You are on page 1of 2

Dios quiere decirte algo……. Consulta www.desarrollointegralcda.blogspot.

com

Semana Devocional 26
Primer día de la semana – 1. Verso para memorizar:
Porque el SEÑOR es bueno y su gran amor es eterno; su fidelidad permanece para siempre Salmos 100:5

Canción Marcos Witt


Dios ha sido bueno Dios ha sido bueno Dios ha sido bueno Dios ha sido bueno
Dios ha sido bueno… Bueno es Dios Dios ha sido bueno… Bueno es Dios Coro

Su bondad me alcanzó Su amor me rescató Mis manos alzaré mi vida entregaré


Su gracia me salvó Bueno es Dios mi voz levantaré Bueno es Dios
Por eso cantaré y siempre alabaré Y no me cansaré de darle todo a él
y nunca olvidaré Bueno es Dios yo quiero serle fiel Bueno es Dios

Segundo día de la semana - Salmos 97

Los fieles siervos de Dios pueden regocijarse y estar alegres porque Él es glorificado y todo lo que tienda a su honra es placer para su
pueblo. Se cuida de la seguridad de ellos. Pero se significa algo más que sus vidas. El Señor preservará del pecado, de la apostasía y de
la desesperación las almas de sus santos sometidas a las pruebas más grandes. Los sacará de las manos del maligno y los preservará
para su reino celestial. Los que se regocijan en Cristo Jesús y en su exaltación, tienen manantiales de gozo preparados para ellos. Los
que siembran con lágrimas cosecharán con gozo. La alegría es segura para el recto de corazón; el gozo del hipócrita no es sino por un
momento. Los pecadores tiemblan, pero los santos se regocijan en la santidad de Dios. Como Él odia el pecado, pero ama libremente a
la persona del pecador arrepentido que cree en Cristo, hará la separación final entre la persona que Él ama y el pecado que Él
aborrece y santificará totalmente a su pueblo en cuerpo, alma y espíritu.

Reflexión: Tú amas y proteges a quienes odian el mal y te obedecen; tú los libras de los malvados; tú derramas luz y alegría sobre la
gente honrada.

Tercer día de la semana - Salmos 98 leer 1-9

La gloria del Redentor. Vv. 1—3. Un cántico de alabanza por el amor redentor es un cántico nuevo, un misterio oculto de edades y
generaciones. Los convertidos cantan un cántico nuevo muy diferente de lo que habían cantado. Si la gracia de Dios puso un corazón
nuevo en nuestros pechos, pondrá un cántico nuevo en nuestras bocas. Que este cántico nuevo sea cantado para alabanza de Dios,
considerando las maravillas que ha hecho. El Redentor ha vencido todas las dificultades del camino de nuestra redención y no se
desanimó por los servicios o sufrimientos que le fueron asignados. Alabémosle por haber descubierto al mundo la obra de redención;
su salvación y su justicia cumplen las profecías y las promesas del Antiguo Testamento. En procura de este designio, Dios levantó a su
Hijo Jesús para ser no sólo luz para iluminar a los gentiles, sino la gloria de su pueblo Israel. —Ciertamente nos corresponde preguntar:
¿Su santo brazo ha obtenido la victoria sobre el poder de Satanás, la incredulidad y el pecado en nuestros corazones? Si tal es nuestro
feliz caso, cambiaremos todas las canciones livianas de la vanidad por cánticos de gozo y acción de gracias; nuestras vidas celebrarán
la alabanza del Redentor.
El gozo del Redentor. Vv. 4—9. Que todos los hijos de los hombres se regocijen en el establecimiento del reino de Cristo, porque todos
pueden beneficiarse por ello. —Los diferentes órdenes de criaturas racionales del universo parecen estar descritos en lenguaje
figurado en el reino del gran Mesías. El reino de Cristo será una bendición para toda la creación. Esperamos su segunda venida a
empezar su glorioso reino. Entonces, se regocijarán el cielo y la tierra, y el gozo del redimido será pleno. Pero el pecado y sus efectos
espantosos no serán totalmente eliminados hasta que el Señor venga a juzgar al mundo con justicia. Viendo, entonces, que esperamos
tales cosas, pongamos diligencia para que seamos hallados en paz, sin mancha y sin culpa por Él.

Reflexión: Habitantes de toda la tierra, griten con todas sus fuerzas: "¡Viva nuestro Dios!" ¡Alábenlo con himnos y cánticos alegres!

Cuarto día de la semana - Salmos 99

El feliz gobierno bajo el cual se halla el pueblo de Dios. 1—5. Dios gobierna al mundo por su Providencia, gobierna la iglesia por su
gracia y a ambos por su Hijo. Los habitantes de la tierra tienen razón de temblar, pero el Redentor aún espera ser bondadoso. Que
todos los que oyen, reciban la advertencia y busquen su misericordia. —Mientras más nos humillemos ante Él, más nos exaltará, y así,
pues, seamos reverentes porque Él es santo.
Su feliz administración. 6—9. La felicidad de Israel se presenta por referencia a los gobernantes más útiles de ese pueblo. Ellos hicieron
su regla en todo de la palabra y ley de Dios, sabiendo que no podían esperar otra cosa que sus oraciones fuesen contestadas. Todos
prevalecieron maravillosamente en oración con Dios; se obraron milagros a pedido de ellos. Ellos rogaron por el pueblo y obtuvieron
respuestas de paz. —Nuestro Profeta y Sumo Sacerdote, de dignidad infinitamente mayor que la de Moisés, Aarón o Samuel, ha
recibido la voluntad del Padre y nos la ha declarado. No sólo exaltemos al Señor con nuestros labios, sino démosle el trono de nuestro
corazón; y mientras le adoramos en su trono de la gracia, nunca olvidemos que Él es santo.

Reflexión: ¡Dios es grande y poderoso! ¡No hay otro Dios! Dios nuestro, tú eres un rey poderoso que ama la justicia; has establecido la
igualdad; has actuado en Israel con rectitud y justicia. ¡Alaben a nuestro Dios! ¡Inclínense a adorarlo! ¡No hay otro Dios!

Quinto día de la semana – Acción de gracias: Salmos 100

Salmo de acción de gracias.


1
Aclamen alegres al SEÑOR, habitantes de toda la tierra;
2
adoren al SEÑOR con regocijo. Preséntense ante él con cánticos de júbilo.
3
Reconozcan que el SEÑOR es Dios; él nos hizo, y somos suyos.
Somos su pueblo, ovejas de su prado.
4
Entren por sus *puertas con acción de gracias; vengan a sus atrios con himnos de alabanza;
denle gracias, alaben su *nombre.
5
Porque el SEÑOR es bueno y su gran amor es eterno; su fidelidad permanece para siempre.

Ejercicio: Escribe por 5 razones para adorar y dar gracias a Dios según el Salmo 100.
Realiza una lista de aquello que durante este año recibiste de parte de Dios y dale Gracias por todas aquellas cosas