You are on page 1of 5

Los romanos

Cosmovisión romana
Sintieron la existencia de una fuerza ajena que el hombre debe tener en cuenta, debe
subordinársele para que su obra tenga sentido. Es el móvil de la acción, la misión de Roma
Mentalidad de campesino (ayuda de fuerzas externas, rutina, conocimiento de la
experiencia, defensa de sus tierras e hijos) y de soldado (rutina, bastarse a sí mismo, fuerzas
invisibles, lealtad)
Roma es conciente de su misión, convirtiendo a los enemigos en amigos y luego en
romanos (pax romana)
Romanitas: es la cosmovisión romana, la forma de pensar y concebir el mundo (también la
civilización romana en sentido no material), incluye la humanitas (dignidad de la
personalidad propia y reconocimiento de la de los demás) y el temor por lo divino.
Religión: al principio era familiar, después pasa a ser del estado. La primera etapa es de
animismo, se cree que hay una fuerza que reside en las cosas (numen), el pater familia es el
sacerdote del ritual. Etapa del estado: el rey es el sacerdote ayudado por los pontífices.
Fueron incluyendo nuevos dioses pero siempre se conservó el corazón de la antigua
religión. Siempre tolerancia religiosa, salvo que vaya en contra del imperio.
Moral: muy rígida, tiene ciertos valores que no se discuten, ligado a lo religioso (viejas
costumbres, mores maiorum). Son las cualidades morales que más admiraban los romanos,
que los ayudaron en las primeras luchas y que siempre mantuvieron como las virtudes
supremas, a ellas les debían el desarrollo de su civilización, el haberse convertido en lo que
eran. Son las costumbres de los antepasados, es un concepto de vida, principios no escritos
inspiradores del deber y la conducta, una tradición de principios y costumbres. Nunca
perdió su fuerza. A partir de ellos se construyó todo el armazón del estado. Desde fin de la
Guerra Púnica se nace la lamentación por la desaparición de algo valioso, muy remoto para
poderlo restaurar en esa corrompida época.
Aunque la religión romana no tenía un incentivo intelectual, logró agrupar estos principios
que contribuyeron a formar el carácter romano. A ellos se deben la subordinación a un
poder exterior y el sentido de continuidad del romano. Su resultado fue la estabilidad de
carácter que con el tiempo aseguró la estabilidad del mundo romano. (sería el Genius
romano)
 Genius: al principio era solo del pater familias, espíritu aparte, eslabón de la cadena
padre hijo, después se ve que hay uno propio de cada hombre y también de un grupo, es
lo que los une, lo que hace que el todo signifique más que las partes
 Religio: subordinación a una fuerza externa, el hombre religioso es el que tiene
pietas, es pius (respetuoso con los dioses y con los otros). Pietas y officium (deber y
servicios) son un código que va más allá de la ley.
 Gravitas: responsabilidad, lo opuesto a levitas (frivolidad, ligereza), suele ir unido a
constantia (firmeza de propósito), firmitas (tenacidad), puede estar moderada por la
comitas que es la atenuación de la excesiva seriedad por el buen humor
 Disciplina: firmeza de carácter
 Industria: trabajo arduo
 Virtus: virilidad y energía
 Clementia: disposición a ceder en los derechos propios
 Frugalitas: gustos sencillos
 Severitas: severidad con uno mismo (sintetiza a todas)
Reyes, república e imperio
Época de los reyes
Desde el 753 ac (fundación de roma) hasta el 510 ac (caída de Tarquino el soberbio).
Romanos fusión de un pueblo de pastores y de los sabinos, se situaron en la llanura de las
siete colinas, posición central, se dedicaban a sus labores agrícolas y a la negociación.
También influencia de los etruscos (crueles y despóticos, sacrificios animales) y de Grecia
(por las colonias, le dieron el alfabeto, ciudades muy cercanas). Tuvo que luchar para
mantenerse en Italia. Fue venciendo a las tribus que incorporaba al estado romano, fue
creando ligas y alianzas y así fue dominando la península. Gana el poder del mediterráneo
al derrotar a Cartago (aunque admira a figuras como Dido y Anibal). Fue muy diferente su
conducta en Oriente y en Occidente. En Occidente llevó a civilizaciones no tan
desarrolladas a una civilización más elevada, en cambio den Oriente encontró una
civilización establecida desde hace largo tiempo, con una cultura refinada aunque
políticamente podrida. En Oriente fue estableciendo alianzas y estableciendo estados
amortiguadores (que aseguraban no romper la paz), no ejerció acción directa y cuando lo
hizo respetó la civilización. En Occidente tuvo que luchar contra los germanos, los itálicos
que querían la ciudadanía, los galos. Sus móviles principales fueron defensivos y
comerciales
República
Desde el 509 ac hasta el 27 ac
Ciertos elementos romanos persistirán hasta su colapso: el Senado, el pueblo, la
magistratura. Su historia constitucional es la historia del lento cambio de los deberes, la
autoridad, y las funciones de estos elementos y sus relaciones. El imperio se va a construir
con los mismos materiales. Preferían mantener las instituciones probadas y conocidas,
adaptar a los nuevos usos algo ya consagrado por la tradición. Senado: el consejo de los
cabezas de familia principales, ofrecían consejo a los reyes. Cuando fueron cambiando de
reyes a magistrados, el poder del Senado fue creciendo. También presión plebeya que hizo
instaurar los tribunos y la ley de las doce tablas. Con las Guerras Púnicas el Senado se
revela como la única fuerza capaz de dirigir, su superioridad moral le dio la supremacía en
casi todos los asuntos, fueron a parar a sus manos casi todos los asuntos de Estado. Para el
gobierno de las provincias se designaron procónsules que gobernaban con bastante libertad.
Fue creciendo la corrupción, se olvidó la fidelidad al Estado, los ejércitos eran fieles a los
generales (se debe en parte a la creación de un ejército profesional). Hasta que no se
estableció el Imperio no se encontró la manera de obtener gobernadores leales. También
estaba el problema de cómo manejar las provincias, de la despoblación del campo, del
rápido aumento de las riquezas y la rápida decadencia de las antiguas normas de conducta,
de la corrupción.
Nuevas costumbres:
Se debían a la influencia del pensamiento griego. Parte fue de poca utilidad, como la
especulación metafísica. A pesar de la solidez del carácter romano el genio griego dejó su
huella, a pesar de la influencia griega, el espíritu romano conservó su individualidad. Es por
eso que la civilización grecorromana fue la raíz de la civilización europea. La aparición de
las tragedias y comedias griegas dieron al público romano nuevos caracteres humano,
haciendo resaltar lo individual e insistiendo sobre rasgos determinados. La riqueza del
mundo y las ideas asiáticas respecto al empleo de la riqueza iban penetrando en Roma. La
sociedad se había desbaratado. Por una parte estaban los antiguos ideales aristocráticos de
rígida moralidad, servicio al Estado, pero también había un pueblo carente de tradición
dispuestos a vivir a expensas del Estado. Las familias aristocráticas competían por las
careras distinguidas, se ganaba y perdía dinero a lo grande. Su caída se debió a la
incapacidad del gobierno central de mantener a raya a los gobernadores de provincias.
El Imperio
Desde el 27 ac.
Octavio se esforzó por todos los medios de garantizar el triunfo de la tradición romana,
contuvo la influencia helenística y abrió las puertas al genio romano y a la experiencia que
había acumulado. Reconstruyó el Estado usando los materiales de la República y sostuvo
que la había restaurado. En general se define el gobierno como una diarquía, porque se
dividían las funciones entre el Princeps y el Senado. La reconstrucción tuvo éxito porque
fue acompañada por un restablecimiento de la confianza pública. Es por esto que las obras
de Virgilio, de Horacio y de Tito Livio pueden expresar lo inherente al carácter romano, sus
obras son expresiones de un gran resurgimiento del sentido religioso, marcan el inicio de
una nueva era que se iniciaba con votos de nueva devoción a los dioses. La Eneida es épico
(narra en verso las hazañas de un héroe), nacional (en él se afirma la independencia del
espíritu romano y su carácter particular) y religioso (expresaba en frases religiosas la
filosofía del pensamiento). El Imperio conservaba la autonomía de las ciudades, se elegían
magistrados, una curia, las provincias estaban orgullosas de pertenecer al Imperio.
Disponiendo de un ejército para defenderlo y de una burocracia para administrarlo, el
Imperio concedió amplia libertad para viajar, había un constante ir y venir de personas y
mercancías.
Sobre qué escribían los romanos
Era común saber leer, el comercio del libro prosperaba. Se conservaban lenguas autóctonas,
no solo el griego y el latín. La literatura latina en su período de apogeo estaba consagrada
exclusivamente a un auditorio muy culto. Aunque tenía características derivadas de
diferentes orígenes raciales siempre estaban fundidas en algo que sigue siendo romano y
latino. El carácter de la literatura latina es grave, my conciente de Roma, de su pasado y de
su futuro y se interesa en los fines humanos. La tendencia moralizante es muy marcada
(porque ligado a lo moral), la educación consistía principalmente en el estudio de las
literaturas latina y griega. Aunque se encuentran elementos “románticos” estos dependen
más de la influencia helenística. Las acciones del hombre constituyen el tema del poema
épico, lo épico es la epopeya de Roma, Roma es la heroína que inspira a los romanos a
llevar a cabo empresas heroicas. Gran interés por los ensayos morales que podían inclinarse
a la sátira. No mucha especulación abstracta. Se escribían y representaban tragedias pero el
teatro no era una forma típicamente romana, el renunciar a la propia personalidad era una
ofensa contra la gravitas. Corre una vena oratoria que era parte de la educación superior, se
encontraba en las asambleas públicas y tribunales, era importante para la vida pública
El genio práctico romano
Su genio era en todo fundamentalmente práctico. Le gustaba el gobierno de los hombres y
de las cosas. Sobre el gobierno de las cosas, era la tierra la que le proporcionaba la alegría
de la propiedad y la satisfacción de hacerla producir. Es la tierra la que ofrece una vida
digna, este fue el modo en el que fueron educados los viejos romanos. Pero por muy grande
que fuera el amor de los romanos por el campo, era en la ciudad donde veían la marca
distintiva de la civilización y la obra específica de Roma en el mundo. Siempre las ciudades
se planeaban sobre trazos definidos. Se suministraba una abundante provisión de agua que
se transportaba por medio de canales subterráneos o de acueductos. Edificaban con miras a
la utilidad y a la duración. En escultura, ornamentación, talla y pintura los romanos
dependían de artistas griegos y sirios. Fundaban muchas escuelas de ciencia. Lo que le
proporcionaba mayor goce era el cultivo de la tierra, la subyugación de la naturaleza
rebelde. Tuvieron la tarea de diseminar los conocimientos existentes más que ampliarlos.
Las condiciones económicas no exigían nuevas técnicas ni nuevos inventos. Al romano
siempre le disgustaron la rutina y el trabajo manual de la industrial. La ocupación más
elevada es el servicio público.
La actitud romana frente a la religión y la filosofía
El romano era incapaz de considerar la religión como algo independiente de la historia y la
historia era la historia de Roma. Sentía que se hallaba en un Estado que de alguna forma
incomprensible estaba relacionado a su vez con los poderes divinos que recogían su historia
y su destino. Pero en lo que se refiere a la atracción emotiva, al fortalecimiento del espíritu
y a la explicación de la vida la religión romana tenía poco que ofrecer, se suplía recurriendo
a otras religiones extranjeras, aunque procurando que el culto se adaptase a la tradición
romana. A partir de la época de Augusto aparece una nueva forma de culto romano: el culto
al emperador, que se aplicó en forma diferente según las zonas (en Oriente con más fuerza,
en Italia no se consagraban los emperadores, en Occidente era más bien celebrar la
civilización). Es una expresión del culto hacia Roma y hacia las ideas que Roma representa.
Con respecto a la filosofía, fue el estoicismo la corriente que más prendió. Los romanos
eran estoicos por naturaleza. No le interesaba la metafísica sino la acción y los móviles y
justificación de esta, lo que más le interesaba era la moral. El estoicismo romano es una
actitud frente a la vida basada en unas cuantas ideas fundamentales, no es precisamente una
religión, ni un sistema filosófico. Se preocupa de los problemas inmediatos, formuló unos
principios pero lo que en realidad tenía autoridad era el ejemplo o la enseñanza del sabio.
Lo importante era que el hombre viviera de acuerdo con la naturaleza. La esperanza de la
felicidad del hombre reside en la subordinación a este poder omnipotente. El estoicismo
fracasó porque ofrecía un noble ideal pero no una razón capaz de producir entusiasmo
El cristianismo y el imperio romano
Al principio no distinguían a los judíos de los cristianos, los cristianos eran tratados igual
que los judíos. Pablo viajaba por las rutas que unían todo el imperio. El pueblo se dio
cuenta rápidamente que era algo más insolente y peligroso. Los cristianos incitaban a la
persecución para ganarse la corona del martirio, provenían de las clases más bajas y parecía
que proponían la revolución social. Se negaban a cooperar en los festivales religiosos, a
servir en el ejército o a asumir responsabilidades cívicas. El cristiano se negaba a hacer una
demostración de lealtad hacia Augusto y la Roma. Para el romano era la unidad del Imperio
era fundamental y la manifestación de lealtad expresaba este ideal, era un acto de fe
política. La pretensión del cristiano al universalismo parecía aspirar a un Estado dentro del
Estado. En los dos primeros siglos no hubo un edicto general, la persecución era
espasmódica y local. Con el aumento de poder y prestigio de la Iglesia el cristianismo se
define como poniendo en risgo los valores del Imperio. La persecución se hace en nombre
de la unidad y bienestar del Estado. La persecución pareción servir como estímulo. Después
se presentó un edicto de tolerancia, se mantenía la neutralidad hasta que Teodosio prohíbe
el paganismo. Al encausarse el Estado con la fe volvía a la idea primitiva de que el destino
de Roma estaba unida a la voluntad divina. El cristianismo ofreció una nueva interpretación
de la vida y su mensaje vivificador transformó las viejas formas de pensamiento.
El siglo V
Ya la idea romana había cambiado mucho. El Estado se volvió opresor y los oprimidos
encontraron protección en los obispos de la Iglesia. Esta era la fuente principal contra la
pobreza y el dolor, ofreció a los hombres una esperanza de que el hombre tenía valor
aunque la sociedad fuera esclava del Estado.
El ejército estaba compuesto por bárbaros, era el elemento más tosco de la civilización. El
Estado confiscaba tierras, gran corrupción. La cultura del antiguo tipo floreció en las
haciendas de la aristocracia rural. También dentro de la Iglesia cristiana se mantuvo viva la
cultura. Muchos dirigentes cristianos fueron los hombres más cultos de la época. La
retórica les servía para los sermones.
Se siguieron manteniendo los antiguos cultos porque la continuidad del Estado Romano
parecía depender de la continuidad de los dioses romanos y de su culto.
Roma no cayó nunca, se transformó en otra cosa distinta, desplazada como centro del poder
político, alcanzó una supremacía aún mayor como idea.