del Código de
Procedimientos Civiles para el Estado de México la parte
quejosa no había acreditado en el juicio principal que
tuviera mejor derecho para poseer que el demandado, y
que, incluso, de llegar a ser fundados sus argumentos,
éstos resultarían de todas formas inoperantes por
ineficaces, ya que no fue acreditado el cuarto elemento de
procedencia de la acción, y;

(5) Finalmente, concluyó que no había deficiencia de la queja


que suplir, que advertía los argumentos hechos valer en la
ampliación de la demanda y alegatos, y que los mismos
eran inoperantes, ya que dependen en última instancia de
la determinación relativa a la acreditación del cuarto
elemento de procedencia de la acción, es decir, tener mejor
derecho para poseer que el demandado.

Por escrito de fecha 30 de octubre de 2013, el quejoso presentó

15
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

escrito de alegatos ante la Oficina de Correspondencia Común de los


Tribunales Colegiados en Materia Civil del Segundo Circuito con Sede
en Toluca, Estado de México, los cuales se agregaron a autos por
acuerdo de 4 de noviembre de 2013.

CUARTO. Recurso de revisión. Inconforme con la anterior


determinación, mediante escrito presentado el 16 de enero de 2014
ante la Oficina de Correspondencia Común de los Tribunales
Colegiados en Materia Civil del Segundo Circuito, ********** interpuso
recurso de revisión en el que expresó esencialmente lo siguiente:

(1) Consideró que el Tribunal Colegiado omitió analizar los


argumentos contenidos en el escrito de ampliación de la
demanda de amparo relativos a la indebida valoración de
las pruebas y su contravención al artículo 14 constitucional;

(2) Estimó que el Tribunal Colegiado omitió analizar su escrito


de alegatos en el cual expresó esencialmente que, al
contestar la demanda en el juicio natural, el Municipio de
Ecatepec no estaba debidamente representando, pues el
Presidente Municipal debió haber dado poder mediante
oficio al síndico respectivo. Sostuvo que el Tribunal
Colegiado debió estudiar dicha cuestión ya que estaba
planteada en los alegatos, al constituir una cuestión de
orden público, y;

(3) Alegó que el Tribunal Colegiado omitió estudiar sus


argumentos relativos a que conforme al principio de
legalidad establecido en el artículo 14 constitucional las
sentencias de carácter civil deben ser dictadas conforme a
la letra de la ley. Estimó que el Tribunal Colegiado avaló

16
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

una inexacta valoración de la prueba


presuncional, mediante la cual la Sala
responsable demostró una donación,
misma que, de conformidad con el artículo 7.620 del
Código Civil del Estado de México, debía cumplir con los
requisitos exigidos para la venta por tratarse de un bien
inmueble. En ese sentido, señaló que el Tribunal Colegiado
no debió repetir los argumentos de la Sala responsable y
concluir que debía prevalecer la prueba presuncional
conforme a la cual fue acreditada la propiedad del
inmueble a favor del Municipio de Ecatepec, Estado de
México, sobre una sentencia de un juez civil donde le
otorgó al quejoso la propiedad después de tramitarse un
juicio de usucapión. Señaló que ello violaba su derecho
humano a la propiedad, así como el derecho de acceso a
la justicia y a una defensa adecuada, su derecho a la
igualdad ante la ley y a la seguridad jurídica. Indicó que el
Tribunal Colegiado estimó erróneamente que la propiedad
del Municipio de Ecatepec, Estado de México, se acredita
con presunciones que la responsable derivó de diversas
constancias, lo cual era contrario al principio de seguridad
jurídica y al derecho a la propiedad. Estimó que el Tribunal
Colegiado avaló que la Sala identificara como “hecho
conocido” un hecho que no lo es, toda vez que de las
constancias no puede derivarse la donación a favor del
Municipio de Ecatepec, Estado de México, ni a favor de
quién y por quién se hizo. Agregó que no existía escritura
pública de la misma, por lo que no podía tenerse por
probado haberse efectuado una donación.

17
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

El escrito fue recibido el 30 de enero de 2014 en la Oficina de


Certificación Judicial y Correspondencia de este Alto Tribunal, y
mediante acuerdo de 4 de febrero de 2014, el Presidente de la
Suprema Corte de Justicia de la Nación admitió el recurso de revisión,
registrándolo bajo el número 375/2014 y ordenó remitir el asunto a la
Primera Sala, en virtud de que la materia del asunto corresponde a su
especialidad, turnando el asunto a la ponencia del Ministro Arturo
Zaldívar Lelo de Larrea para la elaboración del proyecto de resolución
correspondiente. Asimismo, ordenó requerir a la Tercera Sala
Colegiada del Distrito Judicial de Tlalnepantla, con residencia en
Ecatepec de Morelos, Estado de México y al Juez Cuarto Civil de
Primera Instancia del Distrito Judicial de Ecatepec de Morelos, Estado
de México, remitir a este Alto Tribunal los autos de los tocas ********** y
**********.

Por acuerdo de 11 de febrero de 2014, el Presidente de esta


Primera Sala: i) tuvo por recibidos los autos; ii) determinó que la
Primera Sala se avocara al conocimiento del asunto, y; iii) ordenó la
devolución de los autos al Ministro ponente. El 19 y 28 de febrero de
2014, el Presidente de la Primera Sala tuvo por recibidos los autos de
los tocas ********** y ********** y, al estar debidamente integrado el
asunto, ordenó remitir los autos al Ministro Ponente.

C O N S I D E R A N D O:

PRIMERO. Competencia. Esta Primera Sala de la Suprema


Corte de Justicia de la Nación es competente para conocer del
presente recurso de revisión, en términos de lo dispuesto por los
artículos 107, fracción IX, de la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos, 81, fracción II, y 83 de la Ley de Amparo, vigente a
partir del tres de abril de dos mil trece; y 21, fracción III, inciso a), de la

18
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación;


en relación con los puntos Segundo y Tercero del
Acuerdo General Plenario 5/2013, publicado en el
Diario Oficial de la Federación el 21 de mayo de 2013, toda vez que no
se considera necesaria la intervención del Pleno de este Alto Tribunal.

SEGUNDO. Legitimación. El recurrente está legitimado para


promover el presente recurso, toda vez que constituye la parte quejosa
en el juicio de amparo directo ********** resuelto por el Tercer Tribunal
Colegiado en Materia Civil del Segundo Circuito, por lo que se
concluye que el presente recurso de revisión fue interpuesto por
persona legalmente facultada.

TERCERO. Oportunidad. El recurso de revisión es oportuno de


conformidad con lo dispuesto en el artículo 86 de la abrogada Ley de
Amparo, ya que la sentencia recurrida se notificó al quejoso el día
jueves 2 de enero de 2014 (hoja 33 del cuaderno correspondiente
al amparo directo en revisión), la cual surtió efectos el viernes 3 de
enero siguiente, por tanto el plazo de 10 días para la interposición del
recurso transcurrió del lunes 6 de enero al 17 de enero de dicho año,
descontándose los días 11 y 12 de enero por ser sábados y domingos,
con fundamento en lo dispuesto en los artículos 18, 19 y 22 de la Ley
de Amparo vigente.

En tales condiciones, si el recurso de revisión se interpuso el


jueves 16 de enero de 2014 (hoja 2 del cuaderno correspondiente
al amparo directo en revisión), éste resulta oportuno.

CUARTO. Procedencia. Previo al estudio de fondo, resulta


indispensable analizar la procedencia del presente recurso. Al respecto,
los artículos 107, fracción IX, de la Constitución Federal; 81, fracción II,

19
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

y 83 de la Ley de Amparo vigente; 10, fracción III, y 21, fracción III,


inciso a) de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, así
como el Acuerdo General Plenario 5/1999, establecen los siguientes
criterios respecto a la procedencia del amparo directo en revisión.

I. Requisitos generales de procedencia del amparo directo en


revisión

Por regla general, las sentencias dictadas por los Tribunales


Colegiados de Circuito en juicios de amparo directo no admiten
recurso alguno. Sin embargo, a manera de excepción, tales
resoluciones pueden ser impugnadas mediante el recurso de revisión,
siempre que decidan o se hubieran omitido decidir sobre temas
propiamente constitucionales, es decir, cuando en la sentencia
recurrida se haya hecho pronunciamiento sobre la constitucionalidad
de una norma general, se establezca la interpretación directa de un
precepto constitucional, o cuando, habiéndose planteado alguna de
esas cuestiones en la demanda de amparo, se haya omitido su
estudio.

Asimismo, conforme a lo resuelto por el Pleno de este Alto


Tribunal en la contradicción de tesis 21/2011 y a la tesis de
jurisprudencia P./J. 22/2014 (10ª.)5, existe una cuestión propiamente
constitucional cuando el contraste entre un tratado internacional del
que el Estado mexicano sea parte y una ley secundaria implique la
5
Tesis P./J. 22/2014. Publicada en la Gaceta del Semanario Judicial de la Federación,
Décima Época, libro 5, abril de 2014, tomo I, página 94, de rubro “CUESTIÓN CONSTITUCIONAL.
PARA EFECTOS DE LA PROCEDENCIA DEL RECURSO DE REVISIÓN EN AMPARO
DIRECTO, SE SURTE CUANDO SU MATERIA VERSA SOBRE LA COLISIÓN ENTRE UNA LEY
SECUNDARIA Y UN TRATADO INTERNACIONAL, O LA INTERPRETACIÓN DE UNA NORMA
DE FUENTE CONVENCIONAL, Y SE ADVIERTA PRIMA FACIE QUE EXISTE UN DERECHO
HUMANO EN JUEGO”. Véase también la tesis 1ª./J. 64/2014 (10a.). Publicada en la Gaceta del
Semanario Judicial de la Federación, libro 11, octubre de 2014, tomo I, página 272, de rubro
“DERECHOS HUMANOS RECONOCIDOS EN TRATADOS INTERNACIONALES. SU
INTERPRETACIÓN CONSTITUYE UN TEMA PROPIAMENTE CONSTITUCIONAL PARA
EFECTOS DE LA PROCEDENCIA DEL RECURSO DE REVISIÓN EN JUICIOS DE AMPARO
DIRECTO”.

20
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

interpretación de una disposición normativa que


fije las relaciones o posiciones jurídicas, sentido o
alcance de un derecho humano, o bien, cuando se
interprete un derecho humano reconocido en un tratado internacional.
Lo anterior, toda vez que en términos de lo resuelto en la diversa
contradicción de tesis 293/2011 y a la tesis de jurisprudencia P./J.
20/2014 (10ª.)6, los derechos humanos contenidos en dichas
convenciones internacionales no se relacionan en términos jerárquicos
respecto a aquéllos contenidos en la Carta Magna, sino que ambos
tienen rango constitucional.

En adición a lo anterior, la procedencia del recurso requiere que


la cuestión constitucional implique la fijación de un criterio jurídico de
importancia y trascendencia, en términos de la fracción IX del artículo
107 constitucional. Al respecto, el Acuerdo General Plenario 5/1999 7
señala que, por regla general, se entenderá que no se surten los
requisitos de importancia y trascendencia cuando exista jurisprudencia
sobre el problema de constitucionalidad hecho valer en la demanda de
garantías, o bien, cuando no se hubieran expresado agravios o, en su
caso, éstos resulten ineficaces, inoperantes, inatendibles o
insuficientes y no hubiera que suplir la deficiencia de la queja, o en
casos análogos.

Lo anterior se confirma con el criterio jurisprudencial de la


Segunda Sala de esta Suprema Corte de Justicia de la Nación, el cual

6
Tesis P./J. 20/2014. Publicada en la Gaceta del Semanario Judicial de la Federación,
Décima Época, libro 5, abril de 2014, tomo I, página 202, de rubro “ DERECHOS HUMANOS
CONTENIDOS EN LA CONSTITUCIÓN Y EN LOS TRATADOS INTERNACIONALES.
CONSTITUYEN EL PARÁMETRO DE CONTROL DE REGULARIDAD CONSTITUCIONAL,
PERO CUANDO EN LA CONSTITUCIÓN HAYA UNA RESTRICCIÓN EXPRESA AL EJERCICIO
DE AQUÉLLOS, SE DEBE ESTAR A LO QUE ESTABLECE EL TEXTO CONSTITUCIONAL”.
7
Dicho acuerdo aparece publicado en el Diario Oficial de la Federación el 22 de junio de
1999.

21
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

comparte esta Primera Sala, cuyo rubro es: “REVISIÓN EN AMPARO


DIRECTO. REQUISITOS PARA SU PROCEDENCIA”8.

Asimismo, de los preceptos invocados se desprende que el


análisis definitivo de la procedencia del recurso es competencia, según
sea el caso, del Pleno o las Salas de esta Corte, de modo que su
admisión previa por el Presidente de esta Corte constituye un examen
preliminar que no causa estado 9. Por lo tanto, no es obstáculo para
analizar el presente recurso de revisión el hecho de que haya sido
admitido por el auto de Presidencia de 4 de febrero de 2014.

II. Aplicación al caso concreto de los requisitos generales de


procedencia del amparo directo en revisión

8
Tesis 2ª./J. 64/2001. Publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta,
Novena Época, tomo XIV, diciembre de 2001, página 315. El contenido de esta tesis es: “Los
artículos 107, fracción IX, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 83, fracción
V, 86 y 93 de la Ley de Amparo, 10, fracción III, de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la
Federación y el Acuerdo 5/1999, del 21 de junio de 1999, del Pleno de la Suprema Corte de
Justicia de la Nación, que establece las bases generales para la procedencia y tramitación de los
recursos de revisión en amparo directo, permiten inferir que un recurso de esa naturaleza sólo será
procedente si reúne los siguientes requisitos: I. Que se presente oportunamente; II. Que en la
demanda se haya planteado la inconstitucionalidad de una ley o la interpretación directa de un
precepto de la Constitución Federal y en la sentencia se hubiera omitido su estudio o en ella se
contenga alguno de esos pronunciamientos; y III. Que el problema de constitucionalidad referido
entrañe la fijación de un criterio de importancia y trascendencia a juicio de la Sala respectiva de la
Suprema Corte; en el entendido de que un asunto será importante cuando de los conceptos de
violación (o del planteamiento jurídico, si opera la suplencia de la queja deficiente) se advierta que
los argumentos o derivaciones son excepcionales o extraordinarios, esto es, de especial interés; y
será trascendente cuando se aprecie la probabilidad de que la resolución que se pronuncie
establezca un criterio que tenga efectos sobresalientes en materia de constitucionalidad; por el
contrario, deberá considerarse que no se surten los requisitos de importancia y trascendencia
cuando exista jurisprudencia sobre el tema de constitucionalidad planteado, cuando no se hayan
expresado agravios o cuando, habiéndose expresado, sean ineficaces, inoperantes, inatendibles o
insuficientes, siempre que no se advierta queja deficiente que suplir y en los demás casos
análogos a juicio de la referida Sala, lo que, conforme a la lógica del sistema, tendrá que
justificarse debidamente”.
9
En este punto, resulta aplicable la tesis 1ª./J. 32/2003. Publicada en el Semanario Judicial
de la Federación y su Gaceta, Novena Época, tomo XVII, junio de 2003, página 107, cuyo rubro es:
“REVISIÓN, IMPROCEDENCIA DEL RECURSO DE. NO ES OBSTÁCULO QUE EL
PRESIDENTE DE LA SALA LO HUBIERE ADMITIDO”. Asimismo, véase la tesis de jurisprudencia
1ª./J. 101/2010. Publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época,
tomo XXXIII, enero de 2011, página 71, cuyo rubro es: “AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN.
REQUISITOS DE PROCEDENCIA QUE DEBEN SER REVISADOS POR EL PRESIDENTE DE LA
SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN O DE SUS SALAS”. También la tesis P./J.
19/98. Publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, tomo VII,
marzo de 1998, página 19, de rubro “REVISIÓN EN AMPARO. NO ES OBSTÁCULO PARA EL
DESECHAMIENTO DE ESE RECURSO, SU ADMISIÓN POR EL PRESIDENTE DE LA
SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN”.

22
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

El presente recurso resulta improcedente, toda


vez que los agravios de la recurrente son
inoperantes e implican cuestiones de legalidad
que no son materia de estudio del amparo directo en revisión.

En primer lugar, el recurrente alega en su escrito de revisión que


el Tribunal Colegiado omitió analizar los argumentos esgrimidos tanto
en su escrito de ampliación de demanda de amparo como en su
escrito de alegatos.

Al respecto, esta Primera Sala observa que el Tribunal Colegiado


indicó en su sentencia que:

A mayor abundamiento, no pasan inadvertidos los diversos


argumentos que expone el quejoso tanto en la ampliación de la
demanda de amparo como en los alegatos que formula, pues los
temas a que hace referencia ya han sido abordados y
desestimados, por ende, se hacen depender de que la acción si
(sic) resultaba procedente, lo que conforme a lo visto no es así;
lo que se insiste torna inoperantes las alegaciones respectivas,
por tanto, no resultará procedente, fundado u operante lo que en
dicho concepto se aduce, por basarse en la supuesta
procedencia de los conceptos de violación antes desestimados
(hoja 203 del cuaderno correspondiente al juicio de amparo
directo).

Conforme a lo anterior y de la comparación entre la demanda de


amparo y el escrito de ampliación, quien ahora resuelve advierte que
los argumentos contenidos en la ampliación repiten o abundan a los
conceptos de violación de su demanda de amparo relativos a la
indebida valoración de las pruebas efectuada por la Sala responsable
y la consecuente violación de los artículos 14, 16 y 17 constitucionales
y a su derecho a la propiedad, al haber acreditado dicha autoridad
responsable, con base en presunciones, que el Municipio de
Ecatepec, Estado de México, tenía un mejor derecho para poseer el

23
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

inmueble bajo disputa a comparación del que tenía el quejoso ahora


recurrente, resultando infundada la acción plenaria de posesión.

Dichos argumentos resultan inoperantes, ya que, como se


observará, además de que no plantean una cuestión constitucional,
repiten o abundan respecto a aquéllos esgrimidos en el escrito de la
demanda de amparo, por lo que resultaría absurdo u ocioso
analizarlos.

Por otra parte, respecto a su escrito de alegatos, pese a que el


Tribunal Colegiado señaló que sí estudió dichos argumentos, esta
Primera Sala no observa pronunciamiento alguno al respecto en su
sentencia. Sin embargo, dicha omisión no implica el estudio de una
cuestión propiamente constitucional que haga procedente el presente
recurso de revisión, ya que los argumentos en los alegatos versan
sobre una cuestión de legalidad.

Además, lo esgrimido en sus alegatos no formó parte de la litis


constitucional, a saber, si el Municipio de Ecatepec, Estado de México,
tenía personalidad jurídica o no para contestar la demanda en el juicio
natural a través de su síndico, ya que ello no fue alegado en la
demanda de amparo, estando el Tribunal Colegiado imposibilitado
para abordar dicha cuestión, ya que en el escrito de alegatos no deben
introducirse cuestiones novedosas a las argumentadas en la demanda
de amparo. Cabe advertir que si el quejoso estimó que el síndico no
tenía personalidad jurídica para contestar la demanda, ello lo debió
haber alegado al juez de primera instancia o a la Sala responsable a
través de la apelación y no hasta los alegatos en el juicio de amparo
directo.

24
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

Ahora bien, resulta inoperante al agravio


relativo a que el Tribunal Colegiado violó los
derechos humanos del quejoso de acceso a la
justicia, defensa adecuada, propiedad, seguridad jurídica, igualdad
ante la ley y el principio de legalidad, al avalar la indebida valoración
de las pruebas por parte de la Sala responsable, ya que ello no implica
una cuestión propiamente constitucional sino una cuestión de
legalidad que no puede ser materia de estudio en el presente recurso
de revisión.

En efecto, los argumentos del quejoso ahora recurrente, tanto en


su demanda de amparo como en el presente recurso de revisión,
estuvieron orientados esencialmente a determinar que la Sala
responsable no debió: i) tener por acreditada una presunción a favor
del Municipio de Ecatepec a través del análisis de diversos
documentos exhibidos por éste y ii) otorgar a la presunción el valor de
prueba plena a efecto de acreditar la existencia de una donación
anterior al título exhibido por la actora y, por lo tanto, la existencia de
un mejor derecho de ese municipio para poseer el inmueble en
disputa.

Al respecto, el Tribunal Colegiado estimó que dicho argumento


era infundado, ya que “contrario a lo referido por la impetrante, en el
caso no se puede decir que no exista contrato de donación a favor de
la aquí tercera interesada, pues contrario a tal postura y como se
insiste, determinó la Sala, en el caso sí existe título del municipio
demandado sobre el bien litigioso, el que además se encuentra inscrito
con anterioridad al accionante”, de forma que “no se configuró el
cuarto elemento de procedencia de la acción, pues al confrontar los
títulos, incluso aunque no provengan del mismo origen, debe

25
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

prevalecer el más antiguo” (hoja 194 vuelta del cuaderno


correspondiente al juicio de amparo directo).

Así pues, independientemente de lo decidido por el Tribunal


Colegiado, los argumentos de la quejosa ahora recurrente en su
demanda de amparo y su escrito de revisión, no constituyen una
interpretación directa de algún derecho humano ni implican el análisis
de constitucionalidad de una norma general a la luz de algún derecho
humano. Tales cuestiones estuvieron orientadas a determinar si en el
caso concreto fueron debidamente analizados por las autoridades
responsables los elementos contenidos en la ley que son necesarios
para estimar fundada una acción plenaria de posesión, así como el
debido cumplimiento de los presupuestos de valoración de las pruebas
ofrecidas por las partes para tener por acreditados dichos elementos.

Por lo tanto, los planteamientos atendidos por el Tribunal


Colegiado son de mera legalidad, pues lo que realmente adujo el
quejoso fue la supuesta contravención a sus derechos humanos
tutelados en la Constitución, pero en vía de aplicación de la misma,
no de interpretación, y lo que el Tribunal Colegiado hizo fue una
aplicación de la normatividad constitucional en vía de legalidad, todo
ello en el caso concreto, así como bajo el análisis de las constancias
en el expediente, pero no en un sentido de interpretación directa
constitucional de algún derecho humano.

Finalmente, esta Primera Sala considera importante recordar al


recurrente que desde 1987 el Poder Reformador de la Constitución
estableció la inatacabilidad de las sentencias dictadas por los
tribunales colegiados de circuito a efecto de que estos conocieran de
todos los problemas de legalidad, reservándose a la Suprema Corte
de Justicia de la Nación el estudio de las cuestiones propiamente

26
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

constitucionales, como fue advertido en el primer


apartado de este considerando.

En suma, ante la ausencia de una cuestión propiamente


constitucional en términos del artículo 81, fracción II, de la Ley de
Amparo vigente y lo inoperante de sus agravios, lo procedente es
desechar el recurso y, por ende, queda firme la sentencia reclamada.

Por lo expuesto y fundado, se resuelve:

PRIMERO. Se desecha el recurso de revisión a que este toca se


refiere.

SEGUNDO. Queda firme la sentencia recurrida.

Notifíquese; con testimonio de esta resolución, devuélvanse los


autos relativos al lugar de origen; y, en su oportunidad, archívese el
toca como asunto concluido.

Así lo resolvió la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia


de la Nación por unanimidad de cinco votos de los señores Ministros:
Arturo Zaldívar Lelo de Larrea (Ponente), José Ramón Cossío Díaz,
Jorge Mario Pardo Rebolledo, Olga Sánchez Cordero de García
Villegas y Presidente Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena.

Firman el Presidente de la Sala y el Ministro Ponente con el


Secretario de Acuerdos, que autoriza y da fe.

27
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 375/2014

PRESIDENTE DE LA PRIMERA SALA:

MINISTRO ALFREDO GUTIÉRREZ ORTIZ MENA

P O N E N T E:

MINISTRO ARTURO ZALDÍVAR LELO DE LARREA

SECRETARIO DE ACUERDOS DE LA PRIMERA SALA:

LIC. HERIBERTO PÉREZ REYES.

En términos de lo previsto en los artículos 3, fracción II, 13, 14 y 18 de la Ley


Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, en
esta versión pública se suprime la información considerada legalmente como
reservada o confidencial que encuadra en esos supuestos normativos. CONSTE.

28