You are on page 1of 1

C a r t a s e I n f o r m e s, pp.

22-24
s63y09
5 de marzo de 1918, El Peñón
Sr. Manuel Larraín Errázuriz
Querido Manuel:
Por lo visto, tú cuando sales fuera de las Garzas no tienes tiempo para nada, ni
siquiera para escribir cuatro letras a tus amigos. La otra vez fue porque fuiste donde
una tía, y ahora por ir a Pichilemu.
Celebro mucho que lo estés pasando tan bien, y que te hayas decidido a la
Pedagogía. Supongo habrás pensado bien sus conveniencias y disconveniencias.
Por aquí no hemos tenido novedad. El domingo me fui a Puente Alto a trabajar
algo en las elecciones y no nos fue tan mal, pero no hubo ningún boche.
Verdaderamente me ha impresionado el fracaso de la Coalición en las elecciones.
Y veo que ahora más que nunca es necesario que trabajemos por los otros con círculos
de obreros y con cuanto medio esté a nuestra mano, para hacer de nuestra parte todo lo
que nos corresponde hacer, para ganar al pobre e impedir que venga una de San
Quintín. Nunca me había preocupado esto, al menos nunca tanto como ahora y creo que
cada cual en nuestro estado debemos cooperar a esto. Por eso creo debemos trabajar con
mucho empeño en [el Patronato de] Andacollo, tratando de extender esto en todo lo
posible, y no contentarnos con esto, sino que hacer cada uno el maximum.
Don Carlos Casanueva me contestó una carta mía y me dice que me llevará al
retiro del 14 de marzo en San Juan Bautista. Yo no sé si podré ir, pero creo que sí,
porque estoy siguiendo el sistema Padre Tadeo, que creo allá me sería imposible seguir.
Creo que Talo va a ir, pero ojalá que no perdieses la ocasión de ir. Supongo que sabrás
que hay un nuevo Padre Prefecto, el R. P. Basch, que el P. [José Francisco] Correa es
director de la Congregación, que el P. Vives vuelve dentro del año, etc., etc.
Aquí han venido los Domínguez [Germán y Jorge] y Fernando Ochagavía
[Hurtado] y en Santiago estuve hace poco con los Larraín [Hurtado, Carlos y Juan
Agustín] y [Ramón] Rivas y Talo.
Ya no tengo más que contarte; pero para otra vez no te voy a recibir cartas tan
cortas y tan a la ligera.
Tu amigo,
Alberto Hurtado C.